Categories
El Memo del Lunes

La ausencia de lo Bueno

La ausencia de lo Bueno

La fusión parcial del reactor nuclear de Three Mile Island en 1979 sucedió por una bombilla quemada.
Cuando un sistema de seguridad particular estaba fallando, esa bombilla se encendía y el técnico debía hacerse cargo cuidadosamente del problema.
Nadie anticipó que se quemara la bombilla.
Su error, de acuerdo a mi socio Cedric, es que ellos estaban vigilando en busca de fallas en vez de vigilar en busca de la ausencia de lo bueno. “Esa bombilla debió haber brillado cuando la cosas iban bien y se debió haber apagado cuando algo iba mal.”
Un sistema puede fallar en miles de formas pero sólo hay una manera que funcione perfecto.
Necesitas tener expectativa de que va a ser bueno y vigilar en busca de su ausencia.
¿Ya te conté que Cedric es un programador, científico de datos y genio?
Uno de los inventos más importantes de Cedric es un sistema que vigila un vasto conjunto de computadoras que analizan datos utilizado por un fondo de inversiones importante. “El sistema viejo vigilaba buscando los fallos”, dice Cedric, “pero algunas funciones suceden sólo de forma intermitente, así que un problema podría existir durante horas antes de ser descubierto.”
La nueva programación de Cedric revisa cada elemento del sistema una vez por minuto, todo el tiempo, para confirmar que todo esté funcionando de manera correcta. Pero su sistema no está buscando un problema. Está buscando la perfección y le avisa a Cedric cuando deja de encontrarla.
Cedric dice: “Una madre le dice a su hijo que llame cuando llegue a casa de su amigo (y luego hace algo si no recibe una llamada en cierto tiempo). Campara esto con la mamá que dice ‘Llama si te metes en problemas’, sin darse nunca cuenta que podrían pasar horas después de un accidente antes de ella enterarse que algo anda mal”.
La primera madre vigila buscando la ausencia de lo bueno.
La segunda madre vigila buscando el fallo.
El afortunado fondo de inversión con el sistema perfectamente vigilado le debe un agradecimiento al Capitán Jack Sparrow.
Jack Sparrow se hacía pipí sobre el edredón del dormitorio de Cedric cada vez que la caja de arena de su gato estaba llena, así que Cedric escribió un software que buscara el fallo una vez por minuto.
Cedric perdió 3 edredones antes de darse cuenta que la caja de arena de gatos automática podía fallar en más formas de lo que él podía predecir, así que escribió un nuevo software para “vigilar buscando la ausencia de lo bueno”, en vez de vigilar buscando el fallo.
Problema resuelto.
Una caja de arena de gatos automática es un sistema complejo.
Las computadoras que analizan datos de un fondo de inversiones son un sistema complejo.
Los empleados son un sistema complejo.
¿Estás vigilando para encontrar errores qué criticar o desempeño qué felicitar?
Si quieres las transacciones fáciles, los clientes felices y las grandes ganancias sean una cosa ordinaria, debes esperar con alegría estas cosas y luego venir al rescate cuando fallen en llegar.
Los patronos que tienen culturas corporativas fuertes y empleados felices y de largo plazo son aquellos que han aprendido a celebrar lo ordinario y a felicitar a su gente cuando las cosas van bien.
Si no es así como has operado en el pasado, sólo estás a una decisión de ser ese patrono en el futuro. Simplemente hazle la pregunta a mi amigo, Paul Sherman. Indy me dice que lo puedes encontrar en la madriguera del conejo.
Roy H. Williams