Archivo

Archivo para agosto, 2015

La Vida Sin Examinar Parte 1 de Vivir la Vida de Verdad

lunes, 31 de agosto de 2015 Sin comentarios

Beagle_UnexaminedLife_780

La Vida Sin Examinar

Parte 1 de Vivir la Vida de Verdad

Dean Rotbart me dijo una vez que a una persona le puede ir bien, sin hacer el bien. Me tomó un momento entender lo que me decía, pero luego lo hice y nunca lo he olvidado.

“Irte bien” es financiero. Se trata de ti.

“Hacer el bien” es personal. Se trata de otros.

Y la diferencia que has hecho en sus vidas.

Mia Erichson dice que el éxito y el significado también son como eso.

El éxito se trata de ti. De las cosas que has alcanzado, los honores que te has ganado y el dinero que has hecho.

El significado se trata de otros.

Y la diferencia que has hecho en sus vidas.

La Princesa Pennie dispara una flecha al centro de la cuestión cuando nombra las tres cosas que todos queremos hacer: “Todos quieren hacer dinero, un nombre y una diferencia,” dice ella. “Pero lo que nos separa es cuál cosa queremos hacer más que las otras dos.”

Cuando haces dinero, obtienes riqueza.

Cuando haces un nombre, obtienes fama.

Cuando haces una diferencia, obtienes cambio.

Alguien me preguntó el otro día qué pensaba yo de cierto hombre rico que decidió que él debe ser Presidente de los Estados Unidos. Yo dije: “Le ha ido bien y es exitoso. Pero parece estar viviendo una vida sin examinar.”

En realidad no estoy hablando acerca de hombres ricos y política.

Estoy hablando de ti.

Estoy hablando de mí.

¿Estamos viviendo vidas sin examinar?

Sí, es posible ser exitoso y significativo.

¿Pero si pudiera escoger ser sólo una de las dos, cuál sería?

¿Me traería riquezas a mí mismo? ¿Escogería hacer una vida de comodidad y placer?

¿O traería un cambio al mundo? ¿Escogería hacer una diferencia?

No, estoy escondiéndome de la verdadera pregunta.

La pregunta no es: “¿Qué escogería?”

La pregunta es: “¿Qué escogí?”

Roy H. Williams

La madriguera del conejo de hoy es divertida con fotos, triste con música y reveladora en toto.

Te va a gustar, o no, pero la hice lo mejor que pude para ti.

Indy

Categories: El Memo del Lunes Tags:

De Máquinas de Chicle y Jets Comerciales

martes, 25 de agosto de 2015 Sin comentarios

2015_36_Beagle_Gumball_Aviator

De Máquinas de Chicle y Jets Comerciales

“Conectarse” es eenamorarse de una compañía, un producto, un representante, una visión, un sistema de creencias. Esta conexión de amor inevitablemente se manifiesta de una forma tangible. Y luego otra vez. Y otra vez.

Un anuncio de conexión se trata del consumidor.

Un anuncio de respuesta directa se trata de la oferta.

Los anuncios de respuesta directa disparan acción inmediata.

Los anuncios de conexión no.

Los resultados de un anuncio de respuesta directa se pueden medir inmediatamente. El público o compra lo que vendes, o no. Así es como sabes si el anuncio está funcionando o no. Pero eso no quiere decir que sea una buena idea construir tu compañía sobre la respuesta directa. 

Los anuncios de conexión construyen la lealtad del consumidor.

Los anuncios de respuesta directa no.

