Category El Memo del Lunes

Las escenas centellantes, fugates de una vida

Existe una cámara misteriosa en tu cerebro que hace click y captura una escena cargada de vez en cuando. Tu sabes a qué me refiero: momentos aleatorios que de los que te puedes recodar de forma vívida, pero no sabes muy bien por qué.
Mi consciencia de esa cámara ha sido exaltada y abrillantada en los últimos días cuando siento que un capítulo de mi vida termina y un nuevo comienza.
Estoy seguro que tú has sentido lo que estoy contando.
Phil Johnson explico estos tiempos complicados de transición hace 40 años cuando yo estaba justo en medio de uno. Él dijo: “Roy, estas en un elevador y la puerta está cerrada y eso siempre es un momento perturbador. No sabes si el elevador te va a llevara un piso superior o a uno inferior. Sólo sabes que cuando se abran las puertas de ese elevador, todo va a ser diferente.”
La cámara de mi cerebro hizo “¡Click!”
Luego él buscó la validación en mi mirada y dijo: “Nunca permitas que te perturbe el futuro.Lo vas a enfrentar, si eso es lo que se necesario, con las mismas armas de razón que te protegen hoy contra el presente.” Mientras caminábamos hacia nuestros carros, terminamos diciendo: “Marcus Aurelius escribió esa advertencia para nosotros hace 175 años antes que naciera Jesús..”
*Clic*
Phil Johnson murió en el 2019, justo 5 días antes de su cumpleaños 97. Si buscas, encontrarás que lo último que me dijo está grabado en las gigantescas libreras que llevan miles de libros que me dejó en su testamento. Pero uno absorbe la cultura al contemplar el arte maravilloso, escuchar buena música y leer buenos libros.”
En el momento en que la consciencia del elevador en el que voy fue elevada y abrillantada, la hermana de Pennie me envió un texto de 521 palabras, Pam. Ese texto contenía toda la letra de la canción de Billy Joel, “We didn`t star the fire”. Sólo eso.
Si has leído estos Memos del Lunes por la Mañana desde hace mucho durante los 29 años y 9 meses que los he escrito, no te va a sorprender para nada que Indy Beagle y yo hayamos salido en persecución de un conejo fluido que salió saltando del texto misterioso de Pam.
Para los que sean nuevos en la persecución del conejo, el objetivo no es atrapar al conejo, sino simplemente dejarlo que te guíe por lugares que nunca hubieras descubierto de otra forma. La gente rígida dirán que Indy y yo estamos perdiendo nuestro tiempo. Pero esa gente nunca han conocido al Calvin y Hobbes.
Cuando Indy y yo perdemos de vista al conejo líquido y un adolescente inquieto le dice a Billy Joel que “es demente ser de mi edad. No tuviste todo esto pasando a tu alrededor cuando creciste. En verdad que nada pasaba en ese entonces.!
Billy se fue a casa ese día y escuchó más de 100 acontecimientos mundiales que sucedieron entre la fecha de su cumpleaños en mayo de 1049 y la fecha de la visita del adolescente en 1989. “We didn´t start the fire” fue el regalo de cumpleaños que Billy Joel se dio a sí mismo para su cumpleaños número 40 en 1989.
Si haces clic sobre la imagen de Indy Beagle al principio de la página, serás transportado a una página secreta que te enseña dos videos de YouTube distintos de “We Didn´t Start The Fire”. Cada uno de estos videos te enseñará más de 100 personas distintas y eventos acerca de los que canta Billy Joel.+
Y ahora ha sabes el porqué les decimos la madriguera del conejo a esas páginas de Indy Beagle.
Indy me dijo que te dijera: “¡Aruú!”
Y yo le dije que tú le decías “¡Aruú!”, de vuelta.
IRoy H. Williams

Cómo elevar tu compañía a nuevas alturas

Cada compañía tiene activos de una Historia No Narrada que están escondidos a simple vista y cada compañía tiene Factores Limitantes que la están deteniendo.
Esta es la forma en la que puedes elevar tu compañía a nuevas alturas:
Descubre Historias No Narradas.
Haz un plan para sobreponer los Factores Limitantes.
Las Historias no contadas y los Factores Limitantes no siempre están relacionados.
Los Factores Limitantes usualmente provienen de:
(A.) La Cultura de la Compañía (la vibra del enjambre)
(B.) El Medio Competitivo (las fortalezas de los oponentes y adversarios)
Las Historias No Narradas siempre comienzan en la intersección entre Quién y Por Qué.
(A.) ¿Quién haló el gatillo? (Historia de Origen)
(B.) ¿Por qué existió ese gatillo? (Diamante de Carácter)
Las campañas publicitarias geniales requieren Personajes Interesantes.
Los Personajes Interesantes requieren:
(A.) Diamantes de Personajes (Cuatro características en conflicto que los definen y que hacen que ese personaje piense, actúe, hable y mire el mundo como lo hace).
(B.) Las Historias de Origen (¿Qué sucedió que los puso en el camino hacia donde van ahora?)
Los clientes deberían escuchar cada Historia No Narrada en el Medio Emocional apropiado.
El Medio Emocional apropiado se crea con:
(A.) La primera frase del anuncio (PIM — Primera Imagen Mental)
(B.) Programación de medios (¿en qué está pensando el cliente y cómo se está sintiendo en este momento?)
Los catedráticos universitarios, los estafadores y los grupos privados de inversión creen que la meta principal de un publicista debería ser comunicar las características y beneficios del producto al cliente. Pero los Magos de la Publicidad saben que la meta principal del publicista es hacer un vínculo entre los corazones del público y el anunciante.
La audiencia escucha estos anuncios creadores de vínculos con el cliente y piensa: “¡Wow! ¿Tú también? Yo creí que era el único.” Esos anuncios creadores de vínculos hacen que el nombre del cliente sea en el que primero piense el cliente y acerca del que mejor se siente.
Las Historias No Narradas se esconden en el corazón de los anunciantes.
Los anuncios creadores de vínculos con el cliente nacen cuando descubres esas historias y las escribes en una forma impredecible.
Los anuncios predecibles son aburridos.
Este es un anuncio cálido y feliz creador de vínculos con el cliente que Michael Torbay encontró escondido en el corazón de su cliente en un día frío y gris de invierno:
MARK: “Fue el Pop-Tart el que lo hizo. Soy Mark Tapper. Alguien me preguntó hace poco acerca del día en que supe que tenía que pedirle matrimonio a mi novia. Aviso: ella ahora es mi esposa. Pero de alguna forma el sonido de ese tostador haciendo pop me hizo sentir tan ‘soltero’. ¡Me encantaba ser soltero, no te confundas! Pude viajar, probar distintos empleos, regresé a estudiar, me reinventé un par de veces. Yo era un trabajo en progreso cuando conocí a Leora. Ella creía en mí más que yo mismo. Eso es lo que estaba en mi mente cuando hizo pop de repente. En eso es en lo que pienso cuando vengo a trabajar a Joyería Tapper. Puedo conocer gente en el momento más emocionante de sus vidas y puedo enseñarte un diamante que va a expresar cómo te sientes en este momento, para siempre. Ven a Tappers, cuéntanos tu historia.”
Estos son los momentos en ese anuncio que pueden hacer que el cliente piense: “¡Wow! ¿Tú también?”
De pronto me sentí tan ‘soltero’.
Me reinventé a mí mismo un par de veces.
Era un trabajo en progreso cuando conocí a [mi esposa].
Ella creía en mí más que yo mismo.
Ya no se trabaja sólo de mí mismo. Se trabaja de ambos, juntos.
Este es otro anuncio creador de vínculos con el cliente para un cliente en la misma categoría.
Escucha detenidamente y escucharás a Jacob Harrison hacerle a su cliente una pregunta fuera de micrófonos. Fíjate cómo este anuncio es igual de poderoso, pero se te acerca desde una dirección totalmente distinta:
DEVIN: Brad Lawrence, propietario de Gold Casters Fine Jewelry.
BRAD: Cuando abrí la tienda, no tenía dinero. No teníamos dinero para el inventario. Traje modelos de cera de la escuela para utilizarlos para moldear proyectos para clientes. De allí el nombre Gold Casters (Moldes de Oro). Las cosas estuvieron apretadas a veces, recuerdo que la parte interna de mi argolla de matrimonio se fue porque no tenía dinero para comprar oro para sacar el tamaño de los anillos. Así que le cortaba pedazos a la parte interna de mi argolla para usar como material de oro para medir los anillos de los clientes. Luego, cuando podía comprarlos, le reponía el oro a mi argolla.
JACOB: ¿Tu esposa alguna vez se enteró de eso?
BRAD: [risa] ¡Bueno, cuando ella vio el agujero en mi argolla, obviamente sí se enteró! Pero cuando lo veías desde arriba, se miraba perfecto. Fue un comienzo muy muy humilde. Siempre creí que si cuidabas a tus clientes, los clientes regresarían y podrías construir un negocio así.
DEVIN: Gold Casters en Segunda y Washington en Bloomington.
Estos son los momentos en ese anuncio que hacen que un cliente pueda pensar: “¡Wow! ¿Tú también?”
No tenía dinero…
Las cosas estaban tan apretadas a veces…
… cortar pedazos del interior de mi argolla — [sacrificar algo precioso para que yo pudiera hacer lo correcto para alguien más] — para usar como material de oro para medir el tamaño de los anillos de los clientes.
Siempre creí que si cuidabas a tus clientes, los clientes regresarían.
Esta es una historia similar, pero contada en una forma totalmente distinta:
SEAN: Parado frente a la vitrina de anillos de compromiso, me sentí como Oliver Twist pidiendo otra porción de avena. “Por favor, Señor. ¿Puedo ver éste?”
SARAH: Sean Jones, propietario de Diamantes Spence.
SEAN: El joyero me vio de pies a cabeza y luego con reticencia abrió la vitrina y me dijo el precio del anillo de compromiso.
SARAH: ¿Qué sucedió después?
SEAN: Tragué mucha saliva. ¡No había forma que pudiera pagar eso!
SARAH: ¡Ay!
SEAN: Nunca te vas a sentir así en Diamantes Spence.
SARAH: Estamos de tu lado.
SEAN: Literalmente.
SARAH: Nuestros precios están a la vista, al igual que nuestros anillos de compromiso.
SEAN: Escoge tantos como quieras.
SARAH: Pruébatelos.
SEAN: Vas a pasártela bien aquí.
SARAH: Confiamos en ti. Construimos esta tienda para ti.
SEAN: Y también estamos de tu parte cuando se trata de precios.
SARAH: Ven a Diamantes Spence.
SEAN: Detestas los anuncios.
SARAH: Pero vas a amar la tienda.
SEAN: Excelentes precios.
SARAH: Anillos de compromiso fabulosos.
ROY: y diamantes que brilla en la oscuridad. [ee — gritos de felicidad]
DEVIN: Spence, en la esquina de Glenmore y Macleond Trail South.
En este siguiente anuncio creador de vínculos con el cliente, fíjate cómo Omar y Tarik inician contándote cómo su competencia puede hacer las mismas cosas que ellos hacen. Pero mientras progresa el anuncio, te vas a dar cuenta que lo que Omar y Tarik hacen es extremadamente raro y bello.
OMAR: Cualquier con una licencia para practicar derecho te puede representar cuando te lastiman.
TARIK: Y cualquier abogado puede llamar a la compañía de seguros y tratar de resolver tu caso.
OMAR: Pero si la compañía de seguros dice ‘Ve a tomar viento fresco?, no cualquier abogado está dispuesto a llevar tu caso a la corte.
TARIK: Lo peor es cuando la compañía de seguros decide que es más barato cansarte que pagarte el monto que te deben.
OMAR: Así que se dedican a tirarte encima a abogados, apostándole a que tu firma de abogados no está dispuesto a cubrir el gasto de una pelea larga y complicada.
TARIK: En Habbas Law, creemos que un abogado de lesiones personales debería de encargarse de cada cliente como si fueran miembros de su propia familia.
OMAR: Esa es una de las cosas que hacemos y lo hacemos muy bien.
TARIK: Es por eso que nosotros no nos echamos para atrás cuando las compañías de seguros nos retan a ir con ellos dólar-a-dólar.
OMAR: Creemos en ti. Creemos en tu caso. Y creemos que podemos ganar.
TARIK: Llama a Habbas Law en 1-800-LESION.
OMAR: Cuando hablas con Habbas Law, tu día se vuelve muchísimo mejor.
FIRMA AUDITIVA: H-A-doble B-A-S Laaaw punto como
Fíjate en la frase de cierre inusual en este ejemplo final de formación de vínculo con clientes:
TARIK: Yo soy Tarik Habbas. Mi padre es Omar Habbas. Usualmente estoy en estos anuncios con él, pero hoy le pregunté si podía ir yo solo. Cuando era un niño pequeño, me sentaba debajo de su escritorio y lo escuchaba a él pelear contra las compañías de seguro en nombre de sus clientes. Y a veces un cliente entraba y comenzaba a llorar y abrazaba a mi papá y le agradecía por salvarlo. Un cirujano en un hospital les salvaba la vida física, pero mi padre les salvaba la vida financiera cuando él obligaba a las compañías de seguros a hacer lo correcto. Yo sabía que quería ser como él cuando yo creciera. La mayor parte de abogados en Habbas Law han estado con nosotros desde hace años. Todas las firmas de abogados en el estado quieren contratarlos pero nuestros abogados no quieren trabajar en ninguna otra parte. Cuando has sido lesionado y estás con dolor, no estás listo para pelearte con una gran corporación. Pero nosotros sí. Obligar a las grandes compañías a que hagan lo correcto es la razón por la que nos levantamos cada mañana. En Habbas Law no sólo lo hacemos por el dinero. Lo hacemos por ti. Yo soy Tarik Habbas de Habbas Law. Y eso es todo lo que tengo qué decir.
¿Te sorprende que Omar y Tarik de Habbas Law sean profundamente amados por las personas del norte de California y que Mark Tapper, Brad Lawrence y Sean Jones Sean tres de los joyeros más exitosos de los Estados Unidos?
La Creación de Vínculos con el Cliente es posible para cada propietario de un negocio que tiene buenas intenciones, un gran corazón y mucha valentía y humildad.
La creación de vínculos con el cliente sucede cuando el dueño de un negocio habla abiertamente acerca de cosas que la mayoría de personas sólo compartirían con sus amigos más cercanos.
La creación de vínculos con el cliente requiere de vulnerabilidad.
La creación de vínculos con el cliente es una estrategia de largo plazo que siempre funciona y es acumulativa; funciona cada vez mejor mientras más la haces.
La campaña típica de creación de vínculos con el cliente requiere de una serie de 65% de anuncios de vínculo — mezclados con 35% de anuncios de activación de ventas — que salgan al aire 52 semanas al año, para siempre.
La creación de vínculos con el cliente no es un truco. Es una forma de vida.
La Creación de Vínculos con el Cliente no es recomendada para los dueños de negocios que son ansiosos, nerviosos, desesperados o vanidosos. Es recomendada únicamente para las personas como tú: personas que son pacientes, tienen confianza en sí mismos, calmados y compasivos.
¡Gánate el corazón y la mente lo seguirá! La mente siempre va a encontrar la lógica que justifique lo que el corazón ya decidió.
Roy H. Williams

La sabiduría de Barbara Kingsolver

Cómo trasquilar una oveja
Por Barbara Kingsolver
Ve al establo
Antes de la madrugada.
Quítate la ropa.
Tira todo
Sobre la tierra:
Tu chaqueta de nylon,
Calcetines de lana y todo.
Tira
Las herramientas de cortar
Las tijeras que muerden
Como dientes en la piel
Cuando las pezuñas fallan
Y tu codo
Se golpea duro
Contra una garganta jadeante:
Nada de eso.
Cántales para variar.
Quédate desnudo
En la mañana
Con tu súplica.
Pídeles que vengan,
Que dejen su lana
Por amor.
Eso debería funcionar.
No lo hace.
Les di una conferencia hasta altas horas de la noche, mucho después de mi hora de dormir, diciéndoles cómo continuar el éxito deslumbrante de su padre. Él estaba allí, escuchando, asintiendo con la cabeza, asegurándose que ellos no olvidaran esta noche jamás.
Él y yo hemos trabajado juntos desde 1989, cuando ambos éramos muy jóvenes y nuestros hijos muy pequeños. Hoy él es un joyero rico y famoso en una ciudad conocida. Yo soy el hombre a 500 millas de distancia que le escribe sus anuncios.
Sus trabajadores hijos escucharon atentamente cuando dije: “La gente en que confías y admiras; la gente que se preocupa por ti y por tu éxito, va a venir contigo, hacerte a un lado y decirte con mucha preocupación, ‘Necesitas cambiar tu publicidad. No lo estás haciendo bien.’
La gente que estudió publicidad en la universidad, amigos que están seguros que ellos saben qué deberías hacer, te van a decir: Necesitas cambiar tu publicidad. No lo estás haciendo bien.’
Les conté a los hijos de mi amigo acerca de las lecciones que rompen el corazón que yo aprendí como un joven escritor de anuncios. Les conté acerca de las cosas inteligentes que yo sabía que iban a, tenían que, era seguro que funcionaban, y que no funcionaron.
Les conté acerca de las cosas inteligentes que me enseñaron y en las que confié, y creí, que no funcionaron.
Les conté acerca de los millones de dólares del dinero de otras personas que yo desperdicié año tras año en ideas que no funcionaron.
Y les conté en qué finalmente me di cuenta y vi y entendí hace 35 años. Les conté la verdad contraintuitiva que finalmente tuve los ojos para ver.
Les conté acerca de lo que siempre funciona. Les conté por qué nunca falla. Y les conté por que nadie que lo ve funcionar cree que va a funcionar.
Su padre asintió con la cabeza de arriba a abajo. Los cuatro nos vimos unos a otros y nos sonreímos.
Y luego me fui a acostar a mi casa.
La semana próxima te voy a contar la segunda mitad de esta historia.
Roy H. Williams
P.D: “Cómo esquilmar una oveja” es tan sólo uno de muchos poemas encantadores en un pequeño libro poco conocido escrito por la legendaria novelista Barbar Kingsolver. No no has leído sus novelas, deberías.
Danny Heitman, durante el encierro de covid en el 2020, publicó esta reseña del libro en The Christian Science Monitor:
“Barbara Kingsolver es mejor conocida por sus novelas que incluyen Los árboles de frijoles, y La biblia de madera ponzoñosa, y Marea alta en Tucson. Ella no es tan bien conocida por su poesía, aunque debería serlo. “Cómo volar (en diez mil lecciones fáciles) recolecta sus mejores poemas de los últimos años. Es un tónico para estos tiempos pandémicos, recordándonos de la definición de Robert Frost de poesía como un ‘detente temporal contra la confusión’. Los poemas de Kingsolver son así, aunque su claridad es menos una cuestión de una revelación súbita que de una maduración lenta de la edad. El poema del título, con su promesa irónica escondida que podemos aprender a elevarnos después de ‘diez mil lecciones fáciles’ resuena un disentimiento de todos esos bestellers de ‘cómo hacer tal cosa’ que ofrecen una maestría rápida de las cosa esenciales de la vida en un puñado de pasos sin esfuerzo.”
Como dije, realmente me gusta Barbara Kingsolver.
— RHW

Una piedra lanzada a una poza

El rocío se posa suavemente sobre la hierba verde y la salida del sol es dorada en el cielo temprano de la mañana. Me acerco a un espejo de agua sin manchas. Una piedra lisa se suelta de mis dedos. ¡Sí! ¡Lanzo mi piedra perfectamente hasta el blanco! Veo un círculo concéntrico de reverberaciones que llega hasta la orilla de la poza y que regresa al centro donde se chocan.
Sigo caminando.
¿Quién sabe por qué hacemos lo que hacemos?
Estaba contemplando El Quijote, ese personaje extrañamente encantador creado por Miguel de Cervantes en 1605.
¿Pero qué estaba sucediendo por toda el agua en 1605?
Como tengo un teclado al alcance de mis dedos, di un paseo de temprano en la mañana por el tiempo para ver qué estaba sucediendo en los Estados Unidos mientras los torturadores de la Inquisición estaban atormentando a la gente inocente de España y bloques de madera estaban estampando la primera edición del Don Quijote sobre papel en Madrid.
1607: Jamestown, el primer asentamiento permanente de Inglaterra, fue fundado en las orillas de lo que después fuera Virginia.
1610: John Rolfe se dio cuenta que podía presentarles el tabaco de los nativos norteamericanos a los europeos. ¡Bendito sea Dios! Esta podría ser la plantación que proveería ingresos que sostendrían a la pequeña colonia en las orillas resplandecientes de este nuevo mundo.
1615: Miguel de Cervantes escribe la Parte Dos del Don Quijote y más personajes son grabados en bloques de madera para ser estampados en tinta sobre papel en Madrid.
1619: Cuatro mil europeos aceptan trabajar como sirvientes durante unos cuantos años en los campos de tabaco de Virginia si alguien les presta el dinero para el pasaje a través del Atlántico y les da cincuenta hectáreas de tierra. Entre estos 4,000 hombres está Anthony Johnson y otros 19 jóvenes de África. Cada uno de ellos trabaja en los campos de tabaco para pagar los créditos de su pasaje y luego a cada uno se les otorga 50 hectáreas de tierra. Anthony Johnson más adelante es tan exitoso que puede pagar el pasaje de 5 africanos más para ayudarle a trabajar su tierra.
1650: Treinta mil personas están trabajando los campos de tabaco de Virginia, incluyendo a 300 africanos. Todo parece estar funcionando sin problemas y todos están prosperando.
1654: Edmund Gayton escribe el primer comentario en inglés acerca de Don Quijote. El libro es publicado por William Hunt en Londres, titulado, Notas placenteras acerca de Don Quixot. Más tarde ese mismo año, la esclavitud es introducida en América del Norte cuando Anthony Johnson convence a una corte en el condado de Northampton que él tiene derechos sobre los servicios de por vida de John Castor. Esta sería la primera aprobación judicial de una servidumbre de por vida, excepto como castigo de un crimen.
Mientras regreso de mi caminata matinal, descubro un caos catastrófico que ruge en la poza, las consecuencias no intencionadas de haber lanzado una piedra. Las ondas que rebotan de las orillas de la poza resultan en colisiones no intencionadas y consecuencias mientras todo sentido de simetría desaparece.
Algunas personas dicen que sólo alrededor de 3,000 personas fueron ejecutadas por la Inquisición española. Otras personas dicen que fue más cerca de 30,000. Nadie ha dicho jamás que hayan sido 300,000. Pero la piedra del tabaco lanzada por John Rolfe mató a más de 100,000 personas tan sólo en el siglo 20. Sólo podemos adivinar el número de muertes causadas por cáncer de pulmones y enfisema durante los dos siglos anteriores.
El tabaco continúa matando alrededor de 8 millones de personas al año.
La piedra de la esclavitud lanzada por Anthony Johnson resultó en la subyugación de millones de personas inocentes en América durante exactamente 200 años. Y las olas de esa tormenta continúan chocándose sobre la playa 161 años después de la Proclamación de Emancipación de Abraham Lincoln.
Anthony, Anthony, Anthony… ¿por qué tiraste esa piedra hace 370 años?
Anthony, si estás escuchando, por favor entérate que se te recuerda como un hombre trabajador y exitoso que vivió con su amante esposa Mary durante más de 40 años y que fue admirado por todo el mundo. Has sido llamado el patriarca de una comunidad muy exitosa de 300 familias afro-americanas quienes prosperaron en Virginia durante la época cuando los Estados Unidos eran nuevos. Pero después de tu muerte en 1670, tu plantación no fue heredada por tus hijos, sino que se lo dieron a un colonialista blanco cuando un juez resolvió que tú no eras “un ciudadano de la colonia” porque eras negro.
Mientras termino mi caminata de temprano en la mañana a través del tiempo, escucho un suspiro triste en mi cabeza y la voz de Kurt Vonnegut diciendo: “Y así va la cosa”.
Sí, Kurt, así va.
Roy H. Williams

Por qué tus creencias son correctas

Tú miras la vida desde un punto de vista único.
Yo también.
Cada uno de nosotros está atrapado por su propia realidad perceptual.
“No tengo ni idea de qué estás hablando.”
Tú y yo podemos ver la misma cosa, pero verla distinta. Y esa niña pequeña de allí, sí, esa, mira las cosas distintas que ambos. La mujer que está al lado de esa niñita ha experimentado cosas que tú y yo nunca vamos a experimentar y sus reacciones a esas cosas la han cambiado y formado la persona que es hoy. Ella está atrapada dentro de su propia realidad perceptual, igual que tú y yo.
“¿Hay alguna forma de salir de allí?”
¿De dónde?
“De la realidad perceptual en donde todos estamos atrapados.”
Cuando modificas tu percepción, modificas tu realidad.
“Explica.”
Cuando escuchas detenidamente a una persona sincera que no está de acuerdo con tus creencias, entiendes que experimentan las cosas de forma distinta que tú. Y allí es cuando tu realidad perceptual se modifica y se expande tu mente.
“Lo que estás describiendo es el relativismo. Yo creo que los hechos son los hechos y la verdad es la verdad, sin importar lo que escojas creer.”
¿Pero estarías de acuerdo que las cosas frecuentemente son distintas de lo que aparentan ser?
“No estoy seguro de qué estás diciendo.”
A veces confiamos en hechos que no son hechos. Y aún y cuando nuestros hechos están correctos, la verdad completa es usualmente mucho más compleja de lo que aparenta en la superficie.
“Rechazo esa aseveración. Los hechos son los hechos y la verdad nunca es compleja: siempre es lisa y llana. Una persona honesta que no mira la verdad simplemente está mal informada.”
Respetuosamente, estoy en desacuerdo.
“Entonces estás mal informado.”
Cuentan que en el Indostán lejano, se dispusieron seis ciegos a describir un elefante, animal que nunca vieron
-ver no podían, es claro;
pero sí juzgar, dijeron-
El primero se acercó
al elefante que en pie se hallaba.
Tocó su flanco alto y duro; palpó bien y declaró: ¡El elefante es igual que una pared!
El segundo, de un colmillo tocó la punta aguzada,
y sin más dijo: ¡Es clarísimo! Mi opinión ya está tomada: Bien veo que el elefante es ¡lo mismo que una lanza!
Toca la trompa el tercero, y, en seguida, de esta suerte habla a los otros:
Es largo, redondo, algo repelente… El elefante – declara- es
¡una inmensa serpiente!
El cuarto, por una pata trepa osado y animoso; ¡Oh, qué enorme tronco! –exclama-
Y luego dice a los otros:
Amigos, el elefante es
¡como un árbol añoso!
El quinto, toca una oreja y exclama: ¡Vamos amigos,
todos os equivocáis en vuestros rotundos juicios!
Yo os digo que el elefante es ¡como un gran abanico!
El sexto, al fin coge la cola,
se agarra bien y por ella trepa … ¡Vamos compañeros; ninguno en su juicio
El elefante es… ¡tocadlo! Una soga … Sí ¡una cuerda!
Los ciegos del Indostán lejano, disputan y se querellan; cada uno está seguro de haber hecho bien su prueba…
¡Cada uno tiene un poco de razón… y todos están equivocados!
Y así, estos ciegos del Indostán lejano, acaloradamente, largo y tendido discutieron. Cada uno aferrado a su opinión excediéndose en apasionada obstinación. Cada quien a medias en lo cierto,
pero todos a la vez en el error!
Sucede así cada día en bastantes discusiones; quienes disputan, cada uno piensa justas sus razones. Discuten, juzgan, definen,
¡lo que no vieron jamás!
“Okay, ¿y cuál es tu punto?”
Cada uno de los ciegos vio un elefante distinto, pero cada uno de esos seis elefantes era mucho más complejo de lo que aparecía ser en la superficie.
“Pero si los ciegos se hubieran tomado el tiempo de reunir los hechos, ellos hubieran visto la verdad de un elefante completo.”
Eso es verdad.
“Pues es es lo que hago. Yo reúno los hechos y luego veo la verdad.”
Y por eso, hay que felicitarte. Eres un individuo muy especial.
“Gracias.”
El resto de nosotros sufre de sesgo de disponibilidad y de sesgo de confirmación.
“¿Cuáles son ésos?”
El sesgo de disponibilidad es el resultado de no tener disponibles todos los hechos. Cuando llegas a una conclusión basado en los hechos que están disponibles — y no estás consciente que existen otros hechos — tu conclusión va a sufrir de sesgo de disponibilidad. Piensa en eso como una forma de ceguera.
“Bueno, estoy seguro que no sufro de sesgo de disponibilidad. Mis fuentes de información son sólidas como rocas. Más allá de toda disputa.”
Estoy seguro que lo son.
“¿Cuál es el otro?”
Sesgo de confirmación.
“¿Qué es eso?”
El sesgo de confirmación es el resultado de estar de acuerdo con la información que confirma tus creencias y descartar la información que tiene conflicto con tus creencias.
“Estoy seguro que yo no hago eso. Yo utilizo el razonamiento deductivo.”
¡Excelente! Entonces sabes que el razonamiento deductivo requiere que busques información que pueda refutar tu creencia, a la vez que haces todo tu mejor esfuerzo para probar que tu creencia está equivocada.
“¿Quién hace eso?”
Los científicos hacen eso. Al menos los de verdad lo hacen. El razonamiento deductivo es la base del método científico. El trabajo de un verdadero científico es trabajar tan duro como se pueda para refutar lo que creen. Y cuando no lo pueden refutar — y nadie más lo puede refutar — sólo entonces será tentativamente aceptado como confiable.
“¿Pero la gente normal no usa el sentido común?”
Sí. El razonamiento inductivo es cuando ves todos los hechos que confirman tu sospecha y luego declaras que tu sospecha es la verdad.
“Pero espera. Eso sería sesgo de confirmación, ¿verdad?”
Estás en lo correcto. Y como lo dije antes, hay que felicitarte; eres una persona muy especial.
Roy H. Williams

Cómo tener éxito sin planearlo

Los expertos de eficiencia dicen que debes planear tu trabajo y trabajar tu plan. Y que tienes que tener metas escritas y un presupuesto y una agenda.
Un plan detallado es la clave del éxito cuando estás haciendo algo pequeño, pero no puedes tener un plan detallado cuando estás haciendo algo grande y nuevo y no probado.
Sabes que un proyecto es pequeño cuando todas las variables pueden ser conocidas por adelantado.
Cuando haces algo grande y nuevo y no probado, vas a llegar a un lugar que tu plan no previó. Allí es cuando debes improvisar. Más adelante, vas a descubrir que estás tomando decisiones de último momento, porque allí es cuando tienes la mayor parte de la información.
Las posibilidades están en tu mente. La realidad está al alcance de tu mano. Así que comienza. Muévete. Toma una acción. Haz algo.
Claridad, compromiso y mejora continua es lo que más necesitas cuando estás haciendo algo grande y nuevo y no probado.
Claridad significa que tienes una visión clara del desenlace que estás esperando traer a la realidad.
Cuando tienes claridad, siempre sabes qué hacer.
Compromiso significa que nunca se te ocurre darte por vencido.
Cuando tienes compromiso, encuentras una solución para cada obstáculo.
Mejora continua significa que tocas tu proyecto cada día sin fallar.
Tocar tu proyecto cada día — y moverlo hacia delante un poco — desencadena el poder de los Pequeños Tantos Exponenciales, la energía que hace rotar tu motor.
7. Mil pequeños tocas no se suman, se multiplican. Dos se convierten en cuatro. Cuatro en ocho. Ocho en dieciséis y 28 ciclos más tarde, excediste de mil millones.
8. Las únicas cosas que no puedes saber por adelantado son:
(A.) ¿Cuánto va a tardar?
(B.) ¿Cuánto va a costar?
9. Si insistes en saber esas cosas por adelantado, estas son las respuestas:
(A.) Va a tardar lo que tarde.
(B.) Va a costar lo que cueste.
10 Si demandas respuestas con más detalles, o no posees compromiso o crees que puedes saber el futuro.
11. Yo no puedo saber el futuro.
12. La única parte difícil es el paso número uno.
Habrás notado que te di un programa de 12 pasos. Esto es porque hacer cosas que son grandes, nuevas y no probadas es altamente adictivo y cada cosa adictiva tiene su propio programa de 12 pasos.
No lo confundas con un plan.
Roy H. Williams
P.D. — George Bernard Shaw dijo: “Una vida gastada en cometer errores no sólo es más honorable, sino más útil que una vida gastada sin hacer nada.” — Indy

Comenzó como una cosa diminuta

Un germen es una cosa diminuta, pero puede dividirse y convertirse en dos gérmenes y luego cuatro.
Cuatro se convierten en ocho y luego de tan solo 28 ciclos más, te encuentras esposado en la oscuridad triste de más de un millardo de gérmenes.
Un millardo, setenta y tres millones setecientos cuarenta y un mil ochocientos y veinticuatro gérmenes, para ser exactos.
Y todos están tratando de matarte.
Al contrario que las formas más hermosas de vida, los gérmenes sólo llevan un set de cromosomas en vez de uno. Se reproducen al dividirse en dos células, un proceso llamado fisión binaria.
Comenzó como un corte diminuto. Pero cada vez que abres esa herida, incrementas el dolor de la misma.
Es por esto que es peligroso conservar un rencor. Cuando recordamos momentos dolorosos, incrementamos su fuerza.
¿Sabías que la mayoría de las cosas que recordamos nunca sucedieron en realidad? Por lo menos no de la manera en que las recordamos.
Cuando recordamos algo que sucedió, no recordamos el evento objetivamente. Ninguno de nosotros lo hace. Reconstruimos el evento de acuerdo a cómo nos hizo sentir la última vez que pensamos en él.
Recordamos tan solo la memoria de nuestra memoria.
Las memorias que llevas en tu mente son reconstrucciones distorsionadas, en el mejor de los casos. Pero las suposiciones que hiciste — especialmente los motivos y las intenciones que les pusiste a otras personas — se cristalizan rápidamente en “hechos incontestables” en tu mente.
Esa última declaración vale la pena que se repita: los motivos y las intenciones que les pusiste a otras personas — se cristalizan rápidamente en “hechos incontestables” en tu mente.
Allí se anida un gran peligro. Cuando mantienes un resentimiento, distorsionas la realidad cristalizando impresiones emocionales en “hechos duros” en los que crees con todo tu corazón. Y mientras más visitas de nuevo ese dolor, más apretadas las esposas y más profunda tu oscuridad.
Lo hemos escuchado antes, pero es bueno que lo volvamos a escuchar:
“Aferrarte a tu enojo es como tomarte el veneno esperando que la otra persona se muera.”
Cada persona se merece ser recordada por su mejor momento.
Llévate ese pensamiento contigo en el nuevo año. Cuando recuerdas a una persona, busca en los rincones secretos de tu mente por un evento, un momento, algo que esa persona dijo, o hizo, que te haga sonreír un poco. Reemplaza to recuerdo oscuro y triste con uno que sea feliz y luminoso.
No lo hagas por ellos. Hazlo por ti.
Ten un feliz año nuevo.
Roy H. Williams

¿Qué, entonces, es una mujer?

“La cosa con la reducción sistemática de una mujer a sus partes es que ella no siempre sabe qué está pasando cuando está sucediendo. Simplemente un día ella se despierta y se da cuenta que todo lo que ella era era,
Una cara,
Un escote,
Dos piernas,
Un par de manos,
El bamboleo de su pelvis,
El pico de sus pechos.
Éramos tan solo las partes sin cuerpo en las vitrinas. Un día nos despertamos para enterarnos que los diamantes nunca fueron chocolate, sólo eran color café, todo ese tiempo. Y nuestros cuerpos, que son al fin nuestros de nuevo, pueden moverse todo lo que queramos, aunque permanezcan como una biblioteca de nuestras vidas — del dolor y la vergüenza, y de lo que dejamos o no dejamos que nos hicieran otras personas.”
– Taffy Brodesser-Akner, The New York Times, 23 de abril del 2019
“El número de ‘likes’ que recibe una foto es correlativo a la sexualización en Instagram. Esto confirmó parcialmente el concepto de Simone de Beauvoir acerca de la auto-objetivización, con la cual las mujeres jóvenes generalmente se miran a sí mismas como objetos para que los que las miran juzguen a través de ‘likes’.”
– Amber L. Horan,
“¡Imagínate esto! La objetivización contra el empoderamiento en las fotos de mujeres en las redes sociales.”
“En una sociedad en la que los medios son la fuerza más persuasiva para moldear las normas culturales, el mensaje colectivo que recibimos es que el valor de una mujer y su poder residen en su juventud, su belleza y su sexualidad y no en su capacidad, su ser interior o sus pasiones.”
– Sonia Suarez
Como la mayoría de hombres, a mí me han fascinado las mujeres desde hace mucho tiempo. ¿Pero qué, exactamente, define “mujer”? Las definiciones son tan conflictivas que creo que cualquiera que intente definir “mujer” es casi seguro que va a ser criticado. ¿Pero cuándo ha eso sido un impedimento a una mente curiosa? El escrutinio actual del misterio y la magia de una mujer comienza con unas cuantas citas que nos muestran “a la mujer perfecta” que sólo puede existir en la mente de un hombre. El psicólogo Carl Jung la llama el ánima. Yo la llamo “La Mujer Imaginaria”.
“¿Qué conocemos de las diosas, esas elusivas figuras femeninas, más fuertes que los hombres humanos, más peligrosas que las deidades masculinas, quienes representan no a las mujeres reales, sino los sueños de hombres reales?”
– Alice Bach, Mujeres en la Biblia hebrea, pág. 17
“Creo que la idealización de mujeres es intrínseca a los hombres. Hay varias formas de idealizar a las mujeres, especialmente de manera sexual, basada en casi todos los casos en su falta de accesibilidad. Cuando una mujer funciona como un objeto amoroso inalcanzable, ella se reviste de una cualidad mítica.”
– James Dickey, Entrevistas propias,  pág. 153
Miguel de Cervantes nos dio un ejemplo perfecto de una mujer imaginaria hace 418 años. Don Quijote mira una chica pueblerina en la distancia — de nombre Aldonza Lorenzo — y dice:
“Su nombre es Dulcinea, su reino, Toboso, el cuál está en La Mancha, su condición debe ser de princesa, por lo menos, pues ella es mi reina y señora y su belleza es sobrenatural, pues en ella uno encuentra la realidad de lo imposible.”
En el libro, Don Quijote nunca se encuentra con Dulcinea. Él sólo la mira en la distancia. Como Helena de Troya — la cara que lanzó 1,000 barcos — Dulcinea es la ánima, la mujer perfecta que sólo puede existir en la imaginación de un hombre. Todo lo que logra y soporta Don Quijote es en su nombre y para su honra.
“Las chicas en patalones que les abrazan la figura divagan por High Street con las manos entrelazadas mientras radios pequeños se posan sobre sus hombros y plañen canciones de amor en sus oídos. Los chicos más jóvenes, derrochando savia, se sientan en las aceras de la Farmacia Tanger´s ingiriendo barros futuros con pajillas. Ellos miran a las chicas con sus ojos de cabra a nivel y hacen comentarios crudos entre sí con sus entrañas jadeando de deseo.”
— John Steinbeck
“Freda era una hazaña, una acuarela virtual de una mujer cuyos humores y manerismos eran tan eléctricos como su salvaje pelo negro. Su sonrisa de por sí, un flash de dientes blancos como Ipana, la cabeza hacia atrás, detenía a los hombres en su camino, los atrasaba en el tráfico y amenazaba a sus esposas de tal manera que hasta los lecheros estaban vedados de llevar pedidos al a casa de Freda.”
“A la edad de treinta y cinco años, Freda tuvo una mastectomía. El arco y flecha que fue su terapia, para fortalecer lo que quedaba de los músculos de su pecho. Su cuerpo que había sido perfecto, el modelo de un escultor, y ella que se ponía sus camisas de verano amarradas debajo de sus pechos, sin sostén la mayoría de tiempo. Ella aún usaba las camisas amarradas a las costillas, pero ahora eran camisas de dormir de hombre, la tela más gruesa para no traslucirse; pero frecuentemente ella se inclinaba y yo podía ver el lugar con cicatriz y hueso en donde había estado el pecho. Nunca sube si ella estaba amargada por la pérdida, si ella miraba la deformidad en el espejo y tenía nostalgia por un momento en el que había estado entera. Ella nunca lo dijo. Yo nunca pregunté. Ella no era una mujer hecha mártir por la tragedia, ni tampoco estaba familiarizada con la auto-compasión. Ella una vez trató de matar a mi padrastro, de quien siempre habló usando su nombre completo, Bill McClain, las dos palabras atropellándose en su acento extraño para sonar como ‘Bimicain’ y parecer un fungicida.”
– Lorian Hemingway, Walk on Water, pág. 38-39
“Media docena de estudios globales, hechos por gente como Goldman Sachs y Columbia University, han descubierto que las compañías que emplean a mujeres en grandes cantidades tienen mejor desempeño que su competencia en todas las medidas de rendimiento.”
– Katty Kay y Claire Shipman, The Atlantic, 14 de abril del 2014
El Dr. Nick Grant me dijo una vez:
“Los hombres se preocupan de lo alto y lo bajo. Las mujeres se preocupan de lo cercano y lo lejano.”
Le pregunté qué quería decir con eso. Él me dijo:
“Cuando un hombre está hablando, él está pensando subconscientemente, ‘¿Qué piensas de mí ahora que dije esto? ¿Estoy más alto o más bajo en tu estima?’ Pero cuando una mujer está hablando, ella está pensando, ‘¿Qué piensas de mí ahora que dije esto? ¿Nos pone más cerca o más lejos?’”
Puede que no estés de acuerdo con eso, pero como lo dije al principio: “cualquiera que intente definir “mujer” es casi seguro que va a ser criticado.”
Un estudio del Instituto Internacional de l paz de 182 acuerdos de paz firmados entre 1989 y el 2011 encontró que cuando las mujeres son incluidas en los procesos de paz, hay 35 por ciento de incremento en la probabilidad que el acuerdo de paz va a durar 15 años o más.
Los Hombres Sabios de la Historia de Navidad en el capítulo dos de Mateo han sido celebrados durante dos mil años. ¿Pero qué hubiera sucedido si hubieran sido Mujeres Sabias?
“Tres mujeres sabias hubieran pedido direcciones, hubieran llegado a tiempo, ayudado en el parto, limpiado el establo, hecho comida, llevado regalos prácticos y hubiera habido paz en la tierra.”
Feliz Navidad,
Roy H. Williams

