Categories
El Memo del Lunes

El Quijote y Yo

2013_05_QuijoteAndMe_Sword_TowerStar530

El Quijote y Yo

(con un Cuarteto de Celtas)

Léelo en Inglés

Escucha el Memo Aquí

La Academia del Mago existe para educar, equipar y alentar a dueños de negocios pequeños, gente pequeña con sueños, quienes se enfrentan a corporaciones gigantes con grandes cuentas bancarias.  Al igual que los molinos del Quijote, estos gigantes muchas veces no están conscientes de sus adversarios.

Don Quijote era un hombre común, distinguible tan sólo por su hermoso sueño.  Él llamó a la creación de su mente: “Mi señora, Dulcinea.”  Ella era su Helena de Troya, la Galatea de su Pigmaleón, la perfecta chica-de-al-lado.  Todo lo que el Quijote logró, todo lo que soportó, fue en nombre de Dulcinea y en su honor.  (Ella era su ánima junguiana; esa mujer perfecta que existe en la mente de todo hombre.  De igual forma el ánimus es el nombre de Jung para el “hombre de verdad” que existe en la mente de cada mujer.)

La Dulcinea del Quijote era, en realidad, una pueblerina común llamada Aldonza Lorenzo y ella estaba completamente inconsciente de que existía el Quijote.  Pero eso no importa.  Un sueño es un sueño.

Los dueños de pequeños negocios son inspirados por hermosos sueños de cosas comunes:  un mejor colegio para los niños, una casa en un barrio más bonito, un carro, un bote, viajes a lugares exóticos llenos de nativos quienes, extraño, también están soñando con escapes.  Pero eso no importa.  Un sueño es un sueño.

El Quijote vivía en un mundo poblado de personajes y monstruos creados por él mismo.  Así vivimos todos.

Una caricatura inmortal acerca de un aventurero niño de seis años con un tigre de juguete y una imaginación sin fronteras:  Calvin es el Quijote y Hobbes, el tigre, es Sancho Panza.  En uno de mis episodios favoritos, Calvin dice:

“¡Vamos, tratemos de encontrar una culebra venenosa grande!”

Hobbes prgunta:  “¿Qué vamos a hacer si vemos una?”

Calvin responde:  “¿Estás bromeando?  ¡Nos vamos a asustar muchísimo y a correr en círculos, gritando como dementes!”

Hobbes suspira: “Ansío el día cuando seamos lo suficientemente grandes para obtener nuestro impulso matutino de un café.”

Asomándose sobre la grama, Calvin replica:  “Ahh, te apuesto a que eso se quita más rápido.”

¿Alguno de nosotros tiene más de 6 años?

Yo soy, por profesión, un hombre de anuncios y el contar cuentos reside en el corazón de la buena publicidad.  ¿Sabías que cualquier estilo literario, todas las herramientas de narrativa que se hayan hecho alguna vez, se estrenaron  en 1605 en el Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes, la primera novela que se haya escrito?

Para un cuenta-historias es imposible apartarse por completo del Quijote.  Pero este hombre mítico que luchó contra molinos de viento no es el único ícono de nuestra pequeña escuela.

La Academia del Mago toma su nombre de un grupo de tipos que conocemos en el segundo capítulo de Mateo, el primer libro en el Nuevo Testamento cristiano.  Estos “hombres sabios” ven una estrella en el cielo, le asignan un significado especial y se lanzan en la oscuridad para descubrir hacia dónde los pueda llevar.  Recuerda esa estrella en la oscuridad mientras meditas sobre la letra escrita por Joe Darion para la increíblemente exitosa obra musical de Broadway, El Hombre de la Mancha:

Soñar el sueño imposible,

pelear contra el enemigo imbatible,

soportar con tristeza insoportable,

correr hacia donde los valientes no se atreven.

Enmendar el error irremediable,

Amar desde lejos, puro y casto,

Intentarlo cuando los brazos están fatigados,

Alcanzar la estrella inalcanzable.

Éste es mi llamado,

Seguir esa estrella

Sin importar lo desolado,

Sin importar lo lejano.

Luchar por lo justo

Sin dudar ni parar,

Estar dispuesto a bajar al infierno,

Por una causa celestial.

Y sé que si tan sólo me mantengo fiel,

A este glorioso ideal,

Mi corazón llegará en paz y calma,

Cuando me pongan a reposar.

Y el mundo será mejor por esto:

Que un hombre despreciado y cubierto de cicatrices

¡Se esforzó con lo último de su valentía

A alcanzar el sueño imposible!

“If your life’s work can be accomplished in your lifetime,

you’re not thinking big enough.” – Wes Jackson

“Si el trabajo de tu vida se puede lograr durante tu vida, no estás pensando en grande.”

– Wes Jackson

La rotación de la tierra hace que todas las estrellas se desplacen lentamente a través del cielo de la noche, excepto por una estrella solitaria que se asienta sobre el Polo Norte y otra que se asienta sobre el Polo Sur.  Alineadas perfectamente con el eje extendido de la Tierra, Polaris y la Cruz del Sur permanecen permanentemente fijas, inmóviles y constantes, luces guía para todo el mundo.

Párate en la noche sobre la Piedra Laughlin* en la Academia del Mago y marca el mango de la espada que se eleva desde la punta de la torre.  Ese punto de luz sobre la punta del mango es Polaris.  Tú y yo la llamamos la Estrella del Norte, pero el Quijote la llamaría Dulcinea, un suelo imposible alrededor del cuál gira el mundo entero.

Mike Metzger me dijo una vez que nos topamos con las mismas 4 personas, una y otra vez en el océano de la vida.

“Los Flotantes se dejan llevar de la marea,” me dijo, “empujados de aquí para allá por el viento y las olas de las circunstancias.  Miran a su alrededor y dicen: ‘En fin.  Todo está bien.’  Los Surfistas cabalgan sobre las olas, siempre buscanco la siguiente.  Los Ahogados se quedan en el centro de una tormenta.  Rescátalos y ellos encuentran otra crisis y gritan: ‘Ayúdame, sálvame, no sé qué voy a hacer.’ Pero los Marinos contrarrestan los vientos y las olas de las circunstancias, ajustando las velas y torciendo los timoneles.  Pero el marino no puede navegar sin un objeto inamovible, un punto fijo, algo no-negociable no afectado por las circunstancias.  Sin esta luz guía, no nos queda nada en este mundo más que flotar, sufear, o ahogarnos.”

No quiero hablar muy duro, ni ser demasiado dramático, pero si no tienes nada por lo que estarías dispuesto a sufrir, tienes muy poco por qué vivir.

Cada uno de nosotros necesitamos un hermoso sueño, una luz guía, una estrella inalcanzable.

Que Dulcinea brille para siempre en los corazones y las mentes de toda la humanidad.

Y ruego por que tu propio sueño brille de forma tan fuerte que no puedas apartar tu vista.

Roy H. Williams

PD: Cuando la Princesa Pennie leyó este memo, ella asintió y dijo: “Los muertos no sueñan.”  Cuatro palabras llenas de significado.

Ah sí.  El Cuarteto de Celtas:

*Laughlin es un nombre galo, Loch ‘lago’ + lann ‘tierra’, que quiere decir una persona que viene de una tierra de agua, un vikingo.  Los marinos escandinavos que se asentarin en Escocia e Irlanda eran conocidos como gente de Lochlann.

La piedra Laughlin va a ser posicionada dentro de poco en el BecauseWay que lleva a la torre en la Academia del Mago. Tiene su nombre en honor a Calvin Laughlin, hijo de Roy Laughlin, un californiano amigo de la Academia desde hace varios años. La espada hecha a mano que se eleva desde lo alto de la torre, fue forjada por mi socio canadiense, Steve Rae, otro escocés descendiente de vikingos. La masiva puerta de hierro que lleva del BecauseWay a la galería de arte de la torre fue provista por Tom McDowell, un escocés nacido en Glasgow. De forma extraña, un cuarto escocés, Kyle Caldwell de Atlanta, se ofreció de voluntario para ser responsable de la instalació de la piedra Laughlin. Estos hombres nunca se han conocido. Y ninguno sabía que el otro era de extracción celta. Sin embargo, por una extraña e inexplicable razón, estos descendientes de vikingos se sintieron atraídos por nuestra historia acerca de navegar por vastas aguas guiados tan sólo por una estrella. Cuando la piedra Laughlin quede finalmente montada, voy a arreglar que ellos se conozcan. Si quieres, puedes estar tú también. Va a estar divertido. – RHW