Category El Memo del Lunes

El Mago de la Publicidad contra ChatGPT

Mis amigos saben que no he usado — y no planeo usar — ChatGPT, aunque sí lo aconsejo para la gente a la que no ama escribir.
Yo amo escribir.
No habiéndose sentido descorazonados, mis amigos me alientan a que al menos permita que ChatGPT reúna y compile datos para que yo los edite.
A mí me gusta reunir mis propios datos.
Jeffrey Eisenberg le dio a ChatGPT esta sugerencia: “En menos de 500 palabras, ¿qué consejo le daría Roy H Williams a su buen amigo Tom Grimes acerca de escribir?”
Veintisiete segundos más tarde, la computadora de Jeffrey le entregó una galleta de la fortuna de 448 palabras. (No sé por qué, pero puedo verla emerger del frente de la computadora de Jeffrey en una lengua larga de papel blanco, como un recibo de una máquina registradora de una tienda de barrio.)
Tom,
Imagínate esto: estas parado en una esquina bulliciosa, tratando de llamar la atención de una multitud apurada. Así es la escritura. Tienes unos cuantos segundos para agarrar la atención de alguien y hacer que les importe. Lo haces así:
Engánchalos desde el principio: Comienza con un Bang. Tu primera frase debería hacer que el lector se pare en seco. Algo inesperado, una pregunta o una declaración audaz. Por ejemplo: “¿Alguna vez has tratado de silbar con la boca llena de mantequilla de maní?”
Se conversacional: escribe como hablas. Imagina que estás platicando con un viejo amigo tomando café. Usa contracciones. Mantenlo casual. Mientras más casual suene, más se puede relacionar la gente.
Varía tus oraciones: Mezcla oraciones cortas y contundentes con otras más largas y fluidas. Este ritmo mantiene a los lectores enganchados. Es como una canción; necesita un ritmo que mantenga a la gente moviéndose.
Cuenta historias: A la gente le encantan las historias. Se acuerdan de ellas. Usa anécdotas para ilustrar tus puntos. Una historia bien puesta puede hacer que tu mensaje sea inolvidable. “¿Recuerdas esa vez que nos perdimos en el bosque y nos topamos con una catarata escondida?” Tu escritura debería ser así — un descubrimiento sorprendente.
Repetición para énfasis: No le huyas a repetir puntos clave. La repetición martilla el mensaje en la mente del lector. Es como el coro de una canción — es lo que van a tararear más adelante.
Estructura paralela: Usa una estructura paralela para crear balance y ritmo en tu escritura: “Vino, vio, conquistó.” Es placentero al oído y fácil de recordar.
Formas de abrir y cerrar que enganchen: Empieza fuerte, pero termina aún más fuerte. Déjalos con algo en qué pensar. Una pregunta, un desafío, una declaración poderosa. Haz que tu cierre sea tan memorable como tu principio.
Se claro y conciso: No uses palabras gigantescas cuando una pequeñita sirve. La simplicidad es poderosa. Corta a través del ruido y entrega tu mensaje con claridad.
La emoción es la clave: Toca las emociones de tu lector. Haz que se ría, llore, piense. Si siente algo, lo va a recordar.
Ten un propósito: Cada palabra debería servir un propósito. Pregúntate a ti mismo, “¿Cuál es el propósito de esta frase? ¿Hace que la historia avance o agrega valor?” Si la respuesta es no, córtala.
Recuerda, Tom, la escritura es un arte, pero también es un oficio. Requiere práctica. No te asustes de reescribir, de pulir, de perfeccionar. Tu meta es hacer que tu lector sienta algo, piense, actúe. Escribir no se trata tan solo de poner palabras en papel; se trata de crear una experiencia.
Así que dale, escribe como si le estuvieras hablando a un viejo amigo. Mantenlo simple, mantenlo interesante y, sobre todo, mantenlo real. Ese es el secreto.
Saludos,
Roy
Mi reacción está extrañamente retorcida, como un helado de vainilla y chocolate de McDonald’s.
La parte de vainilla es que estoy impresionado con la habilidad de ChatGPT para extraer 10 cosas verdaderas de 30 años de Memos del Lunes por la Mañana. La parte de chocolate es mi molestia que ChatGPT haya utilizado palabras de relleno y frases aburridas que yo jamás usaría.
Pon tus mierdas en orden, ChatGPT.
Agrupa tu popó.
Lo siguiente es mi reescritura de la galleta de la fortuna digitalizada, homogeneizada que escribió ChatGPT mientras se hacía pasar por mí.
Tom-Tom,
Tom-Tom
Estas parado sobre el capó de tu carro, tratando de atrapar la atención de la gente de los AirPods-audífonos que te ignoran mientras te pasan al lado. Bienvenido al mundo de la escritura.
Estos son mis Diez Tips para Detonar Problemas, Causar Confusión, Realizar Revueltas y Vender Vainas.
Empieza grande: “Mi perro puede silbar como Tom Sawyer y bailar como Huckleberry Finn.”
Ponte cómodo: Alguien que habla relajado crea un escucha enfocado.
Encuentra tu ritmo: “Mi cliente no haría, no podría, no cometería estos crímenes.”
Cuenta historias: la gente las ama.
Di las cosas buenas dos veces: Di las cosas verdaderamente buenas tres veces.
Utiliza opuestos emparejados: Cada protón necesita un electrón. Amigos y enemigos, arriba y abajo, adentro y afuera, susurros y gritos, labios y trompas.
Tira a la basura cualquier cliché: Se nuevo, sorprendente y diferente.
No trates de sonar educado, pero di cosas inteligentes: No seas pomposo, se impresionante.
Haz que la gente ría, llore o se enoje: Si te ganas el corazón, la mente lo seguirá. La mente siempre puede encontrar la lógica que justifique lo que el corazón ya decidió.
Cierra en grande: El cañón hace ¡BUUM! Luego haz una reverencia profunda y con una floritura de tus manos la noche cae rápido como un telón y los fuegos artificiales se desatan. La gente aplaude enloquecida, agradeciendo haberse detenido, quitado los audífonos y tomado el tiempo para sonreír.
Indy dice que te diga Aruú.
Ciao por Ahora,
Roy
RESUMEN DE INDY BEAGLE: Le tomó al Hermano Chaterton 400 y pico palabras para sonar como un muñeco de madera que desea ser un niño de verdad, pero le tomó al mago la mitad de palabras para sonar como sí mismo. Él es bueno siendo él mismo. ¡Apuesto a que tú también eres bueno a ser tú mismo! Aruú — Indy
P.D. DE ROY: El mejor escritor es el escritor con auto-consciencia, así como un pintor es mejor pintor por saberse a sí mismo en el pigmento.

