Categories
El Memo del Lunes

Billy, Tom y Ted Se Vuelven Virales

2014_05_Beagle_Hearst_532

Billy, Tom y Ted Se Vuelven Virales

Podríamos llamar a este memo “El Poodle y El Vamp, Segunda Parte” pero no lo haremos. A nadie le gusta una secuela tanto como la original.

El talento no es raro.  Nuestro mundo se desborda con talento merecedor que continúa sin reconocimiento día-a-día.  Te apuesto a que tú posees un talento así.

Apuesto a que hay algo que eres capaz de hacer, que te podría hacer famoso en todo el mundo.  Tu fama hasta podría venir en una ráfaga, como les pasó a Billy, Tom y Ted.

Billy Grahama comenzó a predicar en 1947.  En 1949, Billy montó una carpa de circo en las afueras de Los Ángeles, ciertamente no fue el primero. Y allí estaba, noche tras noche, tan sólo un predicador más con una carpa, cuando tres palabras alteraron para siempre la trayectoria de su vida: “Inflen a Graham.”

William Randolph Hearst, el magnate de los periódicos que sirvió de inspiración para la película Citizen Kane, mandó ese telegrama de tres palabras sin explicación a todos los editores de todos los periódicos que le pertenecían en los Estados Unidos.  Al día siguiente, periódicos de costa a costa brillaban con historias acerca de este ministro cristiano. Hearst nunca les dijo a sus periódicos que dejaran de inflar a Graham.

Y nunca lo hicieron.

En su libro, Tan Sólo Como Soy, Billy Graham dice que nunca supo por qué Hearst se interesó en él.  “Hearst y yo no nos conocimos, hablamos por teléfono, o tuvimos correspondencia mientras él vivió.”

Billy Graham era, y es, notablemente talentoso. Pero también lo son otros 10,000 ministros.

Cada poodle necesita un vamp.

“Tom Clancy era un vendedor de seguros en Maryland cuando, al principio de los 80s, escribió un libro ´La Cacería del Octubre Rojo,´el cuál Ronald Reagan, con una bella mención pública, transformó en un best-seller.  La carrera de Clancy despegó como, bueno, como uno de sus cohetes. Demasiado miope para servir en las fuerzas armadas, Clancy, que mantenía un tanque en la entrada de su casa, era un fantasista militar cuyas cocciones de final-del-mundo engendraron una franquicia…”

– David Denby, The New Yorker, 20 de junio, 2014, p. 78

Reagan hizo de vamp para Tom Clancy igual que Hearst para Billy Graham.

¿Y qué hay de Teddy Roosevelt?  No fue él uno de los presidentes más populares y amados en la historia de los Estados Unidos?

Nop. En realidad, no.  Sus políticas y decisiones fueron tan ardientemente debatidas como las de Barack Obama ahora. Pensamos en Roosevelt como “uno de los grandes” principalmente porque su monumental cara mira sobre los Estados Unidos desde el Monte Rushmore junto con Washington, Jefferson y Lincoln, los chicos grandes sin discusión de la historia de los Estados Unidos.

El vamp de Roosevelt fue Gutzon Borglum.

Borglum no fue contratado por el gobierno para crear Mount Rushmore. Fue un trabajo privado, empezado por un individuo privado.

Y ese individuo era un cuate de Red Roosevelt cuando Teddy estaba vivo. Roosevelt había muerto tan sólo 8 años antes que Borglum comenzara su escultura.

Si Gutzon Borglum apenas comenzara ahora a tallar ese granito en Dakota del Sur, tal vez escogería a Washington, Jefferson, Lincoln y Carter, porque Gutzon sólo le respondía a sí mismo.

Ése es el poder de un vamp.

¿Crees en alguien? Se su vamp.

Los Socios del Mago de la Publicidad somos reconocidos en el mundo porque hemos acordado en un principio:  Nunca alardees de tus propios logros, sino sólo los de tus socios.

“Tú eres mi vamp. Yo seré el tuyo.”

Se llama “credibilidad de terceros” o al menos así solía llamarse. Ahora lo llaman “retroalimentación”, “comentarios” y “críticas de los clientes.”

Billy, Tom y Ted fueron virales antes que eso tuviera un nombre. Pero algo sigue igual: Un poodel necesita un vamp.

Cada negocio es un poodle.

Cada publicista es un vamp.

¿Qué tan bueno es el tuyo?

Roy H. Williams

 

El Escape de Dinero y Amor es sólo para parejas y va a estar épico. Dos días y tres noches incluyendo el Día del Cariño y tu excelente cuarto y comida y bebida están todas incluidas en el campus de la Academia del Mago.  Un feliz, feliz 2014 comienza en tan sólo unos días.

 

Éste es el escritor de planta del Mago de la Publicidad que se enteró que uno de sus anuncios de tele iba a ser transmitido durante el Superbowl en una ciudad grande. Conoce a este escritor y mira su anuncio en la página 9 de la madriguera del conejo. La madriguera de esta semana está repleta de consejos-por-video geniales de parte de varios socios del Mago de la Publicidad. Comunícate a nuestra oficina para latinoamérica, al 2310-7710 con Alejandra del Cid, o al email: LuisLopez@ElMagoDeLaPublicidad.com