Categorías
El Memo del Lunes

La Valentía es Seguridad Más Audacia

2014_16_Farm_Girl_530

 

 

La Valentía es Seguridad Más Audacia

«La calidad se nota» es lo que les decimos a la gente talentosa que siente miedo. Es una mentira, por supuesto, pero les hace sentir que tienen una oportunidad.

La confianza y la valentía no son la misma cosa.

La confianza es creer en tu habilidad.

La valentía es tener tanta seguridad en tu identidad, que estás dispuesto a arriesgarte a fracasar abiertamente. «Yo estoy bien con quien yo soy y yo sé que mis intenciones son honorables. ´Que será, será.´»

La confianza brota de la habilidad.

La valentía brota de la identidad.

Y el fluido energizante de la valentía es la audacia.

Hablar en pública la requiere.

Cantar la demanda.

Y la publicidad exitosa depende de ella.

El término técnico para el miedo a hablar en público – y ser juzgado por lo que dices – es glosofobia, del griego glōssa, que quiere decir lengua y phobos, miedo.

Debemos elevarte por encima de este miedo, o nunca vas a poder hacerle publicidad exitosa a un negocio, promover un evento, o avanzar tu carrera.

El miedo escénico no es tan sólo el miedo a actuar en frente de grupos grandes. También es la reticencia a hacer presentaciones a un grupo de compañeros de trabajo.

El Dr. David Carbonell dice:

«El miedo escénico es como ser acosado sin piedad durante tu actuación y meterte en una discusión con tu acosador, excepto que es tu propia mente la que te está acosando. Te involucras tanto con tu lucha interna que no te involucras con la actuación en sí. A la mayoría de personas con ansiedad de actuar, se les engaña para que se enfoquen en sí mismas, luchando en contra de la ansiedad en un esfuerzo en vano por deshacerse de ella… Una de las claves para conquistar el miedo escénico es estar verdaderamente involucrado y enfocado en tu material. No en ti mismo.»

Salvo que seas una persona extremadamente famosa, la audiencia realmente no te vino a ver a ti; vino a escuchar el material que les trajiste.

No se trata de ti. Se trata del material. Piensa en el material. Piensa en cómo lo necesita la audiencia. Piensa en el material. Piensa en cómo lo necesita la audiencia. Piensa en el material. Piensa en cómo lo necesita la audiencia.

No permitas que nada se interponga en el camino del regalo que le trajiste a tu audiencia. No se trata de ti, para nada.

Tú eres tan sólo el cartero.

Yo dije antes que la valentía es: «tener tanta seguridad en tu identidad, que estás dispuesto a arriesgarte a fracasar abiertamente.»

Pero algunas veces necesitas un Plan B, y aquí está: Comprométete a entregar el correo. El compromiso se mira exactamente igual que la valentía cuando te comprometes a algo más importante que tu miedo. Dile a ti mismo: «Está bien si la audiencia no se impresiona conmigo, mientras estén impresionados con lo que les traje.»

Tan sólo un tonto se para entre una tigresa y sus cachorros.

Sé tú esa tigresa.

Roy H. Williams

 

 

«Un montón de talento se pierde en el mundo

por falta de un poco de valentía.»

– Sydney Smith (1771-1845)