Categorías
El Memo del Lunes

Un mensaje en una botella

Un mensaje en una botella

“En una serie de bombardeos sobre Kassel, Alemania, el bombardero B-17 d Elmer Bendiner fue acribillado por misiles de 20-milímetros lo que resultó en impactos directos a sus tanques de combustible. Pero ninguna de los misiles explotó. Al día siguiente, el jefe de mantenimiento encontró 11 misiles dentro de los tanques de combustible, pudiendo cualquier de ellos haber traído abajo al avión.
Cuando abrieron los misiles, todos estaban vacíos, salvo uno. Dentro del mismo había una nota escrita a mano en el lenguaje checo. Cuando la tradujeron, encontraron que decía: ‘Esto es todo lo que podemos hacer por ustedes ahora . . . Utilizar trabajo de esclavos judíos nunca es una buena idea.’”
— La caída de las fortalezas, de Elmer Bendiner
Un judío checoslovaco en cautiverio envió un mensaje en una botella a través de un océano de aire, sin saber si alguna vez iba a ser leído.
El primer mensaje en una botella fue lanzado al mar en el 310 AdC por el protegido de Aristóteles, Teofrasto, con la esperanza de determinar si el Mar Mediterráneo estaba formado por la afluencia del Mar Atlántico.
En 1177 D.C. un poeta japonés exiliado lanzó planchas de madera sobre las que había gravado poemas describiendo su predicamento. Su historia es conocida hoy como La historia de Heike.
En los 1500s, la Reina Isabel creó una posición oficial acerca de “Descorchar botellas oceánicas”, en la creencia que algunas botellas podrían contener secretos de espías británicos.
“Mensaje encontrado en una botella” (1833) de Edgar Allan Poe y “Un mensaje del mar” (1860) de Charles Dickens, nos enseñaron a “lanzar nuestro pan sobre las aguas” y confiar en la sabiduría de las olas.
En el verano de 1977, la NASA tiró un mensaje en una botella dentro del vasto océano del espacio. Esa botella era el Voyager 1 e incluía un disco dorado con saludos desde la Tierra en 55 lenguajes, junto con una colección de 117 imágenes y sonidos, incluyendo el llamado de ballenas y la música de Chuck Berry. Ese disco también iba gravado con dibujos que ilustran cómo operarlo, junto con la posición de nuestro sol relativo a las pulsares más cercanas. Hicimos esto porque queríamos que los extraterrestres supieran de qué sistema solar había sido lanzada nuestra botella.
Luego de rebotar por el espacio durante más de 43 años, Voyager sólo está a 23 millardos de kilómetros. Va a tomar 17,720 años para que viaje un año luz, menos de un cuarto del camino hacia Alpha Centauri.
Siete millardos de nosotros estamos apretados sobre un minúscula partícula de polvo dando vueltas alrededor de una bola de fuego que arde a 11,000 grads mientras se dispara a través de un vacío sin límite a 52 veces la velocidad de un proyectil de rifle.
¿Has considerado alguna vez que nuestro planeta mismo es una botella esférica y que nosotros somos el mensaje que contiene?
Si Shakespeare tenía razón: “El mundo entero es un escenario y todos los hombres y mujeres simples actores”, y si el escritor de Hebreos tenía razón: “Estamos rodeados por todas partes por una nube gigantesca de testigos”, entonces tú y yo estamos detrás del escenario ahora mismo mientras otros ocupan el plano principal. He estado esperando este momento para que yo te pueda hablar a solas, sin que los demás lo escuchen.
Yo creo que tú subestimas
Tu talento, tu experiencia, tu valía.
Haces una mayor diferencia de la que crees,
E importas mucho más de lo que sabes.
¡Vas a maravillarte cuando entiendas
Todo lo que has logrado!
¡Ambos sabemos que es fácil amar a personas que no nos agradan
Pero tú verdaderamente le agradas a Dios!
Yo lo veo alentándote
Desde fuera.
Y tú también me agradas a mí.
Tiré esta nota en el océano mundial de unos y ceros y le susurré que te encontrara.
¡Y aquí estás!
Feliz Navidad.
– Tu Admirador Secreto