Archivo

Archivo para febrero, 2015

Diagnosticando Mal el Éxito

lunes, 23 de febrero de 2015 Sin comentarios

2015_08_Beagle_J-Curve_740

Diagnosticando Mal el Éxito

Si el éxito fuera el resultado de una fórmula, lo alcanzaríamos más consistentemente.

Cada negocio tiene sus pequeñas fórmulas para tener éxito.

Estas fórmulas, sin embargo, siempre son incompletas porque salen de hacer ingeniería inversa, uniendo los puntos luego que se alcanzó el éxito: lo segundo (el éxito) vino después que lo primero (anuncios por cable, o subir tus precios, o dar cupones a la entrada), por lo tanto podemos asumir que lo segundo (el éxito) fue causado por lo primero (anuncios por cable, o subir tus precios, o dar cupones a la entrada).

Entonces la lógica nos susurra al oído: “Si conectas estos puntos antes de tu próximo intento, el éxito seguramente vendrá.” Esta lógica seductora ha estado frustrando a la humanidad por tantos años que tiene un pretencioso nombre en latín: post hoc, ergo propter hoc.

“El éxito no es un perro que se puede llevar de una cadena.”

No, ésa no es la interpretación de la frase en latín. Es sólo algo que se me vino a la cabeza en este momento y que decidí compartir contingo. De hecho, post hoc, ergo propter hoc se traduce en “después de esto, por lo tanto, a consecuencia de esto.”

El análisis y el ego y sabandijas con calculadoras utilizan la lógica del post hoco, ergo propter hoc para asegurar que podemos mapear nuestro camino directo al éxito sin equivocarnos en el camino. Pero si observas a los sabandijas de datos, los verás equivocarse tantas veces en el camino como el resto de nosotros. Y la mayoría de las sabandijas nunca llegan al destino al final.

En realidad, las variables que contribuyen a la creación del éxito no es pueden calcular completamente a priori. Esto se debe al “problema del tercer cuerpo”, un problema matemático que gobierna cualquier cosa que atraería y mantendría a otra. ¿Estás tratando de atraer y mantener la atención de tu cliente? Bienvenido al “problema del tercer cuerpo.”

Este mismo problema del tercer cuerpo también se puede utilizar a tu favor si tienes la valentía necesaria, pero vamos a guardar esa discusión para cuando tengamos por lo menos 3 horas juntos sin interrupciones.

Si te gustaría averiguar por ti mismo, sólo googlea “el problema del tercer cuerpo de Henri Poincare.”

Otro diagnóstico erróneo común del éxito – y uno que es mucho más fácil de explicar – ocurre cuando juzgamos los resultados demasiado rápido. Vemos estas etapas tempranas del éxito y lo llamamos fracaso.

Esto se debe a que cuando estás haciendo exactamente lo correcto, los resultados muchas veces van a ser peores antes de ser mejores.

Siempre he atribuido esto a la ley de la siembra y la cosecha, pero mi amigo John Marklin prefiere llamarla la Curva de J.

Roy,

En la industria de los alimentos, que es el mundo en el que vivo, un componente clave… es la Curva de J. Por ejemplo, yo construí una tienda desde el suelo hace 4 años y me dijeron que iba a hacer “X” en ventas.

Durante 2 años hice el 60% de esa X en ventas. Cuando salí de la Curva de J gané aviada y le pegué al número presupuestado en el año tres.

Las Curvas de J suceden cada vez que hay cambios y algunas veces desafían la lógica.

Por ejemplo, en una de mis tiendas mis ventas de carne eran pésimas. Entonces dupliqué el tamaño de la repisa de la carne y agregué variedad. El resultado fueron ventas de carne más bajas. Tomó alrededor de 30 días para que la gente aceptara el cambio. Una vez lo hicieron, les gustó la variedad agregada y las selecciones. Las ventas aumentaron lentamente y hoy están en el nivel deseado.

Muy pocas personas hablan de la Curva de J.

Si quisieras discutirlo más, me encantaría hacerlo mientras estemos en el Campus durante el fin de semana del Día del Cariño.

