Categorías
El Memo del Lunes

Entre tus párpados

Entre tus párpados

Esto es lo que los buenos mercadólogos miran cuando cierran sus ojos:
Gánate el corazón y la mente lo seguirá. La mente del consumidor siempre va a crear lógica para justificar lo que su corazón ya decidió.
Compramos lo que compramos para recordarnos a nosotros mismos — y anunciarle al mundo a nuestro alrededor — quiénes somos.
Una tribu es un grupo de auto-seleccionados íntimos.
Identifica un grupo (un grupo de afinidad).
Desarrolla esa tribu.
Mercadea para ese grupo lo que has desarrollado.
Reunir a tu tribu es fácil. (A.) En tu primer encuentro, asegúrate que ellos ganen en grande. Dales mucho más de lo que ellos te dieron a ti. (B.) Háblale a tu tribu acerca de lo que YA les interesa.
Identity Reinforcement. Todo lo de arriba se puede resumir en tres palabras: Refuerzo de Identidad.
El entretenimiento es la moneda con la que puedes comprar el tiempo y la atención de un público demasiado ocupado.
La televisión y radio, los videos de YouTube, los posts de blogs y las redes sociales dan resultados porque dan entretenimiento.
La información es medicina. El entretenimiento es como una cucharadita de azúcar.
Alcanzar al consumidor es mecánico, una cuestión de selección de medios.
Convencer al consumidor es artístico, una cuestión de creación de mensaje.
Alcanzar a la gente correcta es fácil. Decir la cosa correcta es difícil.
En línea, cuando le apuntas al cliente correcto en el momento de la verdad estás pescando con un anzuelo para atrapar el consumidor de hoy.
En el momento de la verdad en línea, los mejores anzuelos son la información, la disponibilidad y el envío gratis.
Los consumidores que buscan información aún no han escogido a su proveedor preferido.
Los consumidores que buscan disponibilidad quieren el producto de inmediato.
Los consumidores que buscan el envío gratis quieren ahorrarse dinero.
Cuando uses medios masivos — la TV y la radio — en el momento de la verdad, tu mensaje debe ser urgente.
La urgencia se alcanza cuando el deseo es amplio pero la disponibilidad es limitada.
Los consumidores en modo transaccional están preocupados por gastar dinero. Están dispuestos a gastar tiempo para ahorrarse dinero.
Los consumidores en un modo relacional están preocupados por gastar tiempo. Están dispuestos a gastar dinero para ahorrarse tiempo. Es por esto que ellos van a escoger a alguien en que sientan que pueden confiar. En la ausencia de un proveedor preferido escogido previamente, van a escoger confiar en reseñas de Google y reseñas de Amazon.
When you use mass media, you are fishing with a net for future customers and their influencers. A la televisión y la radio se les dice medios masivos por una razón: alcanzan a las masas sin filtro.
La meta de la publicidad en los medios masivos es convertirse en el proveedor preferido, en el que el consumidor piensa de primero y acerca de quien mejor se siente.
Los medios masivos — la TV y la radio — pueden dar grandes resultados de forma rápida, pero sólo para productos que tienen una atracción amplia y ciclo de compra corto.
La comida y el entretenimiento tienen atracción amplia y un ciclo de compra corto.
Los anillos de compromiso y los aires acondicionados tienen un atractivo amplio y un ciclo de compra largo.
Mientras más usas medios masivos, mejor funcionan. Los efectos de los medios masivos son acumulativos. Pero sólo funciona para productos y servicios con un atractivo amplio.
Cuando usas medios masivos a largo plazo para productos con un ciclo de compra largo, tu mensaje debe ser memorable.
Los medios masivos fallan abyectamente para productos con atractivo estrecho.
Cuando tu producto tiene atractivo estrecho, las redes sociales son tu respuesta.
Vuelve interesantes tu tienda y tu página web. El vendedor que recibe más del tiempo del consumidor es el que va más probablemente va a obtener su dinero.
En línea, cuando quieres apuntarle al consumidor en el momento de la verdad, tienes que apostarles a las palabras claves correctas o comprar la lista correcta.
Las palabras claves sin marca son a las que todos en tu categoría les apuestan.
Las palabras clave sin marca son costosas.
Las palabras clave con marca con frases distintivas — pedazos mercadeables — por las que se reconoce a tu compañía.
Las palabras clave con marca entregan de 7 a 10 veces más retorno sobre inversión que las palabras clave sin marca.
Las palabras clave con marca se crean más fácilmente a través de los medios masivos — TV y radio — pero también se pueden conocer a través de tus posts en blogs, videos de YouTube y otras redes sociales.
No salgas a ganar dinero. Sal a ser el tipo de compañía con la que la gente quiera hacer negocio.
Si le gustas a la gente, van a crear su propia lógica para comprar lo que tienes.
¿Recuerdas la frase inicial? “Gánate el corazón y la mente lo seguirá. La mente del consumidor siempre va a crear lógica para justificar lo que su corazón ya decidió.”
Estas son algunas de las cosas que vas a estudiar a fondo cuando te vuelvas miembro del Gremio de Maestros de la Publicidad en el Instituto Americano de Pequeñas Empresas.
Viene pronto. Sólo envíale un correo electrónico a zac@WizardAcademy.org para que pongan tu nombre en la lista de avisos.
Roy H. Williams

Categorías
El Memo del Lunes

¿Tú haces seusses?

¿Tú haces seusses?

Dr. Seuss tenía:
La valentía de inventarse palabras,
La seguridad que sus lectores iban a entender lo que querían decir esas palabras nuevas, y,
Él era un maestro de la métrica, el ritmo que se crea cuando colocas tus palabras para que las sílabas tónica y atónicas caigan en patrones.
Hay un par de docenas de tipos de métrica, pero Dr. Seuss sólo utilizó una, la métrica anapéstica, que algunos llaman la métrica galopante porque se cae de la lengua.
La gente muchas veces confunde la métrica con la rima. Pero la métrica NO tiene que rimar para hacer su magia.
— ¿Cuál magia?
La magia de ser musical.
— ¿La métrica hace que las palabras sean musicales?
Sí.
— ¿Hasta cuando se leen en silencio?
Sí, hasta cuando se leen en silencio.
— ¿Entonces cuál es su beneficio?
Cuando las palabras se vuelven musicales, entran en la porción no-juzgona, de reconocimiento de patrones de tu mente.
— ¿No juzgona?
El hemisferio derecho del cerebro no distingue los hechos de la ficción; ese es el trabajo del hemisferio izquierdo. Pierre de Beaumarchais, entendió esto desde 1775.
— ¿Cómo lo sabes?
Fue en 1775 cuando Beaumarchais escribió en El barbero de Sevilla: “Cualquier cosa demasiado tonta para decirse, se canta”.
— Creo que te estás inventando todo esto.
El Dr. Roger Sperry lo documentó en 1981 y le dieron el Premio Nobel por eso.
— Oh… ¿entonces yo debería sólo callarme y escuchar?
Sería una buena idea.
— Por favor continúa)
(Nota de la traductora: a continuación se dejarán los ejemplos en inglés, el idioma original en donde se aprecia la musicalidad junto con las traducciones. En español, la métrica anapéstica no es tan común, pudiendo servir de sustituto los versos alejandrinos. La métrica en poesía es influida principalmente por el idioma. Este tipo de métrica se presta mejor para el inglés.)
Bounty, the quicker-picker-upper. Bounty, el recogedor más rápido.
BMW. The ultimate driving machine. BMW. La máquina de manejo definitiva.
My client would not, could not, did not commit these crimes. If it doesn’t fit, you must acquit. Mi cliente no hizo, no pudo, no cometió estos crímenes. Si no le queda, debe dejarlo libre.
— ¿Esos son ejemplos de métrica anapéstica?
No, la métrica anapéstica son dos puntuaciones ligeras seguidas de una tercera puntuación pesada, como esto:
Oh, the sea is so full of a number of fish,
if a fellow is patient, he might get his wish…
and that’s why I think that I’m not such a fool
when I sit here and fish in McElligot’s Pool.
Oh, el mar está tan lleno de un número de peces,
Si un tipo es paciente, se le puede cumplir el deseo…
Y por eso pienso que yo no soy tan tonto
Cuando me siento aquí y pesco en la Laguna de McElligot.
Y quién puede olvidar:
The children were nestled all snug in their beds,
While visions of sugar-plums danced in their heads;
And mamma in her ‘kerchief, and I in my cap,
Had just settled down for a long winter’s nap,
When out on the lawn there arose such a clatter,
I sprang from the bed to see what was the matter.
Away to the window I flew like a flash,
Tore open the shutters and threw up the sash.
The moon on the breast of the new-fallen snow
Gave the lustre of mid-day to objects below,
When what to my wondering eyes should appear,
But a miniature sleigh, and eight tiny reindeer…
Los niños estaban metidos muy pegados en sus camas,
Mientras visiones de ciruelas de azúcar bailaban en sus cabezas;
Y mamma con su pañuelo y yo con mi corro,
Apenas nos habíamos dispuesto a dar una siesta larga de invierno
Cuando afuera en la grama hubo tal estruendo
Que salté de la cama a ver qué estaba sucediendo.
Hacia la ventana volé como un rayo
Abrí de golpe las persianas y partí las cortinas.
La luna sobre la nieve recién caída
Le daba un lustre de mediodía a las cosas abajo
Cuando qué se apareció ante mis ojos
Sino un trineo miniatura y ocho diminutos renos…
— Está bien, pero ¿me puedes dar un ejemplo de métrica anapéstica que no rime?
And his cohorts were gleaming in purple and gold;
And the sheen of their spears was like stars on the sea,
Like the leaves of the forest when Summer is green,
Like the leaves of the forest when Autumn has blown,
For the Angel of Death spread his wings on the blast,
And the eyes of the sleepers waxed deadly and chill,
And there lay the steed with his nostril all wide,
And the foam of his gasping lay white on the turf,
And so there lay the rider distorted and grey,
And the widows of Ashur are loud in their wail,
So I walk by the edge of a lake in my dream.

brillaban sus cohortes con el oro y la púrpura ;
sus lanzas fulguraban como en el mar luceros,
Tal las ramas del bosque en el estío verde,
la hueste y sus banderas traspasó en el ocaso:
tal las ramas del bosque cuando sopla el otoño,
Pues voló entre las ráfagas el Angel de la Muerte
los ojos del durmiente fríos, yertos, quedaron,
Y allí estaba el corcel, la nariz muy abierta,
al jadear, su espuma quedó en el césped, blanca,
Y allí estaba el jinete, contorsionado y pálido,
Y las viudas de Asur con gran voz se lamentan
al mirarle el Señor se fundió como nieve.
— Pero tú dijiste que Dr. Seuss se inventaba palabras y confiaba que la gente supiera qué querían decir.
¿Quieres escuchar palabras inventadas?
— Si, pero no de Dr. Seuss.
¿Por qué no?
— Porque no le voy a hablar o escribir a niños pequeños. Mi gente ya tiene edad suficiente para manejar carros, tomar cerveza y votar.
Está bien. Aquí te van algunas palabras de adultos inventadas.
La razón por a cual no me has visto salir es porque he estado Hiberdeiteando.
Escribo lento porque soy Tecladoimpedido.
Dame un billete de bus a cualquier parte. Me voy a Colonisear.
No recuerdo a dónde fui anoche. Creo que tengo Destinesia.
El doctor y yo tuvimos una Inconversación. Fue muy Iniluminadora.
Ya no me junto con Todd. Siempre estaba viendo fijamente a su teléfono en un estado absoluto de Expectextación, así que lo Amiguevorcié.
Ya no puedes decir Idiota. Tienes que decir Errorista.
Estaba tan exhausta que me caí sobre la cama y tuve un Camorgasmo.
— Está bien, lo entiendo.
¿Pero puedes hacerlo?
— ¿A qué te refieres?
Hace sesenta y nueve años, John Steinbeck escribió una nota a su mejor amigo, Pascal Covici:
“Sufro como siempre del miedo a poner la primera frase. Es sorprendente los terrores, las magias, las plegarias, la timidez envarante que lo asaltan a uno. Es como si las palabras no sólo fueran indelebles, sino que se esparcieran como tinta en el agua y colorearan todo a su alrededor. Un negocio extraño y místico, esto de escribir.
… Y uno cosa que hemos perdido — la valentía de hacer nuevas palabras o combinaciones. En alguna parte se escapó ese viejo y bravío impulso convertido en una escolaridad gangrenada. ¡Oh!, puedes hacer palabras si las encierras entre comillas. Esto indica que es dialecto y tierno.”
— John Steinbeck, Diario de una novela: Las cartas de Al este del Edén
— Está bien, ¿entonces qué es lo que estás diciendo?
Quiero que le hagas honor a Dr. Seuss y a John Steinbeck y que encuentres la valentía para hacer nuevas palabras y nuevas combinaciones.
— ¿Por qué pasar por toda esa molestia?
Te va a convertir en alguien interesante.
Te va a convertir en alguien memorable.
Te va a hacer ganar dinero.
— ¿Estás diciendo que si no hago esto voy a ser un Errorista?
Eso es exactamente lo que estoy diciendo.
— ¿A dónde mando mi frase con una palabra inventada?
indy@WizardOfAds.com.
— ¿Crees que lo va a publicar en la madriguera del conejo?
No tengo idea. Indy hace lo que quiere en la madriguera del conejo.
— ¿Cuánto tiempo tengo?
Hasta el sábado 21 de noviembre a la medianoche. Necesitas escribir dos frases: una con una palabra inventada que entendamos inmediatamente, MÁS una segunda frase que tenga una combinación inesperada de dos o más palabras.
— ¿Me puedes dar algunos ejemplos de combinaciones inesperadas?
Fue una mañana de bicicleta. La anticipación tocó mi campana a mi metro de felicidad hasta que una llamada por teléfono lo terminó todo y mis palabras se congelaron y se hicieron añicos en el aire sin aire.
— ¿Te acabas de inventar eso?
Sí. Ahora es tu turno.
Roy H. Williams

Categorías
El Memo del Lunes

¿Campo de batalla o patio de juegos?

¿Campo de batalla o patio de juegos?

Jacques Cousteau, el hombre que logró que al mundo le importara el océano,
Dijo: “Muchas personas atacan el mar. Yo le hago el amor.”
Pero él era francés.
Yo, no siendo francés, no miro el trabajo de todos los días como una opción entre atacar o hacer el amor. Yo miro el futuro presentarse cada mañana como una bifurcación en el camino. ¿Voy a escoger el campo de batalla o el patio de juegos?
¿Tú miras los negocios como una necesidad de la vida, un campo de batalla repleto de vendedores, empleados, clientes y competidores que hay que mantener a ralla? ¿O miras cada día como un patio de juegos en donde el juego principal se llama “¿Cómo podemos felices a otros?”
He tenido una vida extraña estos últimos 40 años, pasando todo el día, todos los días, hablando con empresarios acerca de sus mejores y peores experiencias en los negocios.
Lo que me he dado cuenta es que existen patrones, uno de los cuales es que la gente que mira los “negocios como un patio de juegos” son más felices y exitosas.
No se volvieron felices porque fueron exitosas. Se volvieron exitosas porque eran felices y querían hacer felices a otras personas también.
¿Estás haciendo feliz a la gente?
¿Cómo lo estás haciendo?
¿En dónde encuentras tu inspiración?
La inspiración es un tema interesante. Décadas de buscarla me han enseñado: “Toma tu inspiración de donde sea que la encuentras, no importa qué tan ridículo sea.”
Mi héroe Robert Frost también encontraba inspiración en lugares ridículos.
La forma en que un cuervo
Se sacudió sobre mí
El polvo de nieve
Desde un árbol de cicuta
Le ha dado a mi corazón
Un cambio de humor
Y salvado alguna parte
De un día que temía.
Estos son tres lugares ridículos en donde he encontrado inspiración:
Catálogo J. Peterman
Tarjetas vanidosas de Chuck Lorre
Tazas de historias de Chipotle
Catálogo de J. Peterman
Es viernes por la noche en una taberna de 200 años cerca de la Calle O’Connell en Dublín. Las oficinas centrales de la conversación. Paredes de caoba oscura. Hombres de caras afiladas. Mujeres de caras rosadas. Los estallidos de risas no son educados, pero son reales, aproximándose al límite del descontrol. Las historias que se cuentan son nuevas, apenas impresas, justo para ti. No hay un honor más grande. El rugido del salón es alto (pero aún así, no tan malo como en los restaurantes de Nueva York en donde no puedes entender lo que tú mismo acabas de decir). Estos irlandeses, en sus camisas sin cuello irlandesas y sus sombreros de tweed, han logrado mantener sus bocas cerradas toda la semana, guardando todo lo bueno para ahora, para la noche de viernes, justo este lugar, justo este momento… ¿Cómo es que una misma ciudad haya podido dar luz a Yeats, Shaw, Joyce, Wilde, Beckett… y a todos los que están esta noche aquí también? La Camisa del Obrero Irlandés, apropiada para ambas, la intoxicación de hablar y para el difícil arte de escuchar. Tampoco es mala para simplemente estar. O, cuando es absolutamente necesario, para verse interesante. Una banda de cuello simple. Plaqueta de siete botones. Cierre al cuello. Faldones de camisa redondos, sin tonterías. Puño de dos botones. Sin bolsillos. Tienes que llevar todo lo que tienes… en tu cabeza.
Tarjetas vanidosas de Chuck Lorre
# 397 CENSURADA POR MÍ (por mí mismo) He decidido ahorrarle a muchas personas mucha infelicidad y no mandar la tarjeta vanidosa a los censores de la CBS (sé cuando me he pasado de la raya con estas cosas y no necesito que un montón de abogados corporativos se vuelvan locos). De acuerdo con lo anterior, he exiliado la ofensiva tarjeta al lugar oscuro a donde van todas mis tarjetas ofensivas — al internet. Mira la censurada 397.
# 634 Rusia, si estás leyendo esto, haquea las computadoras Nielsen y haz que suban nuestros números.
Tazas de historias de Chipotle
En el 2014, Chipotle le pidió algunos de los mejores escritores de los Estados Unidos que hicieran historias para imprimir en sus tazas. Esta es la historia escrita por la autora best-seller Barbara Kingsolver:
El constructo social antiguo que alguna vez fue común en esta tierra se llamaba comunidad. Vivíamos entre nuestros aldeanos, dependiendo de ellos para lo que necesitáramos. Si teníamos un problema, no lo discutíamos por teléfono con alguien en Mumbai. Íbamos con un vecino. Obteníamos nuestra comida de granjeros. Escuchábamos música en grupos, en iglesias o frente a nuestras casas. Bailábamos. Participábamos. Aún cuando no había dinero involucrado. La comunidad como nuestro estaba nativo. Juegas más duro para la gente de casa. Te conviertes en tu mejor versión. Conoces la felicidad. Esto no es una suposición, existe evidencia. Los estudiosos que estudian el bienestar social, pueden ponerlo en tablas y gráficas. En los últimos 30 años nuestra riqueza material ha incrementado en este país, pero nuestra auto-descrita felicidad ha declinado constantemente. En otras partes, las personas que se consideran a sí mismas muy felices no están en las naciones más pobres, como puedes esperarte, y tampoco en las más ricas. Los ganadores son México, Irlanda, Puerto Rico, el tipo de lugares que identificamos con familias extendidas, aldeas ruidosas y mucho baile. Las personas más felices son las que tienen más comunidad.
Pero esta es mi parte favorita de la historia de Chipotle:
“La colección de Yale de Literatura de los Estados Unidos, colecciona literatura de los Estados Unidos en todos sus formatos y en todos los medios, documentando las formas en que grandes escritores de ese país alcanzan a audiencias diversas e inusuales más allá de la publicación de libros,” dice una declaración de la mundialmente famosa biblioteca de Yale.
Lo adivinaste. Yale adquirió toda la serie de tazas de Chipotle para la Biblioteca de la Universidad de Yale.
Evidentemente, no soy el único que encuentra inspiración en cosas ridículas.

Roy H. Williams

Categorías
El Memo del Lunes

¿Está tu compañía fuera de ritmo?

¿Está tu compañía fuera de ritmo?

La economía, el comercio, los negocios, el mercado de valores y el libre comercio: todo esto fue construido sobre nuestra habilidad de vendernos cosas entre nosotros.
Es por eso que el trabajo del escritor de anuncios es increíblemente importante.
La televisión, la radio, los periódicos y revistas, el correo directo y los correos electrónicos, el boca-a-boca y las pláticas en vivo, las redes sociales y los medios externos, las llamadas telefónicas y las llamadas de ventas son simplemente canales de comunicación diferentes.
Cada punto-de-contacto con tu cliente es un canal de comunicación.
Tu página web es en donde se contestan preguntas y se reúne información adicional. Pero esto no pasa hasta que el cliente escucha primero acerca de ti y le intrigas lo suficiente para ir a buscarte.
Los mensajes externos — anuncios, redes sociales, historias en las noticias y el boca-a-boca — es donde inicia la conversación.
Los mensajes externos usualmente disparan una visita a tu página web.
Esta es la primera entrega de la estafeta en la carrera de relevos.
Si tu página web está construida para el comercio electrónico, pueda ser que allí mismo se cierre la venta y se termine la conversación. Pero si tienes un salón de teléfono o personas de ventas cara-a-cara, su trabajo es continuar la conversación que comenzó con los mensajes externos y se aceleró en tu página web.
Cuando un cliente deja tu página web para contactar a un vendedor, esa es la segunda entrega de la estafeta en la carrera de relevos. Ahora la estafeta está en manos del tercer corredor, un ser humano vivo.
¿Alguna vez has visto una carrera de tres piernas en donde la pierna derecha de un miembro del equipo está atada a la pierna izquierda de otro miembro del equipo, lo cual les obliga a correr de forma sincronizada?
El primer corredor es tu escritor de anuncios. El segundo corredor es tu vendedor. Ese lazo que los une es tu página web.
Cuando todo esto está sincronizado, coordinado y cantando la misma canción, tienes alineación de canales y un índice de cierre más alto.
Cuando se manejan de forma separada, cada uno de ellos tomando su propio camino, tienes a vendedores quejándose que no les dan “buenas pistas” y que tus anuncios están “alcanzando a la gente equivocada”.
Nunca he visto que una compañía fracase porque esté alcanzando a la gente equivocada.
Pero sí he visto innumerables compañías luchar debido a una falta de alineación de canales.
Ya terminé de hablar.
Roy H. Williams

Categorías
El Memo del Lunes

Seinfeld y Solnit

Seinfeld y Solnit

Seinfeld era “un show acerca de nada”, pero nunca nos era suficiente porque cada uno de nosotros conocía a un George, una Elaine y un Kramer.
El libro de Rebecca Solnit, La lejana cercanía (The Faraway Nearby), me recuerda a Seinfeld. Me encanta este libro pero no puedo explicar bien de qué se trata. Solnit puede escribir acerca de nada y mantenerte encantado. Algo así como Tom Robbins, pero completamente distinto.
Suspiro.
No sé bien qué más decirte.
“En este incisivo libro maravillosamente escrito, Solnit entreteje el ensayo la memoria para que la naturaleza misma de la historia se saque con precisión de cada ángulo imaginable. La historia personal, la geografía, los mapas, el hielo, los espejos y la respiración juegan un ir y venir, como los hilos estructurales de una narrativa se tuercen, anudan y destuercen… En un mundo cada vez más despojado de lo genuino, la escritura de Solnit brilla con corazón, ingenio y alma.”
– Lindsay Hill, Publishers Weekly
“El producto de una mente notable trabajando, una que es capaz de entretejer un magnífico número de hilos en una sola historia, demostrando cómo todas nuestras historias están interconectadas.”
– Bookforum
“Un libro brillante, desafiante de géneros.”
– San Francisco Chronicle
Abajo un ejemplo de lo que esas personas — y yo — están tratando de describir:
“Yo solía ir a Ocean Beach, la tira larga de arena frente al Pacífico inquieto al final de mi propia ciudad, para refuerzo y siempre me puso las cosas en perspectiva, un término que también puede ser literal. La ciudad convertida en arena y la arena en marea y la marea en océano y el solo saber que el océano seguía por muchas miles de millas era saber que había una orilla externa a mi propia historia y hasta las historias humanas y que algo más las continuaba más allá. Era el límite familiar de lo desconocido, lamiendo por siempre la costa.”
“Encontraba libros y lugares antes de encontrar amigos y mentores y ellos me dieron mucho, aunque no fuera lo que me pudiera haber dado un ser humano. Cuando era niña, daba vueltas hacia los problemas, pues en ese mundo hacia-afuera, cualquier lugar que no fuera mi hogar era seguro. Felizmente, allí estaban los árboles, las colinas, los arroyos, las mesetas, los pájaros, la vieja lechería y los ranchos de los caballos, los acantilados de rocas, el espacio abierto que me invitaba a saltar fuera de lo personal hacia el abrazo del mundo no-humano.”
“Una vez, cuando estaba al final de mis veintes, manejé hacia Nuevo México con mi amiga Sophie, una tormenta feroz, talentosa, de cabellos negros y ojos verdes que aún no había encontrado su dirección. No teníamos ningún problema en convencernos a nosotras mismas que valía la pena manejar los dos días hacia Nuevo México porque allí había un cuarto oscuro que ella podía usar para imprimir fotos para un proyecto que teníamos. En esos días, estábamos explorando en lo que deseábamos convertirnos, lo que el mundo podía darnos y lo que podíamos dar, así que, aunque no lo supiéramos, vagar era nuestro verdadero trabajo después de todo.”
“Yo había descubierto que el desierto hacia el oeste unos años antes con la fuerza de alguien que se enamora y había aprendido algo acerca de cómo entrar en él y moverse para atravesarlo…”
– Rebecca Solnit, The Faraway Nearby, p. 31-32
Nos relacionamos con Seinfeld porque nosotros, también, hemos tenido los amigos de Jerry, pero les decíamos nombres distintos.
Nos relacionamos con Rebecca Solnit porque nosotros, también, nos hemos sentido solos, desechados e ignorados.
Nos relacionamos con Rebecca porque hemos manejado a Nuevo México con un amigo desquiciado.
¿Quién era tu amigo desquiciado?
¿Qué cosas locas hicieron juntos?
¿Cómo fue que se separaron?
Roy H. Williams

Categorías
El Memo del Lunes

Cómo caminar a través de un campo minado de publicidad

Cómo caminar a través de un campo minado de publicidad

Si vas a comunicarte efectivamente con una persona, tienes que conocer algo acerca de sus creencias.
La mayor parte de escritores supone que sus lectores miran y creen como ellos. Y cuando conscientemente le escriben a la gente que cree distinto, sus escritos frecuentemente adoptan un tono de discusión, apoyándose mucho en evidencia y ejemplos, con subtonos de burla y mala representación. Estos escritores persuaden a nadie, sino que hacen más grande la brecha.
Para lograr la venta, tienes que ganarte el respeto de tu audiencia.
La creencia nunca es una cuestión de evidencia; siempre es una cuestión de escoger.
No puedes llevar a una persona a donde quieres que vayan, hasta que primero los encuentras en donde están.
(A) Perspectiva: Tienes que ver a través de sus ojos.
(B) Empatía: Sentir lo que sienten.
(C) Utilizar palabras que amen. Cuando encuentras a tu cliente en ese lugar seguro y estableces el vínculo de una perspectiva común, entonces puedes comenzar suavemente a darles la nueva información.
5. La gente nunca cambia de opinión. Si les das la misma información que les dieron en el pasado, van a continuar tomando la misma decisión que en el pasado. Van a continuar estando en desacuerdo contigo.
6. Cuando una persona parece haber “cambiado de opinión” es que simplemente tomaron una nueva decisión basada en nueva información. Y esta nueva información siempre debería ser compartida desde la plataforma de una perspectiva en común.
7. Gánate el corazón y la mente lo seguirá.
La mente siempre va a crear lógica para justificar lo que el corazón ya decidió.
Este va a ser el primer anuncio en una serie de uno año:
Mi nombre es Tim Schmidt y probablemente nunca has escuchado acerca de mi compañía. Enseñamos a gente cómo evitar el peligro, salvar vidas y mantener a sus seres queridos a salvo. En este momento tenemos casi medio millón de miembros. Pero aún así, probablemente nunca has escuchado de nosotros. Porque nuestros miembros están entrenados a NO hablar de ello. Es probable que algunos de nuestros miembros sean amigos tuyos. Y nunca te lo hayan dicho. Porque hablar de ello NO es lo que hacemos. Lo que hacemos es evitar el peligro, salvar vidas y mantener a sus seres queridos a salvo. Nuestros miembros son doctores y madres solteras y bomberos y abuelas y veteranos y demócratas y republicanos y miembros de cualquier credo. Somos sensatos, responsables y no violentos. Pero cuando estás con alguno de nuestros miembros, estás seguro, porque ellos saben exactamente qué hacer si algo loco ocurre. Más importante, ellos saben exactamente qué NO hacer. Somos la Asociación de Portación Oculta de los Estados Unidos (United States Concealed Carry Association). Mira de qué se trata en USConcealedCarry.com.
DEVIN: Descubre la poco conocida historia detrás de la US Concealed Carry Association en USConcealedCarry.com
Aquí te va una pregunta:
P: ¿Por qué alguien se metería conscientemente en un campo minado?
R: Para llegar al otro lado.
¿Hay un campo minado que necesites cruzar?
¿Has estado evitándolo porque todo el mundo te dice que es muy peligroso?
¿Estás listo para empezar?
Roy H. Williams

Categorías
El Memo del Lunes

Islas de escritores

Islas de escritores

Cada libro es una isla que sólo existe en la mente de su escritor y la esperanza de todo escritor es que tú visites su isla y quedes feliz de haberlo hecho. Pero en la Lejana Cercanía (The Faraway Nearby), su libro acerca de cómo forjamos nuestras vidas de historias y cómo estamos conectados por la empatía, narrativa e imaginación, Rebecca Solnit dice:
“El objeto que llamamos libro no es el verdadero libro, sino su potencial, como una partitura musical o una semilla. Existe plenamente sólo en el acto de ser leído. Y su verdadero hogar es dentro de la mente del lector, en donde resuena la sinfonía y germina la semilla. Un libro es un corazón que sólo palpita en el pecho de otro.”
Yo pienso en los libros como islas, pero Rebecca Solnit piensa en ellos como partituras de música o semillas. Seguí ese tren de pensamientos hasta que me di cuenta que ella y yo simplemente habíamos descubierto diferentes metáforas para describir cómo los libros son portales literarios de escape hacia realidades alternas.
Aburrido de sólo verme el ombligo, decidí investigar los 5,067 pasajes en la base de datos de citas aleatorias en MondayMorningMemo.com para ver cuántos otros escritores habían hablado de islas. Así que me conecté a la sección de administración, tecleé la palabra “isla” en la barra de búsqueda y me encantó encontrar que había transcrito pasajes de “islas” de no menos de una docena de mis autores favoritos.
“Algo del sentimiento sagrado en las islas viene, creo, de esta geografía extraña, elástica. Las islas se hacen más grandes, paradójicamente, por la escala del mar que las rodea. El elemento que pudiera reducirlas, que pudiera pensarse que las cerca, tiene el efecto opuesto. El mar eleva estas pocas hectáreas a algo que nunca serían si estuvieran escondidas tierra adentro. El mar vuelve significativas a las islas.”
– Adam Nicolson, Sea Room
Desde 1888 hasta su muerte en 1894, Robert Louis Stevenson vivió en el Mar del Sur. El diario acerca de sus viajes por las islas se publicó inmediatamente después de su muerte.
“Pocos hombres que vienen a las islas las dejan; les salen canas en donde arribaron; las palmeras les hacen sombra y las brisas los abanican hasta que se mueren, tal vez atesorando hasta el final la idea de una visita a casa, que rara vez se realiza, más raro aún se disfruta y aún más rara vez se repite. Ninguna parte del mundo ejercita el mismo poder atractivo sobre el visitante y la tarea que tengo delante mío es comunicar a los viajeros de chimenea algún sentido de su seducción y describir la vida, en el mar y la tierra, de muchos cientos de miles de personas, algunas de nuestra propia sangre y lenguaje, todos ellos contemporáneos nuestros, y aún así tan remotos en pensamientos y hábitos como Rob Roy o Barbarossa, los Apóstoles o los Césares.”
Tres años más tarde, Mary Kingsley habló de sus Viajes por el Oeste de África (Travels in West Africa), un bestseller en 1897.
“Una vez, un hipopótamo y yo estuvimos juntos en una isla y yo quería que uno de los dos partiera. Prefería ser yo la que lo hiciera, pero el hipopótamo estaba cerca de mi canoa y parecía que se iba a quedar allí, así que avancé cautelosa y tímidamente hacia él y finalmente lo rasqué detrás de la oreja con mi paraguas y nos separamos en buenos términos. Pero con el cocodrilo fue diferente…”
Pero 30 años antes que Robert Louis Stevenson y Mary Kingsley escribieran acerca de sus islas, Mark Twain tuvo algunas palabras qué decir acerca de la propuesta anexión por parte de los Estados Unidos de las Islas de Sandwich:
“Cuando estas islas fueron descubiertas, la población era de alrededor de 400,000 personas, pero el hombre blanco llegó y trajo varias enfermedades complicadas y educación y civilización y toda clase de calamidades y consecuentemente la población comenzó a declinar con una actividad notable. Hace cuarenta años fueron reducidos a 200,000 y cuando incrementaron las facilidades educacionales y civilizadoras, se redujeron a 55,000, y está propuesto enviar a unos cuantos misioneros más y acabarlos. No es la educación o la civilización las que los conquistó, son las enfermedades importadas y ya todos padecen de tuberculosis y otras aflicciones confiables y, hablando en forma figurativa, están retirándose de sus negocios muy rápido. Cuando agarren sus cosas y se vayan, podremos tomar posesión como sus herederos legítimos.”
En su libro, Marina, Carlos Ruiz Zafón escribe acerca de una isla extraña en el corazón de Barcelona.
“El cementerio de Sarrià es una de las esquinas mejor ocultas de Barcelona. Si lo buscas en los mapas, no lo encontrarás. Si le preguntas a los locales o a los taxistas cómo llegar, probablemente no sabrán cómo, aunque todos hayan escuchado hablar de él. Y si, por casualidad, tratas de buscarlo por tu cuenta, lo más probable es que te pierdas. Los pocos afortunados que saben el secreto de su ubicación sospechan que este viejo cementerio es, de hecho, una isla perdida en el océano del pasado, que aparece y desaparece aleatoriamente.”
“Las memorias de cientos de personas yacen allí. Sus vidas, sus sentimientos, sus expectativas, su ausencia, los sueños que nunca se les cumplieron, las decepciones, los engaños y los amores no correspondidos que envenenaron sus existencias… Todo esto está aquí, atrapado para siempre.”
Y luego tenemos el ingenio divertido y adorable de Bill Bryson en su libro En casa (At Home):
“El verdadero logro de Colón fue lograr cruzar el océano en ambas direcciones. Aunque era un marinero bastante eficiente, no era muy bueno para nada más, especialmente la geografía, la destreza que debería ser vital para un explorador. Sería difícil nombrar cualquier figura en la historia que haya logrado una fama tan duradera con tan poca capacidad. Se pasó buena parte de ocho años rebotando por las islas del Caribe y la costa de América, convencido de estar en el corazón del Oriente y que Japón y China estaban a la orilla de cada atardecer. Nunca se dio cuenta que Cuba es una isla y nunca puso un pie, o aún sospechó la existencia de la masa de tierra al norte que todo el mundo cree que descubrió: los Estados Unidos.”
Hace ochenta años, John Steinbeck publicó el Mar de Cortez (Sea of Cortez), el diario de viajes de una travesía oceánica con Ed Ricketts, su mejor amigo.
“El Volador del Oeste se lanzó sobre las grandes olas hacia las Islas Cedros, el viento les quitó las tapaderas a las cumbres blancas y el gran lazo, de proa a popa, comenzó a vibrar como el tubo bajo de un órgano tremendo. Cantó su nota grave al viento.
En su libro, Los pilares de Hércules (The Pillars of Hercules), Paul Therox escribió acerca de dos clases de islas:
“Alerta pero separado, Bowles se reclinaba sobre una caja en su recámara de cortinas pesadas, sobre calentada por un calentador primitivo, una antorcha pegada a un cilindro de gas. Le gustaba el calor, alguna vez había pasado sus inviernos en una isla en Sri Lanka que había comprado. Y ahora en este pequeño y caluroso cuarto, con las cortinas cerradas, estaba en otra clase de isla. Ningún espacio de habitación podría haber sido más pequeño que este cuarto trasero en donde obviamente vivía y trabajaba; él comía aquí, escribía aquí, dormía aquí. Sus libros, su música, su medicina. Su mundo se había reducido a estas paredes. Pero eso era sólo lo que aparentaba… Su mundo se encontraba dentro de su mente y su imaginación era extensa.”
Anne Morrow Lindbergh, la madre de un niño de 20 meses que fue resonadamente secuestrado y asesinado, más tarde escribió:
“Siento que todos somos islas — en un mar en común.”
Pero la habían contradicho 300 años con la cita más famosa de islas de todas:
“Ningún hombre es una isla entera por sí mismo.
Cada hombre es una pieza del continente, una parte del todo.
Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia.
Ninguna persona es una isla; la muerte de cualquiera me afecta, porque me encuentro unido a toda la humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti.”
— John Donne, 1624, Meditación XVII
Pero mi cita favorita acerca de islas viene del maravilloso Walt Disney quien dijo:
“Hay más tesoros en los libros que en todos los botines de piratas en la Isla del Tesoro.”
Amén, Walt. Amén.
Roy H. Williams

Categorías
El Memo del Lunes

Mi herencia de Phil

Yo tenía 24 años cuando Phil tenía 60 y era un tipo muy inusual. Articulado pero callado, apasionado pero calmado y posiblemente el mejor escucha del mundo.
Para cuando tenía 60 años, Phil había viajado a más de 40 países, publicado historias, artículos y poemas en más de 50 revistas y acumulado una biblioteca personal de libros que se desbordaba de los cuartos pequeños de su modesto hogar.
Se me ocurre mientras escribo esto que los libros era lo que parecían tener en común todos mis amigos.
Phil y yo compartimos historias durante sólo 3 años antes que Pennie y yo nos mudáramos, pero nos escribíamos por carta una vez al mes hasta ese día fatídico en el 2019 en que él dejó este mundo para mudarse con un amigo.
Tenía 97 años.
Phil siempre usó corbata. No tenías muchas, pero cada una de ellas era especial para él. Le dio a su esposa, Barbara, instrucciones cuidadosas antes de morir acerca de cuál corbata quería que tuviera cada uno de sus amigos. La corbata que recibí está cubierta de libros en libreras. Está colgada sobre las cortinas del estudio en mi casa.
Cuando Barbara murió en el 2020, recibí una llamada por teléfono de su nieto, Cooper, informándome que Phi me había dejado su biblioteca.
La biblioteca de Phil era tan ecléctica como él mismo:
La autobiografía de A.A. Milne, (autor de Winnie the Pooh)
La vida de Abraham Lincoln, por Tarbell
Literatura y el hombre del oeste, por J.B. Priestly
Entendiendo tipos, sombras y nombre, un set de 2 volúmenes.
El evangelio de Moisés, por Samuel J. Schultz
La estación Hawksbill, por Robert Silverberg
El pequeño ministro, por J.M. Barrie (el autor de Peter Pan)
El pastor de las montañas y Cuando un hombre es un hombre, por Harold Bell Wright
Y mira que los camellos venían, por Edward Cuyler Kurtz
Y luego tenemos Jules Verne, Mark Twain, Nathaniel Hawthorne, Walt Whitman, Edgar Allan Poe, Arthur Conan Doyle, Zane Grey, Louisa May Alcott, Theodore Roosevelt, y las obras completas de James Whitcomb Riley y William Makepeace Thackeray.
Y porque Phil era un pastor y un estudioso de la Biblia:
Un set gordo de 4 volúmenes de Estudios de la palabra en el Nuevo Testamento Griego,
Un abogado estudia la Biblia,
La tesorería de David,
El Antiguo Testamento y las bellas artes, por Cynthia Maus
Cristo y las bellas artes, por Cynthia Maus
y unas cuantas docenas de libros acerca del Tabernáculo en el desierto,
junto con unos cuantos cientos de comentarios bíblicos y exposiciones de Escritura Sagrada.
Y luego está un set precioso de 27 volúmenes presentando las pinturas de todos los grandes artistas de los últimos 600 años.
Pennie y yo compramos un nuevo trailer para mandarle a Joe Davis cuando fue a recoger los libros a 500 millas de distancia. Ese trailer tiene 17 pies de largo, 8 1/2 pies de ancho y tiene un techo de 9 pies de alto y está equipado para cargar 1/2 tonelada. Joe lo manejó de regreso a casa despacio porque el trailer estaba sobrecargado.
Vas a fijarte en un par de cosas nuevas en el Centro de Bienvenida cuando llegues la próxima vez a la Academia del Mago. La primera va a ser el olor de comida deliciosa. Pennie está persiguiendo una licencia para poner un café para que la gente pueda comer algo mientras se sientan con un libro o una computadora o un amigo y una copa de vino y se olvidan de sus preocupaciones durante un momento.
La segunda cosa que vas a ver serán los miles de libros que adornan las libreras que van de piso a techo con escaleras rodantes en el cuarto de lectura James Phillip Johnson. Y en el marco de madera sobre el que ruedan esas escaleras rodantes, podrás leer las últimas palabras que me dijo Phi:
“Adquieres educación con estudio, trabajo duro y persistencia. Pero absorbes cultura viendo arte, escuchando buena música y leyendo buenos libros”.
Escribí esas palabras en un pedazo de papel para poder agregarlas a la base de datos de Citas Aleatorias cuando regresara a casa.
No tenía idea que no volvería a escuchar otra vez la voz de Phil.
Roy H. Williams
¿Quieres algunos tips acerca de diseño efectivo de vallas publicitarias? Tengo algunos en la madriguera del conejo de hoy. — Indy Beagle
“En los reinos de Inglaterra el son de campanas ya es uno de los hábitos de la tarde, pero el hombre, de niño, ha visto la cara de Woden, el horror divino y la exultación, el torpe ídolo de madera recargado de monedas romanas y de vestiduras pesadas, el sacrificio de caballos, perros y prisioneros. Antes del alba morirá y con él morirán, y no volverán, las últimas imágenes inmediatas de los ritos paganos; el mundo será un poco más pobre cuando este sajón haya muerto.

Hechos que pueblan el espacio y que tocan a su fin cuando alguien se muere pueden maravillarnos, pero una cosa, o un número infinito de cosas, muere en cada agonía, salvo que exista una memoria del universo, como han conjeturado los teósofos. En el tiempo hubo un día que apagó los últimos ojos que vieron a Cristo; la batalla de Junín y el amor de Helena murieron con la muerte de un hombre. ¿Qué morirá conmigo cuando yo muera, qué forma patética o deleznable perderá el mundo? ¿La voz de Macedonio Fernández, la imagen de un caballo colorado en el baldío de Serrano y de Charcas, una barra de azufre en el cajón de un escritorio de caoba?”
– Jorge Luis Borges, El testigo

Categorías
El Memo del Lunes

El perro de Dios

Me siento con una bolsa de poporopos a ver a los escaladores frenéticos de la escalera del éxito.
Los escaladores que capturan mi interés son aquellos que se consideran a sí mismos “listos”. Pero mira de cerca y verás que su única “listura” es que no son comprometidos y son desleales. Cada persona es una piedra sobre la cual pararse y toda relación es transaccional.
Les cuestiono esto y dicen con orgullo: “Soy un pensador independiente. Soy mi propio perro.”
Pero, ¿esa no es sólo otra forma de decir: “perro de la calle, perro sin casa, perro que nadie quiere”?
Los escaladores listos no tienen dueño. Esto quiere decir cero compromiso, cero lealtad a nadie o nada que no sea ellos mismos. Pero los perros felices tienen dueños a quienes son leales y con los que están comprometidos.
Los escaladores se imaginan una vida de recreación y descanso.
Pero la recreación y el descanso son la medicina, no un estilo de vida.
La medicina como estilo de vida es la definición de un drogadicto.
Cuando vives para algo más grande de lo que eres, ganas identidad, propósito y aventura.
Identidad: ¿Quién soy yo?
Propósito: ¿Por qué estoy aquí?
Aventura: ¿A qué me tengo que sobreponer?
Nos pasamos la vida buscando seguridad y luego la odiamos cuando la obtenemos. La seguridad es la muerte de la aventura.
La gente que se hace a sí misma habla de ser más felices durante sus días de lucha e incertidumbre. Allí era cuando sabían exactamente quiénes eran, por qué estaban aquí y a qué se tenían que sobreponer.
De allí el dicho: “Es el viaje, no el destino, lo que importa al final”.
Esta es la auto-percepción que estaré mandando a
indy@wizardofads.com.
Espero que utilices este mismo formato cuando le mandes tu auto-percepción.
Identidad: soy un cartero.
Propósito: entrego mensajes.
Aventura: me debo sobreponer a la ignorancia, aislamiento y apatía.
Ignorancia: debo penetrar el aislamiento que rodea sus cerebros.
Apatía: debo tocar sus corazones para que les importe.
PASO UNO es resumir en tres cortas frases tu identidad, tu propósito y tu aventura.
PASO DOS es explicar cómo vas a sobreponerte a los obstáculos que son la esencia de tu aventura.
Aviso: la razón por la cual te estoy pidiendo que mandes tu auto-percepción a Indie es porque vas a pensar más profundamente en tu introspección si sabes que otra persona — aún que sea un pequeño Beagle — va a leerlo. Este ejercicio no es para mi beneficio ni para la madriguera del conejo. Es para ti.
Si entregas buenas noticias
y soluciones a problemas
y tratas de aliviar el sufrimiento
y hacer felices a las personas,
estás haciendo el trabajo de Dios.
Ya no eres tu propio perro.
Eres el perro de Dios.
Roy H. Williams
“No sé cuál sea tu destino, pero sí sé una cosa: los únicos entre nosotros que son verdaderamente felices son aquéllos que buscan y encuentra cómo servir.” – Albert Schweitzer

Categorías
El Memo del Lunes

Molokai

Molokai

Estos son los principios básicos de Escritura de Publicidad Caótica, como se enseñan en la Academia del Mago:
Aproxímate a tu objetivo desde un ángulo inesperado.
Cuenta dos historias a la vez, utilizando la relación entre dos cosas como patrón para revelar la relación entre otras dos cosas.
Permite que tu escucha llegue a sus propias conclusiones.
En el Nuevo Testamento, a las historias así se les conoce como parábolas.
This is the challenge we outlined
Este fue el desafío que dimos en el pasado Memo del Lunes por la Mañana:
PASO UNO: He escogido la palabra “Molokai” para que sea nuestro principio inesperado.
PASO DOS: Manda a indy@WizardOfAds.com un link a la página web de un producto o servicio para el cual un anuncio no podría jamás empezar con la palabra “Molokai”.
PASO TRES: Voy a escoger al azar cinco de estos productos o servicios y escribir un anuncio fascinante para cada uno de ellos que comenzará con la palabra “Molokai”.
PASO CUATRO: Estos cinco anuncios se van a publicar en el Memo del Lunes por la Mañana de la próxima semana.
ACLARACIÓN: Cuando prometí que iba a “escoger al azar” 5 productos o servicios para los que escribiría un anuncio comenzando con la palabra Molokai, aún no había decidido cómo iba a hacerlo. Al final, simplemente le dije a Indy que me diera los primeros 5 correos que recibiera.
Éstos fueron de
Jay Leigeber a la 1:25AM,
Malton Schexneider a las 3:24AM,
Pauline Tom a las 3:51AM,
Damien Deighan a las 4:08AM, y
TSO a las 4:39AM,
Pero este fue un correo a Indy para una “Máscara de Playa Molokai) de John en TSO, así que fue un poco como:
“Interesante coincidencia, ¿verdad?”, así que decidí agarrar el siguiente,
Bryan Eisenberg a las 5:18AM, pero Bryan es un amigo cercano y eso se iba a ver sospechoso, así que lo descalifiqué y seguí con
Wendy Gardner a las 5:53AM.
Unos cuantos correos más entraron en los siguientes 30 minutos y luego a las 6:25AM Jason Fox abrió las compuertas e Indy temió ser arrastrado.
¿Estás listo para leer algunos anuncios?
Jay Leigeber estaba convencido que “Molokai” no podía ser utilizada como la primera palabra para este producto:
Molokai. La isla más hawaiana de todas las islas hawaianas. Cálida, maravillosa, Molokai.
Por un único pago de tan sólo ciento veintinueve dólares…
Tushy te llevará a Molokai cada día…
Y te regresará a casa relajada… refrescada… y sintiéndote oh tan bien.
El aditamento de agua tibia de bidé The Tushy Spa encaja en cualquier inodoro… en cualquier hogar… y te llevará a la cálida, maravillosa Molokai cada vez… que quieras… ir.
HelloTushydotcom.
Malton Schexneider estaba convencido que “Molokai” no podía ser utilizada como primera palabra para este producto:
Molokai es la isla maravillosa a donde los hawaianos enviaban a su gente cuando tenían condiciones dolorosas y debilitantes. Si experimentas dolor de espalda, conoces el dolor debilitante. ¿Nos permites ayudarte? Nuestro reporte gratis para Eliminar y Prevenir el Dolor de Espalda será tu Molokai privada en donde puedes encontrar alivio y salud y experimentar la felicidad de nuevo. Molokai te espera en Back Pain Relief Secrets dot com.
[Ese anuncio es completamente verdadero, por cierto. Molokai tuvo la colonia de leprosos durante más de 100 años. — Indy Beagle]
Pauline Tom estaba convencida que “Molokai” no podía ser utilizada como primera palabra para este producto:
Molokai. Esta isla hawaiana impoluta es el HOGAR de los pájaros más lindos del mundo. Pero hay un pájaro en tu propio jardín que es listo… y sabio… y tan lindo como para ser el orgullo de Molokai y también necesita un hogar. ¿Le das a tu azulejo un fabuloso hogar hecho a la medida en donde pueda estar seguro y feliz? Por tan sólo 25 dólares en Texas Bluebird Society dot org.
Damien Deighan estaba convencido que “Molokai” no podía ser utilizada como primera palabra para este producto:
Molokai es la isla en donde todo es simple… directo… sin complicaciones. Si estás buscando una forma simple, directa y sin complicaciones para encontrar los científicos de datos que necesita tu compañía, visita data science talent dot co dot uk, el Molokai de la ciencia de datos. El año pasado llenamos el 91.6 por ciento de todas las peticiones con un candidato perfecto. Simple, directo, sin complicaciones… data science talent dot co dot uk. Aloha.
Wendy Gardner estaba convencida que “Molokai” no podía ser utilizada como primera palabra para este producto:

Molokai. Quinientos visitantes viajan a Hawaii, pero el que regresa a casa con una sonrisa que le cambió la vida es el visitante que encuentra la maravillosa, magnífica Molokai. Los anteojos protectores para perro BaxterBoo son como eso. Quinientos perros mueven sus colas pero el perro que te hace sonreír es el perro que tiene puestos los maravillosos… magníficos… anteojos protectores para perro BaxterBoo. BaxterBoo dot com. Visítanos.
[¡Un momento! ¡Unas horas después que el mago escribió esos cinco anuncios, apareció de pronto un correo de Bob Jones y había sido enviado a las 2:39AM! Supongo que se quedó colgado en alguna parte en el camino, así que le pedí al mago que escribiera un último anuncio. — Indy Beagle]
Molokai. La isla impoluta. Agua pura. Aire fresco. La naturaleza en su máxima naturalidad. Aquaza quiere decir vacas lecheras saludables, gallinas ponedoras felices, rosas robustas y vegetales vibrantes con raíces más gruesas, fuertes. Aquaza… la salud de una isla impoluta donde sea… y cuando sea… que la necesites. Aquaza dot com.
Ahora mismo probablemente estás pensando que debe ser fácil amarrar “Molokai” a cualquier clase de producto o servicio. Pero la realidad es que pudiéramos haber fácilmente comenzado nuestros anuncios con “El Rey Darius de Persia fue derrotado por Alejandro Magno”, o “Los Nazis no eran lo que pretendían ser”, o “El país de las maravillas no es lo mismo sin Alicia”.
La palabra “Molokai” no es mágica. La magia se encuentra en el hecho que “todo en el universo está conectado, por supuesto. Es sólo una cuestión de utilizar la imaginación para descubrir los enlaces y el lenguaje para expandirlos y darles vida”.
Roy H. Williams
Cuando veas lo que logré que el mago hiciera en las páginas 2 y 3 de la madriguera del conejo, te vas a reír, por lo menos. Je je je. Y por cierto, si me mandas un link a un producto o servicio para los que ningún anuncio pudiera ser escrito usando la palabra Molokai, te vas a llevar tu anuncio Molokai en las próximas semanas. — Aruú, Indy Beagle