Verdaderas cosas que no podemos probar

“Si el fundador de una organización no le da poder a la próxima generación de líderes para que puedan impulsar a la empresa hacia adelante mientras él aún es un líder viable, la organización que él fundó va a dejar de existir en los próximos 10 años después de su muerte.”
No recuerdo cómo aprendí esa información, pero la he sabido desde hace 40 años. La fe que tengo en su veracidad me dice que yo confiaba en la fuente.
Estaba trabajando en una tienda de fabricación de acero en Broken Arrow, Oklahoma por 3 dólares y 35 centavos la hora cuando aprendí una segunda verdad que no puedo probar, pero recuerdo el episodio claramente. Era el año 1976, cuando un millón de dólares eran como diez millones de dólares de hoy.
Estaba escuchando una entrevista en la radio mientras manejaba un camión de entregas por la Lynn Lane, el hombre en la radio había enviado una encuesta por correo a un gran número de millonarios y un promedio sorprendentemente alto de ellos completó esa encuesta y se la devolvió.
Él estaba compartiendo las características de los millonarios que se habían hecho a sí mismos:
“¿Los millonarios auto-hechos tienen un C.I. alto? No. El porcentaje de millonarios auto-hechos con un C.I. alto es el mismo que el de la población general.”
“¿Será la educación? No. Los millonarios auto-hechos no están mejor educados que el resto de nosotros.”
“¿Será el dinero de familia? No. Los millonarios auto-hechos no vienen de familias con más dinero que la tuya y la mía.”
“¿Serán las conexiones familiares? No.”
“¿Muchos de ellos se casaron con alguien con dinero de familia y conexiones? No.”
“¿Los ‘descubrieron’? ¿Tuvieron un golpe de suerte? No.”
Cuando todas mis suposiciones se despedazaron, él dijo que sólo hay cuatro cosas que los millonarios auto-hechos tienen en común:
(1.) Es más probable que a los millonarios auto-hechos los hayan despedido de un trabajo que al resto de nosotros.
(2.) Un alto porcentaje de millonarios auto-hechos se ha declarado en bancarrota al menos una vez.
(3.) Los millonarios auto-hechos desconfían de la sabiduría tradicional y creen que existe un mejor camino.
(4.) Los millonarios auto-hechos piensan más adelante que nosotros. Ellos tienen un horizonte de tiempo que no se mide en días o semanas o meses, sino en años.
El hombre invisible en la radio continuó diciendo que el nivel socio-económico de una persona es mayoritariamente determinado por qué tan lejos hacia el futuro puede pensar esa persona.
La persona promedio tiene un plan para su próximos dos cheques de sueldo. El próximo cheque ya está comprometido en su totalidad y tienen cuentas qué pagar con el cheque que le sigue, aunque ese les ofrece una pequeña oportunidad para gastar discrecionalmente. El cheque que sigue al próximo nos da un poco de esperanza.
Dos cheques en el futuro es lo más lejos que nos atrevemos a ver. Esto es lo que significa ser de clase media.
Pero al menos no estamos luchando por encontrar el dinero para comprar una nueva batería para el carro para poder ir al trabajo o tratando de pedir prestado dinero para pagar una cuenta de luz que lleva tiempo morosa o deseando que tuviéramos suficiente comida en la cocina que dure hasta el siguiente cheque. Estas personas están luchando, pero ese no es el fondo. No.
En el fondo del nivel socio-económico están los adictos que sólo pueden pensar en el siguiente trago, la siguiente jeringa, la siguiente pastilla. Su horizonte de tiempo es de unas horas, como mucho. El mañana no existe en sus mentes.
Amigo, estoy convencido que puedes tener éxito en cualquier cosa que escojas hacer, siempre y cuando tengas el poder de perseverancia emocional que sobreviva a tus errores.
No importa qué tanto trates, existen un cierto número de errores que vas a cometer. Esto no quiere decir que tú hayas fracasado. Quiere decir que estás aprendiendo.
Así que siempre sigue tratando. Pero, sobre todo:
Piensa hacia adelante.
Roy H. Williams
P.D.: “Lo que autores famosos, atletas de primer nivel, titanes de los negocios, cantantes, actores y personas exitosas en cualquier campo tienen en común es que todos ellos comenzaron sus travesías cuando no eran ninguna de esas cosas.”
— Mike Dooley
“Warren Buffett lo dijo mejor: ‘Si quieres ganar en el juego de las inversiones, tienes que entender paciencia, porque la riqueza usualmente se transfiere del impaciente al paciente.’ El noventa y nuevo por ciento del valor total neto de Buffett lo acumuló después de cumplir 65 años. Si Buffett se hubiera retirado a los 65, nunca hubieras escuchado hablar de él.”
– Morgan Housel (al día de hoy, el valor total neto de Buffett se calcula en US$132 millardos.)

La idea 53% de Jerry

Un taller mecánico exitoso hace aproximadamente US$500,000 al año. Pero que el dueño tenga o no ganancias de esos US$500,000 no se determina por qué tan buenos sean reparando carros, sino que tan buenos sean llevando el negocio.
Y aún esos dueños de taller que son buenos llevando un negocio, pueden que no sean buenos convirtiendo las consultas telefónicas en clientes.
Te das cuenta que no sólo estoy hablando de talleres mecánicos, ¿verdad? Estoy hablando de cada una de las categorías de negocios que existen.
En este momento, te estoy hablando a ti de la tuya.
¿Eres bueno en tu trabajo? (¿Los clientes están impresionados?)
¿Eres bueno llevando un negocio? ( Precios, reclutamiento, gerencia de flujo de trabajo, gerencia de inventarios, relaciones con los proveedores, retención de empleados, retención de clientes, gerencia de pagos de planilla, etc.)
¿Eres bueno generando consultas? (Publicidad, construcción de marca, activación de ventas, reseñas boca-a-boca y en línea.)
¿Eres bueno convirtiendo las consultas en clientes? (Índice de cierre, conversión.)
Ahora de regreso a Jerry:
Jerry era bueno en su trabajo. Tan bueno, de hecho, que su reputación le permitió ingresar 12 veces más negocios que el taller mecánico exitoso promedio. Jerry no estaba ingresando US$500,000 al año. Estaba ingresando US$500,000 al mes.
Jerry era bueno llevando su negocio. Él y su esposa viajaban y disfrutaban de un nivel de vida más alto que el de la mayoría de nosotros.
Jerry era bueno generando consultas, principalmente porque su taller mecánico mantenía felices a sus clientes durante muchos años y los clientes felices tienden a multiplicarse.
Pero Jerry sólo era promedio para convertir las consultas telefónicas en clientes. Aún así, estaba haciendo 12 veces más en volumen de ventas que el taller mecánico exitoso promedio.
Jerry y su esposa están frecuentemente en la Academia del Mago.
Jerry estaba prestando atención cuando dije: “La mala publicidad se trata acerca de ti, tu compañía, tu producto, tu servicio, cuántos años tienes en el negocio y cuántos premios te has ganado. La buena publicidad se trata acerca del cliente y cómo tu producto o servicio pueden cambiar el mundo privado en el que vive.”
Luego de contemplar esas palabras, Jerry y su esposa se dieron cuenta que la forma como responden a las consultas telefónicas es una manera de mercadeo. Específicamente, es la clase de mercadeo que puede mejorar el porcentaje de llamadas entrantes que se convierten en clientes.
Alenté a Jerry y su esposa a que experimentaran. Les dije: “Prueben algo nuevo. Denle tiempo para funcionar, pero si no funciona, intenten con al más que sea nuevo.”
El segundo experimento de Jerry hizo que las ganancias de su negocio aumentaran 53% más respecto al año anterior, mes a mes.
Le taller mecánico de Jerry ya no hace US$6,000,000 al año. Ahora tiene un taller mecánico de US$9,180,000.
Ya sé lo que estás pensando. Quieres saber cómo Jerry y su esposa le prendieron fuego al cohete que puso su negocio en órbita, ¿verdad?
Está bien. Te lo diré.
La esposa de Jerry dijo: “Cada llamada entrante comienza con el que llama preguntando: ‘Pueden’, ‘Trabajan esto’, ‘Podrían revisar aquello’.
“Dame algunos ejemplos”, dije.
Ella dijo: “¿Pueden reparar la transmisión de un Mercedes-Bez E400 del año 2028?”
Nuestra respuesta es: “Sí, podemos. Y si lo traes, lo podemos revisar de inmediato.”
“¿Trabajan con Volkswagens?”
“Sí lo hacemos. Y si lo traes, lo podemos revisar de inmediato.”
“Podrían revisar mi Porsche 718 Cayman? Se muere cada vez que giro mucho hacia la izquierda.”
“Sí podríamos. Y si lo traes, lo podemos revisar de inmediato.”
¿Viste lo que Jerry y su esposa NO están haciendo? No están preguntando más información, educando al cliente, o explicando lo ocupados que están.
Lo que sí están haciendo es escuchar el problema del cliente y diciendo: “Sí, podemos resolver ese problema.” Y luego le dan al cliente la feliz noticia que están dispuestos a verlo inmediatamente.
Vamos las matemáticas de esa transacción:
El cliente (1.) tiene un problema y (2.) está frustrado al respecto. Jerry y su esposa (1.) se llevan el problema y (2.) remueven la frustración.
Nunca se trata acerca de ti.
Siempre se trata acerca del cliente.
Puedes hacerlo más complicado que eso si quieres.
Pero no te lo recomiendo.
Roy H. Williams
P.D.: No mencioné el nombre de la esposa de Jerry porque eso haría que fuera demasiado fácil encontrarlos. Y ellos están demasiado ocupados diciéndoles que sí a sus clientes como para tener tiempo para platicar con 500 personas que quisieran hacerles preguntas acerca de más detalles de su método. ¿Te sorprende que sucedan esas llamadas? Te veo la otra semana.

Los hombres en su pico

Los años de crecer: edad del nacimiento hasta los 20s
Cuando un hombre está en sus años de adolescencia, la gente con buenas intenciones pregunta: “¿Cuáles son tus planes para el futuro?” Menos del 10% de nosotros tienen un plan de verdad en esa edad, pero podemos inventarnos uno para no decepcionar a las personas que creen en nosotros.
Yo les digo la verdad a los chicos adolescentes cuando siento que se sienten a la deriva:
“No es común a tu edad que sepas qué hacer con tu vida, pero la gente frecuentemente te va a preguntar como si fuera obligatorio que supieras. Pero la verdadera realidad es ésta: si, para cuando cumplas 30, ya sacaste tu cabeza de tu trasero, ya vas adelantado en el juego.”
Los años educativos: de los 20s a los 30s
Las carreras reguladas — ingeniero, abogado, doctor — requieren un joven con un plan. El resto de nosotros rebotamos por allí y aprendemos de nuestros errores.
La gente supone que un hombre que “planea su trabajo y trabaja su plan” es más disciplinado y tiene un CI más alto que aquellos de nosotros que rebota. Pero yo creo que es mejor apuntar tu temperamento que tratar de cambiarlo.
Los Planificadores prefieren la estructura. Los que rebotan prefieren la aventura. Esto no quiere decir que los Rebotantes sean menos visionarios, menos disciplinados, menos comprometidos o menos inteligentes. Ellos simplemente prefieren improvisar, innovar, e impresionar, en vez de planificar, agendar y ejecutar.
Los Planificadores tienden a convertirse en profesionales. Los Rebotantes tienden a convertirse en empresarios, comerciantes, vendedores, consultores, trabajadores de planillas o vagos.
Para enero del 2024, habían 1,100,101 médicos en los Estados Unidos. El doctor de atención primaria en los Estados Unidos gana US$265,000 al año. Los especialistas redondean US$382,000, que es alrededor del mismo ingreso anual que el dueño de una compañía modestamente exitosa de plomería o aires acondicionados con menos de 10 empleados.
En enero del 2023, habían 1,331,290 abogados en los Estados Unidos ganando un ingreso promedio anual de US$100,626. Los abogados en el percentil 75 ganan alrededor de US$103,000. Los que mejor ganan ganan un promedio de US$131,000, que es alrededor de lo mismo que gana un vendedor moderadamente exitoso que trabaja para la TV o radio local.
Como dije, el camino hacia adelante de un hombre tiene más que ver con su temperamento que con cualquier otra cosa. Forzar que un hombre se comporte fuera de su temperamento es un castigo cruel e inusual.
Los años de adquisición: de los 30s a los 40s
Para la mayor parte de hombres, los años entre los 30s y los 40s se tratan de ganar experiencia y estatus y posesiones mientras luchamos en silencio para escalar. La adrenalina es nuestra droga preferida.
Las teorías de conspiración, los juegos de video, las apuestas deportivas, los barcos de pesca, los carros deportivos y las motocicletas nos proveen con una puerta de escape. Estos son los años en los que los observadores dicen: “La diferencia entre los hombres y los niños es el precio de sus juguetes”.
Pero a pesar de nuestros éxitos visibles, no podemos acallar la voz interna que susurra: “La masa de hombres lleva vidas de desesperación callada y van a su tumba con la canción aún adentro”.
Los hombres más tristes se quedan en el modo de recoger juguetes durante el resto de sus vidas, queriendo tan sólo ganar más dinero y tener un nombre más grande. Cuando un hombre así llega a los 60s y ve hacia atrás a su cumpleaños 30, él no ha ganado 30 años de experiencia en realidad. Él ha tenido un año de experiencia 30 veces. Pero no sabe cómo hacer nada más.
No habiendo jamás descubierto su alma, se va a su tumba con la canción aún adentro.
Los años de elevación: de los 40s a los 50s
Para aproximadamente el 80 por ciento de los hombres de los Estados Unidos, la década entre los 40s y los 50s es cuando dejamos nuestra marca en el mundo. Los grandes saltos hacia adelante, las huellas que dejamos atrás, las historias que contarán de nosotros cuando ya no estemos, usualmente suceden entre nuestro cumpleaños 40 y el 50.
Estos son los años en que comenzamos a ver claramente.
Estos son los años en donde cometemos menos errores.
Estos son los años en los que succionamos el jugo de todas nuestras experiencias y usamos la sabiduría y energía que nos da.
Los años de celebración: entre los 50s y los 60s
Habiendo trabajado durante 30 años para sobrevivir en la vida, ahora comenzamos a pensar en hacer una diferencia.
Estos son los años en los que los hombres descubren el valor en las relaciones genuinas, la espiritualidad sincera y la confesión honesta. En esencia, nos vemos cara a cara con nuestro lado femenino.
Vamos a nuestros compañeros de vida y nos damos cuenta qué tanta suerte tenemos.
Vemos a nuestros hijos y nietos y nos damos cuenta qué tanta suerte tenemos.
Nos detenemos a oler las rosas y a hacer limonada.
Los años de distribución: en algún momento después de los 60s
Robert Frost acababa de cumplir 60 cuando escribió: “Ni muy adentro ni muy hondo”, un poema que describe cómo vivimos nuestras vidas anhelando un futuro que nunca llega.
La gente en la playa,
Toda voltea a vera para un lado.
Le dan la espalda a la tierra.
Ven hacia el mar todo el día.
Lo que se tarde en pasar,
Un barco eleva su casco;
La tierra más mojada parece vidrio
Refleja una gaviota.
La tierra puede variar más;
Pero donde sea que esté la verdad,
El agua viene a la orilla,
Y la gente mira hacia el mar.
No pueden ver lejos,
No pueden ver profundo.
¿Pero cuándo ha sido eso impedimento
Para la vigilia que mantienen?
Es en los años después de los 60 que los hombres comienzan a regalar todo lo que han acumulado con la esperanza de hacer una diferencia.
Estos son los años en que finalmente decidimos que tuvimos todo lo que queríamos, todo el tiempo.
Y luego finalmente entendemos lo que T. S. Elliot dijo en el Pequeño Gidding, el cuarto de sus Cuatro Cuartetos:
No cesaremos en la exploración
Y el fin de todas nuestras búsquedas
Será llegar adonde comenzamos,
Conocer el lugar por vez primera.
Estos son los años cuando navegamos los grandes océanos, vemos la profundidad y aprendemos a cantar.
Disculpas:
Tal vez las mujeres jóvenes sean exactamente igual que los hombres jóvenes, tal vez no. No puedo decirlo, porque nunca fui una niña y nunca tuve una hija y estoy consciente que el memo de hoy excluye a la mitad de la población, pero sentí que era más seguro hablar sólo de cosas que conozco en vez de especular y equivocarme. Así que, señoras, espero que entiendan que las estoy honrando al no engañar diciendo que entiendo las presiones y frustraciones, problemas y triunfos, alegrías y aspiraciones de las mujeres.
Pero sí entiendo a los hombres.
Roy H. Williams

