Categories
El Memo del Lunes

Mis Pensamientos Para el Día de Acción de Gracias. (Sólo Para Mis Amigos)

2013_47_MirrorMirror_Beagle

Mis Pensamientos Para el Día de Acción de Gracias

Sólo Para Mis Amigos

Cincuenta y un semanas al año, escribo acerca de cosas que creo que te van a ser útiles.  Una vez al año, le doy la vuelta al espejo hacia mí mismo.  Ese momento es ahora.

Espero que no te importe.

He disfrutado de 8 ventajas muy específicas en mi vida, por las que no puedo darme el mérito.  Estoy agradecido por 6 de esas ventajas, pero extrañamente abochornado por dos de ellas.

Nací en los Estados Unidos como un niño blanco, durante una época en la que ser cualquier otra cosa que eso, era una desventaja muy grande.  Yo no escogí ser blanco y hombre, por lo que siempre he acarreado sentimientos incómodos de culpa.  Y allí lo tienes.

Muchas veces me regaña la gente que siente que es de mal gusto reconocer las diferencias entre razas y géneros.  Esto me confunde.  Yo creo que es de mal gusto pretender que a las minorías y las mujeres siempre las contratan tan rápido como a los niños blancos.  Ciertamente las cosas ahora son mejores que cuando yo era joven, pero todavía tenemos mucho camino por recorrer antes de ser la nación que pretendemos ser.

Yo nací a finales de los años 50s.  Recuerdo el asesinato de Martin Luther King.  Recuerdo a Rosa Parks.  Recuerdo haber sido criado por una Madre soltera, quien trabajaba más duro que sus compañeros hombres, era más efectiva que sus compañeros hombres y a la que le pagamen 32 por ciento menos que a sus compañeros hombres. Por lo que, por favor, por nuestra amistad, quédate tus regaños para ti mismo.

Éstas son las 6 cosas por las que siempre me he sentido agradecido.

  1. Nací pobre.

Esto me dio un cierto ingenio que no es tan fácil de aprender en las mejores partes de la ciudad.

2. Soy introvertido.

Esto hace que me sea placentero enfocarme y concentrarme profundamente cuando estoy solo.  He utilizado esta preferencia para mi gran ventaja durante toda mi vida.  Mis clientes hasta me pagan por eso.  Yo llamo a esos pensamientos profundos “maquinar y complotar en contra del resto del mundo.”

3. Comencé a perder el pelo a finales de mi adolescencia.

Esto me dio credibilidad como un joven publicista.  El cabello ralo hace que un niño se mire más grande, por lo que yo parecía de 30 cuando tenía 20.  No tienes idea con cuánta más seriedad escucha la gente tus consejos cuando no pareces un niño.

4. Me crió una madre que me dio copiosa libertad y buenos consejos.

Mi Mamá sabe que la sabiduría convencional usualmente es más tradición que sabiduría, por lo que me enseño a pensar por mí mismo.  Y su fe en que yo podía lograr cualquier cosa que yo escogiera era tan vasta y completa que no podía hacer otra cosa que creerlo yo mismo.  Agrégale a esto el simple hecho de que la gente pobre es ingeniosa por necesicad y sin miedo porque no tienen nada qué perder y tienes los ingredientes para hacer un empresario inquebrantable.

5. Me enamoré de una chica que creía en mí.

Milagrosamente, ella accedió a dejar la universidad y casarse conmigo cuando los dos teníamos dieciocho años.  Esto es enorme.  No se puede sobreestimar.  Mi creencia en la extremada importancia del compañero de la vida de uno es me sobrepasa tanto, que le enseñé a mis hijos durante sus años formativos que su escogencia de su compañero de vida era mucho más importante para su felicidad futura que su educación o su carrera.  Yo sé que esas aseveraciones son consideradas como heresía en nuestra sociedad adoradora-de-la-carrera, pero nunca me han arrestado por ellas.

Hay una cosa más por la que estoy agradecido.

6. He tenido encuentros profundamente personales con Dios, que me hacen imposible ser agnóstico, aún y cuando encuentro muy fácil seguir la lógica de amigos cercanos que creen que Él es un enganño. ¡Y le caigo bien a mi Dios! Lo siento si esto te hace sentir incómodo o enojado, pero estamos hablando acerca de mí hoy, no de ti, ¿recuerdas?

He compartido contigo desde mi corazón el día de hoy – arriesgando mucho – esperando inspirarte a ver hacia adentro esta semana y celebrar lo ordinario en tu vida con mucha felicidad.  Estamos a punto de entrar en el 2014 y nunca hemos estado allí, por lo que sentí que debíamos tomar inventario de nuestros activos.

Ésta es tu tarea, si estás dispuesto:

Escribe al menos 5 cosas por las que estás agradecido.  Y no puedes poner en la lista “familia”, “amigos”, o “salud”, porque francamente, éstas son lógicas.  Estar agradecido por categorías generales como éstas es haragán, rozando en un cliché de mal gusto.  Por lo que sé específico en tus agradecimientos.  Y no sólo di qué es, explícalo.

¿Lo harás?

¿Lo compartirás?

Si estás dispuesto, manda tu lista a andrew@WizardOfAds.com

Pennie y yo vamos a leer sus listas el Día de Acción de Gracias y vamos a estar agradecidos contigo.

Roy H. Williams