Categories
El Memo del Lunes

Ser Estadounidense

2013_51_AllAmericanBeagle_Roosevelt_Lincoln

Ser Estadounidense

Admiro a John el Amado y a Abraham Lincoln.  Ellos eran hombres calladamente determinados y confiables, llenos de amor y compasión, incapaces de dejar a nadie atrás.  Pero si soy honesto, debo admitir que verdaderamente soy más similar a Simon Peter y a Teddy Roosevelt; recio y gritón, rápido para armar pleitos, frecuentemente causando más dolor de lo que me doy cuenta.

Hay pocos Lincolns en los Estados Unidos, pero el espíritu de Teddy está por donde quiera que mires.

A Teddy Roosevelt le hubiera gustado el hockey y el football.

“Siempre es peligroso hacer generalizaciones, pero los estadounidenses, mientras son infinitamente generosos, son una raza dura y fuerte y, salvo por los pocos cementerios que he visto, me inclino a pensar que nunca mueren.”

– Margot Asquith

Margot Asquith era una dama inglesa de sociedad, autora y sátira.

Dorothy Parker era una dama estadounidense de sociedad, autora y sátira.

En 1927, Dorothy dio su opinión acerca de La Autobiografía de Margot Asquith para la edición del 22 de octubre de The New Yorker:

“El romance entre Margoth Asquith y Margoth Asquith vivirá como una de las historias de amor más bellas de toda la literatura.”

Y eso, Damas y Caballeros, es lo que se conoce en la lucha libre como un lonazo.  En el fútbol y hockey, como una marca. En football, lanzaso. En el barrio, una cachetada.

Los estadounidenses generalmente son mejores para eso que los europeos.  Ésta es una observación que se ha hecho muchas veces.

“Soy estadounidense, nacido en Chicago – Chicago, esa sombría ciudad – y hago las cosas como me he enseñado a mí mismo, en estilo libre y haré  mi marca a mi propio estilo: el primero que toque, primero que entra: a veces es un toque inocente, a veces no tanto.”

– Saul Bellow, primera frase, The Adventures of Augie March

Yo nací en Tejas y crecí con los muchachos rudos de Oklahoma, por lo que entiendo lo que quería decir Saul Bellow con: “Soy estadounidense…” El humorista Will Rogers también entendía lo que quería decir Bellow.  Él escribió una carta desde Europa al Presidente Calvin Coolidge en 1926:

“Nosotros, desafortunadamente, no hacemos una buena impresión en forma colectiva… Debería haber una ley prohibiendo a más de tres estadounidenses a salir juntos al extranjero.”

El comediante Fred Allen también se vio en el espejo cultural con diversión y vergüenza.

“El estadounidense llega a París con unas cuantas frases en francés que ha pescado de una guía de conversación o aprendido al vuelo de un amigo que se pone una boina.”

Otro comediante, Paul Rodríguez, dijo en 1987:

“La guerra es la forma en que Dios les enseña geografía a los estadounidenses.”

Ay.

Pero la crítica más devastadora vino de la pluma de John Steinbeck:

“Los estadounidenses son sorprendentemente amables y hospitalarios tanto con sus invitados como con los extranjeros, sin embargo evitan a leguas a un hombre moribundo en una banqueta.  Se gastan fortunas sacando a gatos de los árboles y a perros de los alcantarillados; pero una chica pidiendo ayuda a gritos en la calle sólo se saca puertas cerradas, ventanas cerradas y silencio…”

– John Steinbeck, Paradox and Dream, (1966)

Que estas críticas vengan desde dentro de nuestro propio círculo me da esperanza y un sentido de orgullo.  No estoy exaltando la negatividad.  La constante auto-crítica es una espiral lenta hacia la obscuridad mientras nuestra auto-confianza devuelve en la nada.  Esto es peligrosamente autodestructivo.

But even more dangerous is to deny that we make mistakes.

El pasaje vital de mi libro, Pendulum, es una cita de David Farland:

“Los hombres que se creen buenos, que no buscan dentro de sus propias almas, frecuentemente cometen las peores atrocidades.  Un hombre que se mira a sí mismo como mal se frenará a sí mismo.  Es sólo cuando hacemos el mal creyendo que es bueno, que lo perseguimos con todo nuestro corazón.”

Yo creo que es sabio “buscar dentro de nuestras propias almas” ahora que nos aproximamos al Año Nuevo.  Es esencial para nuestro bienestar que recordemos todas las cosas buenas que sucedieron en el 2013.  Celebrar esos momentos felices y estar agradecidos.  Y luego contemplar lo que hubiéramos podido hacer diferente en el 2014, porque no todo sucedió como habías esperado o planeado.  ¿Tengo razón?

Estoy hablando acerca de ver hacia atrás y hacia delante con un corazón abierto y una mente abierta.

¿Eres dueño de un negocio?  ¿Podrías beneficiarte de una perspectiva externa de alguien que ha estado estudiando negocios pequeños durante más de 30 años?  Estoy hablando de que tú y yo pasemos hora y media juntos.  Estoy dispuesto a hacer esto de gratis.

Esto es lo que nos traemos entre manos:  algunos de mis socios del Mago de la Publicidad me han pedido que grabe algunas sesiciones de Descubrimiento para que ellos puedan entender mejor las técnicas que yo uso para descubrir las oportunidades que frecuentemente se esconden en el punto ciego del dueño del negocio.  El Descubrimiento es en donde comienza un grandioso plan de mercadeo.  Es un examen, una tomada de inventario, un cálculo de posibilidades y probabilidades que termina con un entendimiento claro de cómo tú – el dueño del negocio – pueda jugar mejor las cartas que tiene en la mano.

¿Recuerdas cuando Dorothy finalmente entra a ver al Mago, sólo para enterarse que había tenido lo que necesitaba todo el tiempo?  ¡Ella tenía puestas las Zapatillas Rojas desde el principio de la película!  Lo único que necesitaba Dorothy era alguien que reconociera el poder de esas zapatillas y le dijera:  “Junta tus pies.”

Eso es lo que sucede en un Descubrimiento.

Yo hago algunos de esos cada año y siempre he cobrado $7,500 por un día de 8 horas.  Mis socios y staff me están diciendo que debería subirlo a $12,500 o por lo menos $10,000, pero eso no es lo que tengo en mente en este momento.

Estoy buscando exactamente 4 dueños de negocios que estén dispuestos a dejarme hacer un Descubrimiento acelerado de gratis.  A cada uno de estos 4 se le dará una hora y media en mi cuarto de reuniones privado en febrero.  Estas sesiones serán grabadas para estudio y evaluación de los socios del Mago de la Publicidad.  No serán hechas públicas.

Si te llama la atención esta oportunidad, aquí están los detalles.

Mi introspección de fin de año ha sido más extensa este año que lo usual.  Ésta es la 5ta semana seguida que he hablado acerca de motivos, en vez de métodos.  Por favor acepta mis disculpas y permíte explicarte.

Costruir este último poco del campus de la Academia del Mago ha sido como terminar un buen libro.  Me sumergí en este proyecto hace 10 años y quería verlo terminado de inmediato.  Pero ahora que estoy terminando el libro, casi desearía no hacerlo.  Me sorprende que hayan pasado 10 años.  Sin embargo también estoy emocionado de empezar un par de novelas y un guión para los que no he tenido tiempo hasta ahora.

Puedes esperar ver nuevas clases anunciadas en la Academia del Mago en el 2014 ahora que nuestra energía estará enfocada en desarrollar la propiedad intelectual de la academia, en vez de sus instalaciones físicas.

El 2014 va a ser un año fabuloso.  No sólo para mí y la Academia del Mago, sino para ti y tus esfuerzos  también.

Créeme.  Las señales están a nuestro alrededor.

Feliz Navidad.

Roy H. Williams