Categorías
El Memo del Lunes

Nombrar-Poderoso Las Palabras Evocativas Hacen Maravillas

Nombrar-Poderoso
Las Palabras Evocativas Hacen Maravillas
Dale a un producto mundano un nombre evocativo y vas a incrementar dramáticamente su atractivo.
Los humanos están singularmente dotados para aparejarles significados complejos a los sonidos.  Algunos de estos sonidos son musicales; tono, clave, tiempo, ritmo, intervalo y contorno. Pero mucho máse específicos en sus significados son los fonemas, los bloques de construcción de las palabras.
Carro y Queso comienzan con el mismo sonido.  Ignora, por un momento, que la C y la Q son letras diferentes. El fonema es el sonido, no la letra.  El sonido representados por las letras «ch» en chorizo, chuza y cháchara es otro fonema.
Existen tan sólo 24 fonemas en el idioma español, comparados con los 40 del inglés.  Si quieres hilar fino, puedes contar las vocales tildadas como fonemas diferentes, encontrando 5 fonemas más.  Pero eso es todo.
Veintinueve fonemas nos permiten a ti y a mí, conocer los pensamientos del otro.
La Bibila empieza y termina con historias acerca de la importancia de los nombres.  El Génesis nos cuenta que la primera tarea de Adán fue nombrar todos los animales.  En el Apocalípsis de Juan leemos:  «También le daré a esa persona una piedra blanca con un nuevo nombre inscrito en ella, y sólo el que la reciba lo conocerá.»
Los nombres son importantes.  Éste es un hecho que conocen todos los neurocientíficos cognitivos.
Los sustantivos se originan y se interpretan en una región del cerebro justo detrás de tu oreja izquierda conocida como el área de Wernicke, conectada por el arco fasciculus – un manojo de nervios banda ancha – con otra región ligeramente enfrente de tu oreja izquierda conocida como el área de Broca, en donde le aparemamos los sonidos que llamamos «verbos» a las acciones que necesitamos nombrar. El área de Broca luego coordina el diafragma, la laringe, los labios y la lengua para que podamos formar la rápida sucesión de fonemas en ese despliegue positivamente humano llamado habla.
La información que recogen nuestros ojos, músculos y piel se dirige en el área de Broca en su camino hacia el área de asociación dorsolateral prefrontal, el hogar de la pizarra visual-espacial*, el ojo de la mente, en donde «vemos» cosas en nuestra imaginación.  Todo esto está conectado al oído.
Sí, los humanos estamos singularmente dotados para aparejar significados complejos a los sonidos.  Y estamos singularmente dotados para hacer estos sonidos, también.
Todo esto está bien documentado.
La Forma y el Color son lenguajes visuales.
Los Fonemas y la Música son lenguales auditivos.
Los pintores usan pinturas y pincels.  Los diseñadores de modas usan telas y tijeras.  Los joyeros usan metales y piedras preciosas.  Los artistas visuales, dotados con los lenguajes de la Forma y el Color, muchas veces esperan que su trabajo «hable por sí mismo.»
Pero no puede.
Si agregas a esos lenguajes visuales un nombre evocativo, el escucha – tu cliente – creará su propia conexión inconsciente a la cosa que nombraste.  Un nombre bien escogido enfoca y acelera el talento del artista visual y le da a ese talente un impacto más grande.
Un diseñador y un poeta que se dan las manos pueden darle nueva forma al mundo.
Éste es un anuncio de radio de 60-segundos construido sobre el nombrar evocativo de productos visuales.
SARAH: ¡Ya viene la Navidad!
SEAN: ¡Y qué podría ser mejor
SARAH: que aretes de diamantes de diseñador!
SEAN: Nunca has visto NADA igual a esto.
SARAH: De Abrazos y Besos de diamantes
SEAN: doscientos noventa y nueve dólares
SARAH: a los fabulosos aros de la Reina del Renacimiento.
SEAN: Dos mil quinientos treinta y nueve dólares.
SARAH: Míralos en nuestra página web.
SEAN: La SUPERESTRELLA llena de diamantes.
SARAH: El Verano del Amor.
SEAN: ¡Aretes de Rollos de Canela!
SARAH: Aros de Cuento de Hadas.
SEAN: Para siempre DELGADA.
SARAH: ¡Primavera Resplandeciente!
SEAN: Aros de CHAMPAGNE rosado
SARAH: y Corazones Capturados
SEAN: Aros de TESORO Escondido
SARAH: [sexy] y el Negligee de Diamante.
SEAN: El Viaje del Océano
SARAH: y el Baile de la Embajada.
SEAN: ¡Tenemos aretes de Splish-Splash
SARAH: y Gotas-Gotas!
SEAN: Girasoles de Diamantes
SARAH: y las Cuatro Estaciones de Vivaldi.
SEAN: ¿Ya mencionaste Apapachos y Colores de Luz?
SARAH: No, tú lo hiciste.
SEAN: ¿Cuándo?
SARAH: Justo ahora.
SEAN: Oh.
SARAH: Aretes de diamante de diseñador que comienzan desde tan sólo 299 dólares
SEAN: en donde Spence
SARAH: y en Spence Diamonds dot-com.
SEAN: ¿Necesitamos darles la dirección?
SARAH: No, ellos pueden encontrarnos.
¿Quieres ver esos aretes?
Claro que sí.
Porque eres humano.
Algunas palabras describen lo que hay afuera al que escucha.
Pero otras palabras evocan lo que está dentro de ellos.
Las palabras evocativas y las frases conectan con valores intrínsecos y permiten que el que escucha la apareje su propia historia a lo que estás vendiendo.
Aquéllos de ustedes que piensan lo suficientemente hacia el futuro para asignarse la clase de enero de la Academia del Mago «Cómo Escribir Anuncios de Respuesta Directa», antes que se llenara, van a aprender cómo escoger y arreglar palabras y frases evocativas para lograr el máximo efecto.
No, ya no hay lugares disponibles a la venta.
Pero se van a otorgar cinco becas.
Me encantaría verte ganar una.
Roy H. Williams
* Working Memory, (1986) de Dr. Alan Baddeley
2013_46_EvocativeEarrings_530
Nombrar-Poderoso
Las Palabras Evocativas Hacen Maravillas
Dale a un producto mundano un nombre evocativo y vas a incrementar dramáticamente su atractivo.
Los humanos están singularmente dotados para aparejarles significados complejos a los sonidos.  Algunos de estos sonidos son musicales; tono, clave, tiempo, ritmo, intervalo y contorno. Pero mucho máse específicos en sus significados son los fonemas, los bloques de construcción de las palabras.
Carro y Queso comienzan con el mismo sonido.  Ignora, por un momento, que la C y la Q son letras diferentes. El fonema es el sonido, no la letra.  El sonido representados por las letras «ch» en chorizo, chuza y cháchara es otro fonema.
Existen tan sólo 24 fonemas en el idioma español, comparados con los 40 del inglés.  Si quieres hilar fino, puedes contar las vocales tildadas como fonemas diferentes, encontrando 5 fonemas más.  Pero eso es todo.
Veintinueve fonemas nos permiten a ti y a mí, conocer los pensamientos del otro.
La Bibila empieza y termina con historias acerca de la importancia de los nombres.  El Génesis nos cuenta que la primera tarea de Adán fue nombrar todos los animales.  En el Apocalípsis de Juan leemos:  «También le daré a esa persona una piedra blanca con un nuevo nombre inscrito en ella, y sólo el que la reciba lo conocerá.»
Los nombres son importantes.  Éste es un hecho que conocen todos los neurocientíficos cognitivos.
Los sustantivos se originan y se interpretan en una región del cerebro justo detrás de tu oreja izquierda conocida como el área de Wernicke, conectada por el arco fasciculus – un manojo de nervios banda ancha – con otra región ligeramente enfrente de tu oreja izquierda conocida como el área de Broca, en donde le aparemamos los sonidos que llamamos «verbos» a las acciones que necesitamos nombrar. El área de Broca luego coordina el diafragma, la laringe, los labios y la lengua para que podamos formar la rápida sucesión de fonemas en ese despliegue positivamente humano llamado habla.
La información que recogen nuestros ojos, músculos y piel se dirige en el área de Broca en su camino hacia el área de asociación dorsolateral prefrontal, el hogar de la pizarra visual-espacial*, el ojo de la mente, en donde «vemos» cosas en nuestra imaginación.  Todo esto está conectado al oído.
Sí, los humanos estamos singularmente dotados para aparejar significados complejos a los sonidos.  Y estamos singularmente dotados para hacer estos sonidos, también.
Todo esto está bien documentado.
La Forma y el Color son lenguajes visuales.
Los Fonemas y la Música son lenguales auditivos.
Los pintores usan pinturas y pincels.  Los diseñadores de modas usan telas y tijeras.  Los joyeros usan metales y piedras preciosas.  Los artistas visuales, dotados con los lenguajes de la Forma y el Color, muchas veces esperan que su trabajo «hable por sí mismo.»
Pero no puede.
Si agregas a esos lenguajes visuales un nombre evocativo, el escucha – tu cliente – creará su propia conexión inconsciente a la cosa que nombraste.  Un nombre bien escogido enfoca y acelera el talento del artista visual y le da a ese talente un impacto más grande.
Un diseñador y un poeta que se dan las manos pueden darle nueva forma al mundo.
Éste es un anuncio de radio de 60-segundos construido sobre el nombrar evocativo de productos visuales.
SARAH: ¡Ya viene la Navidad!
SEAN: ¡Y qué podría ser mejor
SARAH: que aretes de diamantes de diseñador!
SEAN: Nunca has visto NADA igual a esto.
SARAH: De Abrazos y Besos de diamantes
SEAN: doscientos noventa y nueve dólares
SARAH: a los fabulosos aros de la Reina del Renacimiento.
SEAN: Dos mil quinientos treinta y nueve dólares.
SARAH: Míralos en nuestra página web.
SEAN: La SUPERESTRELLA llena de diamantes.
SARAH: El Verano del Amor.
SEAN: ¡Aretes de Rollos de Canela!
SARAH: Aros de Cuento de Hadas.
SEAN: Para siempre DELGADA.
SARAH: ¡Primavera Resplandeciente!
SEAN: Aros de CHAMPAGNE rosado
SARAH: y Corazones Capturados
SEAN: Aros de TESORO Escondido
SARAH: [sexy] y el Negligee de Diamante.
SEAN: El Viaje del Océano
SARAH: y el Baile de la Embajada.
SEAN: ¡Tenemos aretes de Splish-Splash
SARAH: y Gotas-Gotas!
SEAN: Girasoles de Diamantes
SARAH: y las Cuatro Estaciones de Vivaldi.
SEAN: ¿Ya mencionaste Apapachos y Colores de Luz?
SARAH: No, tú lo hiciste.
SEAN: ¿Cuándo?
SARAH: Justo ahora.
SEAN: Oh.
SARAH: Aretes de diamante de diseñador que comienzan desde tan sólo 299 dólares
SEAN: en donde Spence
SARAH: y en Spence Diamonds dot-com.
SEAN: ¿Necesitamos darles la dirección?
SARAH: No, ellos pueden encontrarnos.
¿Quieres ver esos aretes?
Claro que sí.
Porque eres humano.
Algunas palabras describen lo que hay afuera al que escucha.
Pero otras palabras evocan lo que está dentro de ellos.
Las palabras evocativas y las frases conectan con valores intrínsecos y permiten que el que escucha la apareje su propia historia a lo que estás vendiendo.
Aquéllos de ustedes que piensan lo suficientemente hacia el futuro para asignarse la clase de enero de la Academia del Mago «Cómo Escribir Anuncios de Respuesta Directa», antes que se llenara, van a aprender cómo escoger y arreglar palabras y frases evocativas para lograr el máximo efecto.
No, ya no hay lugares disponibles a la venta.
Pero se van a otorgar cinco becas.
Me encantaría verte ganar una.
Roy H. Williams
* Working Memory, (1986) de Dr. Alan Baddeley