Archivo

Archivo para enero, 2017

La Familiar Cara del Fracaso (Hay algunas lecciones que nunca aprendemos)

lunes, 30 de enero de 2017 Sin comentarios

La Familiar Cara del Fracaso

(Hay algunas lecciones que nunca aprendemos)

Para mí, la familiar cara del fracaso cuelga como un Retrato Real sobre la gran escalera de mi comportamiento social.

Antes que lo que quiero decir sea obscurecido por esa metáfora florida, simplemente estoy declarando para el registro – ante Dios, el mundo y tú – que mi error recurrente más grande es que frecuentemente decepciono a mis amigos.

No a mis amigos casuales. No, jamás a ésos. Decepciono a los amigos a los que más quiero.

Esto sucede porque permito que lo simplemente urgente desplace a lo verdaderamente importante.

De hecho, lo estoy haciendo en este momento. Debería estar respondiendo correos que me enviaron Garrett y Dan y otro amigo al que he llamado “Otro Roy” durante más de 25 felices años. Pero este es el día en el que viene el servicio de la basura, así que tengo que sacar nuestros carritos de basura y reciclaje a la banqueta ahora mismo para que la Princesa Pennie no se preocupe que vamos a perder el camión. Luego de hacer eso, voy a escribirles respuestas bien pensadas y elaboradas a Garrett y Dan y Otro Roy… tan pronto como escriba los cuatro anuncios que le prometí tener a mi cliente para las 8AM. Pero antes de hacer eso – sólo para sacarlos de la lista – sacaré unas respuestas de 5 a 12 palabras a otros 26 correos que de verdad no mucho importan.

¿Ya puedes ver hacia dónde va esto, verdad?

He tenido “Escribirle a Garrett” cerca del principio de mi lista de pendientes durante exactamente 21 días. “Escribirle a Dan” ha estado justo encima durante 63 días. Y he dejado a un lado el responderle a tantos correos del “Otro Roy”, que todavía me sorprende que aún me hable. Y esos son sólo 3 de los nombres de una lista que se extiende por toda la extensión de nuestra gran escalera.

No quiero dar respuestas “rapiditas” a medias a estos buenos amigos, entonces resultan no obteniendo ninguna.

Yo hablo de forma temeraria, pero escribo con cuidado. Demasiado temerario y demasiado cuidadoso, si somos del todo honestos. Así que la gente que me conoce por lo que escribo me conoce en mi mejor momento y la gente que me conoce por lo que hablo me conoce en mi peor. Me juzgo a mí mismo por lo que escribo. Supongo que es por eso que soy muy reticente para escribirles de forma rápida a la gente que me importa más. No quiero que lean una pobre representación mía, así que retraso el responderles y confío en que me perdonen.

Espero que algún día crezca y deje estos malos hábitos. (Indy se está riendo mientras lee esto sobre mi hombro porque sabe que pronto voy a celebrar el 29 aniversario de mi 30 cumpleaños.)

En fin. Ese soy yo.

¿Y tú? ¿Tienes una falta recurrente, una cara familiar del fracaso?

Envíala a indy@wizardoads.com

Te diría que me la envíes a mí, pero ya sabemos cómo resultaría eso 🙂

Roy H. Williams

Categories: El Memo del Lunes Tags:

No Necesito una Cabeza de Buda

lunes, 23 de enero de 2017 Sin comentarios

No Necesito una Cabeza de Buda

“No necesito una cabeza de Buda.” ¿Qué nos están diciendo esas 6 palabras?

¿Se nos estará advirtiendo que “necesitar” es la antítesis del Zen? ¿Se nos estará diciendo que un deseo de pensar como Buda es el opuesto de pensar como Buda? “¿No necesito una cabeza de Buda?”

¿O son esas 6 palabras un repudio de las creencias de los budistas? ¿Nos están contando de la inspección y rechazo de alguien hacia el budismo?

“No necesito una cabeza de Buda.”

Frecuentemente buscamos significado en donde no lo hay.

Este es el fundamento de todo el arte y la premisa fundamental de la Teoría de Gestalt.

La verdadera realidad es que Pennie y yo estábamos viendo un catálogo de una subasta en nuestras computadoras, cuando ella dijo: “Mira el 296.” Así lo hice. Era un pieza antigua de estatua para jardín, una cabeza de Buda labrada en piedra caliza.

Dije: “No necesito una cabeza de Buda.”

Escuchando el ritmo de esas sílabas y la obstruyente “t” de “necesito”, la b y la de de Budda y la b de cabeza, me sonreí y lo dije de nuevo: “No necesito una cabeza de Buda.”

Un momento más tarde, se convirtió en un canto. “No necesito una cabeza de Buda. No necesito una cabeza de Buda. No necesito una cabeza de Buda. No necesito una cabeza de Buda.”

Pennie sólo se sonrió y continuó viendo el catálogo.

Vemos una cara en las sombras de la luna.

Equiparamos una clave menor con tristeza.

Queremos bailar con canciones de 120 beats por minuto.

Y encontramos significados simbólicos profundos en frases que, en la superficie, son tonterías.

Si sólo uno de nosotros hiciera eso, estaría loco. Pero ya que la mayoría de nosotros lo hacemos, le decimos arte. Le decimos bello. Le decimos sutil. Le decimos profundo.

Los escritores de canciones, de Anuncios y los Poetas dependen de esto.

Wichita Lineman, Galveston  y By the Time I Get to Phoenix hicieron rico y famoso a Glen Campbell.

Pero esas 3 canciones fueron escritas por Jimmy Webb.

Up, Up and Away es la canción que volvió rica y famosa a The Fifth Dimension.

Pero fue escrita por Jimmy Webb.

MacArthur Park de Jimmy Web elevó a un actor llamado Richard Harris a la cima de las listas de música de Billboard. Diez años más tarde, Donna Summer la cantó y la llevó de nuevo a la cima de las listas. Ha sido grabada por Frank Sinatra, Waylon Jennings, Andy Williams, The Four Tops, Glen Campbell y Maynard Ferguson. Ha sido tocada incontables veces y escuchada por cientos de millones de personas.

La letra de MacArthur Park ha sido llamada muchas veces estúpida y ridícula, “la peor letra de canción que haya sido jamás escrita.”

Y no tengo ningún argumento en contra de esto.

“La primavera nunca nos estaba esperando, chica. Corría un paso más allá, mientras la seguíamos en el baile entre las páginas abiertas y nos metieron en el hierro febril y caliente del amor como un par de pantalones a rallas. El Parque MacArthur está derritiéndose en la oscuridad, todo dulce, con el betún verde corriéndose hacia abajo. Alguien dejó el pastel afuera bajo la lluvia. No creo que pueda soportarlo, porque tomó tanto tiempo hornearlo y nunca voy a tener otra vez esa receta. ¡Oh no! Me recuerdo del vestido amarillo de algodón espumoso como una ola en el suelo alrededor de tus rodillas, los pájaros, como bebés tiernos en tus manos y los viejos jugando damas bajo los árboles…”

En una entrevista de octubre del 2014 en Newsday, Jimmy Webb explicó: “Los viejos jugando damas bajo los árboles, el pastel que dejaron bajo la lluvia, todas esas cosas de las que hablé en la canción son cosas que vi en la realidad… Por ese entonces yo era como una máquina emocional, como que todo lo que me pasara por dentro salía como burbujas del piano y al papel.”

Su esposa, Savini, una anfitriona de la Televisión Pública dice: “Cuando la gente mira que él es mi esposo, siempre me hacen una pregunta primero: `¿Qué quiere decir MacArthur Park?´ Y yo siempre digo que es una pintura abstracta, una pintura impresionista. Es arte, pero en forma musical. Haces con él lo que quieres que sea. Jimmy quiere restarle importancia, pero es una canción conmovedora cuando sólo lo escuchas a él cantarla y escuchas todas las palabras sin el acompañamiento. Te impacta – ay, Dios mío, todo el dolor en esa canción.”

La mente clara mira tonterías,

pero los ojos llenos de lágrimas del corazón miran

belleza y majestuosidad,

dolor y arrepentimiento,

amor y pérdida

en MacArthur Park.

¿Quieres convertirte en un escritor de anuncios muy bien pagado?

Esto es todo lo que necesitas saber:

Gánate el corazón y la mente lo seguirá.

La mente puede fácilmente crear lógica para justificar

lo que el corazón ya decidió.

Gracias, Jimmy.

