Archivo

Archivo para septiembre, 2016

El Sueño Imposible de George Washington, Thomas Jefferson, John Adams, Ben Franklin y Alexander Hamilton

lunes, 26 de septiembre de 2016 Sin comentarios

2016_35_foundingfathers_quixote_780

El Sueño Imposible de George Washington, Thomas Jefferson, John Adams, Ben Franklin y Alexander Hamilton

17 de septiembre, 1787: Cuando George Washington vio que la Constitución de los Estados Unidos de América había sido finalmente adoptada luego de cuatro meses de intenso debate en la Casa Estatal de Pennsylvania, Filadelfia, él inmediatamente se fue a un vendedor de libros y pagó 22 chelines y seis peniques por una copia de El Quijote de la Mancha.

De acuerdo a MountVernon.org, “esta alegoría española del siglo diecisiete parece una escogencia algo extraña para el pragmático granjero, soldado y estatista. Una explicación para la compra aparentemente fuera de carácter puede ser encontrada en la correspondencia de Washington.”

Vamos a ver esa correspondencia en un momento, pero yo creo que algo dicho por el guionista Aaron Sorkin ofrece un vistazo igualmente penetrante en la mente de George Washington en ese momento histórico cuando la Constitución estaba terminada y nuestro Gran Experimento Americano había comenzado.

“Tiendo a escribir de forma muy romántica e idealista. Por eso lo personajes que escribo van a ser, un poco, quijotescos. Y van a fallar mucho y caerse mucho. Pero, sabes, hay algo de romance en tratar de alcanzar las cosas honorables.

  • Aaron Sorkin, 29 de junio, 2015

El Quijote había sido el tema de conversación unas veladas atrás en la casa de Benjamin Franklin. Sabemos esto porque el 9 de noviembre, 1787, Washington recibió una copia en español de Don Quijote del Embajador Español Diego María de Gárdoqui con una nota “solicitando que recibáis y le otorguéis un lugar en vuestra biblioteca a la última Edición Española de Don Quijote, la cuál recuerdo haberos oído decir en la casa del Dr. Franklin que nunca habíais visto. Podría haber deseado que fuera en inglés para vuestro entretenimiento particular, pero, siendo ésta considerada como la mejor Edición de tan celebrada obra y una en la que todo ha sido fabricado en España, me empuja a solicitar vuestra aceptación.”

No sabemos por qué estaban hablando del Quijote esa noche en la casa de Benjamin Franklin, pero Indy Beagle me cuenta que fue algo así:

WASHINGTON: “Estamos cerca de llegar a un acuerdo. Creo que podremos tener una Constitución dentro de una semana.”

FRANKLIN: [negando lentamente con la cabeza mientras mira distraídamente a la mesa] “Yo miro al futuro y me pregunto si seremos campeones victoriosos de lo bueno, o torpes tontos que se han convencido a sí mismos de ser algo que no son.”

EMBAJADOR ESPAÑOL GARDOQUI: [sonriendo] “¿Habéis leído el Quijote?”

FRANKLIN: [asiente con la cabeza y sonríe una tímida sonrisa.]

WASHINGTON: “Aunque Jefferson y Adams hablan constantemente acerca de ese libro, no puedo decir que lo he leído.”

“Roy”, estás pensando, “¿realmente estás esperando que crea que los padres fundadores estaban igual de locos por el Quijote que tú?”

La Enciclopedia de Thomas Jefferson en monticello.org dice “Don Quijote era una de las pocas obras de ficción que le gustaban claramente a Thomas Jefferson. Él usaba el texto en su idioma original para aprender español y hacía que sus hijos hicieran lo mismo. Jefferson tuvo varias ediciones diferentes a lo largo de su vida.”

monticello.org también lista 18 piezas de la correspondencia personal en la que el Quijote es mencionado durante los 51 años entre 1771 a 1822.

Entonces, sí, cuando una persona habla y escribe acerca de Don Quijote durante 51 años, usualmente anoto el nombre de esa persona en letra grande en la columna de “Loco por el Quijote”.

Estas son las grandes ideas presentadas en El Quijote:

  1. Que vale la pena creer en un hermoso sueño, aún cuando otros creen que estás loco.
  2. Que vale la pena pelear por un hermoso sueño, aún si pierdes.
  3. Que vale la pena perseguir un hermoso sueño, aún si nunca se cumple.
  4. Existe la posibilidad que tu hermoso sueño no sea nada más que una tontería.

John Adams era amigo y némesis de Thomas Jefferson y también estaba obsesionado con el Quijote. En el libro ganador del Pulitzer acerca de Adams, leemos: “Otro niño, Thomas Boylston, nació en septiembre de 1772 y de nuevo Adams estaba fuera en el `círculo de vagabundos´, cargando una copia de Don Quijote en sus alforjas y escribiéndole a Abigail a veces hasta tres cartas al día.”

La copia del Quijote de Alexander Hamilton fue publicado en Amsterdam en 1755 por Arkstee et Merkus. En su carta a Rufus King, de fecha 21 de febrero, 1795, Hamilton escribió: “El ver cómo se juega con el carácter del gobierno y del país – expuestos a una mancha tan indeleble – me tortura el corazón. ¿Soy yo, entonces, más americano que aquellos que dieron su primer aliento en el suelo de América? ¿O qué es lo que me atormenta de esta manera acerca de una circunstancia que todo el resto del mundo observa con calma? ¿Seré yo un tonto – un Quijote romántico – o existe un defecto constitucional en la mente americana?”

David Brooks es un comentarista político y cultural que escribe para The New York Times. Aaron Sorkin es un guionista. Sus películas incluyen A Few Good Men, The American President, Charlie Wilson´s War, The Social Network, Moneyball y Steve Jobs. Sus series de televisión incluyen The West Wing, Sports Night, Studio 60  y The Newsroom.

BROOKS: “Okay, estoy impresionado por lo profundamente americano de estos tiempos. Es un país de energía y ambición y hasta Walter tiene en su biografía de Franklin esta discusión de qué tan ambivalentes somos acerca de la ambición y que está su ambición [de Franklin], la ambición de Lincoln, pero luego pienso a través de tus personajes – ya sea un Zuckerberg, Billy Beane, Jobs, Charlie Wilson – ¿hay personas con ambiciones estrambóticas, fuera de proporción con lo que puede esperarse de ellas en su papel?”

SORKIN: “Sí. De nuevo, simplemente me parece romántico.”

BROOKS: “Sí.”

SORKIN: “Y todo se retrotrae al Quijote. Este tipo que sentía que estaba viviendo en un mundo que era un poco – que se había salido de la línea de la crudeza y falta de civilidad – y él era un viejo enclenque que estaba experimentando demencia y decidió que podías ser un caballero, si tan sólo te comportas como uno.”

Un viejo enclenque que podías ser un caballero, si tan sólo te comportas como uno.

Tú puedes ser un caballero, si tan sólo te comportas como uno.

Si tan sólo te comportas como uno.

Roy H. Williams

 

 

Si pensaste que el memo de hoy estaba interesante, mi madriguera del conejo te va a derribar la casa como un lobo feroz, ¿sabes a lo que me refiero? Simplemente haz clic sobre los Padres Fundadores y allí estás. Aruú.

Categories: El Memo del Lunes Tags:

El Punto Ciego de la Persona Talentosa

lunes, 19 de septiembre de 2016 Sin comentarios

2016_34_beagletalentmakesiteasy_780

 

 

El Punto Ciego de la Persona Talentosa

Apuesto a que eres extremadamente bueno para algo, tal vez para más de una cosa.

Aceptémoslo: eres talentoso – dotado, de hecho – un clásico sobresaliente. Pero las probabilidades están 7 a 10 que encuentras dificultad para aceptar y creer estos cumplidos.

Digo esto porque el 70 por ciento de nuestra población sufre del Síndrome de Impostor y es más común entre gente que logra mucho, especialmente entre gente con grados académicos, profesores universitarios en su camino a ser contratados e investigadores científicos.

Isaac Newton, el hombre que cambió la forma en la que entendemos el universo, que descubrió las leyes de la gravedad y el movimiento e inventó el cálculo, sufría de Síndrome de Impostor y decía: “Si yo he visto más allá, es porque me he parado sobre los hombres de gigantes.”

El Síndrome de Impostor es el punto ciego que viene con el talento.

