Categories
El Memo del Lunes

Tú y tu billete de lotería

“La esperanza no es un billete de lotería que puedas agarrar mientras te sientas en el sofá sintiéndote con suerte. Es un hacha y tú rompes las puertas con ella.” — Rebecca Solnit
En tan sólo esas pocas palabras, Rebecca le dio a la “esperanza” una nueva identidad, presentó un nuevo propósito para ella y nos hizo que imagináramos el principio de una nueva aventura. Ella proporcionó las palabras, pero nosotros creamos la película en nuestras mentes.
Los que persuaden no te dicen la verdad; ellos te llevan a ella y dejan que tú la descubras por ti mismo. Rebecca Solnit es alguien que persuade con talento, una maestra dotada y una magnífica cuenta historias. Ella nos hizo ver a la esperanza como una herramienta poderosa que puede destruir barreras y que nos da acceso a las cosas que deseamos.
Ya rompimos la puerta que nos mantiene afuera, así que ahora estamos…
¿en dónde?
Eso depende de ti. ¿En qué es lo que tienes puesta tu esperanza?
# # # #
Ahora voy a revelar — poco a poco — mi verdadero propósito al escribirte estas cosas:
“La proyección astral es un término utilizado en el esoterismo para describir una experiencia fuera del cuerpo intencional que supone la existencia de un alma llamada ‘cuerpo astral’ que está separada del cuerpo físico y capaz de viajar fuera de él y a través del universo.”
— WIKIPEDIA
“Eso suena un poco uu-juu, así que me voy.”
“dEs, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve… Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.” Hebreos 11: 1-3 en la Biblia.
“Eso también suena religioso, así que me voy.”
“Cada mañana, Tony Robbins hace 10 minutos de ejercicio de preparación para canalizar su energía y crear las condiciones ideales para un día satisfactorio. Al tomar control de su mentalidad y emociones, él cultiva un estado positivo, lo que incrementa grandemente las posibilidades que experimente felicidad, éxito y satisfacción a través de su día.” — tonyrobbins.com
“Eso suena como mente-sobre-cuerpo, así que me voy.”
“No te preocupes. Sé feliz.” — Bobby McFerrin
“El desear es un auto-engaño, así que me voy.”
“Mantente enfocado, ignora las distracciones y vas a alcanzar tus metas mucho más rápido.” — Joel Osteen
“Cada maestro de educación primaria le ha dicho eso a cada niño durante los últimos 100 años. Me voy.”
“La esperanza no es un billete de lotería que puedas agarrar mientras te sientas en el sofá sintiéndote con suerte. Es un hacha y tú rompes las puertas con ella.” — Rebecca Solnit
Cada uno de nosotros tiene esperanza. Nos aferramos a ella. Rebecca nos dijo precisamente todas esas cosas que otras personas estaban tratando de decirnos, pero ella eligió la palabra “esperanza”, en vez de “visualizar”, “enfocar”, “ejercicio de preparación”, “fe”, “proyección astral” o “la ley de la atracción” porque cada una de esas otras palabras o frases tienen asociaciones y connotaciones que pueden alejarnos de la verdad.
¿Cuál es la verdad?
Esta es la verdad: Puedes imaginarte una acción antes de tomarla. Te miras a ti mismo haciéndola antes de hacerla. Ninguna persona ha sido infiel sin primero imaginárselo en su mente y ninguna persona ha creado algo maravilloso o bueno sin primero verlo en su mente. Y ninguna persona ha vendido nada sin primero hacer que el cliente se imagine comprándolo.
El trabajo de un anuncio es hacer que la gente se imagine tomando una acción.
Yo pregunté antes: “¿En qué tienes puesta tu esperanza?”
Permíteme preguntarlo de forma distinta: “¿Qué acción quieres que tome tu cliente?”
Haz lo que hizo Rebecca Solnit. Comienza con algo familiar; algo acerca de lo que tú y tu cliente puedan estar de acuerdo. Luego construye un puente de ese punto de acuerdo hacia donde tú quieres que ellos lleguen.
No puedes llevar a tu cliente a donde quieres que vayan hasta que primer los encuentres en donde están.
¿En qué cree ya tu cliente? Comienza con eso.
Roy H. Williams