Gracias.

John Marklin

La parte de enfrente de la Curva de J es lo que llamo en privado “la pequeña muerte” y públicamente llamo “el período de la cobardía.” La parte de atrás de la Curva de J es lo que mi amigo Chip llama “crecimiento de palo de hockey.”

He visto muchas compañías abandonar ideas brillantes que probablemente las hubieran llevado al crecimiento de palo de hockey, pero se acobardaron durante las etapas finales del tiempo de la siembra cuando malinterpretaron el primer bajón de la Curva de J y creyeron que era un fracaso.

Suspiro.

Pero aquí es en donde la Curva de J se vuelve muy complicada: cuando haz cometido un error y estás haciendo lo incorrecto y las ventas comienzan a bajar como resultado, se mira exactamente como la Curva de J antes del crecimiento del palo de hockey.

¿Cómo sabes cuándo seguir y cuándo largarte?

La única solución que he escuchado es respirar profundamente, cerrar tus ojos y juntar tus talones mientras susurras una y otra vez: “La Curva de J es una perra. La Curva de J es una perra. La Curva de J es una perra…”

Te deseo éxito y felicidad en tu aventura.

Ven a vernos si te gustaría tener compañeros.

Roy H. Williams

Categories: El Memo del Lunes Tags:

La Persecución de la Felicidad

lunes, 16 de febrero de 2015 Sin comentarios

2015_07_Beagle_DogQuixote-Zorro740

 

 

“La felicidad es una decisión.”

La gente infeliz se enoja cuando digo que “La felicidad es una decisión” porque la mayoría de ellos han asignado felizmente su infelicidad sus circunstancias, o a su pasado, o a alguien malvado en algún lado. Les irrita cuando sugiero que ellos simplemente pueden decidir ser felices.

No estoy diciendo que sea fácil, pero definitivamente se puede hacer.

Ahora hablemos de ti.

Qué tan seguido has dicho: “Seré feliz cuando..”

Pero luego la circunstancia deseada llega y no trae la felicidad verdadera.

El psicólogo Shawn Achor dice que nos decimos a nosotros mismos:

“Si trabajo más duro, seré más exitoso. Y si soy más exitos, entonces seré más feliz.”

“El problema con esto es que está científicamente roto y al revés por dos razones. 

Primero, cada vez que tu cerebro tiene éxito, cambias la meta de lo que es el éxito en sí.

Tienes buenas notas, ahora quieres mejores notas.

Entraste en una buena escuela, ahora tienes que entrar en una mejor escuela.

Tienes un buen trabajo, ahora tienes que tener un mejor trabajo.

Alcanzaste tu meta de ventas, ahora vas a cambiar tu meta de ventas.

Si la felicidad está al otro lado del éxito, tu cerebro nunca llega allí. Lo que hemos hecho es que como sociedad hemos empujado la felicidad al otro lado del horizonte cognitivo.”

“Pero el verdadero problema es que nuestros cerebros trabajan en el orden opuesto. Si puedes elevar tu nivel de positivismo en el presente… se eleva tu inteligencia, se eleva tu creatividad, se elevan tus niveles de energía. De hecho, lo que hemos descubierto es que cada resultado de negocios mejora. Tu cerebro en positivo es 31 por ciento más productivo que tu cerebro en negativo, neutral, o estresado. Eres 37 por ciento mejor en ventas. Los doctores son 19 por ciento más rápidos y más certeros para obtener el diagnóstico correcto cuando son positivos en vez de negativos, neutrales, o estresados. Si podemos encontrar una forma de ser positivos en el presente, entonces nuestros cerebros trabajan aún con más éxito y somos capaces de trabajar más duro, más rápido y más inteligentemente.”

According to Shawn Achor, as you approach the end of those 21 days your brain will start scanning the world, not for the negative, but for the positive first. Make this a habit and your happiness level will rise. Guaranteed.

Yo dije: “La felicidad es una decisión,” un acto, si quieres.

¿Me dejas probarlo? Sólo necesitamos unos cuantos minutos al día durante 21 días.

Esto es lo que necesito que hagas:

Escribe cada día tres cosas nuevas por las que estás agradecido.

Tres cosas nuevas al día, siete días a la semana.

De acuerdo con Shawn Achor, cuando te aproximas al final de esos 21 días, tu cerebro comenzará a inspeccionar el mundo buscando, no lo negativo, sino lo positivo de primero. Haz de esto un hábito y tu nivel de felicidad subirá. Garantizado.

Cada día, mándale un correo electrónico a un amigo describiendo algo bueno que te sucedió en las últimas 24 horas. Puede ser cualquier cosa. Compartirla con un amigo te permite revivir ese momento.

¿Te das cuenta que estamos volviendo a entrenar a tu cerebro, verdad? Todo lo que se requiere es un acto de voluntad. Va a ser extraño al principio, pero se irá volviendo más fácil. No te rindas.

Envíale un correo electrónico a alguien – a cualquiera – diciéndoles qué es lo que más te gusta de ellos, cómo te han inspirado, o enseñado algo valioso. Deja que esa persona sepa que es importante para ti. Escoge a alguien diferente cada día.

Una última cosa. Ninguno de esos correos puede ser para mí.

¿Le das 21 días?

Voy a ir a escribir 3 cosas por las que estoy agradecido y luego voy a mandar 2 correos. 

¿Qué vas a hacer tú?

Roy H. Williams

Hablar en Público 101 hará una enorme diferencia en tus habilidades de presentación y sólo se imparte una vez al año en la Academia del Mago. Este año es el 4 y 5 de marzo. Aún más extraño es ese zambullido en la teoría de comunicaciones humanas, Portales y los 12 Lenguages de la Mente, la secuela del Taller de los Mundos Mágicos de la Comunicación. Va a suceder, de verdad, el 19 y 20 de marzo. Dale un vistazo a ambos bajo OnSite Classes en WizardAcademy.org

 

 

Categories: El Memo del Lunes Tags:

¿Eres Lo Suficientemente Ridículo?

lunes, 9 de febrero de 2015 Sin comentarios

2015_06_IceCream

¿Eres Lo Suficientemente Ridículo?

Para lograr lo milagroso

debes intentar lo ridículo.

Antes de intentar lo ridículo

lo debes anunciar al mundo.

Si no tienes la valentía de anunciarlo,

debes por lo menos susurrarlo en la oscuridad.

Porque tiene que ser hablado.

Te tienes que escuchar a ti mismo diciéndolo.

Y luego tienes que hacer algo.

¿Eres lo suficientemente ridículo como para hacer esto?

Nunca has escuchado de Columbus, Indiana. No Ohio. Indiana.

Y probablemente no has escuchado de J. Irwin Miller. Pero tal vez sí has escuchado de Cummins. ¿El motor de diesel de Cummins? Cummins tiene sus oficinas principales en Columbus, Indiana, un pueblo de alrededor de 40,000 personas.

Comenzaré desde el principio.

Nueve meses y diez minutos después que los soldados de los Estados Unidos regresaran de la Segunda Guerra Mundial, comenzó el Baby Boom. Los primeros de esos niños comenzaron la escuela en 1953.

J. Irwin Miller era el Director Ejecutivo en Jefe de Cummins en ese entonces. Cuando Miller vio los planes para los edificios de escuelas tristes y faltos de inspiración que estaba planificando construir el gobierno, díjo algo que mucha gente consideró ridículo:

“Cada uno de nosotros vivimos y nos movemos toda nuestra vida dentro de las limitaciones, vistas e influencia de la arquitectura – en la casa, la escuela, la iglesia y el trabajo. La influencia de la arquitectura que nos rodea en nuestra juventud afecta nuestras vidas, nuestros estándares, nuestros gustos cuando crecemos, de igual forma que la influencia de los padres y los maestros con los que nos rodeamos en nuestra juventud nos afecta de adultos.

La arquitectura de los Estados Unidos nunca ha tenido practicantes más creativos, e inmaginativos que hoy. Cada uno de los mejores arquitectos de hoy puede contribuir algo de valor a Columbus.”

Miller luego empezó una fundación que pagaría todos los servicios de arquitectura para cualquier edificio público que fuera a construirse en Columbus, Indiana. Podías contratar a los mejores arquitectos del planeta y Cummins les pagaría felizmente de tu parte. La única condición era que tenías que construir el edificio que esos arquitectos diseñaran para ti.

El primer edificio diseñado con un estipendio de Cummins fue la Escuela Primaria Schmitt. Ésta fue seguida rápidamente del Centro Educativo Para Adultos McDowell la Escuela Media de Northside y la Escuela Primaria Parkside. Cada uno de estos edificios es una obra de arte espectacular.

Hoy, más de 50 de los edificios más lindos del mundo se pueden encontrar en este pequeño pueblo de 40,000 personas. Se conoce entre los arquitectos como “La Atenas de la Pradera.”

El Instituto Americano de Arquitectos pone a Columbus, Indiana, en el 6º lugar de las ciudades más importantes de los Estados Unidos por su innovación y diseño arquitectónico, justo después de Nueva York, Chicago, Boston, San Francisco y Washington, DC.

J. Irwin Miller es mi clase de ridículo. Me paro y aplaudo por gente como él. Él hubiera podido seguir a la masa y apoyado una de las grandes obras de caridad nacionales, pero no lo hizo. Escogió algo que le importaba a él, personalmente. Y ya sea o no que la gente estuviera de acuerdo con él, o tan siquiera entendiera lo que tenía la esperanza de hacer, bueno, nada de eso parece haberle importado.

When youre ready to take action, I know of a place where youll find encouragement and insight and valuable advice learned the hard way by other people like yourself, people who have chosen to do more than just make suggestions.

¿Pero no puedes escuchar las sugerencias?

¿Por qué no hacer esto en una ciudad más grande para que más personas puedan disfrutar de la belleza?”

¿Por que no hacer algo que alivie el sufrimiento humano en vez de sólo hacer que el fondo se mire bonito?”

¿Alguna vez te has fijado que la mayoría de sugerencias son tan sólo quejas en un disfraz barato?

Nunca conocí a J. Irwin Miller, pero me gustaría creer que él les dio a esa gente una gran sonrisa brillante mientras contestaba: “¡Ésa es una idea fabulosa y definitivamente deberías hacerla! Sí, tú deberías hacer lo que sientas que es correcto, así como yo estoy haciendo lo que yo siento que es correcto.”

¿Qué sientes que es correcto?

¿Lo has dicho en voz alta?

¿Haz hecho algo, o todavía sólo estás hablando?

Ven. Preséntate con el resto de la tribu y cuéntanos acerca de la diferencia que estás planificando hacer, ya sea en los negocios, el arte, o el mundo.

Roy H. Williams

Burns lo dijo hace 230 años y el mago lo comprobó otra vez apenas la semana pasada, “Los mejores planes de los hombres y los ratones muchas veces se frustran.” La semana pasada recibiste 2 Memos del Lunes Por La Mañana. El primer memo estaba fechado una semana entera en el futuro y el segundo memo estaba fechado correctamente para el 2 de febrero, 2015. Mucha gente asumió que el segundo memo sólo era una repetición del primero y no lo abrieron. Y nin una persona que conozcamos hizo la conexión que el que mandamos una semana adelantado era acerca de la habilidad de la palabra escrita de trascender el Tiempo, la cuarta dimensión. El Mago hasta aludió a: “La palabra escrita es un mensaje en una botella arrojada a través del Tiempo…” Je, je, je. Es triste cuando el mago trata de ser listo. Es como ver a Charlie Brown tratar de patear la pelota. – Indy

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Pertenecer

lunes, 2 de febrero de 2015 Sin comentarios

 

2015_05_Keith_IndyBeagle_740

Pertenecer

Más o menos el 10 por ciento de la población en los Estados Unidos se preocupa de tener suficiente dinero para pagar la renta y suficiente comida en la despensa que alcance hasta el día de pago. Un buen día es cuando su peor miedo es si su carro les va a arrancar o no para llegar al trabajo. A esto se le llama vivir en la miseria.

Yo lo hice durante años. Tal vez tú también lo has hecho.

Otro 10 por ciento de los Estados Unidos tiene estas necesidades básicas cubiertas, pero  un hogar disfuncional – o tal vez en un barrio con problemas – les impide sentirse seguros. Estas almas infelices llevan los oscuros grilletes del miedo y el terror mientras caminan en silencio por lo que David llamó “el valle de la sombra de la muerte.”

Yo no pretendo tener una solución.

En el otro extremo del espectro está el 15 por ciento cuya mayor preocupación es si tienen o no suficiente reconocimiento de la gente que les importa su opinión.

Y luego estamos el resto de nosotros, el 65 por ciento en la mitad que estamos “descifrando las cosas mientras avanzamos”. usualmente, nuestra mayor necesidad es que estamos buscando en dónde pertenecer. Cada uno de nosotros está bustando una tribu espejo que finalmente nos vea y nos conozca y nos valore y nos eche de menos cuando estamos ausentes.

Pennie y yo pasamos los últimos 15 años construyendo un lugar para que esa tribu se reúna. Estos Memos del Lunes por la Mañana son una especie de faro guía…

Ok, estoy de regreso. Me tuve que limpiar una lágrima de la mejilla que rodó cuando me invadió la mente el recuerdo de un amigo. No estaba pensando en él cuando comencé esta pieza, pero las palabras “faro guía” rompieron el dique de un recuerdo que decidí dejar fluir.

Hace más de doce años decidí dar una clase acerca de dejar escapar tu Intuición. La llamamos “Libera al Beagle”. Como es mi costumbre, abrí esa clase haciendo que cada uno de los 30 estudiantes se levantara y nos dijera sus nombres y algo de sí mismos. La última persona que se levantó fue un hombre de pelo blanco sentado en la esquina más alejada en la última fila.

“Mi nombre es Keith Miller.” Se detuvo y su mirada severa barrió la sala. “Mientras estaba sentado aquí escuchándolos presentarse, me di cuenta que nunca en mi vida he estado rodeado de tantos extraños… desadaptados… revoltosos… renegados… rebeldes y rompe-reglas.” La sala tuvo el silencio de la tumba. “Es casi como si el mago hubiera sonado la llamada del mono albino y este grupo extraño la hubiera respondido.” Luego gritó con alegría: “¡Y no les puedo decir el privilegio que es contarme entre ustedes!” La sala explotó con risas y aplausos.

Cuando vi lo magistralmente que él había manejado la sala sin decirnos nada acerca de sí mismo, me pregunté: “¿Podría éste ser ese Keith Miller?”

Durante la primera pausa, me escabullí a mi biblioteca y saqué un libro de pasta dura, El Sabor del Vino Nuevo, un libro monumental que vendió más de 4 millones de copias cuando salió en 1965. Se lo pasé en privado a Keith y le dije: “¿Podría convencerlo de firmar esto?”

Sus ojos bajaron y frunció un poco el ceño. Él había tenido la esperanza de no ser descubierto.

Escogí no inquirir acerca de la secuencia de eventos que llevaron a Keith a buscar las sombras del olvido. Ésa es una de las marcas de nuestra tribu; no te hacemos que respondas por tu pasado. Sólo te conocemos por el futuro que estás tratando de crear. El involucramiento entusiasta de Keith en la academia durante los siguientes 10 años dejó claro que había encontrado un hogar. Él murió en el 2012 a los 84 años.

Por Dios, cómo lo extraño.

Cada uno de nosotros necesita saber que pertenecemos.

Si tú crees que la sabiduría tradicional es más seguido tradición que sabiduría…

Si puedes abrazar felizmente a un amigo cuyas visiones religiosas y políticas difieren tremendamente de las tuyas…

Si quieres hacer una diferencia…

Si quieres que tu futuro sera más brillante que tu pasado…

Si tienes la valentía para permitir que tus decisiones dicten tus acciones…

Existe la fuerte posibilidad que puedas ser parte de la Tribu del Mono Albino de Keith Miller.

Nunca volví a dar esa clase. Libera al Beagle fue una cosa de una vez, aunque mucha gente que estuvo allí me ha dicho desde entonces que fue su clase favorita de todos los tiempos.

¿Será que la deberíamos hacer de nuevo? Puedes votar que Sí enviando un correo a daniel@WizardAcademy.org. Para votar que No, no hagas nada. Si suficientes de ustedes la quieren, tal vez la añadimos al calendario de la Academia del Mago para el 2015.

Esto no es de lo que pensaba escribir hoy, pero el recuerdo de Keith me arrastró.

Yo sé que me vas a perdonar.

Porque eso es lo que hacen los monos albinos.

Roy H. Williams

Los Pedazos Mercadeables no son eslogans. Son “pedazos” de tu mensaje de mercadeo creados cuidadosamente, muy memorables y son absolutamente esenciales para la sincronización de tus medios masivos con tu mercadeo en línea y tu comunicaciones cara-a-cara y voz-a-voz con tus clientes. El desastre espera calladamente en las sombras a cualquier compañía que no está encima de sus pedazos mercadeables.

Febrero 18 y 19. Pertenecer

Más o menos el 10 por ciento de la población en los Estados Unidos se preocupa de tener suficiente dinero para pagar la renta y suficiente comida en la despensa que alcance hasta el día de pago. Un buen día es cuando su peor miedo es si su carro les va a arrancar o no para llegar al trabajo. A esto se le llama vivir en la miseria.

Yo lo hice durante años. Tal vez tú también lo has hecho.

Otro 10 por ciento de los Estados Unidos tiene estas necesidades básicas cubiertas, pero  un hogar disfuncional – o tal vez en un barrio con problemas – les impide sentirse seguros. Estas almas infelices llevan los oscuros grilletes del miedo y el terror mientras caminan en silencio por lo que David llamó “el valle de la sombra de la muerte.”

Yo no pretendo tener una solución.

En el otro extremo del espectro está el 15 por ciento cuya mayor preocupación es si tienen o no suficiente reconocimiento de la gente que les importa su opinión.

Y luego estamos el resto de nosotros, el 65 por ciento en la mitad que estamos “descifrando las cosas mientras avanzamos”. usualmente, nuestra mayor necesidad es que estamos buscando en dónde pertenecer. Cada uno de nosotros está bustando una tribu espejo que finalmente nos vea y nos conozca y nos valore y nos eche de menos cuando estamos ausentes.

Pennie y yo pasamos los últimos 15 años construyendo un lugar para que esa tribu se reúna. Estos Memos del Lunes por la Mañana son una especie de faro guía…

Ok, estoy de regreso. Me tuve que limpiar una lágrima de la mejilla que rodó cuando me invadió la mente el recuerdo de un amigo. No estaba pensando en él cuando comencé esta pieza, pero las palabras “faro guía” rompieron el dique de un recuerdo que decidí dejar fluir.

Hace más de doce años decidí dar una clase acerca de dejar escapar tu Intuición. La llamamos “Libera al Beagle”. Como es mi costumbre, abrí esa clase haciendo que cada uno de los 30 estudiantes se levantara y nos dijera sus nombres y algo de sí mismos. La última persona que se levantó fue un hombre de pelo blanco sentado en la esquina más alejada en la última fila.

“Mi nombre es Keith Miller.” Se detuvo y su mirada severa barrió la sala. “Mientras estaba sentado aquí escuchándolos presentarse, me di cuenta que nunca en mi vida he estado rodeado de tantos extraños… desadaptados… revoltosos… renegados… rebeldes y rompe-reglas.” La sala tuvo el silencio de la tumba. “Es casi como si el mago hubiera sonado la llamada del mono albino y este grupo extraño la hubiera respondido.” Luego gritó con alegría: “¡Y no les puedo decir el privilegio que es contarme entre ustedes!” La sala explotó con risas y aplausos.

Cuando vi lo magistralmente que él había manejado la sala sin decirnos nada acerca de sí mismo, me pregunté: “¿Podría éste ser ese Keith Miller?”

Durante la primera pausa, me escabullí a mi biblioteca y saqué un libro de pasta dura, El Sabor del Vino Nuevo, un libro monumental que vendió más de 4 millones de copias cuando salió en 1965. Se lo pasé en privado a Keith y le dije: “¿Podría convencerlo de firmar esto?”

Sus ojos bajaron y frunció un poco el ceño. Él había tenido la esperanza de no ser descubierto.

Escogí no inquirir acerca de la secuencia de eventos que llevaron a Keith a buscar las sombras del olvido. Ésa es una de las marcas de nuestra tribu; no te hacemos que respondas por tu pasado. Sólo te conocemos por el futuro que estás tratando de crear. El involucramiento entusiasta de Keith en la academia durante los siguientes 10 años dejó claro que había encontrado un hogar. Él murió en el 2012 a los 84 años.

Por Dios, cómo lo extraño.

Cada uno de nosotros necesita saber que pertenecemos.

Si tú crees que la sabiduría tradicional es más seguido tradición que sabiduría…

Si puedes abrazar felizmente a un amigo cuyas visiones religiosas y políticas difieren tremendamente de las tuyas…

Si quieres hacer una diferencia…

Si quieres que tu futuro sera más brillante que tu pasado…

Si tienes la valentía para permitir que tus decisiones dicten tus acciones…

Existe la fuerte posibilidad que puedas ser parte de la Tribu del Mono Albino de Keith Miller.

Nunca volví a dar esa clase. Libera al Beagle fue una cosa de una vez, aunque mucha gente que estuvo allí me ha dicho desde entonces que fue su clase favorita de todos los tiempos.

¿Será que la deberíamos hacer de nuevo? Puedes votar que Sí enviando un correo a daniel@WizardAcademy.org. Para votar que No, no hagas nada. Si suficientes de ustedes la quieren, tal vez la añadimos al calendario de la Academia del Mago para el 2015.

Esto no es de lo que pensaba escribir hoy, pero el recuerdo de Keith me arrastró.

Yo sé que me vas a perdonar.

Porque eso es lo que hacen los monos albinos.

Roy H. Williams

Los Pedazos Mercadeables no son eslogans. Son “pedazos” de tu mensaje de mercadeo creados cuidadosamente, muy memorables y son absolutamente esenciales para la sincronización de tus medios masivos con tu mercadeo en línea y tu comunicaciones cara-a-cara y voz-a-voz con tus clientes. El desastre espera calladamente en las sombras a cualquier compañía que no está encima de sus pedazos mercadeables.

Febrero 18 y 19.

Pertenecer

Más o menos el 10 por ciento de la población en los Estados Unidos se preocupa de tener suficiente dinero para pagar la renta y suficiente comida en la despensa que alcance hasta el día de pago. Un buen día es cuando su peor miedo es si su carro les va a arrancar o no para llegar al trabajo. A esto se le llama vivir en la miseria.

Yo lo hice durante años. Tal vez tú también lo has hecho.

Otro 10 por ciento de los Estados Unidos tiene estas necesidades básicas cubiertas, pero  un hogar disfuncional – o tal vez en un barrio con problemas – les impide sentirse seguros. Estas almas infelices llevan los oscuros grilletes del miedo y el terror mientras caminan en silencio por lo que David llamó “el valle de la sombra de la muerte.”

Yo no pretendo tener una solución.

En el otro extremo del espectro está el 15 por ciento cuya mayor preocupación es si tienen o no suficiente reconocimiento de la gente que les importa su opinión.

Y luego estamos el resto de nosotros, el 65 por ciento en la mitad que estamos “descifrando las cosas mientras avanzamos”. usualmente, nuestra mayor necesidad es que estamos buscando en dónde pertenecer. Cada uno de nosotros está bustando una tribu espejo que finalmente nos vea y nos conozca y nos valore y nos eche de menos cuando estamos ausentes.

