Categorías
El Memo del Lunes

Wile E. Coyote, Billonario

76 BeBack

No hay mucho que puedas aprender del Corre Caminos, pero el Coyote conoce el secreto de la riqueza.

En septiembre de 1949, el Coyote – Carnivorous Vulgaris – construyó una catapulta.  Pero en vez de lanzarlo hacia el Corre Caminos, lo lanzó directo hacia una montículo de piedras.

El Coyote se salió arrastrándose del agujero y regresó a trabajar.

En diciembre de 1955, el Coyote – Se comébulos casi cualquier cosa – esperó ansiosamente a que el Corre Caminos doblara la esquina, luego encendió la mecha de un camión.  Pero en vez de disparar la bala del cañón, el cañón completo – con el Coyote detrás – se disparó hacia atrás contra una pared de la montaña.

De nuevo, el Coyote salió arrastrándose del agujero y regresó a trabajar.

En mayo de 1980, el Coyote – Nemesis ridiculli – se subió sobre un cohete, lo apuntó hacia el Corre Caminos al lado opuesto del barranco y prendió la mecha.  El tanque de combustible del cohete se disparó fuera del cuerpo del cohete, dejando al Coyote sentado sobre un cilindro vacío.  Se cayó, molesto, hacia el fondo del barranco.

El Coyote escaló fuera del barranco y regresó a trabajar.

¿Estás comenzando a ver una tendencia?

El Coyote – Invevitablius Exitosous – nunca se da por vencido.

El Coyote es Santiago en El Viejo y el Mar.  Después de 84 días de no pescar un sólo pescado, el viejo se levanta antes del amanecer y empuña los remos sin descanso hasta que se encuentra muy lejos de la costa.

El Coyote es Rowan de Un Mensaje para García.  Solo detrás de la línea del enemigo, mil contra uno, Rowan nunca considera la imposibilidad de su misión, sino que intenta incansablemente lo ridículo hasta que casualmente logra lo  milagroso.

El Coyote es Quijote, tontamente comprometido con una misión cuestionable, pagando su pinta de sangre a diario sin quejas, nunca faltando a su entusiasmo, nunca dudando de que va a tener éxito al final.

Cuando éramos jóvenes, rápidos e invencibles, el Corre Caminos era nuestro héroe.  Insensible al peligro, el Corre Caminos corría sin cansarse, se escabullía sin miedo y hacía bip-bip con arrogancia cuál un James Bond azul.

Pero cuando miro hacia abajo desde esta torre tambaleante de los años, veo que era el Coyote quien merecía mi admiración.  Ese programa de TV nunca se trató del Corre Caminos.  Siempre se trató del Coyote.  El Coyote tenía determinación.

“Determinación” es una palabra muy malentendida.  La gente obstinada no es determinada.  Simplemente sufren de demasiado orgullo.  La gente necia no es determinada.  La necedad es ignorancia voluntaria.

La determinación es la disposición infatigable de pagar el precio cuantas veces sea necesario.  La determinación es nunca perder de vista tu objetivo, sin importar lo que venga a distraerte.

La Determinación es aguante.

¿Qué hay de ti?  Si aparece el Fracaso sin avisarte y te arroja contra las rocas que están allá abajo, ¿vas a arrastrarte felizmente de ese cráter humeante y regresar a trabajar?

Roy H. Williams

Optimismo para principiantes – Divertido y profunda, la Dra. Lori Barr te va a enseñar a ver un mundo mejor y a vivir en ese mundo. (Y ella no es tan sólo una Ph.d, ella es una médica.)  Lori te va a gustar mucho.  Te hemos reservado un cuarto en Engelbrecht House, o sea que el costo de tu hospedaje y comidas está cubierto.  En serio deberías venir, 24 y 25 de agosto.  Si tienes que viajar, te vamos a dar crédito por el costo de tu boleto de avión, aún si ya tienes un descuento por ser graduado de la Academia.  (Esto es una cosa de una vez en la vida, por lo que no creas que vas a volver a ver esta oferta.)  Sólo llama a Kristin y dile el precio de tu boleto de avión y ella va cargará a tu tarjeta el balance remanente, por teléfono.  En serio tienes que darle un vistazo a este curso.  (512) 295-5700.

“¿Qué diantres haría el hombre consigo mismo si no se interpusiera nada en su camino?”

– H.G. Wells

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *