Categorías
El Memo del Lunes

La aventura verdadera

La aventura verdadera

Un contraste de opuestos es el fundamento de la comunicación efectiva.
Una cosa no puede existir sin su opuesto.
Pero los opuestos no siempre son fáciles de detectar.
Como ejemplo, el opuesto de “libertad”, no es “esclavitud”, porque la esclavitud no existe en nuestra sociedad como hace 160 años. Necesitamos contrastar la libertad con algo que se pueda experimentar, algo que todos hayamos sentido.
La responsabilidad es el opuesto de la libertad para la mayoría de nosotros.Cuando se incrementa la responsabilidad, decrece la libertad. Esto lo hemos sabido desde El Renacimiento.
“Sólo trabajo y nada de juego hace que Jack sea un niño aburrido”. (1659)
La batalla de hoy no es entre la libertad y la esclavitud, sino entre la libertad y la responsabilidad. ¿Pero cuáles son las atracciones al final de la cuerda? Podríamos argumentar que la libertad es su propia recompensa, ¿pero cuál es la recompensa de la responsabilidad?
El propósito es la recompensa de la responsabilidad.
La vida es una búsqueda de identidad, propósito y aventura.
Identidad: ¿Quién soy yo?
Propósito: ¿Por qué estoy aquí?
Aventura: ¿A qué me tengo que sobreponer?
¿Estás familiarizado con el aburrimiento de los ricos ociosos? Ellos se gastan montos extravagantes de dinero para crear la ilusión de aventura, pero nunca es suficiente. Ellos pueden sentir la verdad en esa segunda parte del refrán de 1659, aún sí nunca la han leído:
“Sólo juego y nada de trabajo hace que Jack sea sólo un juguete”.
Una vida entera de aventuras falsas y vacías es el precio que pagan los ricos ociosos por haber aceptado ninguna responsabilidad y no haber encontrado ningún propósito.
Roy H. Williams
La pérdida de la libertad es el precio de la responsabilidad, pero el propósito es su recompensa, ya sea que la responsabilidad nos sea encargada por alguien en autoridad o que la escojamos nosotros.
Cuando abrazas la responsabilidad, encuentras el propósito.
Y cuando determinas a qué te debes sobreponer, encuentras aventura.
Roy H. Williams
P.D.: Con tan sólo 379 palabras, el Memo del Lunes por la Mañana de hoy es el más corto de todos. Habiendo lanzado un desafío a los lectores de la madriguera del conejo para escribir una historia en 335 palabras o menos, creo que el mago sólo quería ver si podía hacerlo él mismo. – Indy Beagle