Categories
El Memo del Lunes

Bobbie entendía las estaciones


He visto a amigos alejarse de relaciones, trabajos y carreras prometedoras cuando lo único que necesitaban era un poco de tiempo y espacio para recoger sus pensamientos, ralentizar sus latidos y redescubrir su felicidad.
No estoy diciendo que siempre tengas que: “hacerle ganas un día a la vez y esperar a que las cosas se pongan mejor”. Estoy diciendo que tienes que reconocer las estaciones que cambian en tu vida.
Bobbie Gentry sabía cuándo era el momento de detenerse, cambiar de página y comenzar un nuevo capítulo.
Bobbie sacó a los Beatles del puesto No. 1 en las listas de música con “Ode to Billy Joe”, una canción que ella escribió, cantó y produjo. Se gaón la Mejor Artista Nueva y Mejor Actuación de Voz Femenina en los Premios Grammy. Once más de sus canciones llegaron al tope de las listas de música. Ella era un acto importante en Las Vegas y fue co-anfitriona en una serie exitosa de TV con la superestrella de música country, Glen Campbell.
Los Estados Unidos fue testigo que Bobbie Gentry le dio la música a una película famosa acerca de su imaginaria Billie Joe McAllister y luego cantó “Mama, a Rainbow” para su madre quien estaba sentada en el estudio durante la filmación de un especial para la televisión. Al día siguiente, Bobby se retiró calladamente del escenario sin fanfarria, no contestó llamadas, ni cartas, ni dio entrevistas. Ella había estado en el escenario desde hacía 14 años cuando susurró: “Suficiente” y se alejó hace 41 años.
¿Qué lo detonó? Nada. Ella simplemente se dio cuenta que una estación en su vida había terminado.

Solomon spoke famously about the seasons of life in the third chapter of Ecclesiastes:
Salomón habló muy famosamente acerca de las estaciones de la vida en el tercer capítulo de
Eclesiastés:
Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora:
Tiempo de nacer y tiempo de morir;
tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo plantado;
tiempo de matar y tiempo de curar;
tiempo de destruir y tiempo de edificar;
tiempo de llorar y tiempo de reír;
tiempo de lamentar y tiempo de bailar;
tiempo de esparcir piedras y tiempo de juntarlas;
tiempo de abrazar y tiempo de abstenerse de abrazar;
tiempo de buscar y tiempo de perder;
tiempo de guardar y tiempo de desechar;
tiempo de rasgar y tiempo de coser;
tiempo de callar y tiempo de hablar;
tiempo de amar y tiempo de aborrecer;
tiempo de guerra y tiempo de paz.
Todo lo hizo hermoso en su tiempo.
Yo sé que no hay nada mejor para ellos que alegrarse y hacer bien en su vida,
y también que es un don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce del bien de toda su labor.
Uno puede pensar acerca de las estaciones de la
vida en un par de formas distintas.
Financieramente, pasamos de la supervivencia a la adquisición a la distribución.
Relacionalmente, vamos de buscar, a encontrar, a celebrar.

En los negocios, vamos de aprender, a hacer, a enseñar. Esta es esencialmente la Travesía del Héroe, una secuencia de eventos de la cual es casi imposible escaparse:

  1. Conocemos al Héroe en circunstancias modestas.
  2. Él se confronta al Llamado de la Aventura.
  3. Se encuentra al Viejo del Bosque quien lo prepara para lo que
    le espera más adelante.
  4. Luego él se pone a la altura del desafío de la aventura y
    descubre habilidades dentro de sí mismo que no sabía que
    estaban allí.
    En la literatura y en las películas, vemos a Bilbo en El Hobbit, a Frodo en El Señor de los Anillos, a Daniel LaRusso en The Karate Kid, a Simba en el Rey León, a Katniss Everdeen en Los juegos del hambre, a Dorothy en El Mago de Oz, a Neo en La Matrix y a Luke Skywalker en Star Wars.
    Luke era tan sólo un cualquiera en un planeta en el fondo del universo en Tatooine cuando lo llamó la aventura. Obi-Wan Kenobi era el Viejo en el Bosque quien lo preparó para su travesía.
    Luke fue otra vez un cualquiera en una nave espacial chocada en un pantano en Dagobah cuando se encontró con Yoda, su segundo Viejo en el Bosque quien lo preparó para su segunda aventura.
    ¿Cuál Luke Skywalker eres tú?
    ¿Eres tu Luke de la primera película a la mitad de tu primera aventura?
    ¿Estás un Luke entre películas que espera que comience su segunda aventura?
    ¿Eres un Luke en su segunda película? ¿Y si es así, aprendiste algo de Yoda, esa personita ridícula quien pensaste al principio que era una molestia?
    ¿O hay una posibilidad que entraste en la fase de celebración y distribución de tu vida? ¿Será que ahora eres tú el Viejo (o Vieja) del Bosque, lista para empoderar a Bilbo, Frodo, Daniel, Simba, Katniss, Dorothy, Neo y Luke para que puedan tener éxito en sus propias aventuras?
    Yo podría argumentar que las aventuras más satisfactorias son aquellas de los Viejos y Viejas del Bosque, Gandalf, Sr. Miyagi, Mufasa y Rafiki, Haymitch, Glinda la Bruja Bueja del Norte, Morfeo, Obi-Wan y Yoda.
    Si ya estás listo para alentar y aconsejar a la próxima generación de Héroes, por favor recuerda que el Héroe nunca busca a la persona que lo va a empoderar. El Viejo (o Vieja) en el Bosque simplemente se aparece al lado del Héroe en el momento de necesidad del Héroe.
    No esperes que te lo pidan.
    “Cuando un amigo está en problemas, no lo molestes preguntándole si hay algo que puedas hacer por él. Piensa en algo apropiado y hazlo.”
    — E. W. Howe
    Vaya, éste fue un memo largo.
    ¿Todavia estás leyendo?
    Genial. Vas a amar lo que tiene para ti Indy Beagle en la madriguera del conejo.
    Roy H. Williams