Consejos para mis nietos adolescentes

A Hollister y Gideon:
Llegaron a la edad en donde todo el mundo que se topen les van a preguntar acerca de sus planes para el futuro. Yo soy más viejo, más feliz y probablemente más exitoso que esa gente, así que, ignórenlos. Escúchenme a mí.
El conocimiento es importante, pero la experiencia es lo que realmente importa.
La escuela les puede dar conocimiento, pero no les puede dar experiencia.
La experiencia es como les decimos a nuestros errores.
El éxito es simplemente una cuestión de sobrevivir a tus errores. Pero primero los tienes que hacer. Así que arriésguense. Sientan el dolor de la decepción. Y luego sigan adelante.
Eviten los errores que son más grandes que ustedes.
No se mueran.
No hagan un bebé para quien no estén preparados.
No vayan a prisión.
Esos errores son difíciles de deshacer.
Sobrevivir todos sus otros errores sólo va a requerir “poder de estadía” financiera y emocional.
El poder de estadía financiero no se mide por cuánto dinero tienes. De hecho, una abundancia de efectivo te va a tentar a calcular tu nivel de quemado. Vas a decir: “A mi actual nivel de gasto, puede durar hasta tal y tal fecha antes de quedarme sin dinero”.
Cuando calculas tu nivel de quemado, creas un plan inconsciente. Has visto el futuro y te viste a ti mismo colapsando en derrota en ese día. Personalmente, yo nunca he conocido a nadie que haya tenido éxito luego de calcular su nivel de quemado. Se imaginaron a sí mismos sin dinero y así terminaron.
Supe que habían calculado su nivel de quemado porque dondequiera que fueran, dijeron: “Tengo que tener ganancias para tal y tal fecha o me quedo sin dinero.”
Chicos, no importa cuánto dinero tengan, pueden quedarse sin un centavo. La verdadera estadía financiera no se mida por cuánto dinero tengan: se mide por qué tan poco dinero necesiten para mantenerse en juego. El secreto es mantener sus obligaciones mensuales tan bajas que tome muy poco para cubrir sus gastos de vida.
Mis socios más exitosos en el Mago de la Publicidad conservaron sus trabajos hasta que hicieron suficiente dinero como mi socios para poder salirse de su empleo previo. Algunos de los otros tuvieron la suficiente suerte para tener un compañero de vida que ganaba tanto dinero como para cubrir los gastos mensuales de la casa. Las parejas que tuvieron dificultades en los primeros años fueron los que tenían unos gastos mensuales significativos y mucho dinero en el banco. Ellos fueron los que calcularon su nivel de quemado y luego poco a poco entraron en pánico cuando vieron cómo desaparecía ese dinero mes a mes.
El poder de estadía financiera es fácil. Vive de forma modesta. No debas dinero.
El poder de estadía emocional es lo que te hace exitoso. Te da la habilidad de fracasar sin verte a ti mismo como un fracaso. Así que arriésgate. Siente el dolor de la decepción y luego levántate a ti mismo.; como ya lo dije.
El fracaso, como el éxito, es una condición temporal.
Van a necesitar gente que te haga porras. Yo tengo a su Abue y las porras de Dios que encuentro en mi Biblia.
Los errores son inevitables. No les tengan miedo a los errores.
Alienten a las personas. No den consejos rápido, pero ofrezcan aliento rápidamente. Díganle a la gente lo que admiran de ella. A nadie le gusta un lambiscón, pero si dicen la verdad, van a escuchar la verdad.
Cásense con su mejor amigo. Van a saber que es su mejor amigo cuando quieran estar con esa persona, aún si no se la imaginan desnuda. Pennie — su Abue — cree en mí más de lo que yo mismo lo hago. Le he pedido a Dios una pareja así para cada uno de ustedes.
No soy la única persona que piensa estas cosas. El 1 de mayo del 2024, Jason Fried escribió:
“Ocasionalmente, alguien de 17 años escribe, pidiendo consejos de emprendimiento o de negocios. Frecuentemente son niños adelantados y ya tienen algo en marcha. Otros están ansiosos desde que salen de la escuela. Es una belleza saber de ellos. Pero mi consejo es generalmente que no necesitan consejo. No necesitas consejos cuando tienes 17 años. Necesitas experiencias. No necesitas que te digan qué hacer. Ahora, eso en sí mismo puede ser considerado como consejo, pero realmente no lo digo con esa intención. Es anti-consejo, si es algo. NO escuches. Aprende allá afuera, no en este correo. A los 17 años, tienes más tiempo del que que jamás vayas a tener para desperdiciarlo y aprender. Cualquier otra cosa sólo se interpone en tu camino. No existe consejo alguno que abra puertas o que venga de un viejo sabiendo que te haga ninguna diferencia a los 17 años. Hacerlo, el auto-descubrimiento, te va a dar el consejo que necesitas hasta que verdaderamente llegues al punto en donde las cosas importen y la sugerencia adecuada podría significar algo. Hasta ese momento, divaga. Ten 17 años.”
Chicos, si no estoy dentro de 10 años, asegúrense de compartirles esta carta a Eden y Vance.
Los amo,
Poobah
P.D.— Algunas personas los van a querer por quiénes son. Algunas personas no los van a soportar. Pero la mayoría de personas los van a querer por lo que pueden hacer por ellas.
Nunca está bien que un amigo los quiera por lo que pueden hacer por ellos. De hecho, esa persona no es su amigo. Pero definitivamente está bien que su empleador los quiera por lo que pueden hacer por él.
Cuando tengan un trabajo, sepan que estas son las características de un empleado perfecto:
Hacen un trabajo increíblemente bueno.
Siempre hacen su trabajo a tiempo.
Le caen bien a todo el mundo.
Si cualquiera dos de esas cosas es verdad de ustedes, es suficiente para hacerlos un empleado valioso. Si todas esas tres cosas son verdaderas, cualquier dueño de negocio que conozcan va a querer contratarlos.
P.P.D.: He conocido a personas altamente efectivas que irradian profesionalismo. Su forma de ser, su pulido, su elegancia y su carisma los vuelven intoxicantes. Estas personas frecuentemente son perfeccionistas por naturaleza, así que su profesionalismo les viene de forma natural.
Yo no soy, por naturaleza, perfeccionista. La forma de ser, el pulido, la elegancia y el carisma no son mi condición natural. Lo mejor que puedo hacer es ser gentil y considerado y rápido para pedir perdón cuando hago o digo algo estúpido.
El profesionalismo, cuando es auténtico, es maravilloso. Pero también puede ser una pose, una máscara que se usa para disfrazar el hecho que una persona es simplemente una sabandija posera con un peinado caro, modales sofisticados y mucho estilo. Estas personas siempre pueden obtener un trabajo, pero no toma mucho tiempo para ver que son un traje vacío.
Sean profesionales si está en tu naturaleza, pero nunca olviden que la efectividad es lo que realmente importa. Yo siempre he sido un poco desaliñado e indisciplinado, pero mi efectividad me otorga un montón de perdón.
Sean honestos. Alienten a los demás. Escuchen con atención cuando alguien hable.
Ambos dos, sepan que los amo.
– Poobah

Claro que puedes

“Decir la verdad más poderosamente que lo que es completamente preciso” es pensar y decir un evento futuro como si ya hubiera sucedido. Algunas personas le dicen a esto “manifestar” pero estoy incómodo con esa palabra porque conjura la imagen de una persona que literalmente habla las cosas a la existencia, una habilidad que yo creo que sólo le pertenece a Dios.
Sí, soy de esa creencia antigua que cree que el Big Bang comenzó cuando Dios dijo: “Que haya…”
Aunque rechazo la idea de “manifestar”, sí creo en proyectar, lo que defino como alentar a otros hablando de un futuro posible como si estuvieras seguro que va a suceder.
Cuando una persona necesita valentía y confianza, dale de las tuyas. Cuéntales del futuro que ves para ellos.
Me reúno cada viernes a almorzar en lugares de lujo con 5 amigos, la mayoría de ellos arriba de 60 años. Recientemente, luego de 3 horas de conversación alrededor de una mesa grande, redonda, nos quedamos en silencio mientras cada uno de nosotros tomaba un poco de vino, o ponderaba lo que acabábamos de decir, o miraba el menú buscando cosas adicionales qué ordenar. Levanté la vista cuando escuché una voz decir: “¿Quién te metió en la cabeza que podías hacer las cosas que has hecho?”
El amigo que había hablado me estaba viendo directamente a mí. Leyendo la confusión en mis ojos, comenzó a enumerar un montón de cosas que doy completamente por sentado. Recordando que su pregunta fue: “¿Quién te metió en la cabeza…”, le dije la verdad: “Mi Mamá”.
De pronto vi 5 pares de ojos sorprendidos y me sorprendió que se sorprendieran.
El silencio incómodo que siguió me hizo darme cuenta que ellos estaban esperando que yo continuara, así que dije: “Cada vez que le decía a mi madre que no podía hacer algo, ella siempre decía: ‘Claro que puedes’. Y luego yo lo hacía. No recuerdo que ella haya dicho jamás: ‘Bueno, has lo mejor que puedas’, y nunca hizo algo por mí que ella creyera que yo podía hacer por mí mismo. Ella simplemente me miraba pacientemente y decía con completa convicción: ‘Claro que puedes’”.
Mis amigos continuaron viéndome fijamente en silencio. Yo no estaba seguro de qué estaba sucediendo. Finalmente, el amigo que me hizo la pregunta me vio a los ojos y dijo: “¡Qué regalo!” Los otros asintieron con la cabeza mientras repetían: “¡Qué regalo!”
Fui lo suficientemente atinado de callarme y escuchar.
Durante la siguiente media hora, escuché mientras cada uno de ellos contó historias de su niñez que me hicieron entender su admiración por mi Mamá.
Esos treinta minutos conectaron una vida entera de puntos para mí.
A través de mi vida adulta, me he sentido apenado cuando la gente me hace preguntas acerca de mi supuesta valentía, o audacia, o visión, o alguna otra de esas cosas. Nunca he estado seguro de cómo responderle a esas personas, porque yo sé con certeza que no poseo esas cualidades.
He logrado de alguna manera pasar con éxito durante más de 65 años de vida sin una educación superior, felizmente casado con la chica a la que he amado desde que tenía 14 años, porque las dos mujeres más importantes de mi vida creen que, mientras el fracaso es inevitable, también es una condición temporal y que al final vamos a tener éxito, porque, “Claro que podemos”.
Por favor escucha lo que te voy a decir.
Dale el regalo de valentía y de confianza a la gente a la que amas.
Diles que crees en ellos. Diles lo que ves cuando ves en su futuro. Las frases que les digas deberían comenzar con “Tú eres…” y “Tu vas a…”
Ellos van a ver lo que tú veas cuando lo digas.
Tus palabras van a cambiar sus pensamientos y sus acciones.
Y ellos van a vivir para verlo acontecer.
Roy H. Williams

Reno está al oeste de L.A.

Las abreviaturas postales de dos palabras no tienen puntos después de las letras, así que cuando le puse el título al Memo del Lunes por la Mañana de hoy, Reno está al oeste de L.A., no usé la abreviatura postal para Louisiana.
La ciudad de Carson — la capital de Nevada — también está al oeste de Los Ángeles, así como están otras capitales estatales. Juneau, Honolulu, Sacramento, Salem y Olympia, que son las capitales de Alaska, Hawaii, California, Oregon y Washington. Oeste, oeste, oeste, oeste y oeste de L.A.
Gugléalo. O búscalo en Bing. O en Yahoo. Como te guste. Reno está ubicado al oeste 119°49′.
Los Ángeles está al oeste 118°14′.
Reno está 86 millas al oeste de Los Ángeles.
Las coordenadas de una ciudad te dicen su ubicación precisa, igual que los números del capítulo y versículo del libro en la Biblia.
Salmo 119:49 — el salmo de Reno — dice: “Acuérdate de la palabra dada a tu siervo, En la cual me has hecho esperar. ”
Reno fue fundado por Charles Willian Fuller, quien construyó un puente a través del río Truckee para que los colonos no perdieran la esperanza.
El salmo 118:14 — El salmo de L.A. — dice:
“Mi fortaleza y mi cántico es Jah, y él es mi salvación.”
Los Ángeles se llamó así en 1769 por el Padre Juan Crespi, un sacerdote franciscano quien celebró en su diario el descubrimiento de un “bello río al noroeste”. Una fuente de agua que salvó a su banda de viajeros sedientos.
Recordarás que mencioné a Louisiana en mi frase inicial.
Nueva Orleáns está a 90°07′ Oeste.
El salmo 90:7 — el salmo de Nueva Orléans — dice:
“Porque con tu ira somos consumidos, y con tu furor somos conturbados.”
El barrio francés de Nueva Orleáns está al 90.°06′ Oeste.
El salmo 90:6 — el del barrio francés — dice:
“por la mañana florece y crece;al atardecer se marchita y se seca.”
¿Será que la longitud y/o la latitud de una ciudad develan un mensaje secreto de Dios para esa ciudad?
No. Por supuesto que no. No seas ridículo. ¿Estás demente? Pero supongamos que sí.
La latitud para mi ciudad natal de Broken Arrow, Oklahoma —que, anteriormente a 1907 era “territorio indio” — es 36.°06′ Norte.
Salmo 36:6 — el salmo para Broken Arrow — dice:
“Tu justicia es como las montañas de Dios;tus juicios, las grandes profundidades. Oh Jehová, al hombre y al animal conservas.”
Creamos mundos imaginarios en donde jugamos a cosas imaginarias, pero hasta nuestro mundos imaginarios tiene que tener reglas. Esta verdad es conocida por todos los autores de ciencia ficción, por todos los autores de fantasía y por cada niño de 6 años.
Ahora tenemos que hacer algunas reglas adicionales porque algunos salmos no tienen suficientes versos para hacerle juego a las coordenadas de algunas ciudades. Por ejemplo, Chicago está a una latitud de 41°52′ Norte y una longitud de 87°39′ Oeste.
Comenzaremos por la longitud: oh-oh, el salmo 87 no tiene un verso 39.
Ahora veamos la latitud: Oh-oh, el salmo 41 no tiene un verso 52.
¡Pero Génesis 41 sí lo tiene!
Génesis 41:52 — el verso de nacimiento de Chicago — dice:
“Y el nombre del segundo lo llamó Efraín; porque Dios (dijo) me hizo crecer en la tierra de mi aflicción…”
Chicago fue incorporado en 1837, pero floreció en un asombroso segundo nacimiento después del fuego de 1871. Léelo por ti mismo. Yo me fui al “verso de nacimiento” porque Génesis quiere decir “principio”.
¡Y el verso del nacimiento de Chicago es de hecho acerca de su segundo nacimiento! ¡Qué tan cool es eso!
Admítelo. Tienes un poco de curiosidad de conocer el salmo de tu ciudad, ¿verdad? Y si tu ciudad no tiene un salmo, también tendrías curiosidad de conocer el verso de nacimiento de tu ciudad, el proverbio de tu ciudad, o la profecía de tu ciudad. ¿Tengo razón?
Puede sonar como que te estoy tratando de convencer que creas en toda esta tontera de la intersección de las coordenadas de una ciudad y los versos de la Biblia, pero te prometo que no lo estoy haciendo. Mi única meta es demostrarte qué tan fácil es seleccionar hechos que soporten tu premisa.
Y ahora ya sabes todo lo que necesitas saber acerca de teorías de conspiración, propaganda, medios sociales y las noticias de la noche.
Y la publicidad, por supuesto.
Roy H. Williams

La creatividad en la publicidad está sobrevalorada

Uno mira mucha porquería durante 40 años como escritor de anuncios.
Un mira montañas grandes, humeantes de anuncios predecibles escritos por amateurs quienes suponen que la audiencia está obligada a escuchar.
Uno mira montañas congeladas de anuncios sin corazón que hablan a las ideas en vez de a las personas.
Uno mira las esquirlas desperdigadas de anuncios escritos por tipógrafos altamente creativo, pero con el gatillo suave, quienes no entienden la necesidad de la estrategia.
Los escritores de anuncios amateur creen en la creatividad.
Los escritores de anuncios con éxito creen en la estrategia.
Los buenos textos de anuncios fluyen de la estrategia.
La estrategia fluye de donde sea que esté en la despensa del anunciante. Debes comenzar por escarbar en esa despensa. Haz un inventario de todos los elementos de historia que no se han usado que vas a encontrar escondidos allí.
La mala estrategia usualmente es el resultado del ego de alguien.
Un dueño de negocio quiere contratarte. Cuando te reúnes con esa persona, te das cuenta que quieren ser percibidos de una cierta forma. Usualmente se le llama a esto la fantasía de su “esencia de marca” y si no los complaces en esa fantasía, te van a acusar de no entender su marca.
Ellos quieren que continúes haciendo lo que ellos han hecho en el pasado, pero que funcione esta vez. Si no estás de acuerdo con su estrategia, van a decir: “No entiendes quiénes somos”.
Tú dirás: “No, esto no es quienes son. Esto es sólo quién quieren ser. Pero no tienen los ingredientes para hornear ese pastel”.
Este es siempre una discusión improductiva, así que cuando un dueño de negocio que te quiera contratar diga: “Esto es lo que quiero que hagas y así es como quiero que lo hagas”, la mejor respuesta es decir: “Me parece que usted tiene todo bajo control. ¡Excelente idea! Siga su sueño. Que Dios lo acompañe. ¡Manténgase en contacto! ¡Adiós!”
Si utilizas la misma estrategia que ellos han usado en el pasado, no va a funcionar mejor que lo hizo en el pasado.
Vas a estar tentado a hacer lo que tu cliente potencial quiere que hagas. “Después de todo, es su compañía, ¿no es cierto?”
Tu razón de tener estos pensamientos es que necesitas el dinero. Pero si haces lo que te dicen tus clientes potenciales, esto es lo que va a suceder:
Tu campaña publicitaria va a desempeñarse debajo de lo esperado.
Tu cliente te va a echar la culpa.
Vas a ser despedido.
Vas a tener un récord de fracasos.
Vas a perder confianza en ti mismo.
Encuentra tu dinero en otra parte.
Antes de aceptar un cliente, pregúntate: “¿Estoy dispuesto a darle a esta persona un lugar en mi vida?”
Considera esa cuestión cuidadosamente, porque tu cliente definitivamente va a ocupar tus pensamientos. ¿Vas a estar esperando hablar con él con gusto, o vas a temerlo?
Hasta los mejores clientes te van a pedir ocasionalmente que hagas algo que tú crees que es una mala idea. Aquí es cuando vas a necesitar hacer lo opuesto de lo que te dije hace un momento. Cuando hayas aceptado el trabajo, ya no puedes decir: “Me parece que usted tiene todo bajo control. ¡Excelente idea! Siga su sueño. Que Dios lo acompañe. ¡Manténgase en contacto! ¡Adiós!”
Ya le diste a este cliente un lugar en tu vida. Aceptaste el papel de ser su escritor de anuncios. Tienes una relación en desarrollo. Aquí es cuando debes recordar que no te contrataron para ser su Director Ejecutivo.
Dile que definitivamente vas a hacer lo que ellos dicen.
Dile por qué crees que es una mala idea.
Cuando te hayan escuchado y entendido y pedido que lo hagas de todas formas, haz que sea una cuestión de honor descifrar cómo hacer que su mala idea funcione.
Aduéñate de la idea. Pon todo lo que tienes detrás de ella. Enorgullécete de lo que pudiste hacer.
Cuando tienes una relación en desarrollo, ya no tienes la opción de decir: “Vas solo”.
La mayor parte de anuncios no están escritos para disuadir. Están escritos para no ofender.
El poder de un anuncio se puede medir en la fuerza de la reacción en contra que genera.
La reacción en contra no quiere decir que el anuncio sea bueno; sólo quiere decir que el anuncio es poderoso. Los anuncios verdaderamente malos generan reacción negativa.
Pero también lo hacen los anuncios verdaderamente buenos.
Esta reacción negativa puede venir de:
El cliente.
Empleados, amigos o consejeros del cliente.
Un pequeño pero beligerante grupo de personas que han voluntariamente malinterpretado tu mensaje para poder saltar sobre su pequeño ladrillo y proclamar su ofensa favorita con el trueno y relámpago de la indignación.
Ofenderse hace que la gente se sienta superior e importante.
Yo no estoy diciendo que tu meta deba ser ofender. Sólo estoy diciendo que no puedes decir nada poderoso sin que alguien se ofenda.
La mayor parte de anuncios son criticados, cuestionados, alterados y aguados para que nadie pueda ofenderse ni remotamente. Es por esto que la mayoría de anuncios son suaves e inefectivos.
¿Qué te da más miedo: los anuncios que no funcionan o la crítica por lo que sí lo hacen?
Roy H. Williams
La Tribu Diminuta y yo hemos preparado una madriguera del conejo verdaderamente extraordinaria para ti. Para entrar en la madriguera del conejo, sólo tienes que hacer clic sobre la caricatura al principio del Memo del Lunes por la Mañana. Luego haz clic sobre cada imagen en la página para progresar a la siguiente. Personas interesantes, imágenes bellas, risa y llanto, todo eso te espera en 18 páginas cortas. ¡Aruú! — Indy Beagle

Escribe apretado

Cuando incrementas tus palabras, mengua su impacto.
Comunica tus pensamientos en frases cortas. Esos pensamientos van a ser recordados, y tú también.
Más corto pega más fuerte.
Leí un libro de un hombre que es un pensador profundo, un gran estratega y un buen escritor. Sus fortalezas consisten en poder identificar, organizar y comunicar ideas clave.
Pero esas ideas pegarían más fuerte si ese hombre pudiera escribir más apretado.
Los que escriben apretado
Rechazan modificadores innecesarios.
Reducen su conteo de palabras.
Prueban lo que dicen.
Utilizan una voz activa.
Modificadores:
Los adjetivos y adverbios son comida grasosa. Le dan energía a tu historia cuando se usan poco pero hacen que tus frases se sientan hinchadas, aletargadas y gordas si te sobre pasas. Los adjetivos son menos peligrosos como el colesterol bueno y los adverbios son más peligrosos como el colesterol malo, pero una dieta constante de estos modificadores va a tapar las arterias de tu historia y la va a volver más lenta hasta que tu audiencia se duerma.
El conteo de palabras:
Likewise, Benjamin Franklin concluded his 1750 Letter to the Royal Society in London by saying, “I have already made this paper too long, for which I must crave pardon, not having now time to make it shorter.”
Editar va a reducir tu conteo de palabras, pero es difícil editar lo que se acaba de escribir. Míralo al día siguiente y tus errores te van a parecer obvios. Reordena, reduce y elimina elementos hasta que tu historia esté apretada y brille mucho.
Puedes comunicar el doble utilizando la mitad de palabras.
Willie Shakespeare nos enseñó: “La brevedad es el alma del ingenio1”.
Blaise Pascal y Benjamin Franklin son recordados por su ingenio. Es por eso que ambos se disculpaban al escribir cuando se tomaban mucho tiempo para decir muy poco.
Blaise Pascal en sus Cartas Provinciales de 1675 escribió: “La presente carta es una muy larga, simplemente porque no tuve el tiempo libre necesario para hacerla más corta.”
De igual forma, Benjamin Franklin concluyó su Carta a la Real Sociedad en Londres de 1750, diciendo: “Ya hice este tratado demasiado largo, por lo que debo rogar su perdón, careciendo ya del tiempo de hacerlo más corto.”
Prueba lo que dices:
Un arcoiris de personas a través del internet reportan que Martín Lutero, Mark Twain y Cicerón de Roma hicieron declaraciones similares a las declaraciones hechas por Blaise Pascal y Benjamin Franklin, pero ninguno de estas personas coloridas puede ofrecer documentación significativa.
Martín Lutero murió en 1546. Una biografía de Lutero publicada 300 años más tarde — en 1846 — cita a Lutero diciendo que: “no tuve tiempo de hacerlo más corto”, pero el biógrafo no pudo citar ningún texto dejado por Martín Lutero que corroborara esa cita.
Mark Twain murió en 1910. En 1975, un artículo apareció en el Chicago Tribune atribuyendo una versión del “no tuve tiempo de hacerlo más corto” a Twain, pero el periodista no pudo ofrecer ningún texto, capitulo, número de página ni testigo contemporáneo como prueba.
La persona que arguye que Ciceró dijo que: “no tuve tiempo de hacerlo más corto” cita un libro de citas publicado en 1824 como “prueba” de lo que Cicerón dijo 1,800 años antes que ese libro de citas fuera publicado. Cicerón no dejó ningún escrito que tuvieran esa cita.
“No creas lo que lees en el internet.” – Albert Einstein
Usa la voz activa:
Voz pasiva:
“La espada es blandida por mí” es pasivo porque al sujeto — “la espada” — le actúa el verbo.
Voz activa:
“Yo blando la espada” es activo porque el sujeto — “yo” — realiza la acción.
Las frases dichas en una voz activa reclaman atención.
Las frases dichas en una voz pasiva son ignoradas fácilmente.
Un niño se convierte en adulto cuando dice: “Rompí el frasco de las galletas”, en vez de “El frasco de las galletas se rompió.”
No hables como un niño. Deja que el sujeto realice la acción en cada frase que hables y escribas.
Aquí va un ejemplo:
Al igual que el hombre al que mencioné antes, Matt Willis es un pensador profundo, un gran estratega y un buen escritor. Pero, al contrario que ese hombre, Matt también es un buen escritor de anuncios. Matt escribió recientemente un post de blog maravilloso de 575 palabras. ¿Pero y eso qué? Muchas personas pueden escribir buenos posts de blog. Pero el escritor que puede reducir su conteo de palabras en un 84% e impactar su mensaje hasta la cocina en tan sólo 94 palabras… ése, amigo mío, es un escritor de anuncios.
Éstas son las 94 palabras.
Puedes leerlas en voz alta en sólo 30 segundos.
Las agencias de publicidad son los pitones de la publicidad. Te miden, te juzgan y luego te comen. Querías crecer, por eso contrataste a las pitones. Las pitones también querían crecer. Así que midieron tu presupuesto de publicidad, te convencieron de incrementarlo, luego mordieron el pedazo más grande que pudieron. Los Magos de la Publicidad no muerden. Trabajamos por un salario mensual. Lo incrementas una vez al año por el mismo porcentaje que creció tu línea de ventas. Triplicamos tus negocios. Tú triplicas nuestra paga. Salte del foso de las serpientes. Ve a WizardOfAds.com
Roy H. Williams
1 Dicho por Polonio, acto 2, escena 2 de Hamlet.

Piratas y reyes

Los reyes y los piratas usan espadas, pero por razones distintas.
Un rey usa su espada como símbolo del ejército que dirige. Un pirata usa su espada para que esté a la mano cuando la necesita. Los piratas tienen una alta tolerancia hacia el riesgo porque no tienen nada qué perder. Los reyes tienen una baja tolerancia hacia el riesgo porque tienen todo qué perder.
Un pirata dice: “sin dolor, no hay ganancia.” Un rey dice: “Sin dolor, no hay dolor”.
Un rey es el status quo, el de adentro, el protector del estado. Un pirata es un anti estatus quo buscando una oportunidad.
Yo tenía 10 años y mi padre 30 cuando me llevó con él a visitar a un viejo importante. Cuando nos fuimos, yo dije: “Él fue muy amable, me cayó muy bien.”
Mi papá respondió: “Sí, él es muy amable y a mí también me cae muy bien. Pero los viejos como él siempre guardan una espada en el armario.”
Confundido, pregunté: “¿Qué quieres decir?”
Mi papá dijo: “Si te le acercas demasiado, lo contrarías o tratas de emboscarlo, ese viejo amable va a sacar su espada del armario y te va a traspasar de punta a punta.”
Han transcurrido más de 50 años desde que conocí a ese viejo, pero nunca olvidé ese encuentro.
Conozco a varios piratas viejos hoy, que se convirtieron en reyes, igual que ese viejo. Con dientes apretados, ellos construyeron sus castillos en sus mentes, luego llevaron esos castillos a la existencia física usando sus propias manos para poner un ladrillo sobre el otro, mezclando su sangre y sudor con la tierra sobre la que se pararon.
Los piratas son los fundadores de imperios, no los que los heredan, y yo me siento honrado de contar a piratas entre mis amigos.
La gente rica cría a sus hijos para que sean reyes. Pero los chicos pobres como yo crian a sus hijos para que sean piratas.
Cuando nuestros hijos eran muy pequeños — tal vez tienen 4 o 5 años — les dije: “Tu madre y yo les daremos regalos en sus cumpleaños y Navidad y otras ocasiones, pero nunca pueden pedir un regalo. Cuando miren un juguete, no pueden pedirnos que se los compremos. Tienen que comprárselos ustedes mismos. Y para que eso sea posible, les pagaremos como si fueran adultos para que puedan comprar lo que quieran. Pero no van a obtener dinero por limpiar sus cuartos o por cualquiera de las cosas que hacemos en la casa. Van a hacer esas cosas porque son miembros de esta familia. Y nunca les daré una mesada. Pero si quieren ganar algo de dinero, díganmelo y los llevaré a la oficina y los pondré a trabajar.”
Si le pagas a un niño salario de un niño, es imposible que ellos se compren nada para sí mismos o para la gente que quieren.
Nuestros hijos comenzaron sus carreras recogiendo basura de todas las oficinas y luego tirándolas en el basurero del parqueo. Esto tal vez les tomaba 20 minutos y ganaban 20 dólares cada uno, pero ahora tenían dinero propio. Si querían ganar más dinero, tenían que recoger todos los envoltorios de chicles y las colillas de cigarro y la basura del parqueo y meterla en ese basurero también. Esto tal vez les hacía ganar 15 o 20 dólares adicionales cada uno.
Si un niño de 5 años se esfuerza hasta el límite realista de un niño de 5 años (lo cual es usualmente 20 o 30 minutos), deberían poder ganar suficiente dinero para comprarse la clase de juguetes que tienen los demás niños.
Cuando nuestros hijos querían comprar algo, nos pedían a Pennie y a mí que los lleváramos a la tienda donde los mirábamos escoger lo que querían, llevarlo al cajero, sacar su propio dinero de su bolsillo y luego comprarlo.
Para cuando tenían 9 o 10 años, se asombraban de ver a sus amigos agarrar algo en la tienda y preguntarle a sus padres: “¿Me das esto?” La idea de pedir algo les era extraña.
Pennie y yo críamos a nuestros hijos para que fueran piratas y nuestros nietos también lo son, ganándose su primer salario como cuidadores de jardín y luego como trabajadores en una construcción bajo la mirada cuidadosa de Joe Davis, un pirata de la más alta categoría. Esos nietos ya tienen 17 y 14 años, y los dos más jóvenes, ahora de 6 y 7 años, están aprendiendo a gritar como piratas que avistan la orilla.
Estudia la historia y verás que cada reinado fue fundado por un pirata — un conquistador —que se convirtió en rey.
Y te prometo que cada uno de esos viejos reyes se fue a la tumba con una espada en el armario.
Roy H. Williams
Los corsarios no eran piratas. Eran un grupo de emboscadores sedientos de sangre que trabajaban para el gobierno. Algo así como cualquier agencia de recolección de impuestos.