Categorías
El Memo del Lunes

Hacer Creíbles las Cosas

2015_02_DaVinciHouse1

Hacer Creíbles las Cosas

A pesar que vivió hace más de 500 años, Leonardo da Vinci hizo dibujos de máquinas que no serían inventadas hasta más de 400 años después. Sus pinturas de la Mona Lisa, La Última Cena y el Hombre de Vitruvio son quizás las imágenes más reconocidas en el mundo.

WIKIPEDIA dice que Leonardo: «era un pintor, escultor, arquitecto, músico, matemático, ingeniero, inventor, anatomista, geólogo, cartógrafo, botánico y escritor italiano. Es generalmente considerado como uno de los polimáticos más grandes de todos los tiempos y tal vez la persona más diversamente talentosa que jamás haya vivido.»

«Leonardo da Vinci» es una idea que es más grande que la vida misma en nuestras mentes. Pero cuando te enseño una fotografía de la casa en la que murió, se convierte más en un ser humano real.

Esa foto de la casa es lo que yo llamo un «gancho de realidad», un punto de contacto que conecta el mundo de la imaginación abstracta con el mundo de hechos concretos.

Puedes comprar una litografía de la Mona Lisa en amazon.com por menos de diez dólares y la imagen va a ser idéntica a la original. Pero el valor de la original está fuera de estimación porque Leonardo da Vinci la tocó.

Una obra de arte original te da un punto de contacto con el artista.

Un artefacto histórico te da un punto de contacto con un punto específico en el tiempo.

Entiende esto y entenderás el corazón de todo coleccionador.

De igual forma que Leonardo da Vinci se volvió más «real» cuando viste la casa en la que murió, él se enfoca cronológicamente cuando te cuento que Fernando Magallán, Cristóbal Colón y el Rey Enrique VII compartieron su época. Leonardo se vuelve visceralmente real cuando te cuento que sus diarios hablan de un «grupo de cuatro» que lo violó repetidamente cuando era un niño.

BUM. Gancho de realidad.

Las historias y descripciones se vuelven más creíbles cuando les das contexto.

Existen cuatro formas de crear ganchos de realidad:

Conecta con algo que el lector/oyente ya haya experimentado. «¿Alguna vez has comprado un carro, para después ver carros como el tuyo por todas partes?»

2. Utiliza términos de descripción que sean específicos y muy visuales; formas, colores y los nombres de cosas familiares. «Un hombre sacando rábanos me apuntó con un rábano.»

3. Incluye detalles que puedan ser confirmados de forma independiente. Estas partes que se pueden confirmar le prestan credibilidad a las partes de tu historia que no se pueden confirmar. «Hay un restaurante en Austin en la 4ª y Colorado que se llama Sullivan´s. Fue allí en donde me reuní con Kevin Spacey y Robert Duvall.»

4. Haz sentido lógico. La gente cree rápidamente en las cosas que parecen ser correctas, aún cuando esas cosas no sean ciertas. «Si tu publicidad no está funcionando, es porque le estás llegando a la gente incorrecta.»

Más tarde el día de hoy (lunes, 12 de enero, del 2015 a las 11AM CST), voy a pasar la mejor parte de una hora presentando ejemplos de cada una de estas 4 categorías de ganchos de realidad y hablando acerca de ellos y cómo utilizarlos.

Los ganchos de realidad son el martillo, desatornillador, pinzas y cinta de aislar de un escritor de anuncios. Puedes utilizarlos para reparar de todo, prácticamente.

Realmente te debería haber contado del webcast de hoy hace una semana, pero no se me ocurrió.

Lo siento.

Te lo voy a compensar de esta manera: la próxima vez que vengas a una clase en la Academia del Mago dile al Vice Rector Whittington que te gustaría ver mis ejemplos de los ganchos de realidad y vamos a encontrar una forma de dártelos (y a cualquiera de tu clase que quiera acompañarte).

El 2015 va a ser un año como ningún otro.

Agárrate fuerte.

Roy H. Williams

P.D.: Después que revió el memo de hoy, Sean Taylor dijo que podía capturar el webcast como un stream de video y poner la grabación a disposición de los nuevos suscriptores. Sean es tan inteligente. Pero seguiremos honrando mi oferta inicial de compartirlos con los estudiantes de la academia cuando estén en el campus. RHW

Da Vinci y las 40 Respuestas es un estudio paso-a-paso de TRIZ, la herramienta analítica de Genrich Altshuller que está haciendo que les estallen los cerebros a los ingenieros de todo el mundo. Las 40 respuestas se aplican para todo. Esta clase sólo se imparte una vez al año y se vende temprano. Este año va a ser en octubre. La mayoría espera hasta el verano para inscribirse y se enteran, demasiado tarde, que todos los cuartos de Spence Manor y Engelbrecht House ya fueron reservados por la gente como tú que se inscribió en enero.