Harold Kushner describe el Síndrome de Impostor como “el sentimiento de muchas personas aparentemente exitosas que su éxito no es merecido… Por todo lo externo del éxito, ellas se sienten vacías por dentro. Nunca pueden descansar y disfrutar de sus logros… Necesitan reafirmación constante de la gente a su alrededor para callar la voz interna que les dice todo el tiempo `Si tan sólo la demás gente supiera lo que yo sé de ti, sabrían qué tan falso eres.´”

Pero también hay buenas noticias: el Síndrome de Impostor es perfectamente normal. Lo que quieres evitar es el opuesto, el efecto Dunning-Kruger, un sesgo cognitivo por el que individuos con pocas habilidades sufren de ilusiones de superioridad, calculando mal sus habilidades como más altas de lo que realmente lo son.

Todo el mundo está un poco mal y un poco roto. (Síndrome de Impostor)

Pero los peores son los que creen que no lo están. (Dunning-Kruger)

Los científicos Dunning y Kruger creen que “el mal cálculo de los incompetentes surge de un error acerca de sí mismos, mientras que el mal cálculo de los altamente competentes surge de un error acerca de los otros.”

En otras palabras, aquellos de nosotros que tenemos Síndrome de Impostor nos vemos desde adentro, en donde estamos desnudos a la sombra de viejas heridas, fracasos pasados y el conocimiento de nuestras limitaciones. Pero nosotros vemos a los demás desde afuera, en donde están majestuosos, bellamente iluminados en la gloria brillante de sus éxitos.

Un amigo cercano una vez me pidió que le dijera el secreto de la auto-confianza. “La clave no es pensar mejor de ti mismo,” le dije, “sino dejar de pensar tan bien de los otros.”

Si se puede confiar en la investigación de Dunning y Kruger, pareciera ser que tengo razón.

Esto es lo que esperaba darte hoy:

1Aliento.

La gente talentosa como tú frecuentemente sienten que sólo han tenido suerte. Pero estar en el lugar correcto en el momento correcto haciendo lo correcto de la forma correcta no es suerte, es talento. La mayoría de personas tienen al menos un talento. Sé feliz que encontraste el tuyo.

2Normalidad.
El setenta por ciento de la gente exitosa lucha contra el Síndrome de Impostor. Míralo por lo que es y va a desaparecer.

3Auto-aceptación.
Sí, tienes deficiencias, pero todo el resto de mundo también. Relájate.

4Auto-conocimiento.
Dije que el Síndrome de Impostor es un punto ciego entre la gente con talento. Espero que, ahora que ya viste tu punto ciego, ya no lo sea más.

5Agradecimiento.
Abre los ojos a tu talento y agradécelo. (¡Y si alguna vez averiguas quién te lo dio, asegúrate de darle las gracias!)

Que tengas una excelente semana.

Haz cosas grandiosas.

Está en tu naturaleza.

Roy H. Williams

 


Categories: El Memo del Lunes Tags:

La Propaganda y el Color de la Luz

lunes, 12 de septiembre de 2016 Sin comentarios

2016_33_propagandaandthecoloroflight

La Propaganda y el Color de la Luz

Sunlight is composed of red, green and blue light waves. Combine these together and you get white light.

La luz del sol está compuesta de ondas de luz rojas, verdes y azules. Combina éstas y obtienes luz blanca.

Quita el rojo de la luz blanca y ya no podrás ver el rojo en nada que esté iluminado por esa luz. El rojo ya no va a existir. Quita el azul y ya no vas a poder ver el azul.

Este es el secreto de la propaganda.

La propaganda es una palabra cargada de emoción, por lo que probablemente deberíamos establecer una definición para el propósito de esta discusión: 

“La propaganda es una forma de persuasión que se rehúsa a considerar el punto de vista de su oponente. En vez de eso, la propaganda se va a burlar, va a vilipendiar y a demonizar a su oponente o ignorar completamente la perspectiva de su oponente.”

Googlea “propaganda” y vas a aprender que el término se remonta a 1662, cuando el Papa Gregorio XV decidió enviar a sus misioneros a propagar – propagando – la fe. Para facilitar esto, él creo la sacra congregatio chritiano nomini propagando. El cardenal del Propagando llegó a ser conocido como el “Papa Rojo” debido a la importancia de sus funciones y la extraordinaria extensión de su autoridad.