“Hola Roy,

Tengo un cliente que comenzó su campaña de radio hace unos meses, con un horario de baja frecuencia. Él ya está comenzando a ver el éxito de su campaña, tanto en las visitas al sitio web como en las solicitudes de clientes potenciales. Al principio, su creativo fue escrito por nosotros y leído por él. Él vende seguros de vida. Mi cliente ahora está preocupado con medir la efectividad de cada anuncio. Él está tratando de determinar cuáles anuncios están generando la mayor cantidad de visitas al sitio y solicitudes. Él ha dicho:

`Con cualquier anuncio de respuesta directa, el truco es determinar la fraseología basado en la efectividad del anuncio. Si los testimoniales están llevando la mayor cantidad de visitas, deberíamos empujar ésos. Quiero que cada campaña que hago sea medible. Si no se puede medir la efectividad de cada anuncio, sólo estamos disparando en la oscuridad. Si miro las visitas a mi sitio web, por ejemplo, puedo ver que ayer sólo tuve 7 visitas, pero el 8 de julio tuve 39. ¿Qué anuncio salió el 8 para disparar esa respuesta?´

¿Tienes algún consejo de cómo explicar por qué su campaña de radio es efectiva sin tener que medir la efectividad de cada anuncio individual?”

Jon

Jon, el éxito de un anuncio de respuesta directa se determina por lo atractivo de la oferta que se le hace al cliente. ¿Qué oferta puede hacer este vendedor de seguros de vida? Ten en mente que la oferta debe ser lo suficientemente conmovedora para que haga que una persona tome una acción inmediata.

La mejor esperanza de este agente de seguros es usar la radio como un vehículo promocional para el mercadeo de contenido. ¿De cuáles percepciones, soluciones o información valiosa puede publicar en su sitio web y hablar en sus anuncios de radio que harían que sus escuchas visitaran inmediatamente el sitio para leerlo? Sin esta clase de “contenido” como carnada, su campaña de respuesta directa en la radio probablemente está condenada al fracaso.

La gente de negocios se sienten atraídos a los anuncios de respuesta directa, porque quieren que su publicidad funcione como una máquina de chicles. “Metes tu dinero, le das la vuelta a la manecilla y salen los resultados.”

En teoría, el mercadeo de respuesta directa es ordenado y escalable y predecible. “Mete un centavo y saca un chicle. Cinco centavos te dan cinco chicles. Dale diez y emergen diez chicles. ¿Veinticinco? Lo adivinaste: 25 chicles.”

El problema es que esta máquina de chicles llamada “publicidad” nunca funciona exactamente como debería. A veces le das vuelta a la manecilla y obtienes un chicle gigante. A veces obtienes uno diminuto. A veces no obtienes nada.

Aún y cuando encuentras una oferta que genera resultados predecibles y escalables – como la respuesta a esa oferta de “mercadeo de contenido” que describimos anteriormente – encontrarás que esos resultados se erosionan con el tiempo. Mientras más tiempo metes monedas en esa máquina de chicles, menos bien funciona la máquina. Los chicles se volverán cada vez más pequeños, hasta que finalmente quiebres.

Ninguna campaña de respuesta directa ha sobrevivido el largo plazo.

Cada oferta tiene que ser nueva, sorprendente y diferente. Y luego debes decir: “Pero espere. ¡Aún hay más! Ordene ahora e incluiremos sin costo alguno…” Esto se llama montar beneficios.

¿Te acuerdas de Columbia House? Ganaron $1.4 millardos en 1996 como resultado del mercadeo de respuesta directa. Diecinueve años después, Columbia House se declaró en quiebra. Sus 1.4 millardos cayeron a tan solo 17 millones en ventas totales. En otras palabras, el tamaño de chichle que salía de su “máquina de respuesta directa predecible y escalable” solía ser 8,200 por ciento más grande.

Podrías argumentar que lo que los mató fue el advenimiento del internet, pero tu argumento no es sólido. Si Columbia House hubiera construido su negocio alrededor del cliente en vez de la oferta, se hubieran convertido en iTunes.

Google me acaba de contar que iTunes está en tendencia para ganar $5.03 millardos este trimestre; más de $20 millardos este año.

Apple construyó iTunes a través de conexión, no respuesta directa.

La razón por la que a la gente de máquina de chicle no le gusta invertir en anuncios de conexión es porque es como volar un jet comercial. Escuchas un ruido ensordecedor cuando el avió comienza a sacudirse y cantidades insostenibles de combustible se consumen y ¡O-MI-DIOS nos estamos acercando al final de la pista! El cliente grita: “Esto apesta. No me gusta. Apaga esta cosa y sácame de aquí.”

Goodbye Columbia House.

Lloro por el número de vuelos publicitarios que miro que son abortados. Todo ese dinero invertido y los bastardos nerviosos ni siquiera dejaron el aeropuerto.

Si puedes encontrar la valentía – y el combustible – para embarcarte en una campaña de conexión a largo plazo, tarde o temprano vas a experimentar un momento llamado “despeque” cuando de repente todo se vuelve suave y callado y la punta del avión se inclina hacia arriba.

Te sientes empujado en tu sillón mientras subes.

Vaya. Puedes ver hasta siempre desde aquí arriba.

Adiós Columbia House.

Roy H. Williams

¿Quieres saber algunas formas – a parte del mercadeo de contenido – para integrar un anuncio de respuesta directa en una campaña de conexión a largo plazo? Mete la cabeza en la madriguera del conejo y te las cuento en la página 3. – Indiana Beagle

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Ganchos de Identidad

lunes, 17 de agosto de 2015 Sin comentarios

2015_35_IdentityHook_Beagle_780

Ganchos de Identidad

Branding – conectarse con un héroe o una compañía u otro personaje imaginario – es simplemente un enlace de ganchos de identidad.

Nos conectamos porque somos parecidos.

Pero ¿de dónde sacamos esos ganchos de identidad de los que colgamos nuestras auto-definiciones?

“La música que escuchamos tal vez no defina quiénes somos. Pero es un buen comienzo.”

Jodi Picoult, Canta tu Hogar

Nuestros libros y películas nos definen.

“Lo que hace que una biblioteca sea un reflejo de su dueño no es simplemente la escogencia de los títulos en sí mismos, sino la red de asociaciones implícita en la escogencia… Un observador agudo puede decir quién soy yo de una copia maltratada de los poemas de Blas Otero, el número de volúmenes de Robert Louis Stevenson, la gran sección dedicada a las historias de detectives, minúscula sección dedicada a la teoría literaria, el hecho que hay muy Platón y poco Aristóteles en mis anaqueles. Cada biblioteca es autobiográfica.”

– Alberto Manuel, La Biblioteca de Noche, p. 194

“No estoy realmente segura cuáles partes de mí misma son reales y cuáles partes son cosas que he sacado de libros.”

Beatrice Sparks, Ve a Preguntarle a Alice

Nuestras imaginaciones nos definen.

“Tal vez es imposible ponerte una identidad sin convertirte en lo que pretendes ser.”

Orson Scott Card, El Juego de Ender

Nuestras relaciones nos definen.

“Las relaciones necesitan energía; dejarlas ir, teorizan los psiquiatras, conlleva trabajo mental. Cuando pierdes a alguien cercano, tienes que reevaluar tu imagen del mundo y tu lugar en él. Mientras más está tu identidad conectada con la del muerto, más difícil es la pérdida.”

Meghan O´Rourke

“La gente deja huellas en nuestras vidas, moldeando en quiénes nos convertimos en igual forma que un símbolo se imprime en la página de un libro para decirte de quién proviene. Los perros, sin embargo, dejan huellas en nuestras vidas y almas, que son tan singulares como las huellas dactilares.”

– Ashly Lorenzana

Nuestras creencias acerca de Dios nos definen.

“Defínete a ti mismo radicalmente como un amado de Dios. Éste es tu verdadero ser. Toda otra identidad es una ilusión.”

– Brennan Manning, El Niño de Abba: El Grito de Nuestro Corazón de una Pertenencia Íntima

Nuestras debilidades nos definen.

“No liberes a un camello de la carga de su joroba; puede ser que lo estés liberando de ser un camello.”

G.K. Chesterton

Nuestras decisiones nos definen.

“La identidad era parte herencia, parte educación, pero en su mayoría las decisiones que tomas en la vida.”

Patricia Briggs, Cry Wolf

“No nos definimos por la familia en la que nacemos, sino por la que decidimos crear. No nacemos, nos convertimos.”

Tori Spelling

“Somos lo que amamos. Somos las cosas, las personas, las ideas con las que pasamos nuestros días. Nos centran, nos empujan, nos definen hasta el fondo de nuestro ser.”

Daisy Whitney, Los Rivales

¿Pero esto qué significa para un negocio?

“El branding no se trata solo de una diferenciación de productos; se trata de tocar las cuerdas emocionales de los consumidores. Se trata de cultivar identidad, conección y confianza para inspirar la lealtad del cliente. Las marcas chinas tienen un puntaje bajo en atributos como `sofisticado´, `deseable´, `innovador´, `amigable´ y `confiable´.

Profesor Nirmalya Kumar, London Business School

“La amistad más firme se basa en una identidad de gustos y disgustos.”

Gaius Sallustius Crispus, 35 BC

Las idiosincracias y preferencias, fallas y faltas, éstas son la esencia del branding. Son las plumas y trajes de una tribu.

Tus virtudes comunes no te definen.

Definiciones como “Honesto” “Familiar” “Empujado por el Éxito” y “Preocupado” te diluyen en una masa acuosa, pues, ¿quién de nosotros no se identifica con todo esto?

Si quieres pararte sobre una tabla de surf y cabalgas las olas, debes confesar tus características menos comunes.

“Ratón de Biblioteca”

“Jugador de Póquer”

“Bailarín de Salón”

“Cazador de Archo y Flecha”

“Amante de las Bandas Marciales”

“Traumado del Fútbol Fantasía”

“Cantante de Canciones de Broadway”

“Nerd de la Historia”

“Mecánico de Sombra”

“Aspirante de Mago”

“Rescatador de Insectos”

“Inventor en Potencia”

Tus placeres culposos son las cosas que hacen que te recuerde la gente. Ellos añaden profundidad y dimensión a tu imagen. Son los ganchos de identidad que se enlazan con otros.

Son las plumas de tu tribu.

Llévalas con orgullo.

Roy H. Williams

He creado una Madriguera del Conejo extraña, por lo que, si no tienes ganas de extraño, NO hagas clic sobre el gancho de identidad gigante al principio de esta página. – Indy Beagle

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Mi Tristemente Cómica Crisis de la Mediana Edad

lunes, 10 de agosto de 2015 Sin comentarios

2015_34_RoysMLCShoes_780

Mi Tristemente Cómica Crisis de la Mediana Edad

La semana pasada me dieron unas muy buenas noticias. Un amigo que leyó mi Divagaciones de un Viejo Publicista me dijo: “No estás viejo, estás en la mediana edad.”

¡Wujú! Si él tiene razón, voy a vivir hasta los 114 años.

Durante los años en los que estuve, de hecho, en la mediana edad, estuve demasiado ocupado como para tener una crisis.

Entonces decidí tener una ahora.

Una crisis de la mediana edad, como yo la entiendo, es aferrarse ridículamente y con pocas luces a la escurridiza sombra de lo que uno fue. Entonces escogí recuperar mi juventud perdida, usando unos zapatos de lona de una marca distintiva que me definieron cuando yo era niño. Zappos felizmente me envió 5 pares de zapatos salvajemente inapropiados y comencé a llevarlos donde quiera que iba.

Nadie pareció darse cuenta. Luego averigüé que mi “nuevo look” es el uniforme estándar de los CEOs de Silicon Valley.

Miércoles. Ni siquiera puedo conjurar una crisis de la mediana edad creíble. (Sigo usando los zapatos, porque son aún más cómodos de lo que me recordaba.)

Lo bueno de olvidarse tener una crisis de la mediana edad es que te evitas un montón de dolor.

Cuando yo tenía un año, John Steinbeck escribió una carta a su agente, Elizabeth Otis, en la que expresó su arrepentimiento por lo que le había costado su crisis de la mediana edad.

“Voy a hacer lo que la gente llama descanso durante algún tiempo. No sé bien qué quiere decir eso – probablemente reorganizarse. No sé qué clase de trabajo está involucrado, trabajo de escritura, quiero decir, pero sí sé que tengo que despojarme de casi quince años y regresar y volver a empezar en el camino bifurcado donde tomé el lado incorrecto, porque era más fácil. Las cosas verdaderas desaparecieron gradualmente y las cosas brillantes y fáciles las suplantaron.”

John Steinbeck, 30 de dic. (el día antes del último día del año,) 1959

De Steinbeck: Una Vida en Cartas

John Steinbeck no fue ni el primero ni el último en sentir esos sentimientos y pensar esos pensamientos.

La humanidad ha estado distraída desde hace mucho por esas “cosas brillantes y fáciles” pero rara vez alguien admite públicamente que hicieron un movimiento en falso “en el camino bifurcado donde tomé el lado incorrecto, porque era más fácil.” Ten en mente que Steinbeck nunca pensó que su carta fuera a ser publicada. Él sólo le estaba escribiendo a su agente, Elizabeth Otis.

Oscar Wilde escribió una carta privada similar hace 118 años. Oscar era un irlandés viviendo en Londres durante los años que precedieron a la Guerra Española-Americana. Murió 2 años antes que naciera John Steinbeck.

En su juventud, Oscar era un novelista y dramaturgo brillante, un bon vivant y un dandy con un ingenio deslumbrante. En el pico de su fama, Oscar fue apresado por ser gay. Después de pasar 2 años en la cárcel, fue liberado en mayo de 1897.

Oscar Wilde died in Paris in November, 1900, at the age of 45.

Tres semanas más tarde, le escribió una carta a su amigo, William Rothenstein.

“…Yo sé, querido Will, que te va a gustar saber que no he salido de la prisión convertido en un hombre amargado o decepcionado. Al contrario. En varios sentidos he ganado mucho. No me avergüenzo realmente de haber estado en prisión: frecuentemente estuve en lugares más vergonzosos: pero sí estoy verdaderamente avergonzado de haber vivido una vida no digna de un artista. No digo que Messalina sea una mejor compañía para Sporus,* o que uno esté bien y el otro esté mal: yo sólo sé que una vida de materialismo definitivo y estudiado, una filosofía de apetito y cinismo y un culto de comodidad sensual y sin sentido, son malas cosas para un artista: le achican la imaginación y corroen las sensibilidades más delicadas. Estaba completamente equivocado, mi querido niño, en mi vida. No estaba sacando lo mejor de mí. Ahora, creo que con buena saludo y la amistad de algunos buenos, simples amigos como tú y un modo de vida tranquilo con aislamiento para poder pensar y libertad del hambre sin fin de placeres que destruyen el cuerpo y aprisionan el alma, – bueno, creo que todavía puedo hacer cosas que les pueden gustar a todos ustedes. Claro que he perdido mucho, pero aún así, mi querido Will, cuando hago el recuento de lo que me queda, el sol y el mar de este bello mundo; sus amaneceres velados con oro y sus noches preñadas de plata; mucho libros y todas las flores y algunos buenos amigos; y un cerebro y un cuerpo a los que no se les ha negado la salud y el poder – realmente soy rico cuando recuento lo que aún tengo: en cuanto al dinero, mi dinero me hizo mucho daño. Me destrozó. Espero tener sólo lo suficiente para permitirme vivir simplemente y escribir bien.”

Oscar Wilde murió en París en noviembre de 1900 a la edad de 45 años.

John Steinbeck se recuperó de su crisis de la mediana edad y también el brillante Oscar. Ambos regresaron a su trabajo de escritores con una apreciación más aguda del simple placer que derivaban del quéhacer diario.

¿Contra qué rueda pones tu hombro todos los días? ¿Cuál es tu labor?

John Steinbeck y Oscar Wilde podrían haberse ahorrado mucho dolor si hubieran leído las confesiones públicas de Salomón quien describe en Eclesiastés la que puede haber sido la más opulenta y elaborada de las crisis de la mediana edad de la historia.

En el capítulo uno, Salomón dice:

“me dediqué a buscar e investigar con sabiduría todo lo que se hace bajo el cielo”

Pero encuentra que su gran búsqueda de sabiduría no tiene sentido, es vacía y hueca. Entonces cambia la dirección en el segundo capítulo:

“Entonces me dije: Prueba la alegría y busca el placer.”

Luego de varias páginas narrando cómo se lanzaba de lleno a esto o lo otro, Salomón concluye que la risa y la embriaguez y el sexo y los logros y las grandes riquezas son igualmente vacías:

“No negué a mis ojos nada de cuanto deseaban, ni privé a mi corazón de alegría alguna; mi corazón gozaba con todo lo que hacía y esa era la recompensa de todos mis trabajos. Después reflexioné sobre todas las obras de mis manos, consideré lo que me había costado hacerlas y concluí que todo es vanidad y querer atrapar el viento y que no hay ningún provecho bajo el sol.”

¿Y encontró su respuesta Salomón?

Interesantemente, su mejor consejo se encuentra al final del segundo capítulo:

“La felicidad consiste en comer, beber y disfrutar de todo el trabajo que se hace bajo el sol, durante los días de vida que Dios da al hombre, porque esa es su recompensa.”

El punto de Salomón era este: “Escoje disfrutar de tu trabajo. Porque cuando lo haces, todos los días son un buen día.”

¡Entonces disfruta del día! Este día.

Sí, éste.

Salomón no tenía un mejor consejo.

Y yo tampoco.

Roy H. Williams

Aunque Rotbart usualmente no tiene “Madriguera del Conejo” después de sus podcasts, si alguna vez has considerado escribir un libro y todavía no lo has hecho, asegúrate de seguir escuchando esta semana después que termina la porción formal del podcast en MondayMorningRadio.com y puedes acompañar a Rotbart, Rich Carr y Dennis Kneale del Wall Street Journal en una aventura fraternal. Sip. Te van a obligar a que entres a una fraternidad. – Indy

En el 66AD, el Emperador Nerón se casó con Messalina, una mujer joven.

Al año siguiente se casó con Sporus, un hombre joven.

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Divagaciones de un Publicista Viejo

lunes, 3 de agosto de 2015 Sin comentarios

2015_33_DownWithBrandingUpWithBonding_Gideon_780

 

Divagaciones de un Publicista Viejo

Hay palabras utilizadas por profesionales jóvenes de la publicidad que yo trato desesperadamente de evitar. Dos de las frases más dolorosas para mí son “proposición única de ventas” y “branding”.

Cuando yo era joven, esas frases querían decir lo mismo para mí que para el resto del mundo. Pero encuentro consuelo en las palabras de Muhammad Ali: “El hombre que mira el mundo de igual forma a los cincuenta que lo hizo a los treinta, ha desperdiciado treinta años de su vida.”

Esto es lo que me han enseñado treinta años:

Muy pocas “proposiciones de venta” son únicas.

Si al público le interesa lo suficiente una “proposición de venta” particular como para respondera  ella, tus competidores van a adoptarla rápidamente. Entonces dime, ¿cuál fue la primera compañía en línea en ofrecer entrega gratis y cuánto tiempo eso fue “único” para ellos?

Las cosas que te hacen ser verdaderamente único rara vez son “proposiciones de venta.”

Puedes tomar dos cosas de esta observación. La primera es que cuando te comprometes demasiado a diferenciar tu “proposición de venta” de la “proposición de venta” de tus competidores, estás a punto de hacer una montaña de un hormiguero. Vas a constuir una campaña de ventas alrededor de algo “único” que a nadie le importa.

La segunda cosa que puedes tomar de esta observación – y esto es importante – es que las cosas únicas que se tratan acerca de ti, no tienen que ser “proposiciones de venta” para ser valiosas.

Keep that thought in mind while I tell you my problem with the word branding.Well come back to unique things about youin a minute.

Most people think brandingis the consistent use of a logo, a slogan, a color palette and a font to create recognizable layouts.

Ten eso en mente mientras te cuento mi problema con la palabra “branding”. Vamos a regresar a “las cosas únicas acerca de ti” en un minuto.

La mayoría piensa que “branding” es el uso consistente de un logo, un slogan, una paleta de colores y un fon para crear esquemas reconocibles.

Pero esto verdaderamente no es branding. Es una guía de estilo para las etiquetas.

Sí, tu compañía debería tener una guía de estilo visual, así como una guía de estilo auditiva que incluya música y otros sonidos y una guía de estilo lingüística que incluya entre 9 y 14 pedazos mercadeables, frases y oraciones distintivamente memorables que la gente asocia con tu compañía.

Los pedazos mercadeables no son slogans. Los slogans, en su mayoría, son AnuncIdioma.

El AnuncIdioma es cualquier cosa que tus clientes interpretan como “bla, bla, bla.”

Una forma de AnuncIodioma tiene relevancia con el cliente, pero no credibilidad. En otras palabras, tu cliente cree que es exageración. La segunda forma de AnuncIodioma es creíble, pero no tiene relevancia. Tu cliente te cree. Simplemente no le importa.

¿Has creado pedazos mercadeables que ardan? ¿Te bailand de la boca y hacen que la gente sonría? ¿Toda la gente de tu compañía utiliza estos pedazos mercadeables en la conversación diaria con clientes actuales y en potencia? ¿Esparces estos pedazos mercadeables aleatoriamente en tus anuncios?

Pero permíteme ser claro: aún si tienes una guía de estilo visual, una guía de estilo auditiva y una guía de estilo lingüística que incluya pedazos mercadeables, todo esto junto todavía se queda corto del verdadero branding.

El verdadero branding es conectar.

Es por esto que todas esas cosas que te hacen único no tienen que ser “proposiciones de venta” para ser valiosas en una campaña publicitaria. Si tus peculiaridades y defectos y preferencias y faltas hacen que la gente se conecte contigo, ¿no es eso suficiente?

Si he tenido un secreto como publicista, ha sido ése.

Johann Hari resume esta esencia del verdadero branding en el minuto 6 de su asombroso TED talk: “Everyting you think you know about addiction is wrong” (Todo lo que crees que sabes acerca de la adicción está equivocado.)

“Los humanos tenemos una necesidad natural e innata de conectar y cuando estamos felices y sanos, nos conectamos e identificamos unos con otros, pero si no lo podemos hacer, porque estás traumatizado, o aislado, u oprimido por la vida, vas a conectarte con algo que te va a dar algún sentimiento de alivio. Ahora, eso puede ser las apuestas, eso puede ser la pornografía, eso puede ser la cocaína, eso puede ser cannabis, pero vamos a conectarnos e identificarnos con algo, porque esa es nuestra naturaleza. Eso es lo que queremos como seres humanos.”

Puedes preguntarte por qué un publicista estaría escuchando un TED talk acerca de la adicción. Espero que me disculpes por sonar maquiavélico, pero ¿no es la meta de “que la gente se vuelva adicta a tu marca” exactamente lo que estamos tratando de lograr?

El verdadero branding – la conexión – sucede cuando los ganchos de identidad de las personas se enredan. Nos conectamos a través de compartir experiencias y creencias, esperanzas y miedos fascinaciones y fallas.

La gente va a estar atraída hacia ti cuando dejes de tener miedo a que te miren como realmente eres.

Le he estado diciendo esto a mis clientes durante años.

Tal vez algún día yo lo logre.

Roy H. Williams

El mago me puso a cargo de actualizar el Diccionario de los Cognoscenti, entonces le agregué diez nuevas definiciones esta semana. Puedes descargar la nueva lista maestra en WizardAcademy.org o en MondayMorningMemo.com o simplemente puedes leer los nuevos conceptos y sus definiciones en la página 17 de la madriguera del conejo de hoy. Así es, dije diecisiete.- Indy

Categories: El Memo del Lunes Tags: