Categorías
El Memo del Lunes

Jesús y el Ratón Pérez

Jesús y el Ratón Pérez

P: ¿Qué tienen en común Jesús y el Ratón Pérez y el Conejo de Pascua y Santa Claus?

R: Los adultos nos contaron historias acerca de ellos cuando éramos niños.

Y luego un día nos damos cuenta que los adultos nos mintieron. Sí, lo hicieron porque nos aman y querían que fuéramos felices, pero eso no cambia el hecho que nos mintieran.
Algunos de nosotros pudimos separar las historias acerca de Jesús de las historias acerca de los otros tres. Yo escogí creer “…hemos visto y damos testimonio que el Padre envió a su Hijo para ser el Salvador del mundo”. (Primera de Juan, 4,14)
Pero muchos de mis amigos más cercanos escogieron no creer y yo entiendo eso. Creer no es racional.
Pero no te estoy escribiendo hoy para contarte acerca de mi creencia en Jesús. Te estoy escribiendo para contarte la diferencia entre tu corazón y tu mente.
Tu creencia en tu equipo no está basada en la ciencia. Se basa en hechos que has decidido creer, pero hay igual de hechos que indicarían que tu equipo no tiene ninguna posibilidad. No importa si tu equipo son los del Estado Rojo, del Estado Azul, los Medias Blancas de Chicago o los Packers de Green Bay, cada uno escoge los hechos de los que se aferra.
Pero principalmente escogemos una perspectiva, una forma de ver las cosas, un ángulo de vista.
Creer no es racional, se siente con el corazón. Creer no es lógico, es intuitivo. Pero eso no quiere decir que sea equivocado.
La intuición de Albert le dijo que la energía contenida en un objeto era igual a su masa por la velocidad de la luz, por la velocidad de la luz. ¡Hijo de su madre! ¡Tenía razón! Se ha demostrado que E=MC2 es una verdad incontrovertible.
Pero no toda verdad es incontrovertible.
¿Crees en el amor y la democracia y el patriotismo y en el Sueño Americano? Yo también, pero estas creencias no están basadas en ciencia. Están basadas en hechos selectos y una perspectiva furiosamente resguardada que se ha pasado de generación a generación por cientos de años.
El Amor y la Democracia y el Patriotismo y el Sueño Americano no son ciencia, son una perspectiva cultural, una forma de ver las cosas, un ángulo de vista que tú y yo hemos escogido.
La Justicia y la Misericordia no son ciencia, son dos perspectivas distintas. Y frecuentemente están en conflicto.
La Libertad y la Responsabilidad no son ciencia, son dos perspectivas distintas. Y frecuentemente están en conflicto.
La voz de la Libertad grita en mi mente: “Es mi vida y puedo hacer lo que yo escoja”.
Pero la voz de la Responsabilidad le susurra a mi corazón: “Yo debería tener cuidado, no por mí, sino por toda la gente a la que quiero y me quiere”.
Las cuestiones explosivas siempre se encuentran en la intersección de dos perspectivas.
Supongo que la razón por la que tengo estas cosas en la mente en este momento es porque finalmente estoy escribiendo el guion en el que he pensado y del que he hablado durante los últimos 15 años.
Es una película de amigos acerca de un tipo con 12 amigos.
Espero poder filmarla en Nueva Orleans el próximo año.
Roy H. Williams