Roy H. Williams

P.D.: Cuando leí lo que Savini dijo acerca de escuchar a Jimmy cantar la canción sin acompañamientos, le pedí a Daniel Whittington si haría eso para nosotros. Sólo haz clic sobre Indy Beagle y él te llevará a donde lo puedes escuchar en la PRIMERA PÁGINA de la madriguera del conejo de hoy. Prepárate para sorprenderte. – RHW

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Taquigrafía Emocional

lunes, 16 de enero de 2017 Sin comentarios

Taquigrafía Emocional

(Escúchalo)

Estaba en medio de una tormenta en el mar la semana pasada, cuando mi amante, esposa y compañera desde hace 40 años me dijo un poco de sabiduría para mi vida. Ella dijo: “Dime lo que sucedió, paso-a-paso, jugada-a-jugada.”

Y así lo hice.

Ella dijo: “Cariño, algunas veces cuando estás hablando con alguien frente a frente, tú crees que estás siendo claro, cuando realmente no lo eres.”

Y luego me dio algunos ejemplos.

Y luego ella hizo las preguntas que debería haber hecho mi adversario. Ella dijo: “Roy, cerraste la puerta muy fuerte sobre esa relación. ¿Entonces cuál es el chance que esto se resuelva? ¿Habrá alguna posibilidad? Dame alguna cifra.”

Yo dije: “El chance es 50/50.”

Ella dijo: “Eso es lo que necesitas decirle a él, inmediatamente, la próxima vez que ustedes hablen.”

Y luego ella me hizo varias preguntas más y exigió respuestas detalladas y específicas. Y en cada caso ella dijo: “Él merece tener esa información. Créeme. Eres mucho más difícil de interpretar de lo que crees que eres.”

Cuarenta años es mucho tiempo. Estás casi obligado a escuchar a una persona que ha compartido la mayoría de tus momentos despierto contigo desde que Richard Nixon era Presidente. Pennie y yo hemos pasado juntos a Gerald Ford, Jimmy Carter, Ronald Reagan, George Bush, Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama.

Y 4 de esos tipos estuvieron en la presidencia por 8 años cada uno.

Al final, tuve una conversación con mi amigo y todo está bien. Pero nos pusimos de acuerdo para utilizar un lenguaje en clave como una forma de seguro.

Cuando ambas personas conocen la clave, todo lo que tiene que hacer una es preguntar: “¿Qué tan fuertes son tus sentimientos acerca de eso?”

La gente merece saber cuando se meten en un campo minado.

La clave me la enseñó hace 36 años mi amigo Richard Exley. Debería utilizarla más seguido de lo que lo hago. ¿Te gustaría que te la enseñara?

Todo se resume a asignarle un número a la intensidad de tus sentimientos.

UNO: “Sin apegos emocionales.”

DOS: “Tengo una opinión.”

TRES: “Tengo sentimientos acerca de este tema que no pueden ser cambiados, así que se muy, muy cuidadoso.”

Cuando dos personas conocen la clave, en cualquier momento en la conversación una podría decir: “Estoy en un 1.5 acerca de esto. ¿En dónde estás tú?”

La otra parte podría decir: “Estoy como en un 1.0.”

En ese intercambio, la primera persona dijo: “Realmente no tengo una opinión que esté dispuesto a defender. De hecho, todo este tema no me importa demasiado. Sólo estoy compartiendo algunas cosas que me vienen a la mente.”

And the second party – the one who had a 1.0 – basically said, “I’m just trying to hold up my end of the conversation. In reality, I have no feelings on this subject whatsoever, so I’m fully prepared to let someone else make the decision.” In this instance, the code helped both parties understand they were discussing something that neither of them cared about.

Si ambas partes dicen la verdad, el sistema ahorra mucho tiempo y ayuda a reducir los malentendidos.

Cuando dices que tienes un “número uno,” estás diciendo: “Puedes ignorar esto por completo. Te puedes reír de eso, burlarte, patearlo a la calle, sólo no me juzgues por eso porque no le he puesto cabeza para nada. De hecho, puede que sea una idea muy estúpida.”

Cuando dices: “Esto es un número dos,” estás diciendo, “Necesito que te tomes esto en serio y no sólo lo ignores. Tengo una opinión al respecto y algunos sentimientos, pero estoy abierto a escuchar ideas. Creo que esto necesita ser discutido.”

Nunca he escuchado a nadie decir: “Esto es un número tres para mí,” porque tener un verdadero número tres es decir: “Tengo una pistola cargada apuntándote a la cabeza y no tiene seguro. Si llegas a parpadear, la relación se acabó. Así que si te interesa seguir siendo mi amigo, no vas a decir una sola palabra más.”

