Archivo

Archivo para agosto, 2018

Mejores ángeles

lunes, 27 de agosto de 2018 Sin comentarios

Mejores ángeles

“Él sabía como ser líder, escuchando y enseñando.”

– Erwin C. Hargrove, un profesor de ciencias políticas en la Universidad Vanderbilt, escribiendo en 1998 acerca de un líder a quien admiraba mucho.

Yo también he conocido a líderes brillantes como él; hombres y mujeres que eran líderes, escuchando y enseñando.

Brian Scudamore, Lori Barr, Richard Kessler, Cathy Thorpe, Erik Church, Sarah Casebier, David Rehr, Michele Miller, Brian Alter, Richard D. Grant y David St. James para nombrar a algunos. He mencionando a un líder así, Dewey Jenkins, en el Memo del Lunes por la Mañana de la semana pasada. Otro de ellos, Ken Sim, está postulándose ahora para alcalde de Vancouver.

De acuerdo al Profesor Hargrove, la clave para ser líder es escuchar a “los mejores ángeles de nuestra naturaleza”, una frase que él le tomó prestada a Abraham Lincoln, quien la utilizó en su primer discurso inaugural el 4 de marzo de 1861.

Pero no escuchamos a Lincoln. Escogimos la guerra civil tan sólo 6 semanas después.

El líder a quien admiraba el Profesor Hargrove que “sabía cómo ser líder escuchando y enseñando” fue otro presidente estadounidense quien nos alentó durante un momento diferente de cambios sociales — la Gran Depresión.

“En febrero de 1933, un hombre le disparó a [Franklin Delano] Roosevelt, quien viajaba en un carro abierto en Miami, pero consiguió matar a Anton Cermak, el alcalde de Chicago, quien era el presidente electo. FDR se mantuvo calmado y decisivo, ordenándole al conductor que fuera al hospital de inmediato, sin prestarle atención a su propia seguridad y hablándole al hombre herido. Su valentía calmada impresionó a todos los que lo vieron.”

– Erwin C. Hargrove,

El presidente como líder: apelando a los mejores ángeles de nuestra naturaleza, pág. 79 (1998)

La crítica de la Biblioteca de Stanford del libro del Profesor Hargrove termina con esta declaración: “Al hacer referencia a la evocación de Lincoln acerca de los mejores ángeles de nuestra naturaleza, Hargrove nos recuerda que nosotros podemos, aún siendo líderes, ser una mejor versión de nosotros mismos.”

Y la clave para convertirnos en esa “mejor versión de nosotros mismos” es convertirse en personas que escuchan con atención y enseñan con paciencia.

La razón por la cual la historia se repite es porque no ponemos atención la primera vez.

Anti-intellectualism in American Life was written in 1964 by El Anti Intelectualismo en la vida en Estados Unidos fue escrita en 1964 por Richard Hofstadter, un profesor de Historia de los Estados Unidos en la Universidad de Columbia.

Le ganó el Premio Pulitzer. Fue su segundo. Se ganó el primer Pulitzer por su libro de 1955, La Edad de la Reforma.

Leer estos libros me ha hecho desarrollar una teoría.

¿Puedo compartir mis observaciones contigo?

Nuestra obsesión con el internet y nuestros celulares nos ha llevado a creer que somos más inteligentes y sabios que ninguna otra generación anterior.

Suponemos en silencio que cualquiera por arriba de los 40 es un dinosaurio y que toda figura histórica famosa era inocentemente ingenua. “Pero ellos no podían evitarlo”, simpatizamos, “porque ellos no lo saben todo como nosotros”.

Ignoramos los siglos de experiencia de generaciones previas.

Estamos enseñando. Pero no estamos escuchando.

Y los que enseñan — sin escuchar — compartes sus propias preferencias como si dichas preferencias fueran sabiduría.

¿Pero qué sé yo? Ya tengo más de 40.

Roy H. Williams

Categories: El Memo del Lunes Tags:

¡Celebra, celebra, celebra!

lunes, 20 de agosto de 2018 Sin comentarios

¡Celebra, celebra, celebra!

Dewey Jenkins dice: “Si tus empleados no se emocionan por las reuniones de la compañía, entonces no lo estás haciendo bien”.

Dewey ha hecho que su compañía crezca a 100 veces el tamaño que tenía cuando la compró, así que tiendo a escuchar lo que dice.

Dewey me enseñó a celebrar, no sólo las anotaciones, si no los primeros avances.

Dewey sonríe y dice: “¡Celebra, Celebra, Celebra!”

Así que eso estoy haciendo hoy.

El Vice Rector Whittington subió un video de “Actualización de la Torre” la semana pasada, promocionando La conexión como estrategia de Branding, una clase nueva que se estrena en la Academia del Mago el 29 y 30 de agosto. (Miércoles y jueves de la próxima semana. Creo que todavía hay un par de cuartos disponibles en el campus.)

¡Lo que estoy celebrando es que él explica “la conexión con el cliente” en su video mejor que yo! ¡Y yo fui quien se la enseñó! ¡Demonios, yo soy el tipo que se la inventó!

