Archivo

Archivo para septiembre, 2009

Cómo hacer Dinero

lunes, 21 de septiembre de 2009 Sin comentarios

Opportunity1

Cada puerta de oportunidad comienza como una ventana en la mente.

Mira a través de esa ventana de la imaginación y percibe por un instante un mundo que podría ser, debería ser, algún día.  Continúa mirando y la verás crecer y convertirse en una puerta de Oportunidad a través de la cual podrás pasar hacia un futuro completamente diferente.

La Oportunidad nunca llama.  Se aparece, titilante, como neón defectuoso en una encrucijada cualquiera.

La Oportunidad nunca llama.  Se queda suspendida pesadamente en el aire que te envuelve.  La respiras sin pensar y la disipas con tus suspiros.

La Oportunidad nunca llama.  Susurra, una cosquilla en tu mente distraída.

Roy H. Williams


Cómo Hacer Dinero

Si se requiere dinero para hacer dinero, ¿cómo hace uno dinero cuando no tiene dinero al inicio?

Una persona sin capital no tiene nada más que apalancar que su tiempo.  Por esto es que millones de personas llevan las esposas del salario por hora.

Cuando yo tenía 14 años, mi vida se vendía por $1.60 la hora.  A los 18, una hora de la vida de Roy H. Williams se vendía por tres dólares con treinta y cinco centavos.  La gente a mi alrededor hablaba de “la seguridad de un cheque estable” como si estable e inmutable fueran algo bueno.

Pero encontré una forma de escapar.

“Hay algo en cada uno de ustedes que espera y escucha por el sonido de lo genuino en sí mismos.  Es el único guía verdadero que tendrán jamás.  Y si ustedes no lo pueden escuchar, durante toda su vida pasarán los días pendidos del final de los hilos que otra persona jala.”

– Howard Thurman (1900-1981)

Si te quieres poner las esposas del salario por hora, primero debes averiguar cómo hacer que te paguen de acuerdo con tus logros.  “¿Cuánto tiempo tomó?” no es la pregunta que quieres responder, sino, “¿Cuál es el valor de lo que alcancé?”

A la gente que le pagan por hora, le pagan por sus actividades.  A la gente que le pagan regalías, licencias de uso, o comisiones de ventas, le pagan por sus logros.

La gente promedio es promedio, porque se aferra a evitar la incomodidad.  Existe una verdad – una profunda verdad de 5 palabras – que toda persona exitosa conoce:  “El dolor es mi amigo.”

El dolor es un informante, un centinela, un guardia que toca la trompeta.  El dolor nos dice cuándo algo está mal y nos indica la ubicación del problema.

“Un experto es una persona que ha cometido todos los errores que se pueden cometer en un campo muy estrecho.”

– Niels Bohr

“La mediocridad tiene una manera de alejar a los demonios de la puerta.”

–   Marie Arana

La comodidad lleva a la complacencia.  Salomón habló de los peligros de ir con la corriente cuando dijo:

“Hay caminos que parecen rectos, pero que al final conducen a la muerte. Quien pasa necesidad trabaja con afán, pues el hambre lo estimula.”

–   Proverbios 16, 25-26

Espera un momento.  Salomón nos advierte que la dirección que se toma con más facilidad – “ir con la corriente” – es un camino que nos lleva a ninguna parte.  El hambre, de acuerdo con Salomón, es tu aliada.

¿De qué tienes hambre?

¿Estás dispuesto a arriesgarte a la vergüenza?

¿Pérdidas financieras?

¿Daño a tu reputación?

Deja que tu hambre te guíe.  Deja que te estimule.

La gente se queda en la caja porque allí es seguro.  Y luego hablan de la necesidad de pensar “fuera de la caja.”

“Hay tigres fuera de la caja, amigo.  Y ogros y monstruos y gente que puede reírse de ti.  ¿Estás seguro que quieres salir de esa caja?”

No tengo idea quién dijo eso.

Aquí, después de muchas vueltas, están mis puntos:

1.  Los tiempos gimen por un cambio.

2.  Sabemos que se necesita un cambio porque sentimos dolor.

3.  El cambio nos incomoda porque no podemos ver el futuro.

4.  La muerte financiera es el destino de aquéllos que se rehusan a cambiar.

Si no tienes problemas, si no sientes dolor, sigue así.  Buen trabajo.  Bien hecho.  Regresa a como estabas.

Si necesitas hacer cambios, pero no estás seguro qué cambiar, cuándo cambiarlo, o cómo implementar ese cambio, considera un viaje a Austin para pasar un día con los Magos.

El cambio abre la puerta a un futuro más brillante.

¿Tú estás dispuesto?

Roy H. Williams

Categories: El Memo del Lunes Tags: