Categories
El Memo del Lunes

Energía guardada

Energía guardada

Comí demasiado y me puso pesado y lento.

Usar demasiadas palabras es como comer demasiado.

Hace que la comunicación sea pesada y lenta.

Las frases cortas pegan más duro.

Los sustantivos y los verbos son puños que pegan.

Los adjetivos y los adverbios son guantes que suavizan los golpes.

Salvo cuando son inesperados.

Un uppercut con puños de bronce es un adjetivo inesperado que modifica un sustantivo que no veías venir.

“Tu sopa sabe a calcetines viejos que se han marinado en diesel, esparcido con orines y horneados durante tres días cubiertos en un saco que se usó para limpiarle la parte de atrás a un asno.” —Richard Poole, Muerte en el paraíso, Temporada 1, capítuo 6

La sopa es el sujeto.

Sabe, marinada, esparcida, saco y parte de atrás son los sustantivos.

Las palabras inesperadas desatan imágenes vívidas cuando se estrellan contra tu mente.

Estamos pasando por el Mike´s Express Car Wash en Indianapolis.

  1. Un calentador de 4,000,000 BTU nos asegura que el agua jamás baja de 180 grados. El agua caliente limpia mejor que el agua fría porque entrega más energía guardada.
  2. El jabón entrega electrones hambrientos y la capa de la calle que se adhiere a nuestro carro se disuelve.
  3. Las bombas de presión le dan al agua una energía quinética como si fuera disparada de los cañones de armas.
  4. Cepillos y limpiadores entregan vibración mecánica, una cuarta clase de energía.
  5. El baño de agua suave es seguido de un tornado que mueve nuestro carro y no deja ni rastro de humedad.

Emergiendo del túnel, pareciera que estuviéramos saliendo al piso de ventas.

Un párrafo bien escrito desata colores brillantes como un car wash en Indianapolis.

  1. Los símiles y las metáforas nos permite utilizar lo conocida y lo familiar para revelar lo desconocido y lo extraño, como un padre contándole a su hijo acerca de los pájaros y las abejas.
  2. Los opuestos aparejados nos dan el poder de hacer luz en los lugares oscuros y traer fuentes de agua a los desiertos sedientos.
  3. Los ritmos de sílabas con acento y sin acento hacen que nuestras palabras sean memorables, como muchos ratones que murmullan haciendo música a media noche a la luz de la luna. Muy bonito.
  4. Los nombres y formas y colores y cosas familiares nos permiten proyectar imágenes sobre la pantalla de nuestras mentes.

Las palabras nos permiten llamar a mundos a la existencia.

¿Qué futuro vas a poner en movimiento hoy?

Roy H. Williams

“Un novelista está en el mismo negocio que Dios. Estás creando un mundo, universos, las personas en ellos. Creo que el lenguaje no sólo es el turrón, es el pastel. Digo, todos estamos, como seres humanos, atrapados en la red de la narrativa, esta inmensa red narrativa y siempre nos hemos definido a nosotros mismos, los seres humanos, a través de la narración, a través de las historias. Pero el lenguaje es de lo que está hecho — es de lo que las historias están hechas.” — Tom Robbins, 28 de abril, 2014, a Mara Altman en The Kindle Singles Interview