Estoy celebrando porque él demostró que lo entendió haciendo un canal de YouTube de la Academia del Mago con mi hijo mayor, Rex, que actualmente tiene más de 112,000 suscriptores y está añadiendo cientos cada día.

Estoy celebrando porque ellos construyeron ese exitoso canal de YouTube sin gastarse un solo centavo en publicidad o promoción.

Estoy celebrando porque 500 de esos videntes de YouTube — así es, 500 estudiantes nuevos — van a viajar a Austin de toda América del Norte este sábado para dar un tour del campus de la Academia del Mago y escuchar acerca de todos los cursos que enseñamos.

Estoy celebrando porque el programa de contar historias del Sommelier de Whiskey que creó el vice rector Whittington ya ha entregado un alto número de estudiantes nuevos a la Academia del Mago.

Estoy celebrando porque los principios que se enseñan en ese programa de Sommelier de Whiskey no se salen de nuestro curricula establecido. A los sommeliers se les enseña cómo “romantizar” el whiskey que están a punto de servir a través de descripciones graciosas y artísticas del mismo. Les estamos enseñando cómo construir y entregar mensajes que crean conexiones fuertes y que incrementan dramáticamente las ventas.

Estoy celebrando porque muchos de estos nuevos graduados de Sommelier de Whiskey ya se asignaron cursos adicionales que no tienen relación con whiskey.

Lo mejor de todo, la mayoría de estos estudiantes nuevos nunca han escuchado acerca de Roy H. Williams.

Después de pasar 20 años y gastar millones de dólares construyendo una organización educacional no lucrativa, sé ahora con certeza que la Academia del Mago va a continuar prosperando mucho después que la Princesa Pennie y yo ya no estemos.

Y eso definitivamente es algo que vale la pena celebrarse.

Roy H. Williams

P.D.: No quiero que te vayas con la idea equivocada. Pennie y yo no estamos, hasta donde yo sé, yéndonos a ninguna parte. Sólo es bueno saber que la escuela ya no depende de nosotros.

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Encontrándolos en donde están

lunes, 13 de agosto de 2018 Sin comentarios

Encontrándolos en donde están

Leyendo que Leo Tolstoy (1828-1910) era un cristiano anarquista, tuve un pensamiento inesperado, así que le pregunté a Google: “¿Cuál es la diferencia entre un anarquista y un libertario?”

Seis-décimas de segundo después, el Goog me dijo — en un bloque muy visible al principio de la Página de Resultados del Motor de Búsqueda:

“Un anarquista es un libertario extremista, como un socialista es un demócrata extremista y un fascista es un republicano extremista. Es como la diferencia entre un amante y un violador. Ambos están en el mismo lugar pero uno utiliza la violencia para llegar allí. Los libertarios creen en los mercados libres, la propiedad privada y el capitalismo.”

E incluido en ese fragmento destacado estaba un hipervínculo a ChaosPark.com, la página web de bajo presupuesto de un escritor mejor-que-promedio llamado Harry Reid.

Harry no le pagó nada a Google por la recomendación de él y su página web. Se la ganó construyendo la respuesta más consista y cohesiva a una pregunta hecha frecuentemente.

Google está recompensando a escritores de contenido conciso, artesanos de las palabras que van al grano.

Cuando el fragmento destacado de Google es tu respuesta a una pregunta hecha comúnmente en tu categoría de negocios, Google le está diciendo al mundo que TÚ eres el experto de expertos. Me parece a mí que esta debería ser la meta de cualquier Optimizador de Motores de Búsqueda.

Pero esto requeriría que ellos:

  1. Fueran expertos en tu categoría de negocios; y
  2. Fueran escritores mejores-que-el-promedio.

Pero ya que no son ninguna de ambas cosas, ellos te van a decir que el secreto para convertirse en un fragmento destacado está en los microdatos y luego van a despegar en un torbellino de actividad con una furia de destellos y codos.

Dale un vistazo rápido a ChaosPark.com de Harry Reid y creo que vas a ver que a Harry le importan un pepino los microdatos, metadatos o la OMB (SEO en inglés). Él simplemente es un tipo que escribe acerca de cosas que le interesan y él sabe cómo resumir ideas grandes en pocas palabras.

¿Te interesa tu negocio? ¿Puedes resumir ideas grandes en pocas palabras?

Antes que puedas llevar a una persona a donde ellos quieren ir, tienes que encontrarlos en donde están. Debes responder sus preguntas — tal y como las hacen — y hablarles dentro de su propio marco de experiencia.

Leo Tolstoy sabía esto y él usó sus novelas como instrumentos para examinar cuestiones sociales. Guerra y paz (1869), Anna Karenina (1887) y La muerte de Ivan Ilyich (1886) no fueron hechos con la idea de ser entretenimientos, sino lecciones persuasivas acerca de la vida y cómo vivirla. Tolstoy encontraba a sus lectores en donde estaban, para poder llevarlos a donde él quería que fueran.

Juan sabía esto también, así que enmarcó sus Buenas Nuevas para que fueran fácilmente entendibles por la gente de la región que él convirtió en su hogar. Uno de los primeros 4 seguidores de Jesús, Juan les escribió a la gente de Éfeso dentro del marco de sus propias experiencias.

Pero esa es otra historia.

¿Qué es lo que ya le importa a tu cliente?

¿Qué es lo que ya entiende tu cliente?

Si vas a ser persuasivo, tienes que comenzar tu historia exactamente allí.

Antes que puedas llevar a una persona a donde quieres que llegue, tienes que encontrarla en donde está.

Roy H. Williams

Categories: El Memo del Lunes Tags:

En lo salvaje, te encuentras con un viejo

lunes, 6 de agosto de 2018 Sin comentarios

En lo salvaje, te encuentras con un viejo

Los momentos determinantes de nuestras vidas rara vez vienen acompañados de trompetas y fanfarrias.

¿Pero no sería genial si lo estuvieran?

“Hola, aquí te habla Dios. Estás en un punto de inflexión en tu vida y,  aunque ni te lo sospechas, la sabiduría que vas a recibir de ese viejo que está allí te va a dar poder para conseguir cosas que nunca te imaginaste. Así que pon atención, ¿te parece? Este es un momento grande, enorme. No dejes que se te escabulla.”

No, eso no sucede. Al menos no la voz.

Pero el momento definitivamente sucede.

No nos damos cuenta hasta años más tarde.

Tú eres Frodo Baggins. Estás en una travesía. El viejo que te encuentras en el bosque es Gandalf. Él te va a equipar con lo que necesitas.

Tú eres Luke Skywalker. Estás en una travesía. El viejo que te encuentras en el bosque es Obi Wan. Él te va a equipar con lo que necesitas. Por ahora.

Más tarde, te enfrentas a retos para los que Obi Wan no te equipó. Otra vez estás perdido en el bosque. Te encuentras a otro viejo. Su nombre es Yoda. Es extraño y pequeño pero le pones atención. Él te va a equipar con lo que necesitas.

Ahora tú eres tú.

Estás a punto de conocer a un viejo en el bosque. Su nombre es Warren Buffett.

Voy a jugar a que soy Dios, ¿está bien?

No te rías. Estoy haciendo esto por ti.

“Estás en un punto de inflexión en tu vida y,  aunque ni te lo sospechas, la sabiduría que vas a recibir de ese viejo que está allí te va a dar poder para conseguir cosas que nunca te imaginaste. Así que pon atención, ¿te parece? Este es un momento grande, enorme. No dejes que se te escabulla.”

“Fui bendecido genéticamente con un cierto cableado que es muy útil en un sistema de mercado desarrollado en donde hay muchas fichas sobre la mesa y yo resulto ser muy bueno para ese juego. Ted Williams escribió un libro llamado La ciencia de Atinarle y allí él tenía una foto de sí mismo al bate y la zona de strike partida en, creo, 77 cuadrados. Y él decía que si esperaba al picheo que estaba en su verdadero punto clave, él podía batear .400 y que sí tenía que pegarle a algo en la esquina inferior él probablemente bateaba . 235. Y al invertir yo me mantengo en un negocio de “cero strikes” que es la mejor clase de negocio en la que uno pueda estar. Yo puedo ver mil compañías diferentes y ni tener que tener la razón acerca de todas, ni siquiera de la mitad. Así que puedo escoger la pelota a la que le quiero pegar. Y el truco en invertir está en sólo sentarse y ver picheo tras picheo pasar y esperar el correcto en tu punto clave. Y si la gente está gritando “Pégale, haragán”, los ignoras. Hay una tentación para que la gente actúe demasiado frecuentemente en acciones, simplemente porque están tan líquidas. A través de los años uno desarrolla muchos filtros. Pero sí conozco lo que llamo mi ‘círculo de competencia´, así que me mantengo en ese círculo y no me preocupo de lo que está fuera de ese círculo. Definir lo que es tu juego — en dónde vas a tener una ventaja — es enormemente importante.”

– Warren Buffett, en la documental del 2017, Convertirse en Warren Buffett

Te conviertes en auto-consciente cuando te das cuenta qué está — y qué no está — en tu círculo de competencia.

La mayor parte de personas no son auto-conscientes.

Warren Buffett es agudamente auto-consciente.

“Pero sí conozco lo que llamo mi ‘círculo de competencia´, así que me mantengo en ese círculo y no me preocupo de lo que está fuera de ese círculo.”

Warren, ¿tienes algunas últimas palabras de sabiduría para mi amigo?

“Definir lo que es tu juego — en dónde vas a tener una ventaja — es enormemente importante.”

Ese fue un momento grande.

No dejes que se te escabulla.

Roy H. Williams

P. D.: El viejo que te encuentras en el bosque, muchas veces, es una mujer.

P. P. D.: “La intuición se vuelve cada vez más valiosa en la nueva sociedad de información, precisamente porque existen tantos datos.” – John Naisbitt

Categories: El Memo del Lunes Tags: