Categorías
El Memo del Lunes

Tus 15 Minutos de Fama

2015_01_Beagle_phone_740Tus 15 Minutos de Fama

«La obra de arte más grande de Andy Warhol era Andy Warhol. Otros artistas hacen primero su arte y luego la fama proviene de allí. Andy revirtió eso. Para mí, la Fábrica era un lugar de sexo y drogas y rock´n´roll, para algunos otros era: del fermento sale el arte.»

Nat Finkestein, Andy Warhol, Los Años de la Fábrica, 1964-1967

Hijo de un piloto de taxi de Coney Island, Nat Finkelstein era un chico de Brooklyn que entró a la Fábrica de Arte de Andy Warhol como fotógrafo en 1964 y permaneció allí como reportero fotográfico durante 3 años. Sus fotografías son famosamente icónicas de esa época.

En 1966, Finkelstein estaba tomando fotos de Andy para una propuesta de un proyecto de libro cuando se hizo obvio que todos en el cuarto estaban atropellándose para ser incluidos en el fondo de las fotografías.

Warhol dijo: «Todo el mundo quiere ser famoso.»

Finkelstein contestó: «Sí, durante aproximadamente quince minutos, Andy.»

Un año más tarde, cuando Warhol fue entrevistado para una exposición en 1968 en el Museo de Arte Moderno en Estocolmo, él bromeó:

«En el futuro, todos van a ser mundialmente famosos durante 15 minutos.»

El reportero lo escribió conscienzudamente y fue incluido en el programa que se les entregaba a los que llegaban a la exposición.

Aunque tan sólo estaba repitiendo una frase divertida, con la esperanza de decir algo repetible, eso se convirtió en la cosa más famosa dicha por Andy Warhol.

Pero Andy, tú dijiste más de lo que te imaginas. Cientos de millones de nosotros caminamos por las calles ahora con pequeñas calculadoras en nuestros bolsillos del tamaño de 8 cigarrillos puestos uno al lado del otro.

Estas calculadoras de bolsillo también funcionan como televisiones que nos permiten ver cualquier show de TV o película que querramos. Funcionan hasta en carros en movimiento.

Nuestras pequeñas calculadoras también funcionan como cámaras de video. Las usamos para hacer películas que les enseñamos al mundo de gratis.

Y también es una máquina de escribir – la podemos usar para escribir una nota.

Y es un telégrafo – podemos enviar esa nota a cualquier grupo de gente en el mundo y les aparecerá instantáneamente en sus pequeñas pantallas de televisión.

Y es un un teléfono – la podemos usar para llamar a cualquier persona en el mundo, aún si no se encuentran en su casa.

Nuestras pequeñas (de 8 cigarrillos) televisiones – cámaras de video – máquinas de escribir – teléfonos – también son cámaras fotográficas que no utilizan rollo. Estas fotografías no necesitan revelarse por lo que las podemos enviar a cualquiera, en cualquier parte, instantáneamente.

Ese mismo aparato nos da acceso instantáneo – 24 horas al día – al conocimiento colectivo del mundo. Y podemos agregar nuestros propiso pensamientos y fotografías y películas a este acerbo de conocimiento colectivo en cualquier momento que querramos. Ya que viajan a la velocidad de la luz, sólo toma un millonésima de minuto el entregar nuestras creaciones a cada persona en el mundo.

Andy, el futuro que describiste en 1968 finalmente está aquí, pero nuestros 15 minutos de fama se nos dan en microimpulsos de una millonésima de minuto.

Quince millones de flashes de fama mundial toman un buen tiempo en crearse.

Resulta siendo una vida entera.

Por lo que no estoy seguro qué, exactamente, ha cambiado.

Roy H. Williams

P.D.: Ésta es la Última Llamada para participar en nuestra pequeña colecta de Kickstarter.

Mañana (martes, 7 de enero) a las 7:24PM CST la oportunidad de $50 se irá para siempre. Cuando esa misma transmisión se haga disponible a finales del 2015 como un evento en vivo en línea de la Academia del Mago, va a costar $600 para los nuevos y $300 para los exalumnos que reciben un descuento del 50 por ciento. Esta explicación épica va a ser sorprendente.