Categories
El Memo del Lunes

Whiskey y Patinaje Sobre Ruedas

2015_27_Whiskey_MMMemo_Showmanship_780

 

Whiskey y Patinaje Sobre Ruedas

La teatralidad es simbolismo, la esencia de las decoraciones y la tradición: el arco de un brazo extendido con una palma hacia arriba en un gesto expansivo; una reverencia profunda con el adorno agregado de ambos brazos extendidos hacia los lados, otra vez con las palmas hacia arriba; el énfasis dramático expresado al saltar sobre las bolas de los pies en el mismo sitio – precisamente al mismo tiempo de las sílabas que dices – energía apresada que demanda ser liberada.

La teatralidad es fascinante, pero necesita valentía porque es fácil sentir que estás haciendo el ridículo.

El contar historias requiere fineza y contenerse mientras recorres una serie de revelaciones pequeñas, esperando con la paciencia de un mago para el momento de la gran revelación.

La teatralidad y el contar historias no cambian la realidad, pero sí cambian la percepción.

¿Estás empenzando a entender por qué un publicista pueda estar interesado en ambas?

En un estudio publicado en los Procedimientos de la Academia Nacional de las Ciencias, investigadores del Instituto Tecnológico de California y de la escuela de negocios de Stanford determinaron que la intensidad del placer que experimentamos cuando tomamos vino está directamente relacionada con su precio. “Y eso es verdad aún cuando, sin que los sujetos de la prueba lo supieran, sea exactamente el mismo Cabernet Sauvignon con un precio dramáticamente diferente.”

La historia que cuentas acerca del vino afecta cómo sabe.

El estudio no era especulativo; fue médico. Los investigadores utilizaron imágenes de resonancias magnéticas funcionales (FMRI) para monitorear la corteza media orbitofrontal – el centro del placer del cerebro – de los conocedores de vino que probaron los vinos después de escuchar historias acerca de los mismos.

El veredicto científico: las buenas historias aceleran los placeres físicos generados a través de nuestros sentidos. Esto en realidad no debería sorprendernos. Hemos sabido por décadas que los humanos tenemos el don único de amarrar significados complejos a los sonidos.

Las. Palabras. Hacen. Magia.

El “Tour de Escocia” de Daniel Whittington – una aventura en contar historias y teatralidad y whiskey de una sola malta – ha atraído tanta atención que la Academia del Mago está lanzando el primer curriculum del mundo en certificar oficialmente a Sommeliers de Whisk(e)y. En esta aventura él estará acompañado del cognoscenti Tom Fisher, el fundador de BourbonBlog.com, una de las voces con mayor autoridad sobre el licor de maíz (Bourbon).

La Escuela de Mercadeo de Whisk(e)y no se trata de hacer whiskey; se trata de montar un grandioso espectáculo y contar grandiosas historias para acelerar el placer de los clientes que “tomen el Tour de Escocia” o “corran por la Calle del Bourbon.” Los restaurantes finos de alrededor del mundo pronto van a tener mesas llenas de gente fascinada cuando Sommeliers de Whisk(e)y les lleven bandejas a sus mesas, abran elegantes cajas de madera, les pasen insignias oficiales por la cabeza y comiencen sus historias maravillosas.

Misma canción, segundo verso:

El Patinaje Ángel es una nueva organización cuya misión es utilizar el contar historias y la teatralidad para popularizar un deporte poco conocido llamado patinaje sobre ruedas artístico. Has visto patinaje artístico en las Olimpiadas de Invierno, ¿verdad? Ahora exactamente eso, pero sobre patines de ruedas. El objetivo del Patinaje Ángel es ayudar al patinaje sobre ruedas artístico a convertirse en el patinaje artístico de las Olimpiadas de Verano.

El Patinaje Ángel nació la semana pasada cuando Craig Arthur, el director de El Mago de la Publicidad en Australia, estuvo en Austin 10 días de ponerse al día en las oficinas centrales. Los socios de El Mago de la Publicidad, Tom Wanek, Paul Boomer y Dave Young volaron desde Columbia,, Cleveland y Tucson para juntarse con Craig, quien mencionó que su hija, Bridget, se estaba volviendo bastante buena en el patinaje sobre ruedas artístico, pero que ese deporte no estaba siendo bien “empaquetado” ni promovido.

El empaque y la promoción son sólo nombres diferentes para teatralidad y contar historias.

Un Tour de Esocia y un comentario cómico de Indiana Beagle fue todo lo que se necesitó. El Patinaje Ángel nació antes que se pusiera el sol. Un logo oficial, una mascota en caricatura y una serie de nombres de dominio y las reglas de avance a través de “niveles de elegancia” fueron puestos de acuerdo en 36 horas.

La teatralidad y el contar historias – el empaque y la promoción – es lo que la cata de whiskey y el patinaje sobre ruedas tienen en común con lo que tú haces.

Y ahora ya sabes qué hacer.

Roy H. Williams

y los socios de El Mago de la Publicidad