Categorías
El Memo del Lunes

Mercadeo en línea 101

Por encima del suelo, en la luz del sol, los silos de granos proveen mucho de nuestro sustento diario.
Debajo del suelo, en la oscuridad, se esconde otra clase de silo.
Pero no es el silo de misiles el que nos está matando. La gente se está desapareciendo entre la arena movediza árida de los silos de granos en menos de 5 segundos.
“Una vez comienzan a quedar atrapados, sucede muy rápido debido a la acción tipo succión del grano. Los investigadores en Alemania descubrieron que una persona promedio que se sumerge entre el grano una vez ha dejado de fluir, sólo puede salir de allí mientras no le haya llegado al as rodillas; a la altura de la cintura se necesita de ayuda. Un vez el grano haya llegado al pecho, se necesita llevar a cabo un esfuerzo formal de rescate.” — WIKIPEDIA
Yo tengo mis creencias y tú tienes tus creencias.
La creencia no es un proyecto de grupo. Pero un sentimiento de pertenencia, la creación de una comunidad y el establecimiento de una sociedad siempre han sido proyectos de grupo.
El Covid-19 nos quitó la parte de cara-a-cara de la comunidad y de la sociedad, dejándonos como única alternativa reunirnos en línea en la cámara de eco de silos en los que podemos escuchar nuestras propias opiniones dichas de forma tan elocuente por otros.
Si nos hundimos entre los granos que dan vida de estos silos en línea, nos vamos a sofocar.
Cuando conoces los silos de una persona, conoces todo lo que importa acerca de ellos.
Cambridge Analytica obtuvo acceso a la información de 50 millones de usuarios de Facebook como una forma de identificar las personalidades de los votantes de los Estados Unidos e influir en su comportamiento. Cambridge Analytica fue una simple expresión del Mercadeo en Línea 101.
No estoy diciendo que haya sido correcto. Lo que estoy diciendo es que cuando estás en un silo, eres fácil de manipular.
Nos segregamos a nosotros mismos en silos basándonos en (1.) nuestras creencias y (2.) nuestras actividades.
Los mercadólogos en línea más exitosos son los que conocen sus ABCs.*
A: Identifica una tribu.
B. Desarrolla la tribu.
C. Mercadea a la tribu.
Cada uno de nosotros participa en unas cuantas tribus. Es imposible de evitarlo.
Sólo trata de recordarte que cada una de las tribus existe en un silo — una cámara de eco — en donde es fácil de convencerte que “todos” piensas y siente como tú.
Pero tus silos no son el mundo. Y mis silos tampoco lo son.
Es por eso que he estado comunicándome con amigos elocuentes y conocidos que pasan su tiempo en otros silos y que tienen otras creencias. Les he pedido — uno a uno— que me compartan sus pensamientos sobre temas que sabía que miraban de forma distinta que la mía.
Lo he disfrutado inmensamente y te sugiero que tú también lo hagas.
Pero esta es la parte importante: Pregunta y sólo escucha. No — bajo ninguna circunstancia — ofrezcas tu perspectiva. Si lo haces, tu amigo va a sentir que toda la conversación fue una emboscada. Enfoca tu mente en tratar de ver lo que tu amigo mira.
Y hazlo por Zoom o por teléfono. Es más fácil enfocarse en una llamada — y terminarla —que en una reunión cara-a-cara-
¿Tienes el valor de hacer esto? ¿Estás dispuesto a ver al futuro — aunque sea sólo unos minutos — a través de los ojos de alguien que cree distinto que tú?
Si tu respuesta es sí, tienes la mente de un mercadólogo en masa de clase mundial con los brazos lo suficientemente largos como para abrazar al mundo entero.
Si tu respuesta es no, mi sugerencia es que enfoques tu poderío de mercadeo en los silos que conoces mejor. Esto te va a permitir hablarle a tu tribu, en el lenguaje de esa tribu, de acuerdo a los valores y creencias que ellos aprecian.
Indy dice que te diga “Aruú” y que te espera en la madriguera del conejo.
Roy H. Williams
como lo enseña el director Ryan Deiss en su clase en la Academia del Mago.
“Una relación rara vez alcanza todo su potencial sin confrontación; pero la confrontación casi siempre está hecha para fracasar si no nace de una confianza profunda construida sobre comunicación honesta. Aún así, debe ser manejada con delicadeza. Si tu amigo no está convencido de tu preocupación genuina, si no está seguro que tienes su mejor interés en tu corazón, probablemente se va a poner a la defensiva, rechazando tu sugerencia.” — Richard Exley
“La vida es corta y nunca tenemos demasiado tiempo para alegrar los corazones de aquellos que están atravesando el viaje oscuro con nosotros. Se rápido para amar, haz prisa para ser amable.” — Henri Frederic Amiel