Categories
El Memo del Lunes

La Sabiduría Para Reconocer La Diferencia

2015_28_Cow_Beagle_Lichtenstein_780

La Sabiduría Para Reconocer La Diferencia

Los quejones, los que echan la culpa a otros, la gente con mentalidad de víctima, los trolles en línea, la gente que demanda cosas y los que dan “críticas constructivas” sin gracia, se aglomeran en un único viejo y decrépito corral dentro de mi cerebro.

Ese corral es una categoría de mi mente.

Y mientras esas infelices vacas se quejan con un “muuuu”, yo me alejo con tristeza y pienso “comida para perros.”

Los pongo en ese corral para que no me puedan seguir. Las vacas se ponen en el camino y no dejan que se hagan las cosas.

Ocasionalmente, una de las vacas se cansa de estar con todas las mugientes y quejonas y remolonas y le da una patada a la puerta para escapar. Aplaudo a esa vaca. Amo a esa vaca. El mundo necesita más vacas como ésa.

Recuerdo el día cuando yo le di una patada a la puerta.

Pasa algo extraño cuando una vaca le da una patada a la puerta, se escapa de las otras vacas, lucha hasta la cima y contempla el lejano horizonte: le sale un cuerno de la frente.

¿Será un unicornio?

No, es un rinoceronte.

El mundo está lleno de injusticias. Está por todos lados.

Haz algo al respecto.

El mundo está lleno de oportunidades. Están por todos lados.

Haz algo al respecto.

Escoge un propósito, agacha la cabeza y embiste.

La paciencia, llevada demasiado lejos, se convierte en cobardía. Llega el momento para callarse y hacer algo.

“Dios, concédeme Serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, Valor para cambiar las que puedo y Sabiduría para reconocer la diferencia.”

Un padre no pudo explicarle a su niña pequeña por qué no podía ir a un parque de diversiones. Entonces Martin Luther King decidió hacer algo al respecto y los Estados Unidos se convirtieron en una mejor nación.

Un niño fue hospitalizado cuando un grupo de bullies lo tiró por unas escaleras y luego lo golpearon hasta que perdió el conocimiento. Esta clase de cosas le pasaba todos los días, pero el niño se rehusó a verse a sí mismo como víctima. Él escogió no dejar que esas experiencias lo definieran. Ashlee Vance cuenta esa historia en su nuevo libro, Elon Musk: Tesla, SpaceX y la Búsqueda de un Futuro Fantástico.

Yo creo que en realidad esos bullies pueden haber sido el secreto del éxito de Elon. Cuando se enfrentaba a una decisión de negocios riesgosa, él tenía menos miedo que el resto de nosotros. Después de todo, lo peor que le podía suceder era perder todo su dinero y pasar vergüenza. Nadie lo iba a tirar por unas escaleras, ¿verdad?

Las ideas fantásticas son más comunes de lo que piensas.

Lo que es raro es una persona que hace algo al respecto.

Cuando un amigo te cuenta una idea, tu primer impulso es pensar en todas las razones por las que esa idea puede no funcionar. Inmediatamente buscas problemas potenciales porque está en nuestra naturaleza buscar peligros escondidos. Y sabemos que si le alentamos a nuestro amigo a tomar un riesgo y resulta mal, nos vamos a sentir terrible.

Entonces lo hacemos a él sentirse terrible.

La próxima vez que alguien te cuente acerca de su nueva idea, considera esto como respuesta: dale tu sonrisa más brillante y dile,

“Te voy a dar tres razones por las que esta idea es peligrosa y luego te voy a dar tres por la que es brillante. Si las partes brillantes pesan más que las partes peligrosas, entonces ésta podría ser una idea a la que le llegó su momento.”

Habiéndote acorralado a ti mismo prometiendo tres y tres, inmediatamente vas a poder pensar en tres enormes impedimentos y luego, igual de fácil, vas a poder pensar en tres razones por las que la idea verdaderamente es brillante.

Te acabas de convertir en el mejor amigo del mundo. Todo el mundo necesita un amigo como tú.

Las ideas fantásticas son más comunes de lo que te imaginas.

La gente dispuesta a hacer algo es extraña

Pero lo más preciado es un amigo que esté dispuesto a alentarte.

¿Vas a ser un amigo así esta semana?

Te prometo que vas a tener la oportunidad.

Roy H. Williams

Muy adentro de la madriguera del conejo, tengo algunas fotos ASOMBROSAS del campus.

Sólo haz clic sobre la vaca de Lichtenstein y sigue dando clics.

Voy a hacer todo lo posible por distraerte con otras cosas cool durante el camino, pero, ése es mi trabajo. – Indy