Inicio > El Memo del Lunes > Tres ideas que explican quién eres tú

Tres ideas que explican quién eres tú

lunes, 6 de enero de 2020

Tres ideas que explican quién eres tú

1: Tú eres el producto de tu código genético, cableado para comportarte en cierta forma.
2: Tú eres el producto de tu entorno, la suma total de tus influencias.
3: Tú eres el producto de tus decisiones. Son tus preferencias, no tu entorno, las que te definen.
Creo que es un error aferrarse muy fuerte a cualquiera de estas 3 ideas. Cada una de ellas es verdad, creo, pero no excluyendo a las otras dos.
La primera explicación de ti — ADN — es biológica.
La segunda explicación de ti — Entorno — es sociológica.
La tercera explicación de ti — Decisión — es teológica.
No escoges tu ADN.
No escoges cómo y dónde pasas tus primeros años de la infancia.
Sí escoges lo próximo que vas a hacer.
Te digo estas cosas porque estás viendo en el espejo de un año nuevo; tan nuevo que todavía puedes olerle el plástico protector.
Veo tu futuro claramente. ¿Te lo cuento?
Te van a suceder cosas que están fuera de tu control. ¿Pero por qué preocuparte?
Están fuera de tu control. No tienes poder para cambiar estas cosas, no importa qué tan bien te preocupes.
“Nunca permitas que el futuro te perturbe. Lo vas a encontrar, si debes, con las mismas armas de la razón que te protegen hoy contra el presente.”
— Marcus Aurelius Antoninus de su libro Meditaciones, publicado en el 200 d. C.
“La verdadera felicidad consiste en disfrutar del presente sin dependencia ansiosa del futuro.”
— Lucius Annaeus Seneca (4 a. C. — 65 d.C.)
Sí, te van a suceder cosas que están fuera de tu control. Pero la mayoría van a ser buenas. No las des por sentado, sino que ánclate a esos momentos diarios de sorpresa. Permíteles que te hablen acerca de la alegría de vivir:
Vas a salir justo a tiempo para ver el cielo de la tarde derretirse en los rojos, anaranjados y dorados de las hojas.
Vas a ser contactado por un viejo amigo a quien estabas pensando llamar.
Vas a tener la oportunidad de jugar con un cachorro.
Vas a ordenar un plato que nunca habías probado y te va a sorprender el juego de sabores y especias.
Vas a recibir un cumplido verdadero de parte de un extraño.
Vas a recibir la oportunidad de hacer una gran diferencia en la vida de alguien más y va a estar en tu poder el decir que “Sí”.
Vas a ver a un bebé a la cara y te va a sonreír.
Vas a descubrir un atajo que te ahorrará tiempo y problemas.
Vas a hablarle al aire vacío y te sabrás escuchado.
Vas a tener un feliz, nuevo año.
Estas cosas buenas y muchos cientos de otras como ellas, te están esperando un poco más adelante.
Roy H. Williams

Categories: El Memo del Lunes Tags:
Comentarios cerrados.