Categories
El Memo del Lunes

¿Lo Sentiste?

2015_09_Beagle_Timequake

 

¿Lo Sentiste?

La tierra se movió bajo nuestros pies.

Allí. Lo hizo otra vez.

Ese primer temblor fue la realidad creciente de la igualdad de género.

El segundo fue cómo se encogen los medios masivos.

Estas tendencias no están conectadas, pero ambas son significativas.

La igualdad de género está cambiando la naturaleza del romance. ¿No me crees? Mira cualquier película romántica de hace 20 años y cuenta los anacronismos, esas interacciones que corresponden al pasado y no parecen encajar en el presente.

La igualdad de género también afecta la publicidad y el mercadeo en formas que puedes  no esperarte.

Hace no muchos años, se asumía que la gente que se amaba se casaría y compraría una casa y haría una vida juntos. Pero luego le enseñaron a una generación entera de mujeres a no depender de un hombre, sino establecer una carrera y una vida propias.

No estoy siendo crítico. Si Pennie y yo tuviéramos hijas en vez de hijos, esto es probablemente lo que las hubiéramos alentado a hacer.

Ese consejo para las jóvenes cambió el panorama en el mercadeo. Un estudio publicado por Pew Research Center indica que en 1970, 84% de las personas de los Estados Unidos entre 30 y 44 años estaban casados. Para el 2007, ese número había bajado a tan sólo el 60% y si extrapolamos la tendencia al 2015, el porcentaje de personas casadas entre 30 y 44 años está ahora en 54.8% y bajando. Fuimos del 16% de solteros al 46% de solteros en tan solo una generación.

Una nación que antes era de familias orgullosas, está evolucionando en una nación de individuales orgullosos.

Las motivaciones que empujan a los esposos y padres y esposas y madres son diferentes de las motivaciones que empujan a los individuos que no tienen a nadie dependiendo de ellos más que sí mismos. En consecuencia, el lenguage y la lógica del copy de los anuncios debe ser alterado para conectar con esta audiencia alterada. 

La tendencia hacia la soltería es sociológica.

La erosión de los medios masivos es tecnológica.

Cada tendencia acelera la otra.

Si la mayor parte de la nación está viendo los mismos programas de TV al mismo tiempo, escuchando las mismas canciones al mismo tiempo y recibiendo noticias similares de fuentes similares en forma simultánea, podemos esperar que esa nación piense y sienta en formas similares.

Los medios masivos mandaban en los Estados Unidos en 1970. La radio era una estacion de rock, una de country, una de plática, una de música suave y una de formato instrumental llamada “música bonita.” Luego tenías ABC, CBS y NBC en la TV. Ted Turner crearía la primera red de cable hasta 1986 y FOX aparecería hasta 1986. Cuando una película dejaba el cine, se iba a los cines en carro (drive-in), en donde las pasaban a un precio reducido, luego aparecían en la televisión gratuita como un año después. Los DVRs, DVDs y videos no existían. O tenías que estar en donde pasaban una película en el momento correcto, o te la perdías. Esto nos forzaba a reunirnos en momentos específicos para entretenernos en donde todos escuchábamos los mismos anuncios.

Los medios masivos nos reunieron físicamente y nos unieron psicológicamente. También les dieron a los anunciantes  una plataforma para contar sus historias.

La publicidad era fácil en esos tiempos.

La tecnología de hoy nos permite salirnos de los medios masivos. Esto es bueno para el individuo, pero presenta un desafío significativo para el publicista. Las oportunidades de anunciarse creadas por la tecnología nueva son muy definibles, pero también son shoqueantemente caras. Lo más eficientes que hemos encontrado hasta ahora cuesta 4 veces más por persona que la radio. Y aunque el producto digital nos da la habilidad de enfocar con presición una audiencia específica, esa ventaja no da ni cerca el suficiente beneficio para justificar el precio inflado. Esto no es teórico. Hemos aprendido esto a través de pruebas.

Concluyo:

Estamos acercándonos al fin de un tiempo dorado cuando los publicistas valientes podían invertir dinero en medios masivos y, como resultado, ver crecer su negocio. Mi sospecha es que tal vez tenemos de 5 a 7 años más antes que los negocios de ventas y servicios al detalle sean forzados a comenzar a jugar con reglas nuevas. Nadie sabe todavía cuáles puedan ser esas reglas, pero esto sí sabemos: los costos crecientes de la publicidad digital no están siendo compensados por una elevación en la eficiencia.

Compra medios masivos mientras todavía puedan ser alcanzadas las masas.

Alcanzar a la gente una a la vez no ofrece ni de cerca el retorno de inversión.

Roy H. Williams

Cosas extremadamente cool están sucediendo en WizardAcademy.org

y la madriguera del conejo es especial.

En serio.