Un fanático de la pesca con moscas en las 13 colonias de los Estados Unidos

No sé si él era un patriota estadounidense o un leal británico. Lo único que sé es que era propietario de una edición de 1726 de “El caballero pescador” un libro empastado en cuero acerca de la pesca con moscas.
Ese libro tenía 50 años cuando Thomas Jefferson escribió la Declaración de Independencia.
Hablando de Jefferson, ese mismo pescador con moscas compró una primera edición del set de cuatro volúmenes empastado en cuero de “Memoria, Correspondencia y Misceláneos” escrito por Thomas Jefferson y publicado en 1829. Esto me lleva a pensar que nuestro amigo pescador con moscas compró una copia de 103 años de la edición de 1726 de “El caballero pescador” aproximadamente en el mismo momento, más o menos hace 200 años.
No había libros modernos en su colección.
Acabo de darme cuenta de algo. Nuestro amigo pescador con moscas obviamente era un Patriota Estadounidense, si no, no hubiera comprado el libro de Thomas Jefferson “Memorias, Correspondencia y Misceláneos” en 1829.
“Espera un momento Roy, identificaste al hombre como un ‘Fanático de la Pesca con Moscas’ en el título del Memo del Lunes por la Mañana de hoy. ¿Qué te llevó a llamarlo así?”
Lo llamo un “fanático de la pesca con moscas” porque la mayoría de los 18 libros en su colección se trataban acerca de pesca con moscas, incluyendo una edición de 1750, una de 1760 y una de 1823 de “El pescador completo” de Izaak Walton.
Compré su colección entera porque los libros son cool, especialmente los libros que tienen siglos de existir.
Lo que hubiera sido VERDADERAMENTE cool, sin embargo, es si este amante de los libros que vivió durante los años de Thomas Jefferson, John Adams, Benjamin Franklin, Alexander Hamilton y George Washington también hubiera tenido un original, primera edición de Don Quijote de la Mancha. ¿No hubiera sido es cool?
Sólo existen 10 copias conocidas de ese libro en todo el mundo y la última en cambiar de manos se vendió hace 35 años, por 1,500,000 dólares. No hay universidades que tengan una copia y no hay copias disponibles para ser vistas por el público excepto la que está en manos de los ciudadanos de los Estados Unidos de América y ésa está cuidadosamente custodiada en la Biblioteca del Congreso.
¿Ya adivinaste?
Nuestro amigo pescador con moscas colonial, de hecho, sí fue propietario de una edición de 1605 de la obra maestra de Cervantes y yo la compré con el resto de su colección.
El misterio es que mi copia es aproximadamente 8 pulgadas por 11 pulgadas más grande que la edición de 4 pulgadas por 6 pulgadas propiedad de la Biblioteca del Congreso. Mi copia es, sin lugar a dudas, extraordinariamente vieja. Los atributos que me llevan a esta conclusión no son fácilmente falsificados.
La tapa está envuelta en los restos de piel vieja y frágil — piel de animal muy estirada — y las páginas son sustanciales y gruesas. No es, sin embargo, la versión pirata no autorizada publicada en Portugal en 1605, porque la mía tiene el frontispicio y página de título correctas de 1605, idénticas a la edición de 1605 de 4 pulgadas por 6 pulgadas que está en la Biblioteca del Congreso.
Mi copia tiene la cubierta de piel y conexiones, como la edición portuguesa de 1605 y la edición inglesa de 1620, pero no es ninguna de estas dos. Aparentemente es una Edición de Presentación de hace siglos, si algo semejante en efecto existía hace tanto tiempo.
La impresión parece ocupar más o menos las mismas dimensiones que el primer libro más pequeño, pero las páginas en sí son más grandes y más sustanciales, como si la imprenta original hubiera sido utilizada en papel de tamaño más grande, dejando un montón de papel sin imprimir al margen del texto de tamaño original.
Meredith Mann, una especialista en la Biblioteca del Nueva York, escribe: “Don Quijote fue impreso por primera vez en Madrid en 1605. Fue un éxito inmediato — la primera edición se agotó rápidamente y nuevas fuero impresas tanto en España como en toda Europa. No puedo dejar de mencionar que la División de Libros Raros tiene una de estas raras ediciones tempranas, en un encuadernado español contemporáneo y típico en piel, marcado a mano en su espina.”
No estaba describiendo mi libro cuando escribió eso en el 2015, pero pudiera haberlo estado haciendo.
Tenemos, por el momento al menos, un unicornio raro y no identificado.
No dudo que mis amigos en la Sociedad Cervantes se alegren de identificar nuestro unicornio y que la División de Libros Raros de la Biblioteca de Nueva York ofrezca generosamente responder preguntas de los investigadores.
En cualquier caso, estoy contento. Mi Don Quijote es viejo y raro y maravilloso; hermoso por dentro, pero por fuera rudo y desaliñado como el propio Quijote. Este Quijote me recuerda al Quijote dentro de sus páginas; él comenzó en una biblioteca pero luego salió he hizo las cosas acerca de las cuales leemos. Este libro ha vivido lo que Hunter S. Thompson hablaba cuando decía:
“La vida no debería ser una travesía hacia la tumba con la intención de llegar seguros y en un cuerpo lindo y bien preservado, sino derrapándonos por la curva en una nube de humo, totalmente usados, totalmente agotados y proclamando ruidosamente ‘¡Wow! ¡Qué viaje!’”
Hasta que sepamos a ciencia cierta lo que es, lo mantendré en una cajilla de seguridad en el banco. Si resulta ser tan único como aparenta ser hasta ahora, Pennie y yo planeamos prestárselo a la universidad American que lo mantendrá en exposición al público. Nos mataría la consciencia mantener ese tesoro escondido cuando podría llenar de placer a otros.
Me quedaré, sin embargo, con mis libros de Thomas Jefferson y de pesca con moscas en la gran biblioteca de la pasarela sobre el salón de discursos del Ojo de la Tormenta en la Academia del Mago.
¡Cualquier cosa puede suceder! Nunca lo olvides.
Las mejores cosas en tu vida están por venir. Las miro en tu futuro, esperando pacientemente que llegues para poder saltarte encima y sorprenderte y hacerte bailar de la alegría.
Me sonrío, pensando en tu felicidad.
Feliz Navidad.
Roy H. Williams
P.D.: Descubrí esta colección colonial de libros sólo porque mi amigo Dewey Jenkins vino a la ciudad y me dio una gran cantidad de dinero para “ir y conseguir más de esas cosas locas que te gustan que siempre tienen historias interesantes.” Dewey vino a Austin principalmente para celebrar nuestro logro de una meta salvaje y loca que nos propusimos hace 11 años. Si puedes encontrar una copia de “El Sr. Jenkins me dijo”, te prometo que la vas a disfrutar y que te enseñará cosas que te harán ganar mucho dinero.

Irwin, Bob, Frank, Placido y Aretha

Irwin Michnick, el hijo de un peletero judío ucraniano nacido en Brooklyn, era un músico de jazz que escribía comerciales para radio y jingles de publicidad para compañías como L & M cigarrillos y Ken-L Ration comida para perros.
Bob Levenson era un escritor de publicidad en Doyle Dane Bernbach que necesitaba una tonada para ir con las palabras: “A todo el mundo no le gusta a algo, pero a nadie no le gusta Sara Lee.” Irwin Michnick recibió la llamada.
Pero fue una llamada distinta la que llevó a Irwin Michnick a ganar un Premio Tony y un Premio a los Clásicos Contemporáneos del Salón de la Fama de los Escritores de Canciones.
Frank Sinatra, Elvis Presley, Placido Domingo y más de 70 otras super estrellas de música han grabado la canción que escribió Michnick.
Josh Groban la incluyó en su álbum del 2020, Harmony.
Aretha Franklin la cantó en el funeral de la activista de derechos humanos Rosa Parks.
El senador Edward Kennedy pidió que la cantaran en su funeral también. Y lo fue.
La canción nos enseña que la pasión no crea al compromiso, sino que el compromiso crea a la pasión. Es una canción que nos enseña que podemos alcanzar lo milagroso si tan sólo estamos dispuestos a intentar lo ridículo.
¿Recuerdas la cita de Ze Frank que te compartí la semana pasada? ¿En la que Ze habla de cómo el héroe se lanza a la batalla contra todo pronóstico, empujando fieramente, con los hombros hacia atrás, a pesar de saber que no puede ganar, que va a perder al final?
Irwin Michnick escribió la música y Joe Darion escribió la letra. Es la canción de la Academia del Mago, esa escuela para emprendedores y escritores de anuncios y educadores y sacerdotes e investigadores y cualquier otro agente de cambio que se a visto infectado por un sueño imposible.
¿Ya recordaste la canción? Claro que sí. Comienza así: “Soñar el sueño imposible; pelear al enemigo imbatible; soportar con tristeza insoportable; correr hacia donde los valientes no se atreven a ir.”
Probablemente no recuerdas a Irwin Michnick porque era conocido profesionalmente como Mitch. Mitch Leigh.
Te apuesto a que puedes adivinar qué tiene Indy Beagle para ti en la madriguera del conejo.
En otras noticias relacionadas con sueños imposibles, la semana pasada compré una copia extremadamente vieja del libro que escribió Miguel de Cervantes que inspiró la canción de Mitch Leigh y Joe Darion.
Tal vez te cuente acerca de ello al principio del otro año.
Ciao por Ahora,
Roy H. Williams