Categorías
El Memo del Lunes

Estoy aquí para alentarte

Estoy aquí para alentarte

La luz de Campanita comienza a apagarse gradualmente cuando ella se va muriendo.
Su única esperanza de sobrevivir es una audiencia que cree en las hadas y demuestra esa creencia a través del aplauso entusiasta.
La luz de Campanita ha estado volviéndose más brillante desde 1904, cuando ella apareció por primera vez en la obra de teatro de J. M. Barrie, Peter Pan.
Todo el mundo creen en las hadas lo suficiente como para aplaudir con entusiasmo.
El Efecto Campanita describe cosas que sólo existen porque hay suficientes de nosotros que creen que existen y nos comportamos como si lo hicieran.
El dinero de papel tiene valor sólo porque suficientes de nosotros creemos que tiene valor y nos comportamos como si lo tuviera. Si dejamos de creer que tiene valor, se convierte en papel de deshecho.
Las leyes tienen poder porque creemos que tienen poder y nos comportamos son si lo tuvieran. Si suficientes de nosotros nos comportáramos como si no tuvieran poder, viviríamos en una sociedad sin leyes.
Nuestra economía es robusta cuando creemos que es robusta.pero cuando nos volvemos ansiosos y nos atrincheramos en ambivalencia económica, nuestra economía se cae en una espiral, como un cometa desplomándose del cielo.
Una persona con seguridad gasta dinero.
Las personas inseguras difieren sus compras.
La inseguridad es la enemiga de la economía.
Muchas personas se están sintiendo inseguras.
Parece como si cada voz en los medios creen que necesitamos ser instruidos en qué creer y qué hacer. Pero yo estoy convencido que necesitamos que nos alienten mucho más de lo que necesitamos que nos instruyan.
El aliento trae esperanza; la esperanza de que mañana va a ser mejor que hoy, la esperanza que “la próxima vez” va a ser mejor que “la última vez”, la esperanza que Campanita va a seguir viviendo y brillando y volando.
En la madriguera del conejo de la semana pasada, Indiana Beagle compartió una cita de Barbara Hall que pegó un tono triunfante:
“La creencia se trata de recolectar ideas e invertir en ellas. La fe se trata que tus ideas sean destruidas y que no te quede nada a qué aferrarte y confiar que de todas formas todo va a estar bien”.
De cara a las noticias incesantemente pesimistas, me he movido de creer en los Estados Unidos a tener fe en los Estados Unidos.
No estoy solo.
Conocida por su enfoque en noticias “De Sentirse Bien”, Ellen K. es anfitriona de un show matutino que recientemente se convirtió en la mayor audiencia radial de Los Ángeles. Evidentemente, la gente está buscando a alguien que los haga sentirse bien. Te sugiero que lo mantengas en mente cuando escribas anuncios que atraigan gente a tu negocio.
Si alguna vez visitas la Academia del Mago en Austin, vas a fijarte en una placa de bronce en el camino subterráneo hacia nuestra torre que mira la ciudad de Austin desde 900 pies sobre la misma. Párate sobre esa placa en la oscuridad y mira justo sobre el mango de la espada al tope de la torre. Ese punto de luz que miras es Campanita. Es la luz que guió a los Reyes Magos en la historia de Navidad. Es la estrella brillante de El Sueño Imposible acerca del que canta Don Quijote, “Este es mi búsqueda: seguir esa estrella, no importa que tan falta de esperanza, no importa qué tan lejos…”
Ahora baja la mirada y lee la placa. Dice: “Para Calvin Laughlin”.
Calvin era un bebé cuando sus papás se convirtieron en donadores sustanciales a la Academia del Mago hace muchos años. Su papá es Roy Laughlin. Su mamá es Ellen K.
Felicitaciones Ellen.
Y gracias por las buenas nuevas.
Roy H. Williams