Categorías
El Memo del Lunes

Camina Sobre el Agua

77 LorianX2

La vida es un viaje por agua.  Nos pasamos nuestra existencia flotando entre el escenario iluminado de la mente consciente y las profundidades en penumbra del inconsciente subyacente. El Dr. Richard Grant nos dice que nuestra relación con el inconsciente es exactamente nuestra relación con el agua.

1. La necesitamos a sorbos para sobrevivir.

2.  Un zambullido es refrescante. (El arte le habla al inconsciente.)

3.  Si nos quedamos sumergidos demasiado tiempo nos ahogamos. (Un episodio psicótico).

4.  Hay monstruos en las profundidades.

Cuando hablamos acerca de Cómo Identificar a un Perro Salchicha hace algunas semanas, podrás recordar que yo dije que todo producto, servicio, o idea tiene:

1. Factores Limitantes – (factores que lo limitan.  Impedimentos.

2. Características Determinantes – (características que lo determinan.  La esencia de la marca.)

Lo mismo es verdad para ti y para mí.  Tú y yo tenemos Factores Limitantes y Características Determinantes.

Los que vagan por el océano de la vida se definen a sí mismos por sus circunstancias.  Llevados de aquí para allá por el viento y las olas de la casualidad, su mantra es, “lo que sea.”

Los surfistas del océano de la vida se definen a sí mismos por sus actividades.  Cabalgando sobre las crestas de aquí para allá, ellos sueñan con la ola perfecta.

Los que se ahogan en el océano de la vida se definen a sí mismos por sus factores limitantes.  Tristes y cabizbajos, son víctimas profesionales, los heridos ambulantes, un ejército que nunca sana.

Los navegantes que viajan felizmente por el océano de la vida se definen a sí mismos por sus compromisos.  Los navegantes saben exactamente lo que están tratando de lograr y están dispuestos a pagar el precio.

¿Tú sabes qué estás tratando de lograr?  ¿Estás dispuesto a pagar el precio?

Lorian Hemingway escogió no ahogarse en el océano de la vida.  En su maravilloso libro, Camina Sobre el Agua, ella habla de la soledad de la infancia y de un padrastro vacío que abusaba de su madre alcohólica.  Pero Lorian escogió no permitir que estos factores limitantes se convirtieran en sus características determinantes.  En cambio, ella escogió admirar a Catfish, la vieja mujer negra, sin dientes pero resistente, quien cocinaba hamburguesas en la cafetería.  Lorian también fue formada por los encuentros con la hermana de su madre, Freda:

“A los treinta y cinco años, Freda tuvo una mastectomía.  El arco y la flecha eran su terapia, para fortalecer lo que quedaba de los músculos de su pecho.  Su cuerpo había sido perfecto, el modelo de un escultor y ella solía llevar sus blusas de verano amarradas muy arriba debajo de su busto, sin brassiere la mayor parte del tiempo.  Ella aún llevaba sus blusas amarradas a las costillas, pero ahora éstas eran camisas de dormir de hombre, la tela más gruesa que no se transparentaba; pero frecuentemente, cuando ella se inclinaba hacia delante, yo podía ver el huesudo lugar con cicatriz en donde había estado el pecho.  Nunca supe si a ella le amargaba su pérdida, si contemplaba la deformidad en el espejo y añoraba el tiempo en el que había estado entera.  Ella nunca lo dijo.  Yo nunca lo pregunté.  Ella no era una mujer martirizada por la tragedia, ni tenía conocimiento de la auto-compasión…”

“Freda era deslumbrante, una acuarela virtual de una mujer cuyos humores y manerismos eran tan eléctricos como su salvaje cabello negro.  Tan sólo su sonrisa, un flash de dientes deslumbrantemente blancos, la cabeza hacia atrás, detenía a los hombres, los atrasaba en el tráfico y amenazaba a sus esposas de forma tan completa, que hasta el lechero tenía prohibido hacer entregas en la casa de Freda…”

“Ella intentó matar a mi padrastro una vez, de quien siempre se refería por su nombre y apellido, Bill McClain, ambas palabras sobreponiéndose en su extraño acento, de manera que sonaban como `Bimicain,” cuál crema contra los hongos.”

–   Lorian Hemingway, Camina Sobre el Agua, págs. 38-39

Los factores limitantes están fuera de ti.

Las características determinantes están adentro.

Catfish y Freda le enseñaron a Lorian Hemingway a no tragarse sus factores limitantes.

¿Tu auto-imagen ha sido dañada por cosas que no escogiste?  ¿Has internalizado tus factores limitantes? Escúpelos fuera.  Ceremoniosamente y con desprecio.  Escúpelos fuera.  Puedes luchar contra los factores limitantes o los puedes ignorar, pero nunca los deberías aceptar. Aceptarlos es mudarlos hacia tu interior.

Yo no soy inculto.  La gente inculta es aburrida.  Yo simplemente escogí no ir a la universidad.

Yo no soy un hombre calvo.  Los hombres calvos dan lástima.  Yo sólo soy un tipo que no tiene pelo.

Y definitivamente no soy fachudo ni me visto pobremente.  Soy un hombre cuya mente está llena de otras cosas aparte de la apariencia personal.  El hecho de que esto me haga parecer como un mendigo sin hogar no es más que una coincidencia sin significado.

Estoy profundamente comprometido con mi esposa, soy sorprendentemente leal con mis amigos y anonadantemente peligroso para mis enemigos.  ¿Ves cuán fácil es escoger tu identidad?

Sólo tú decides quién vas a ser.

¿Qué has decidido?

Roy H. Williams

Te Gustaría Saber:

1.  ¿Cómo hacer que los políticos escuchen y tomen en serio lo que tienes qué decir?  26 de octubre en la Academia del Mago

2.  ¿Cómo saber qué hay en la mente del cliente? 12-13 de octubre en la Academia del Mago

3.  ¿Cómo llevar tu negocio al próximo nivel? 5-7 de octubre en la Academia del Mago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *