Categorías
El Memo del Lunes

Cuando los hombres se retiran

Cuando los hombres se retiran

Yo sé lo que sucede cuando los hombres se retiran.
No sé lo que sucede cuando las mujeres se retiran. Tal vez se vean perseguidas por los mismos desajustes, incomodidades y descontentos que los hombres, pero lo dudo. Como dice Michele Miller en su audiolibro, The Natural Advantages of Women [Las ventajas naturales de las mujeres], las mujeres de nuestra especie están dotadas con un cableado neurológico diferente que las ayuda a ser menos obsesivas, más fáciles a adaptarse. Ella no usa esas exactas palabras, pero esa es mi interpretación de lo que la investigación médica parece indicar.
Pero a los hombres. Yo conozco a los hombres.
He pasado 40 años viendo a empresarios hacerse a un lado para dejar espacio a que entre el nuevo liderazgo.
Dos Cosas Suceden Cuando los Hombres se Retiran:
1. La mayoría nos mentimos a nosotros mismos.
“Voy a jugar golf”. “Voy a irme de pesca”. “Voy a viajar”. Pero como acaba de hacer ver mi amigo Don Kuhl, estas actividades se vuelven viejas, rápido.
2. En 12 meses, la mayor parte de hombres regresan a hacer lo que siempre han hecho.
Nunca he visto eso que falle. Un hombre exitoso no va a ser feliz estando retirado hasta que encuentre una forma de redireccionar el superpoder que lo hizo exitoso. Warren Buffet llama a su superpoder “tu círculo de competencia”. El problema es que la mayor parte de hombres no sabe cuál es el suyo.
Las habilidades adquiridas son una competencia consciente. Pero los talentos especiales, los superpoderes instintivos, titilan hacia afuera como lenguas de fuego invisibles de tu competencia inconsciente.
¿Alguna vez has recibido instrucción de parte de una persona talentosa? Hablan en poesía y piensan que es ciencia.
Es rara la persona talentosa que es consciente — y puede explicar de forma voluntaria — su competencia inconsciente. Pero he conocido a algunos hombres talentos quienes estaban conscientes y que podían explicarlo. Y cada uno de ellos era capaz de moverse elegantemente de una estación a la otra en sus vidas.
Mi suegro, Paul Compton, entendía todo lo mecánico. Si Paul hubiera llevado un libro de bosquejos de sus inventos, hubiera sido el rival de los bosquejos de Leonardo da Vinci. No es de extrañar que Paul haya escalado rápidamente de trabajar en una cantera a reparador experto de motores jet para American Airlines. Cuando Paul se retiró, compró máquinas caras en una subasta que estaban más allá de ser reparadas y luego las reparó. Hizo una ganancia cuando las vendió, por supuesto, pero no lo hizo por el dinero. Sólo era una forma nueva y diferente de enfocar su superpoder.
Sean Jones es un buen amigo, fue mi cliente y es un genio que entiende de forma consciente su competencia inconsciente. El superpoder de Sean es que puede ver un negocio, cualquier negocio y ver precisamente cómo sistematizar el 80% de sus actividades recurrentes para poder personalizar y humanizar el 20% restantes. Sean hizo su primer fortuna cuando compró una pequeña cadena de joyerías y luego usó su superpoder para disparar esa compañía a un éxito sin precedentes. Vendió esa compañía por la cantidad de dinero acerca de la cual fantasea la gente cuando compran billetes de lotería, pero Sean en ningún momento pensó en retirarse.
Ahora, él está comprando otras compañías en categorías completamente no relacionadas y haciéndoles su particular forma de magia también.
Paul Compton y Sean Jones no se retiraron, ellos simplemente redireccionaron sus superpoderes en formas nuevas y diferentes.
La semana pasada, tuve un almuerzo de 6 horas con un amigo cercano que está a punto de vender su compañía. Él me contó acerca de 3 cosas diferentes que tiene pensado hacer durante su “retiro” y luego me preguntó si yo pensaba si estaba loco, porque sus 3 ideas — al menos en la superficie — eran locas.
Le pregunté a mi amigo si él sabía qué era lo que lo hacía tan exitoso en su campo escogido. Él sabía. Yo sabía también. Pero ahora que estaba sobre la mesa, fui capaz de señalarlo y enseñarle cómo cada una de sus 3 ideas “locas” era sólo una nueva forma de darle dirección a su superpoder.
Él estuvo muy feliz de escucharlo.
¿Estás considerando cambiar cómo pasas tus días?
Cada hombre tiene una competencia inconsciente. Cuando hayas identificado la tuya, vas a haber encontrado la llave para tu éxito personal y un sentimiento permanente de satisfacción y propósito.
¿Necesitas de un poco de ayuda para encontrar tu superpoder? Es fácil. Simplemente pregúntale a la gente que te conoce mejor.
Ciao por ahora.
Roy H. Williams