Categories
El Memo del Lunes

La Determinación es un Perro con Ojos de Hierro

2016_08_Beagle_Determination_Pere-Borrell-del-Caso_1874

La Determinación es un Perro con Ojos de Hierro

JOVEN: “Maestro, ¿el éxito va con el listo, o con el que tiene suerte?”

MERLYN: “El éxito a veces es descubierto por el listo y ocasionalmente por el que tiene suerte, pero la mayoría de la veces es atrapado por el determinado.”

JOVEN: “¿Me enseñas a ser determinado?”

MERLYN: “La determinación es peligrosa… implacable… inescrupulosa… e inescapable. Regresa a su dueño con un tesoro entre los dientes.”

JOVEN: “¿La Determinación es un perro? ¿La llamo con un silbato?”

MERLYN: “El silbato es una tonada de cuatro notas que tiene un precio muy alto.”

JOVEN: “Enséñame las notas.”

MERLYN: “Como quieras.”

Esto es lo que me enseñó el viejo mago:

NOTA UNO: Cuenta el costo.

MERLYN: “Considera todo lo que puede salir mal. ¿Tu meta vale lo suficiente como para aguantar toda la incomodidad y el dolor? Si tu respuesta es sí, entonces haz las paces con esas posibilidades y serás a prueba de balas. No importa lo que suceda, no vas a caer en pánico. Ya habrás llegado allí en tu mente.”

NOTA DOS: Tira tu sombrero al otro lado de la pared.

MERLYN: “Un grupo de chicos caminan por un sendero al lado de una pared de piedra alta que rodea la propiedad de un noble. Los chicos más viejos se retan entre sí a escalar la pared, pero ninguno puede hacerlo. Entonces el chico más joven se quita el sombrero y tira al otro lado de la pared. Confundidos, los otros chicos miran mientras él escala rápidamente la pared. Cuando regresa, los mira y les dice: `No iba a regresar a casa sin ese sombrero.’”

NOTA TRES: Emplea Pequeños Pedazos Exponenciales.

MERLYN: “Pregúntate después de cada comida, `¿Qué diferencia he hecho el día de hoy?’ No dejes que tu cabeza toque la almohada hasta que hayas tomado una acción que te lleve Un Pequeño Pedazo más cerca de tu meta, no importa qué tan diminuta haya sido esa acción. Los Pequeños Pedazos Exponenciales son actividades implacables que se unen para hacer un milagro. Cuando el progreso diario se encuentra con progreso, no se suma, se multiplica.”

NOTA CUATRO: Sé un observador, un simple testigo de lo que sucede.

MERLYN: “Tú eres responsable por tus acciones, no por el resultado. Para ser efectivo, debes ser objetivo. Conviértete en una herramienta en las manos de la meta misma. Elimina tu ego. No busques reconocimiento. No se trata de ti. Se trata de lo que estás haciendo. ¿Estás dispuesto a pagar el precio? ¿Puedes silbar las notas para llamar al perro?”

JOVEN: “Dijiste que el perro regresa a su dueño con un tesoro entre los dientes.”

MERLYN: “Sí.”

JOVEN: “Veo sangre entre ese tesoro.”

MERLYN: “SÍ.”

JOVEN: “Y esa sangre es mía.”

MERLYN: “Estás listo para silbar las notas.”

Roy H. Williams