Hay gente que me ha dicho que están en un 2.8 o un 2.9, pero nadie jamás me ha dicho: “Número Tres.” Y siempre he apreciado saber que si me había metido sin querer a esa área en donde esencialmente ya no hay lugar para discutir.

Mi amigo y yo casi nos separamos para siempre porque él se tropezó ciegamente en una área en donde mis sentimientos son muy profundos. Entonces compartí un par de historias con él, pensando que él iba a entender de lo que le estaba hablando. Cuando él no me respondió de forma correcta, cruzó una línea.

Mi compañera de vida me ayudó a entender que mi amigo ni siquiera sabía que existía una línea.

¿Algo de esto te suena familiar?

¿Hay alguna posibilidad de que una persona que te hirió, ofendió o te puso furioso no tenía ni idea de que se había metido en un campo minado?

¿O tal vez tú fuiste la persona a la que explotaron en mil pedazos porque tú no tenías ni idea que te estabas metiendo en el campo sagrado de alguien más?

Tú puedes

Ahorrarte tiempo

Evadir Malentendidos y

Llegar más rápido a conclusiones

si conoces la clave.

Y ahora ya la conoces.

Compártela con la gente que te importa.

Roy H. Williams

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Cómo Ganar en Grande si eres un Milenial

martes, 10 de enero de 2017 Sin comentarios

Cómo Ganar en Grande si eres un Milenial

Los buenos anuncios se tratan acerca de los clientes y cómo su sol va a brillar más, el aire alrededor suyo va a destellar con magia y las estrellas en su oscuridad van a titilar más si escogen llevarte a sus mundos.

Voy a contratar a un asistente.

Cientos de milenials han aplicado al trabajo y me han enviado un anuncio.

Pero ninguno de ellos se ha dado cuenta que eso era lo que me estaban enviando.

Ellos creyeron que era la primera página de su cv.

Hey, milenial. Aquí te dejo algunos ejemplos de la clase de anuncios que tu competencia le está enviando a empleadores. (¡Estas son extremadamente BUENAS NOTICIAS para ti!)

“Estoy buscando una posición en la que pueda crecer y continuar aprendiendo. Mi trabajo ideal es un lugar en donde yo disfrute trabajar y disfrute mis alrededores.”

– Briana

“Quiero alcanzar una posición en su compañía que le agregue valor a mi experiencia en la industria médica mientras trabajo para obtener mi título y proveerle a su compañía con energía positiva y mejoro mi productividad.”

– Leanna

“Soy un individuo que trabaja duro y que se motiva a sí mismo, buscando trabajo de tiempo completo.”

– Jose

“Fui porrista durante básicamente toda mi vida, así que ¡sí! soy una persona feliz y entusiasta. Amo conocer y hablar con gente nueva.”

– Alexis

“Habiendo trabajado en múltiples lugares de servicio al cliente, he ganado habilidades claves de comunicación. A través de adquirir mi título universitario, también he desarroyado excelentes habilidades de escritura, investigación y organización que son necesarios para ser exitoso en esa posición.”

– Trever

Prometo que no me estoy inventando ninguno. De hecho, le di a Trevor – el joven que desarroyó excelentes habilidades de escritura – un segundo chance. ¿Ya mencioné que también escribió mal su propio jodido nombre? (Lo revisé.)

Esos ejemplos son 5 de las primeras 10 aplicaciones que saqué al azar de un campo de varios cientos. Obviamente, estoy ofreciendo un trabajo deseable. Cada persona que ha tenido esta posición por lo menos 4 años está haciendo ahora más de US$150,000.00 al año.

Entonces, mi amigo milenial, el estándar que tienes que superar es verdaderamente bajo. ¡Deberías estarte contoneando como un cachorro!

“En el país de los ciegos, el tuerto es rey”, es un dicho que tal vez ya has escuchado.

Esto es todo lo que necesitas para sobresalir de entre tu competencia.

Aquí te digo cómo convertirte en el Rey en el país de los ciegos:

TIP 1: Envía menos cv. Obtener un trabajo no se trata de números. Selecciona un número más pequeño de compañías y envíales a cada una una carta hecha exclusivamente para esa compañía.

TIP 2: No existe tal cosa como un lapso de atención. El aplicante que se gana más del tiempo del empleador que su competencia es el que tiene más posibilidades de ganar el trabajo. Por eso, escribe una carta introductoria interesante. Que sea larga no es peligroso. Apártate del resto.

TIP 3: Toma un riesgo. Dustin Hoffman es considerado uno de los actores más versátiles de su generación. De acuerdo a Goog, él ha ganado más o menos US$50,000,000.00 desde el día en 1967 cuando hizo de Benjamin Braddock en The Graduate. El problema es que su actuación como un graduado universitario formal y estrella del atletismo fue tan convincente que la mayoría de críticos y directores supusieron que Dustin, de hecho, no había estado actuando. La opinión prevaleciente fue que su rango de actuación era limitada sólo a ese único tipo de personaje.

Y John Schlesinger, el director de Midnight Cowboy sabía que el personaje principal en su película – Ratzo Rizzo – tenía que ser precisamente el tipo opuesto de personaje.

Ese fue el momento determinante para Dustin Hoffman – la gran decisión – que lo lanzó como uno de los grandes talentos de actuación del Siglo XX: Vestido como un indigente, con un abrigo sucio, su cabello engominado hacia atrás con la cara sin rasurar, Hoffman se acercó a Schlesinger en el Parque Central.

Al final del encuentro, Schlesinger estaba convencido.

Dustin Hoffman no supuso que su carrera siempre sería brillante simplemente porque su primera película había sido un éxito rotundo. Él sabía que el mundo está lleno de maravillas de una sola vez. Dustin estaba preocupado de ser metido en una caja. Le sucede a casi todos los actores, menos a algunos pocos.

Me parece que los milenials quieren ser entendidos.

Ser entendido se siente bien, ¿verdad? Pero para obtener un trabajo, ganarse un asenso, obtener autoridad y subir hasta la cima, es mejor entender que ser entendido.

¿Cuáles son los atributos que tu empleador está ansioso de encontrar en ti?

¿Quién necesitas ser?

Cuando tu atención está enfocada en tus propias necesidades y deseos, probablemente no vas a obtener ni el trabajo, ni el asenso, ni elevarte a todo tu potencial.

Te prometo que no estoy tratando de lastimarte. Estoy tratando de ayudarte.

Enfócate en las esperanzas y necesidades de tu empleador y probablemente vas a obtener el trabajo. Luego se la persona que prometiste ser. Tal vez tome un año o dos, pero la gente definitivamente se va a dar cuenta que eres excepcional.

Y de allí en adelante, ya estás en camino.

Así que haz lo que cuesta: deja de pensar en ti mismo.

Comienza a pensar en tu empleador.

Realmente sólo estoy tratando de ayudarte.

Roy H. Williams

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Ríete, Llora o Enójate

lunes, 2 de enero de 2017 Sin comentarios

Ríete, Llora o Enójate

La gente prefiere enojares a aburrirse.

El enojo es una forma de emoción.

Eso explica mucho del comportamiento, ¿verdad?

Pero si puedes escoger, escoge la risa.

“El hombre es el animal que ríe…” 1

El enojo es peligroso y llorar es mucho menos divertido.

Estoy hablando acerca de contar historias y comunicación.

Estoy hablando acerca de libros y películas.

Estoy hablando acerca de la televisión y la música.

Estoy hablando acerca de la atracción romántica.

Estoy hablando acerca de anuncios exitosos.

Si quieres mover a la gente, tienes que hacer que se rían, lloren o se enojen.

Tú preguntas: “¿Y qué hay del miedo?”

El miedo nunca es el juego final.

El miedo simplemente es el combustible que te mueve a la sumisión (llorar) o al desafío (enojo).

Sin embargo, hay un cuarto estado de consciencia elevada, más seductiva aún que la risa: la maravilla, el misterio, ese vistazo mágico de algo que es demasiado grande para nosotros.

La maravilla es la base de la devoción religiosa y la atracción romántica. Es la meta más alta de cualquier comunicador.

“La cosa más bella que podemos experimentar es lo misterioso. Es la fuente de toda la verdadera arte y ciencia. Para quien la emoción es una extraña, quien ya no puede parar a maravillarse y estar envuelto en asombro, está igual que muerto – sus ojos están cerrados.”

– Albert Einstein, Living Philosophies (1931)

Te paraste maravillado al filo del precipicio del 2016, viendo hacia el vasto desconocido.

“El regalo del vuelo sólo está reservado para aquellos que saltan.”

Así que lo hiciste.

Feliz Año Nuevo.

Que camines en campos de oro.

Roy H. Williams

1 De la Ética Nicomaquea de Aristotle escrita alrededor de 340 BC y nombrada así por su padre e hijo, ambos llamados Nicómaco.

Categories: El Memo del Lunes Tags: