Archivo

Archivo para abril, 2017

El surgimiento de la Economía de la Experiencia

lunes, 24 de abril de 2017 Sin comentarios

El surgimiento de la Economía de la Experiencia

Los Estados Unidos de América están cambiando, por supuesto.
Las cosas no son como solían ser.
Las marcas famosas de ropa están en bajas históricas y las cadenas más grandes están cerrando cientos de tiendas. En el 2016, 2056 tiendas cerraron sus puertas. El peor año registrado es el 2008, cuando cerraron 6,163 tiendas.
La firma de corretaje Credit Suisse sacó un reporte de investigación recientemente que dice:
“A penas un trimestre ha pasado del 2017 y los cierres de tiendas ya han superado los del período equivalente del 2008… es posible que más de 8,600 tiendas físicas cierren sus puertas en el 2017.”
Pero no estamos en una recesión.
De acuerdo con un artículo del 10 de abril de Derek Thompson in The Atlantic:
“El PIB de los Estados Unidos ha estado creciendo durante 8 años seguidos, los precios del combustible son bajos, el desempleo está por debajo del 5 por ciento y los últimos 18 meses han sido años calladamente excelentes para el crecimiento de sueldos, especialmente para los empleados de mediano y bajo ingreso.”
Sí, amazon.com y otros jugadores en línea son parcialmente responsables por el declive en las ventas al por menor en tiendas físicas en los Estados Unidos, pero ni cerca del grado en el que pudieras imaginártelo.
En el 2016, sólo un 6% de las compras al por menor se hicieron en línea.
Pero las tiendas al por menor han bajado sus ventas en más de un 6%.
¿Quieres saber a cuáles categorías les está yendo mejor que nunca?
“Viajar está explotando. La ocupación en hoteles está explotando. Las aerolíneas domésticas han volado a más pasajeros cada año desde el 2010. El incremento de restaurantes es aún más dramático. En el 2016, por primera vez, los estadounidenses gastaron más dinero en restaurantes y bares que en las tiendas de comestibles. Las ventas en esta categoría han aumentado el doble de rápido que cualquier otro gasto al por menor.”
En otras palabras, estamos comprando menos cosas, pero más experiencias.
El materialismo está en declive.
En las tiendas al por menor físicas y en línea, estamos gastando menos dinero en ropa. Su parte del gasto total del consumidor ha disminuido en un 20 por ciento en poco más de una década. Las casas, carros y muebles parecen importarnos menos también.
Pero estamos gastando más que nunca en estar juntos, en entretenimiento y en ejercicio.
Tenemos menos hambre de prestigio y más de experiencias y relaciones.
Relaciones…
Si te vas a poner al paso de esta tendencia, vas a tener que invertir en conectarte con tu cliente.
Utiliza los medios masivos para ganarte sus corazones antes que necesiten lo que tú vendes.
No permitas que tu compañía sea otro nombre en una lista de resultados de búsqueda.
Roy H. Williams
P.D.: ¿Quieres armar un plan de juego que te va a llevar al siguiente nivel? Mayo 16-17-18 para la experiencia completa, o ven para la introducción de la tarde el 16 de mayo.
Eres dueño de un negocio que presta servicios. Tus clientes pueden:
llamarte al teléfono, o
hacer una cita a través de tu página web.
Tus datos indican claramente que tu porcentaje de citas es más alto cuando los clientes te llaman por teléfono. Ahora que ya tienes esa información, ¿qué haces?
Escribe tu respuesta en un correo electrónico a Indy@WizardOfAds.com

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Michael Jordan y tú

martes, 18 de abril de 2017 Sin comentarios

Michael Jordan y tú

Michael Jordan no era un perfeccionista: era un improvisionista. Por eso es que era tan difícil de parar.

Un perfeccionista sabe exactamente qué es lo que va a hacer. Planifica su trabajo y trabaja su plan. El único problema es que, porque él lo sabe, el defensa también lo sabe.

Es fácil anticipar lo que va a hacer un perfeccionista. Es predecible.

Pero nadie sabía qué iba a hacer Michael, porque ni él mismo lo sabía.

¿Te sorprende que casi todos las las súperestrellas del basketball y los running backs con más puntos salen en los exámenes como improvisionistas?

También todos los mejores escritores de anuncios.

La predictibilidad es la maldición del perfeccionista y el asesino silencioso de la publicidad.

Cuando lo que la gente espera que digas, no importa qué tan perfecto lo digas, los aburres.

La improvisación le pone burbujas al champagne.

La improvisación le pone movimiento a tus caderas.

La improvisación le pone dinero a tu cuenta bancaria, pan en tu canasta, brillo en tus mejillas y una sonrisa en tu cara.

Lo inesperado es interesante.

Lo impredecible es iluminador.

Lo improvisado es emocionante.

Una Entrada Aleatoria es una técnica que garantiza la improvisación en la publicidad.

La magia de la entrada aleatoria comienza cuando el escritor de anuncios no escoge la primera frase del anuncio. En vez de eso, se la escoge alguien más que no tiene ni idea de qué está haciendo.

¿Quieres probar? Pídele a un desconocido que piense en una frase colorida. Dile que la haga “vívida, inesperada, más grande que la vida misma.” Dile: “La frase no tiene que ser acerca de nada en particular; sólo tiene qué hacer que la gente tenga curiosidad acerca de hacia dónde se dirige esta historia.”

La mejor forma de crear una Entrada Aleatoria sin ayuda de un cómplice desinformado es abrir un libro y poner tu dedo sobre una página con tus ojos cerrados. La frase sobre la que caiga tu dedo será la primera frase de tu anuncio.

“Wiggins era el hámster que Harvey tenía de mascota.”

Esa es la frase inicial para el anuncio de radio de 30 segundos que estás a punto de escribir para la compañía que te provee la mayor parte de tus ingresos. Si tu anuncio hace sentido, eleva la atención y vende exitosamente un producto o servicio, ¡felicitaciones! Eres un improvisionalista.

Indiana Beagle está planeando celebrar los guiones ganadores en la madriguera del conejo el próximo lunes.

Asegúrate de tomarle tiempo a tu anuncio cuando lo lees en voz alta. Sólo tienes treinta segundos.

Va a haber premios, pero no estoy seguro de cuántos.

Eso va a depender de Indy. Algunos de los premios van a ser ridículos, algunos van a valer la pena, algunos van a ser sentimentales, pero por lo menos uno va a ser una beca a cualquier clase de la Academia del Mago que escojas.

Envía tu guión de radio de 30 segundos a indy@wizardacademy.org antes de la medianoche del sábado 22 de abril del 2017.

Mete la pelota en la canasta.

Yo sé que puedes volar.

No te hagas el que no puedes.

Roy H. Williams

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Deja de hacer “branding” y comienza a hacer conexiones

lunes, 10 de abril de 2017 Sin comentarios

Deja de hacer “branding” y comienza a hacer conexiones

Pregúntale a un negociante o a un profesional del mercadeo “¿Qué es ‘branding’?”

Ve. Ve a hacerlo. Yo te espero…

¿Mencionaron la importancia de tener un logo? ¿Hablaron acerca del uso consistente de un grupo escogido o “marca” de colores y un tipo de letra particular y un esquema y un “look” y un sentimiento? ¿Ya hiciste lo que te dijeron? ¡Felicitaciones! Ya tienes una guía de estilo visual.

Así como todo el resto de negocios del mundo.

La razón por la que evito usar la palabra “branding” es porque la mayoría de personas creen que ya lo están haciendo.

Esta es una pregunta muchísimo más importante: ¿Qué estás haciendo para crear una conexión emocional con los clientes que aún no has conocido? Esta es la verdadera meta del branding. Pero ya que demasiada gente cree que está haciendo “branding” cuando lo único que está haciendo es seguir una guía de estilo visual, tú y yo digámosle a este proceso “conectar”, ¿ok?

Si tu guía de estilo visual tiene éxito, la gente te va a reconocer cuando te mire.

Si tu programa de conexión tiene éxito, la gente va a pensar en ti y sentirse bien acerca de ti cuando finalmente necesiten lo que vendes.

Ahora llevemos esta discusión a la calle:

1 Tú vendes un producto o servicio que la gente compra menos seguido que una vez al año.

  1. No hay forma de saber exactamente quién te va a necesitar, o cuándo.
  2. Es por eso que estás invirtiendo en Optimización de Motores de Búsqueda y todas esas palabras clave. ¿Tengo razón?

Hasta allí, vamos bien: ahora cuando el cliente potencial finalmente necesita lo que vendes, tú te vas a aparecer…

junto con todo el resto del mundo que está en tu categoría.

Veamos qué sucede después:

Tu cliente está viendo los resultados de su búsqueda.

¿Quieres saber cuál compañía va a ganarse el clic, la llamada y la venta?

¡Sorpresa! Es la compañía que ha estado haciendo conexiones a través de los medios masivos.

Una de las primeras señales que tu programa de conexiones está funcionando es que tu costo en línea por generación de pistas va a declinar fuertemente y tu tasa de conversión va a subir.

Las sanguijuelas de OMB van a tratar de llevarse el crédito por esto, por su puesto, diciendo que ellos le hicieron algunos refinamientos a tus palabras clave o encontraron una nueva forma eficiente de enfocar o bla, bla, bla. Este es uno de mis momentos favoritos.

Porque le dije al dueño del negocio que esto iba a suceder.

Así que cuando lo hace, siempre se ríen.

Yo quiero que tú también te rías.

Nunca es demasiado tarde para hacer conexiones.

Bajar costos, subir las tasas de conversión y risas.

Estos son sólo los productos y efectos secundarios.

Roy H. Williams

Tengo tres ejemplos de anuncios de conexión en la madriguera del conejo que demuestran lo que el mago habló hoy. ¿Sabes cómo entrar? – Indy Beagle

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Una chica, en el aire, en el África

lunes, 3 de abril de 2017 Sin comentarios

Una chica, en el aire, en el África

La gente lee libros por las razones más extrañas.

Recientemente leí un libro acerca de una aviadora en el África en los 1930s.

No tengo ningún interés en la aviación. No tengo ningún interés en el África.

Pero el libro estaba muy bueno.

Comencé a leerlo después de haberme topado con algo que le escribió Ernest Hemingway a su amigo Maxwell Perkins en una carta de 1942.

“¿Ya leíste el libro de Beryl Markham, Oeste con la noche? Yo la conocí bastante bien en el África y nunca me hubiera imaginado que pudiera pegar la pluma al papel para otra cosa que escribir en su cuaderno de aviadora. De hecho, escribió tan bien, tan maravillosamente bien, que me avergoncé de mí mismo como escritor. Sentí que yo era simplemente un carpintero con las palabras, sacando lo que estuviera listo en el trabajo y de vez en cuando haciendo un chiquero pasable. Pero esta chica que es, en mi conocimiento, muy desagradable… puede escribir mejor que todos los que nos consideramos escritores. Las únicas partes de lo que conozco personalmente, por haber estado allí en el momento y haber escuchado las historias de la gente, son absolutamente verdaderas. Así que tienes que aceptar también como verídicas las primeras partes de cuando ella era una niña, lo cuál es absolutamente magnífico. Ella omite muchas cosas fantásticas que yo sé y que destruirían mucho del carácter de la heroína; ¿pero cómo es eso relevante para escribir? Quisiera que lo consiguieras y lo leyeras porque realmente es un endiabladamente buen libro.”

¿Cómo te puedes resistir a semejante recomendación?

Estas son algunas frases del libro:

“Un mapa te dice: ‘Léeme con cuidado, sígueme de cerca, no me cuestiones.. yo soy la tierra en la palma de tu mano’.”

“La armonía les llega gradualmente a un piloto y su avión. El ala no quiere tanto volar bien como sacudir las manos que la guían; el barco preferiría cazar el viendo que enfilar la punta hacia el horizonte en la distancia. Ella tiene una cualidad de perfidia en su carácter; juega con la libertad y da pistas de liberación, pero se entrega suavemente a sus propios deseos.”

“Las colinas, los bosques, las rocas y las planicies son unas con la obscuridad y la obscuridad es infinita. La tierra es tu planeta tanto como lo es una estrella distante – si es que brilla una estrella; el avión es tu planeta y tú eres su único habitante.”

Viendo hacia abajo desde su avión, ella mira una manada de venados, búfalos y zebras,

“No eran como un hato de vacas o de ovejas, porque era salvaje y llevaba consigo el sello de lo salvaje y la libertad de una tierra todavía más en posesión de la Naturaleza que de los hombre. Ver diez mil animales sin domesticar y sin las marcas de los símbolos del comercio humano es como escalar una montaña sin conquistar por primera vez o encontrar un bosque sin calles ni caminos o el defecto de un hacha. Sabes en ese momento lo que siempre te han dicho — que el mundo una vez vivió y creció sin máquinas de calcular ni periódicos ni calles bordeadas de ladrillos ni la tiranía de los relojes.”

La mayor parte del libro no se trata ni siquiera acerca de volar. Se trata acerca de mirar y ver y vivir en el mundo a tu alrededor.

“La sonrisa de Toomba se esparce sobre su cara ancha como una onda sobre una poza… Se sonríe hasta que ya no queda más espacio para ambos, su sonrisa y sus ojos, así que sus ojos desaparecen.”

“La vereda enfilaba hacia el norte a Molo; de noche corría justo hasta las estrellas. Corría a la par de la Escarpada Mau hasta que a diez mil pies encontraba una meseta y descansaba allí y algunas de las estrellas ardían por debajo de su borde.”

Escribiendo acerca de un caballo joven llamado Balmy, Markham dice:

Hemingway was right. It really is a bloody wonderful book.

“No era ni viciosa ni necia, era muy rápida en la pista y respondía con mucha inteligencia al entrenamiento… Si hubiera hecho su debut en Park Avenue en la mitad de los treintas en vez de en la pista en Nairobi en la mitad de los veintes, se habría contado entre esos individuos intelectualmente irresponsables a los que uno siempre se refiere como ‘maravillosamente locos’. Su locura, por supuesto, consistía simplemente en una predilección por hacer cosa que, en la opinión de sus compañeros de estable, no se estaban haciendo. Ningún corcel de buena familia, por ejemplo mientras estaba siendo ejercitado ante la mirada crítica de su propietario, su entrenador y media docena de miembros del Jockey Club, se pararía abruptamente al lado de un agujero de fango dejado por las lluvias del mes pasado, doblaría las rodillas y, antes que se pudiera hacer algo al respecto, rodaría en el fango como un cerdo de Berkshire. Pero Balmy lo hacía, tan pronto como había fango en su camino y un jinete confiado en su espalda, aunque cuál placer derivaba de ello, nunca lo supimos. Ella era como un genio excéntrico que, luego de haberle preguntado su anfitrión por qué había restregado el brócoli en su pelo durante la cena, se disculpa con una genuflexión y dice que pensó que era espinaca.”

Roy H. Williams

 

Categories: El Memo del Lunes Tags: