Categorías
El Memo del Lunes

Una Única Conversación

2015_19_Mallarme_Collage_x6

Una Única Conversación

Durante la presidencia de su esposo, Martha Washington daba una recepción semanal cada viernes por la tarde para cualquiera que quisiera llegar. En estas reuniones, hombres y mujeres de la comunidad local se mezclaban con Miembros del Congreso y dignatarios visitantes en la mansión presidencial en donde disfrutaban de la comida y la plática.

Martha no hacía esto porque le gustara dar fiestas. Lo hacía para alentar gente, aligerar a la gente, conectar gente.

Cien años después, Stéphane Mallarmé abriría su modesto hogar cada martes por la noche a los desadaptados literatos y artistas de París. Entre los escritores que se juntaban cada semana estaban Marcel Proust, Oscar Wilde, William Butler Yeats, André Gide, Paul Valéry, Paul Verlaine y Rainer Maria Rilke.

¡Qué conversaciones que tenían! Arthur Shopenhauer probablemente se refería a estas noches de martes cuando escribió: «El negocio del novelista no es relatar grandes eventos, sino hacer los pequeños interesantes.»

Debussy nombró a Stéphane Mallarmé como su inspiración para La Tarde del Fauno y Ravel escribió una pieza de música mística, Trois Poèmes de Stéphan Mallarmé, dedicada a la memoria de su anfitrión de las noches de martes. Los artistas visuales que se codeaban con esos escritores y músicos en las noches de martes eran Manet, Degas, Gaugin, Whistler, Renoir, Evard Munch y Auguste Rodin. Las obras combinadas de estos artistas valen hoy – literalmente – billones de dólares.

Estos hombres no se reunían porque fueran excepcionales.

Se convirtieron en excepcionales porque se reunían.*

En el espírituo de Martha Washington y Stéphane Mallarmé, la Academia del Mago lanzó una reunión semanal hace un año.

Tú deberías empezar una también.

Si alguna vez estás en Austin un viernes por la tarde, nos reunimos a las 4PM en el Sapo y la Avestruz, el bar privado en el campus de la Academia del Mago. Sólo sube la escalera de emergencia hacia la terraza y sal por la puerta a tu izquierda.

Regresamos con nuestras familias a las 5:30.

Éstas son las reglas de nuestras reuniones:

Si hablas de negocios o política, te echamos fuera.

Aunque el tema de conversación pueda divagar como una mariposa en primavera, tenemos una única conversación en la que todos participan. Sin conversaciones aparte, por favor.

Daniel Whittington es nuestro anfitrión en El Sapo y la Avestruz, nuestra Martha Washington, nuestro Stéphane Mallarmé. Mientras estés allí, hasta pueda que te enteres por qué le decimos «Brittington.»

Prepárate para reír.

Prepárate para cantar.

Prepárate para vivir.

Haz esto en tu ciudad también.

Roy H. Williams

No había mujeres en el grupo de los martes, porque no se consideraba respetable en ese entonces. Pero esto ha cambiando felizmente. Las mujeres siempre están bienvenidas en El Sapo y la Avestruz. Viernes a las 4PM.