Pennie y yo pasamos los últimos 15 años construyendo un lugar para que esa tribu se reúna. Estos Memos del Lunes por la Mañana son una especie de faro guía…

Ok, estoy de regreso. Me tuve que limpiar una lágrima de la mejilla que rodó cuando me invadió la mente el recuerdo de un amigo. No estaba pensando en él cuando comencé esta pieza, pero las palabras “faro guía” rompieron el dique de un recuerdo que decidí dejar fluir.

Hace más de doce años decidí dar una clase acerca de dejar escapar tu Intuición. La llamamos “Libera al Beagle”. Como es mi costumbre, abrí esa clase haciendo que cada uno de los 30 estudiantes se levantara y nos dijera sus nombres y algo de sí mismos. La última persona que se levantó fue un hombre de pelo blanco sentado en la esquina más alejada en la última fila.

“Mi nombre es Keith Miller.” Se detuvo y su mirada severa barrió la sala. “Mientras estaba sentado aquí escuchándolos presentarse, me di cuenta que nunca en mi vida he estado rodeado de tantos extraños… desadaptados… revoltosos… renegados… rebeldes y rompe-reglas.” La sala tuvo el silencio de la tumba. “Es casi como si el mago hubiera sonado la llamada del mono albino y este grupo extraño la hubiera respondido.” Luego gritó con alegría: “¡Y no les puedo decir el privilegio que es contarme entre ustedes!” La sala explotó con risas y aplausos.

Cuando vi lo magistralmente que él había manejado la sala sin decirnos nada acerca de sí mismo, me pregunté: “¿Podría éste ser ese Keith Miller?”

Durante la primera pausa, me escabullí a mi biblioteca y saqué un libro de pasta dura, El Sabor del Vino Nuevo, un libro monumental que vendió más de 4 millones de copias cuando salió en 1965. Se lo pasé en privado a Keith y le dije: “¿Podría convencerlo de firmar esto?”

Sus ojos bajaron y frunció un poco el ceño. Él había tenido la esperanza de no ser descubierto.

Escogí no inquirir acerca de la secuencia de eventos que llevaron a Keith a buscar las sombras del olvido. Ésa es una de las marcas de nuestra tribu; no te hacemos que respondas por tu pasado. Sólo te conocemos por el futuro que estás tratando de crear. El involucramiento entusiasta de Keith en la academia durante los siguientes 10 años dejó claro que había encontrado un hogar. Él murió en el 2012 a los 84 años.

Por Dios, cómo lo extraño.

Cada uno de nosotros necesita saber que pertenecemos.

Si tú crees que la sabiduría tradicional es más seguido tradición que sabiduría…

Si puedes abrazar felizmente a un amigo cuyas visiones religiosas y políticas difieren tremendamente de las tuyas…

Si quieres hacer una diferencia…

Si quieres que tu futuro sera más brillante que tu pasado…

Si tienes la valentía para permitir que tus decisiones dicten tus acciones…

Existe la fuerte posibilidad que puedas ser parte de la Tribu del Mono Albino de Keith Miller.

Nunca volví a dar esa clase. Libera al Beagle fue una cosa de una vez, aunque mucha gente que estuvo allí me ha dicho desde entonces que fue su clase favorita de todos los tiempos.

¿Será que la deberíamos hacer de nuevo? Puedes votar que Sí enviando un correo a daniel@WizardAcademy.org. Para votar que No, no hagas nada. Si suficientes de ustedes la quieren, tal vez la añadimos al calendario de la Academia del Mago para el 2015.

Esto no es de lo que pensaba escribir hoy, pero el recuerdo de Keith me arrastró.

Yo sé que me vas a perdonar.

Porque eso es lo que hacen los monos albinos.

Roy H. Williams

Los Pedazos Mercadeables no son eslogans. Son “pedazos” de tu mensaje de mercadeo creados cuidadosamente, muy memorables y son absolutamente esenciales para la sincronización de tus medios masivos con tu mercadeo en línea y tu comunicaciones cara-a-cara y voz-a-voz con tus clientes. El desastre espera calladamente en las sombras a cualquier compañía que no está encima de sus pedazos mercadeables.

Febrero 18 y 19.

 

 

Categories: El Memo del Lunes Tags: