Categorías
El Memo del Lunes

1. Improvisación 2. Innovación 3. Imitación

2013_32_Innovation

1. Improvisación

2. Innovación

3. Imitación

Read it in English

Tendemos a pensar que la imitación es el opuesto de la innovación, pero yo no creo que esto sea cierto.  “Opuesto” indica posiciones opuestas, izquierda y derecha.  Pero mi observación es que la innovación y la imitación usualmente son las segundas y terceras posiciones de un círculo continuo que tiene la improvisación como su punto de partida.

Ese círculo usualmente se dibuja de esta manera:

Te enfrentas a un problema para el cuál no tienes solución, por lo que improvisas.  O una solución conocida y respetada deja de funcionar como lo ha hecho en el pasado, por lo que improvisas.  Es a través de esa improvisación que se descubre más frecuentemente la innovación.  Luego, cuando la innovación prueba ser más eficiente, es imitada una y otra vez para convertirse en el nuevo non-plus-ultra.  Va a ser anunciada como la “mejor práctica” durante algún tiempo, luego va a perder su brillo para convertirse simplemente en el status quo, “la forma en la que se hacen las cosas”.  La brillante innovación de ayer luego se convierte en la sabiduría tradicional, y cuando surgen nuevas circunstancias, comenzamos a sospechar que es más tradición que sabiduría, hasta que finalmente se convierte en la “caja” de la cuál estamos tratando de salir.

Entonces dirás:  “Necesito pensar fuera de la caja” y la improvisación comenzará de nuevo.

  1. Improvisación
  2. Innovación e
  3. Imitación son tres posiciones en un círculo continuo, o más exacto, una espiral.

La aplicación práctica de la Teoría del Caos es la sesión final en el último día del Taller de los Mundos Mágicos de la Comunicación en la Academia del Mago, la escuela para los imaginativos, los valientes y los ambiciosos.  En esa sesión reveladora, los cognoscenti aprenden que una imagen fractal es simplemente el mapa de un sistema caótico y que el caos, en la ciencia, no es azar, sino precisamente su opuesto:  un nivel de organización más complejo de lo que la mente humana puede percibir.  Los cognoscenti aprenden después que las imágenes fractales son tridimensionales debido a la naturaleza repetitiva de la auto-similitud fractal:  una serie repetitiva de patrones complejos que se entrelazan para convertirse en iteraciones más grandes de ese exacto mismo patrón.  En la manifestación más sencilla de esta idea, una espiral es una serie de círculos que dan vuelta, entrelazados para convertirse en series más grandes de círculos que dan vuelta.

Allí es cuando comenzamos a escuchar la voz de Salomón haciendo eco a través del tiempo y el espacio, así como ha hecho eco los últimos 3,000 años:

“Lo que fue, eso será;

lo que se hizo, se hará:

nada hay nuevo bajo el sol.

Y si de algo se dice: ´Esto es nuevo”,

eso ya existió en los siglos anteriores.

No queda recuerdo de los antepasados,

y de los que vendrán detrás

tampoco quedará recuerdo entre tus sucesores.”

Eclesiastés, 1, 9-11

Otro niño bueno judío, Brian Greene, es el físico teórico ampliamente conocido por su habilidad para explicar la Teoría de Cuerdas, que reconcilia la mecánica cuántica con la teoría general de la relatividad y de paso explicar la naturaleza fundamental del tiempo y el espacio.

“Entre las muchas facetas de la Teoría de Cuerdas, las siguientes tres son tal vez las más importantes para tener en mente.

Primero, la gravedad (teoría general de la relatividad – RHW) y la mecánica cuántica son parte fundamental de cómo funciona el universo y por lo tanto cualquier teoría unificada debe necesariamente incorporar ambas.  La Teoría de Cuerdas logra esto.

Segundo, estudios realizados por físicos durante el último siglo han revelado que existen otras ideas clave – muchas de las cuáles han sido confirmadas por medio de experimentos – que parecen centrales para poder entender el universo.  Éstas incluyen los conceptos de girar…”

Vaya.  La espiral que gira realmente debe ser una ley esencial de la naturaleza si Brian Green le da un primer lugar en su corta lista de leyes del universo.

Improvisación, innovación e imitación son simplemente fases repetitivas en la espiral que siempre está expandiéndose del mejoramiento humano.

Esto nos lleva a la cómica, pero profunda paradoja:

“Lo único permanente es el cambio.”

Roy H. Williams

* Defino improvisación como “arreglártelas mientras avanzas” o “inventarte las cosas, cruzando los dedos y esperando lo mejor.”  Teddy Roosevelt habló acerca de la improvisación cuando dio su famoso consejo:  “Has lo que puedas, con lo que tienes, en donde estés.”  Yo defino innovación como “cualquier avance que contribuya a una mejor eficiencia.”  Y luego, por supuesto, la imitación es la adopción y codificación de innovaciones nuevas para que su eficiencia mejorada sea utilizada a una eficiencia máxima.