Categorías
El Memo del Lunes

Una Carta Abierta Para Niños de 12 Años

Magi_Imagine_Magic_12_Year-Olds

Una Carta Abierta Para Niños de 12 Años

 

Tienes doce años.

Todo el mundo te trata como un niño pequeño, pero túy yo sabemos que no es así, ¿verdad?

Tu conoces la diferencia entre niños y niñas desde hace un montón de tiempo antes de lo que cualquiera se lo sospeche. Pero las niñas no son el misterio que supones que son. Son mucho más misteriosas que eso. Vas a pasar el resto de tu vida tratando de entender a una sola de ellas.

Yo me recuerdo de los doce.

Estás a punto de recibir un montón de consejos de la gente que te quiere y algunos de esos consejos van a ser muy buenos. Pero también te van a contar algunas cosas que son completa basura.

Te van a contar que los secretos del éxito son ser inteligente y trabajar duro. Pero eso no es enteramente cierto. El mundo estállengo de gente exitosa que subióhasta la cima simplemente porque soprepasaron su miedo y tomaron riesgos que otras personas no estaban dispuestas a tomar.

La gente exitosa usualmente fracasa múltiples veces antes de tener éxito.

Si trabajar duro fuera el camino al éxito, los hombres que cavan drenajes al calor del verano serían los más ricos entre nosotros.

Nos pagan de acuerdo al tamaño de las responsabilidades que nos encomiendan cargar.

Te van a dar responsabilidades cuando demuestres que estás dispuesto a hacer lo que otras personas no están dispuestas a hacer. Tútampoco vas a querer hacer esas cosas. Pero las haces y las haces bien. Asíes como te ganas autoridad.

La gente te va a decir que un éxito único te puede hacer «estar hecho de por vida» o que un único error puede «arruinarte la vida.» Pero el éxito y el fracaso son, ambos, condiciones temporales.

Los adultos te van a decir que necesitas ir a la universidad para tener éxito. Si quieres ser empleado y escalar las gradas corporativas, la universidad definitivamente te va a ayudar para eso. Pero lo malo de la universidad es que te entrena para pensar como el resto del mundo. Si quieres dejar tus huellas en el mundo vas a tener que tener tu propia forma de pensar.

Las buenas decisiones vienen de la experiencia y la experiencia viene de malas decisiones. Por lo que nunca tengas miedo de experimentar. Simplemente asegúrate de poder pagar la caída.

La gente te va a decir que tienes que «encontrar tu propósito.» Pero esto te llevaría a pensar que sólo tienes UN propósito y que éste es secreto.

Pajas. No necesitas encontrar un propósito; necesitas escogerlo.

Te enamoras de un propósito exactamente igual que te enamoras de una chica: alargándote y tocándolo cada día. Cuando haces contacto diario con algo, se convierte en una parte importante de tu vida. Le pones tu huella y eso pone su huella en ti.

Te van a decir que tienes que planificar tu trabajo y trabajar tu plan. Pero los ganadores son aquéllos que saben cómo improvisar cuando las cosas no van de acuerdo al plan.

Puedes escoger quéquieres hacer, pero no puedes escoger las consecuencias.

Hay una gran diferencia entre la forma en que deberían ser las cosas y la forma en la que realmente lo son. Si te quejas acerca de cómo deberían ser, eres un quejón. Y las únicas personas a las que les gustan los quejones, son quejones.

Pero si trabajas para mejorar las cosas, eres un activista. Si te lanzas de cabeza para mejorar las cosas, eres un revolucionario. Felicitaciones, has encontrado un propósito.

Los adultos con buenas intenciones te van a decir que «deberías disfrutar de estos años sin responsabilidades, blah, blah, blah.» Pero los adultos tienen recuerdos cálidos y borrosos de los años entre los doce y los dieciséis y no se acuerdan de esos años tan bien como creen.

Es muy cool cuando te puedes subir a un carro e ir a donde quieras. Pero después de unos años te das cuenta que ningún lugar es tan especial como el lugar de donde vienes. Pero nunca puedes regresar a casa en realidad, porque «casa» cambia igual que tú. Esto es lo que quería decir Heráclito cuando dijo que nunca puedes entrar en el mismo río dos veces.

El mejor consejo que te puedo dar es que deberías casarte con tu mejor amiga y nunca dejar que nada ni nadie sea más importante para ti, que ella. Si siempre tienes a tu mejor amiga contigo, la vida es maravillosa.

Aguanta un poco.

Y recuerda lo que te dije.

Roy H. Williams

 

P.D.: Como Pennie e Indy y yo estamos fuera de los Estados Unidos durante 2 semanas, el hecho que estés recibiendo este MLMañana es un milagro. Nuestro internet aquítiene velocidad de módem cuando funciona. En fin, hay una posibilidad que no tengas audio para el memo de la próxima semana, pero vamos a mover cielo y tierra para que obtengas la versión en texto. No nos hemos perdido una de ésas desde que comenzamos con el Memo del Lunes por la Mañana en 1994. – RHW