En 1982, el Papa Juan Pablo II le cambió el nombre a la congregación para la evangelización de los pueblos, probablemente porque Joseph Goebbels le había dado un mal nombre a la la palabra “propaganda” cuando fue Ministro de Propaganda en la Alemania nazi.

Los católicos en 1622 querían eliminar la perspectiva protestante, lo cuál es justo, porque los protestantes querían eliminar la perspectiva católica.

Esta polarización hizo que millones murieran en guerras religiosas, pero eso no hace que la religión sea mala. Es una perspectiva polarizada – ya sea en la religión, el deporte o lo que sea – la que es mala.

Una persona puede tener un punto de vista fuerte e inamovible, pero aún así retener la cortesía y amplitud de visión para entender cómo una persona inteligente puede abocarse por el punto de vista opuesto.

Piensa que tu oponente está viendo un partido deportivo desde un asiento exactamente opuesto al tuyo. Ambos están viendo el juego, pero su izquierda es tu derecha y tu derecha es su izquierda. ¿Entonces quién de ustedes es el mentiroso? ¿Quién de ustedes es el tonto?

200 millones de musulmanes son chiitas.

1.6 billones de musulmanes son sunitas. 

Cuando el Profeta Islámico Mahoma murió en el año 632 A.D., surgió un debate acerca de quién debía ser su sucesor. Ambos bandos estaban de acuerdo que Alá es el único Dios y que Mahoma era su mensajero, pero un grupo (los chiitas) creían que el sucesor de Mahoma debería ser alguien de su descendencia, mientras que el otro (los sunitas) sentían que una persona devota que siguiera las costumbres del Profeta sería aceptable.

Ambos, sunitas y chiitas 

leen el Corán,

creen que el Profeta Mahoma era el mensajero de Alá,

ayunan durante el Ramadán,

prometen hacer peregrinaje a la Meca,

practican rezos rituales cinco veces al año,

dan caridad a los pobres

y se compromenten con su fe.

Pero en vez de celebrar lo que tienen en común y usar esos lazos para facilitar la paz y la prosperidad, los sunitas y los chiitas han escogido la guerra cruel.

Pareciera que los demócratas y los republicanos están escogiendo algo similar.

Yo, por mi parte, no quiero nada de eso.

La Justicia y la Misericordia son ambas importantes y buenas y verdaderas.

Pero existen en tensión perpetua, una guerra eterna.

Estoy seguro que me van a criticar por decir esto, pero me parece que una parte quiere hacer brillar una luz roja y desnuda sobre la importancia de protegernos de aquéllos que nos pudieran hacer daño, mientras la otra quiere hacer brillar una calmada luz azul sobre el dolor de los que luchan y están oprimidos.

Si los propagandistas tienen éxito en su intento por eliminar el rojo o el azul de la luz que brilla sobre los Estados Unidos, me temo que vamos a darnos cuenta que nos amputamos un brazo porque no entendíamos su propósito.

Roy H. Williams

Categories: El Memo del Lunes Tags:

Creer es una Decisión

martes, 6 de septiembre de 2016 Sin comentarios

2016_32_SecondhandLions_Beagle_783

Creer es una Decisión 

Cada uno de nosotros quiere creer que creemos lo que creemos porque la evidencia nos lo dicta.

Pero si eso fuera verdad, ¿no creeríamos todos las mismas cosas?

Decimos que alguien es romántico y otro realista y secretamente pensamos que el realista es más valioso, ¿verdad?

Las etiquetas son algo poderoso. Llamar a alguien “realista” es acusar a su contraparte de creer en cosas que no son reales.

Pero ¿el honor, la valentía, la virtud y el amor no son reales?

Mi experiencia ha sido que nos volvemos menos frustrados y más agradables cuando abrazamos el hecho que creer es una decisión.

“Si quieres creer en algo, entonces cree. Sólo porque algo no es verdad, no es razón para no creer en eso… Algunas veces las cosas que puedan o no ser verdad son las cosas en las que un hombre más necesita creer: que las personas son básicamente buenas; que el honoro, la valentía y la virtud son todo; que el poder y el dinero – dinero y poder – no son nada; que el bien siempre triunfa sobre el mal. Y quiero que recuerdes esto; que el amor – el amor verdadero – nunca muere. Recuerda eso, niño. Recuerda eso. No importa si son verdad o no, un hombre debería creer en esas cosas, porque son cosas en las que vale la pena creer.”

– Hub McCann, interpretado por Robert Duvall, hablándole a su sobrino en Secondhand Lions

La evidencia no dicta la creencia.

Creer siempre es una decisión.

Esto me llamó poderosamente la atención mientras estaba ensamblando un capítulo de un libro cooperativo Re-acentuación Poética: Don Quijote en películas, teatro y literatura moderna.

La idea básica de la re-acentuación es que cada generación hace y rehace la imagen del Don Quijote para reflejar su propia cosmovisión. (Indy Beagle a ensamblado, en la madriguera del conejo, una lista de todos ustedes a los que cité.)

Puedo resumir mi capítulo en 2 frases:

1Tal vez ninguna historia ha sido cambiada para ajustarse a la medida de sus lectores tanto como Don Quijote ha sido cambiada para ajustarse a los negociantes y empresarios del siglo XXI. 

2Los negociantes tienden a ver al Quijote como un símbolo del optimismo irracional e inflexible que es esencial para todo empresario visionario.

Pero esta interpretación del Quijote no es universal:

Dos de los amigos que compartieron sus pensamientos y sentimientos conmigo escribieron brillantemente acerca de cómo las alucinaciones del Quijote lastimaron a todo el mundo a su alrededor, particularmente aquellos que más lo amaban.

Uno de estos escritores es un consejero familiar. El otro es un contador. (¿Nuestra escogencia de carrera será un reflejo de cómo vemos el mundo, o cómo vemos el mundo se forma por nuestra carrera?)

Estuve de acuerdo con estos dos amigos porque ellos tenían toda la razón.

Y estuve de acuerdo con todos aquellos que dijeron lo opuesto.

En realidad, cada uno de nosotros es un romántico y un realista.

The human brain is divided into competing halves. The realistic left and the romantic right. This is why we’re so often at odds with ourselves, torn between two ways of thinking.

El cerebro humano está dividido en dos mitades en competencia. El lado realista izquierdo y el romántico derecho. Es por eso que frecuentemente estamos en lucha con nosotros mismos, desgarrados entre dos formas de pensar.

“Hacia afuera, nos reímos de lo absurdo de un hombre luchando contra molinos de viento, creyendo que son gigantes. Pero hacia adentro, anhelamos el sentido de misión y propósito del Quijote, su dedicación a una causa, su disposición para pagar el precio y alcanzar el honor de su amada, la completamente imaginaria Dulcinea.

¿Entonces quién es el ridículo? ¿Él, por ver más allá de lo que hay, por servir una belleza que pudiera ser, debería ser? ¿O yo, por permanecer atrapado en un mundo en blanco y negro en donde hombres pequeños se esconden detrás de tecnicismos?”

– Roy H. Williams, (2005)

Este concepto de perspectivas múltiples es fácil de abrazar siempre y cuando estemos hablando de Don Quijote y de Secondhand Lions, pero ¿qué sucede cuando las conversaciones se vuelven más personales?

“Dado el actual estado de enojo, estamos en peligro de convertirnos en un monstruo tratando de destruir a un monstruo. Si no regresamos a ser civilizados en nuestros discusiones públicas, me temo que le enojo pueda muy bien escalar a violencia aquí mismo en los Estados Unidos.”

– Richard Exley,

23 de agosto del 2016, mientras Donald y Hillary se abalanzan hacia noviembre

puedo estar de acuerdo con lo que dijo Richard sin tener que saber nada acerca de su política.

Espero que tú también.

Roy H. Williams

 

NOTA DE INDY BEAGLE: ¿Te fijaste cómo el mago habló acerca de “creencias” sin jamás hablar de religión? ¡No temas! Yo recopilé 7 fabulosos autores para compartir contigo sus pensamientos acerca de la religión en la madriguera del conejo. Sólo haz clic sobre la imagen de Michael Caine y Robert Duvall al principio de esta página. Te veo adentro. Aruú.-

Indy

Categories: El Memo del Lunes Tags: