Categories
El Memo del Lunes

Nueve Voces, Nueve Películas

2014_13_Indy_B_DeMille

Nueve Voces, Nueve Películas

Cada uno de nosotros habla y escribe sin pensar. Es por esto que tando de lo que decimos es predecible. ¿Quieres ser más interesante? Escoge una perspectiva y un tiempo de verbo inusuales. En la mente de quien te escucha, una película comienza cada vez que hablas o escribes. ¿Hacia quién se dirige tu cámara?

Perspectiva de Primera Persona: “Yo, mi, mío, nosotros, nuestro.”

La persona que habla es la estrella de la película.

Perspectiva de Segunda Persona: “tú, tus.”

La persona que escucha es la estrella de la película.

Persepectiva de Tercera Persona: “Él, ella, eso, ellos.”

Una persona que no es el que habla o el que escucha es la estrella de la película.

Después que escogiste a tu estrella, debes decidir la acción. Los tiempos verbales que utilizas son el pasado, el presente, o el futuro. Deberías escoger estos tiempos verbales conscientemente, en vez de inconscientemente.

El tiempo pasado habla de la historia.

El tiempo presente habla de la acción mientras sucede, golpe-a-golpe.

El tiempo futuro es predictivo.

Cualquier historia puede ser contada en verbos en tiempo pasado, tiempo presente, o tiempo futuro.

Era la noche antes de Navidad y en toda la casa, ni una criatura se movía, ni siquiera un ratón.

Es la noche antes de Navidad y en toda la casa, ni una criatura se mueve, ni siquiera un ratón.

Va a ser la noche antes de Navidad y en toda la casa, ni una criatura se moverá, ni siquiera un ratón.

Ahora démosle un vistazo a 9 películas diferentes producidas de un mismo guión, utilizando 3 actores diferentes en 3 tiempos separados.

  1. Metí mis patas en agua caliente y temblé.

(Primera Persona, tiempo pasado. Narrativa históriza personal.)

2. Metiste mis patas en agua caliente y temblé.

(Segunda Persona, tiempo pasado. Una narrativa histórica acerca del que escucha.)

3. Ella metió mis patas en agua caliente y temblé.

(Tercera persona, tiempo pasado. Una narrativa histórica que describe las acciones de una personta que no es ni el que habla ni el que escucha.)

4. Meto mis patas en agua caliente y tiemblo.

(Primera persona, tiempo presente. Lo estoy haciendo en este momento.)

5. Tu metes mis patas en agua caliente y tiemblo.

(Segunda persona, tiempo presente. El que habla describe lo que el que escucha está haciendo, mientras sucede.)

6. Ella mete mis patas en el agua y tiemblo.

(Tercera persona, tiempo presente. El que habla está describiendo lo que otra persona está haciendo, mientras sucede.)

7. Voy a meter mis patas en agua caliente y temblaré.

(Primera persona, tiempo futuro. Predice la acción futura del que habla.)

8. Vas a meter mis patas en agua caliente y temblaré.

(Segunda persona, tiempo futuro. Una historia acerca de lo que el que escucha hará en el futuro. Esta voz es predictiva o profética.)

9. Ella va a meter mis patas en agua caliente y temblaré.

(Tercera persona, tiempo futuro. Una historia acerca de las acciones de otros que no han sucedido aún. De nuevo, predictiva o profética.)

La voz de cualquier historia se transforma cuando cambias el actor y el tiempo narrativo.

Haz visto las 9 películas y escuchado las 9 voces.

Haz sido cambiado para siempre. Ahora eres diferente. Llevas magia dentro de ti.

Hablarás con autoridad y la gente te escuchará.

Esta es mi bendición, construida en la segunda persona, que viaja a través de tu pasado (2 oraciones) y tu presente (2 oraciones) y mira tu futuro (1 oracion) en 5 líneas fáciles.

Esa última oración, por supuesto, fue por completo en el tiempo presente, confirmando mi presente… hacia ti.

Aruú.

Indiana Beagle

sustituyendo al Mago de la Publicidad quien se está tomando unas vacaciones cortas