Inicio > El Memo del Lunes > El Caso de Albón
El Hermano Mayor está vivo y coleando

El Caso de Albón
El Hermano Mayor está vivo y coleando

Lunes, 2 de noviembre de 2009 Dejar un comentario Ir a comentarios

BootyCall

El teléfono celular de mi hijo sonó.  Él lo contestó, “¿Diga?”

.

“Quisiera hablar con el señor Albón Williams, por favor.”

“Aquí habla Albón.”

[pausa larga] “¿Usted realmente se llama Albón Williams?”

“Así es.  Albón Diga Williams.”

“Eso es increíble.

La llamada era de una firma de telemarketing que le había comprado la información de contacto de mi hijo a una revista a la que él se había suscrito.  Mi hijo se cuenta entre los millones de estadounidenses que ve los cuestionarios como una oportunidad para crear ficción digna de un premio.

Ese incidente sucedió hace 14 años, sin embargo Pennie y yo seguimos recibiendo correo a nombre de Albón D. Willians.  El hermano gemelo de Albón, Embustero Williams, también reside en nuestra dirección.

De acuerdo con los datos que compraron los telemarketers, Albón y Embustero son altamente educados y extremadamente ricos.

Finalmente me inscribí en Facebook.  Más o menos.  ¿Tú recuerdas haberle dado a Facebook tu número de celular?  A cambio de dárselo, uno no tiene que volver a escribir esas retorcidas palabras de seguridad difíciles de leer, para probar que uno es una persona y no una computadora.  Llámame paranoico, llámame anticuado, llámame Rod Wilson (así lo hace Facebook), pero no me llames a mi celular.  Yo confío en la política de privacidad de Facebook casi tanto como en mi habilidad para patear lejos una sandía.

¡Por lo tanto, continuaré escribiendo esas retorcidas palabras de seguridad, comprobando así que yo, Rod Wilson, soy una persona (aunque sea una persona imaginaria) y no una computadora!  Dios bendiga a los Estados Unidos.

Lo que sucede en Las Vegas, ya no se queda en Las Vegas.

En la sociedad futurista descrita por George Orwell en su libro, 1984, todos están bajo la vigilancia constante de las autoridades.  Esto se les recuerda a los ciudadanos con la frase “El Hermano Mayor te está viendo.” Inmediatamente con la publicación de ese libro en 1949, el término “Hermano Mayor” entró en el uso general para describir a una figura de autoridad demasiado inquisitiva o demasiado controladora, o a intentos del gobierno para aumentar la vigilancia.

Amigo, el Hermano Mayor está vivo y coleando.  Y él es nosotros.

¿Quién necesita de investigadores privados y chequeos de historiales cuando se pueden reunir declaraciones de testigos, confesiones firmadas y evidencia fotográfica con tan sólo unos clicks?

Kirsten Valle escribe, “La línea entre la vida privada y la de trabajo se está borrando en una época en la que los blogs, las páginas de redes sociales y páginas de fotografías de fiestas son cada vez más populares.  Los empleadores están revisando el internet para encontrar información acerca de los solicitantes de trabajos y aún para revisar a los empleados existentes.  Las compañías se preocupan de fotos que enseñen abuso de drogas o alcohol, comentarios racialmente ofensivos y ropa reveladora.

La gente está perdiendo sus trabajos y sus matrimonios por cosas que se suben a páginas de medios sociales.

En una nota más positiva, mencioné en el memo de la semana pasada que Twitter y Facebook habían elevado las búsquedas en línea a un nivel completamente nuevo.  A continuación, un poco de espionaje que hice en Twitter – sin ni siquiera querer hacerlo – mientras investigaba los anuncios tan sonados, hiper-dirigibles de Facebook:

RT @danmartell: Facebook tiene una plataforma de anuncios DIRIGIBLES desquiciadamente increíbles.  Si no la usas – ¡estás desquiciado! http: //www.facebook.com/ads

Drewmack respondió:

Los anuncios de Facebook son una excelente manera de invertir tus $ de publicidad si tú no eres una de esas personas a las que le importan los resultados.  http://bit.ly/2Nb50g

El link que dio Drewmack resultó interesante.  Deberías hacerle click más tarde.

Los publicistas ansían publicidad rastreable, de respuesta directa, de “causa y efecto”.  Muy en el fondo, su fantasía es poder decir, “Cada vez que gasto (x) dólares en publicidad, obtengo (x) dólares de ganancia.”

A los publicistas les gusta pensar en la publicidad como una gigantesca máquina de chicles: “Metes tu presupuesto de publicidad, le das vuelta a la perilla y vienen para fuera tu resultados.”

Y los vendedores de publicidad han convencido a la mayor parte de publicistas que el “llegar a las personas correctas es la clave.”

Pero el éxito se determina más seguido por la forma en la que le das vuelta a la perilla.

En concreto:

(1.) ¿Qué tan relevante es tu mensaje?

¿Estás hablando acerca de lo que realmente les importa a las personas, o sólo de lo que te gustaría que les importara?

(2.  ¿En cuál entorno psicológico se dio tu mensaje?

EJEMPLO 1: Todos saben que hay más gente que escucha la radio en el carro por la mañana que durante cualquier otro momento en el día.  Pero, en la mañana, la gente está pensando acerca de lo que les espera en el trabajo.  Es por la tarde que están pensando en lo que les espera en casa.  En consecuencia, los anuncios de radio tienden a funcionar mejor en las tardes y noches.

EJEMPLO 2: Los anuncios de Facebook te permiten dirigirlos con precisión láser hacia los perfiles de los clientes a los que quieres llegar.  Pero vas a obtener mejores resultados con adwords de Google que son dirigidos hacia palabras, porque los anuncios de Google aparecen cuando el cliente imperfecto está en modalidad de búsqueda-de-respuestas.  Los anuncios de Facebook aparecen cuando el cliente perfecto está en modalidad de conectarse-con-amigos, perdamos-el-tiempo.  Yo entiendo que esto es contra intuitivo, pero el “Cuándo” es frecuentemente más importante que el “Cómo”.

Deja de buscar a la gente correcta.  En vez de eso, busca hasta el fondo por el mensaje que valga la pena gritarlo desde los tejados.  Te sorprenderás de cuánta gente se convierte en la gente correcta, cuando finalmente comiences a decir las cosas correctas.

Roy H. Williams

P.D.: Pareciera que todos los programas de TV tuvieron un episodio especial de Halloween este año y un gran número de anuncios para productos se vistieron para nadar en esas oscuras aguas.  Hasta tuvimos algunas bodas en Chapel Dulcinea en las cuáles las novias fueran vestidas totalmente de negro.

“¿Pennie, es mi imaginación, o Halloween es más grande hoy que lo que era hace 10 años?”

“Sí”, respondió ella, sin levantar la vista.  “Halloween se está volviendo más grande y el Día de Acción de Gracias se está volviendo más pequeño.”

Suspiro.

El Día de Acción de Gracias siempre ha sido mi día favorito.

¿Por qué escribo el Memo del Lunes por la Mañana?

LA PRÓXIMA SEMANA: Dale en el Centro al Blanco de la Relevancia: Cómo Decir La Cosa Correcta

Categories: El Memo del Lunes Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.