Archivo

Archivo para noviembre, 2009

Mi Regalo Para Ti en estas Fiestas… En Serio

Lunes, 16 de noviembre de 2009 Sin comentarios

ForReal

Tom Hennen tiene una frase en su poema, La Vida de un Día, que dice:

“Examinamos cada día que tenemos ante nosotros apenas con un vistazo y decimos, ´no, éste no es el que he estado buscando´ y esperamos de forma un poco aburrida a que venga el siguiente, en el que estamos convencidos, que empezarán en serio nuestras vidas.”

Esa frase da un poco de miedo porque uno la lee y se da cuenta que es culpable. Uno ha estado esperando ese día en el que la vida va a empezar “en serio”.

El problema con la vida es que es justo así a diario.

Comparto esto contigo porque he estado pensando en mis abuelos que están muertos y en mi padre, que también lo está y he llegado a la conclusión obvia:

Vive mientras tengas la oportunidad.

“Mi papá era un vagabundo. En donde pusiera el sombrero era su hogar…”

- The Temptations, 1971

-

En los últimos momentos de su vida, mi papá garabateó una nota para que yo la encontrara. En letra apenas legible él escribió, “Todas las cosas pequeñas en la vida se suman para formar tu vida. Si no lo haces bien, nada más importa. La tierra prometida es solitaria sin nadie más.”

Mi papá murió solitario, creo, porque nunca se comprometió profundamente. La confesión de soledad de mi papá me pone triste, pero su nota garabateada me dice que él quería que yo aprendiera de su error.

Yo conozco a muchas personas que suspiran profundamente y dicen que están buscando su pasión, algo que haga arder sus almas y les saque rayos de luz por los ojos.

Pero la gente que tiene luz saliéndole de los ojos sabe que:

La pasión no produce el compromiso.

El compromiso produce la pasión.

Salomón, aquél sabio rey, se pasó años de su vida buscando su pasión. En el capítulo 9 de la crónica de esa búsqueda, el libro de Eclesiastés, Salomón escribe, “Lo que sea que tu mano encuentre para hacer, hazlo con todas tus fuerzas, pues en la tumba, a donde te diriges, no hay ni trabajo, ni planes, ni conocimiento, ni sabiduría.”

La gente lee esto y piensa que Salomón está diciendo: “Come, bebe y sé feliz, porque mañana puedes morir,” pero esto no es todo lo que está diciendo. Él está diciendo, “Pon todo tu corazón en lo que sea que hagas. Vive mientras tienes la oportunidad.”

Éste es mi regalo de las Fiestas Navideñas para ti,

Espero que lo recibas:

Encuentra algo que necesite hacerse y lánzate de cabeza en ello.

Deja que hoy

sea el día

en que tu vida comience

en serio.

Roy H. Williams

“Que vivas todos los días de tu vida.”

- Jonathan Swift, autor de los Viajes de Gulliver

Consejo para regalos de Navidad: ¿Tienes pequeños? Pennie y yo le compramos una de éstas a nuestro nieto y la ama, ama, ama.

Categories: El Memo del Lunes Tags:

¿Qué Les Importa a Tus Clientes?
Dale en el Centro al Blanco de la Relevancia Si Quieres Ver Resultados

Lunes, 9 de noviembre de 2009 Sin comentarios

RelevanceMeter

Frecuentemente se escriben anuncios asumiendo que podemos hacer que a la gente le importen cosas que no les interesan en realidad. Pero este enfoque rara vez tiene éxito.

La forma de pensar de anuncios tradicional dice:

1. Apúntale a las personas correctas.

2. Apalanca los medios correctos (medios visuales para productos visuales, etc.)

3. Utiliza creatividad al dar tu mensaje.

Pero la forma de pensar de anuncios no tradicional, obtiene mucho mejores resultados:

1. Lo que dices es lo que más importa. Háblale a una necesidad que ya se sienta. La buena publicidad no se trata acerca del producto o de la compañía que lo vende. Los buenos anuncios explican cómo va a ser diferente la vida del cliente.

EJEMPLO:

No digas: “El Dr. Juan Resbaloso fue nombrado el dentista más gentil del Condado de Saginaw.”

Dí: “Arréglese los dientes. Usted será más atractivo y su confianza se irá por los cielos. La gente lo tratará de forma diferente.”

2. Cómo lo digas es crítico. La claridad es más importante que la creatividad. Habla como la gente. La gente no dice: “He elegido que me hagan odontología cosmética.” Dice: “Decidí arreglarme los dientes.” (El Dr. Resbaloso te va a querer quitar el impulso, porque él cree que “arreglarse los dientes” no suena profesional. Además, él quiere que el anuncio se trate acerca de él.”

3. Da tu mensaje utilizando el medio que ofrezca el mejor ambiente psicológico. ¿En qué momentos estaría más abierto un candidato a odontología cosmética, a un mensaje que diseñáramos acerca de ser tratado de forma diferente?

La publicidad funciona mejor cuando le habla a lo que ya les importa a los clientes. Esto es lo que se llama “hablarle a una necesidad que ya se sienta.” Nunca he conocido a alguien que tenga un deseo secreto, no cumplido, de ir al dentista. Pero decenas de millones de nosotros deseamos en secreto ser más atractivos, tener más confianza y que la gente nos trate de forma diferente. ¿Capisce?

Los buenos anuncios no se tratan acerca de la compañía que está pagando por el anuncio. Los buenos anuncios se tratan acerca del lector, del oyente, del vidente del anuncio. Esto es especialmente cierto cuando se escriben anuncios clasificados para buscar empleados.

Un hombre que tomó una clase de la Academia del Mago confesó que, trabajando medio tiempo, había hecho más de US$850,000 en comisiones de colocación de empleos como resultado directo de un capítulo que había leído en mi segundo libro. Yo lo felicité por haber tenido la perspicacia de reconocer el potencial en ese capítulo.

La semana pasada recibí un correo electrónico de un Graduado de la Academia que vive en San Petersburgo, Rusia, acerca de ese mismo capítulo de mi segundo libro:

Estimado Roy,

Recibí un correo electrónico de parte de mi socio (Thatcher) el día de hoy, diciéndome que habíamos encontrado al aspirante perfecto para la vacante que tenemos en nuestra compañía. Yo diseñé el anuncio para ese trabajo, basándome en uno de tus capítulos del segundo libro del Mago de la Publicidad.

Esto fue lo que le respondí: “Ella es perfecta. El Mago de la Publicidad es un genio y esta chica es justo lo que queremos, ¿no crees? Menciono al Mago porque yo usé un artículo de él acerca de escribir anuncios para vacantes para ésta. Él dijo que la persona que estábamos buscando se reconocería a sí misma en el anuncio y que nosotros no nos veríamos anegados con tediosas aplicaciones masivas. Y efectivamente eso fue lo que sucedió.”

Por eso, gracias Roy, por todo tus increíbles consejos gratuitos; todavía tengo que conocer a la chica, pero, a juzgar por la aplicación, creo que va a encajar bien.

Eternamente agradecido,

William

Ese capítulo, por cierto, se llama “Escribiendo Anuncios Clasificados para Empleos.” Es el capítulo 76 de un libro de 101 capítulos que se llama Las Fórmulas Secretas del Mago de la Pulicidad, un besteller de la lista del New York Times y del Wall Street Journal.

Éste es un ejemplo de un extraño tipo de anuncios clasificados que siempre obtiene resultados superiores.

William, me alegro que hayas encontrado a la empleada perfecta. Espero tu próxima visita a Austin.

Atentamente,

Roy H. Williams

El dinero llega a aquéllos que pueden hablar con autoridad. Michael Drew, uno de mis socios del Mago de la Publicidad, recientemente dio mi presentación del Péndulo de los Cuarenta Años en una conferencia en la que además estaban Stephen Covey, Sir Richard Branson y el Dalai Lama. La audiencia eligió la presentación de Michael como la favorita de la conferencia. Michael Drew aún no tiene 30 años.

¿Te gustaría hablar con más autoridad? Únete a Steve Rae y a mí para Public Speakin 101 en el palaciego Tuscan Hall. Regresarás a casa convertido en un mejor conferencista. RHW

Categories: El Memo del Lunes Tags:

El Caso de Albón
El Hermano Mayor está vivo y coleando

Lunes, 2 de noviembre de 2009 Sin comentarios

BootyCall

El teléfono celular de mi hijo sonó.  Él lo contestó, “¿Diga?”

.

“Quisiera hablar con el señor Albón Williams, por favor.”

“Aquí habla Albón.”

[pausa larga] “¿Usted realmente se llama Albón Williams?”

“Así es.  Albón Diga Williams.”

“Eso es increíble.

La llamada era de una firma de telemarketing que le había comprado la información de contacto de mi hijo a una revista a la que él se había suscrito.  Mi hijo se cuenta entre los millones de estadounidenses que ve los cuestionarios como una oportunidad para crear ficción digna de un premio.

Ese incidente sucedió hace 14 años, sin embargo Pennie y yo seguimos recibiendo correo a nombre de Albón D. Willians.  El hermano gemelo de Albón, Embustero Williams, también reside en nuestra dirección.

De acuerdo con los datos que compraron los telemarketers, Albón y Embustero son altamente educados y extremadamente ricos.

Finalmente me inscribí en Facebook.  Más o menos.  ¿Tú recuerdas haberle dado a Facebook tu número de celular?  A cambio de dárselo, uno no tiene que volver a escribir esas retorcidas palabras de seguridad difíciles de leer, para probar que uno es una persona y no una computadora.  Llámame paranoico, llámame anticuado, llámame Rod Wilson (así lo hace Facebook), pero no me llames a mi celular.  Yo confío en la política de privacidad de Facebook casi tanto como en mi habilidad para patear lejos una sandía.

¡Por lo tanto, continuaré escribiendo esas retorcidas palabras de seguridad, comprobando así que yo, Rod Wilson, soy una persona (aunque sea una persona imaginaria) y no una computadora!  Dios bendiga a los Estados Unidos.

Lo que sucede en Las Vegas, ya no se queda en Las Vegas.

En la sociedad futurista descrita por George Orwell en su libro, 1984, todos están bajo la vigilancia constante de las autoridades.  Esto se les recuerda a los ciudadanos con la frase “El Hermano Mayor te está viendo.” Inmediatamente con la publicación de ese libro en 1949, el término “Hermano Mayor” entró en el uso general para describir a una figura de autoridad demasiado inquisitiva o demasiado controladora, o a intentos del gobierno para aumentar la vigilancia.

Amigo, el Hermano Mayor está vivo y coleando.  Y él es nosotros.

¿Quién necesita de investigadores privados y chequeos de historiales cuando se pueden reunir declaraciones de testigos, confesiones firmadas y evidencia fotográfica con tan sólo unos clicks?

Kirsten Valle escribe, “La línea entre la vida privada y la de trabajo se está borrando en una época en la que los blogs, las páginas de redes sociales y páginas de fotografías de fiestas son cada vez más populares.  Los empleadores están revisando el internet para encontrar información acerca de los solicitantes de trabajos y aún para revisar a los empleados existentes.  Las compañías se preocupan de fotos que enseñen abuso de drogas o alcohol, comentarios racialmente ofensivos y ropa reveladora.

La gente está perdiendo sus trabajos y sus matrimonios por cosas que se suben a páginas de medios sociales.

En una nota más positiva, mencioné en el memo de la semana pasada que Twitter y Facebook habían elevado las búsquedas en línea a un nivel completamente nuevo.  A continuación, un poco de espionaje que hice en Twitter – sin ni siquiera querer hacerlo – mientras investigaba los anuncios tan sonados, hiper-dirigibles de Facebook:

RT @danmartell: Facebook tiene una plataforma de anuncios DIRIGIBLES desquiciadamente increíbles.  Si no la usas – ¡estás desquiciado! http: //www.facebook.com/ads

Drewmack respondió:

Los anuncios de Facebook son una excelente manera de invertir tus $ de publicidad si tú no eres una de esas personas a las que le importan los resultados.  http://bit.ly/2Nb50g

El link que dio Drewmack resultó interesante.  Deberías hacerle click más tarde.

Los publicistas ansían publicidad rastreable, de respuesta directa, de “causa y efecto”.  Muy en el fondo, su fantasía es poder decir, “Cada vez que gasto (x) dólares en publicidad, obtengo (x) dólares de ganancia.”

A los publicistas les gusta pensar en la publicidad como una gigantesca máquina de chicles: “Metes tu presupuesto de publicidad, le das vuelta a la perilla y vienen para fuera tu resultados.”

Y los vendedores de publicidad han convencido a la mayor parte de publicistas que el “llegar a las personas correctas es la clave.”

Pero el éxito se determina más seguido por la forma en la que le das vuelta a la perilla.

En concreto:

(1.) ¿Qué tan relevante es tu mensaje?

¿Estás hablando acerca de lo que realmente les importa a las personas, o sólo de lo que te gustaría que les importara?

(2.  ¿En cuál entorno psicológico se dio tu mensaje?

EJEMPLO 1: Todos saben que hay más gente que escucha la radio en el carro por la mañana que durante cualquier otro momento en el día.  Pero, en la mañana, la gente está pensando acerca de lo que les espera en el trabajo.  Es por la tarde que están pensando en lo que les espera en casa.  En consecuencia, los anuncios de radio tienden a funcionar mejor en las tardes y noches.

EJEMPLO 2: Los anuncios de Facebook te permiten dirigirlos con precisión láser hacia los perfiles de los clientes a los que quieres llegar.  Pero vas a obtener mejores resultados con adwords de Google que son dirigidos hacia palabras, porque los anuncios de Google aparecen cuando el cliente imperfecto está en modalidad de búsqueda-de-respuestas.  Los anuncios de Facebook aparecen cuando el cliente perfecto está en modalidad de conectarse-con-amigos, perdamos-el-tiempo.  Yo entiendo que esto es contra intuitivo, pero el “Cuándo” es frecuentemente más importante que el “Cómo”.

Deja de buscar a la gente correcta.  En vez de eso, busca hasta el fondo por el mensaje que valga la pena gritarlo desde los tejados.  Te sorprenderás de cuánta gente se convierte en la gente correcta, cuando finalmente comiences a decir las cosas correctas.

Roy H. Williams

P.D.: Pareciera que todos los programas de TV tuvieron un episodio especial de Halloween este año y un gran número de anuncios para productos se vistieron para nadar en esas oscuras aguas.  Hasta tuvimos algunas bodas en Chapel Dulcinea en las cuáles las novias fueran vestidas totalmente de negro.

“¿Pennie, es mi imaginación, o Halloween es más grande hoy que lo que era hace 10 años?”

“Sí”, respondió ella, sin levantar la vista.  “Halloween se está volviendo más grande y el Día de Acción de Gracias se está volviendo más pequeño.”

Suspiro.

El Día de Acción de Gracias siempre ha sido mi día favorito.

¿Por qué escribo el Memo del Lunes por la Mañana?

LA PRÓXIMA SEMANA: Dale en el Centro al Blanco de la Relevancia: Cómo Decir La Cosa Correcta

Categories: El Memo del Lunes Tags: