Inicio > El Memo del Lunes > ¿Cómo quieres que te paguen?

¿Cómo quieres que te paguen?

lunes, 9 de julio de 2018

¿Cómo quieres que te paguen?

Escucha, mi joven aprendiz, y te liberaré de tus cadenas.

Cada puerta de oportunidad comienza como una ventana en la mente.

Mira a través de esa ventana de la imaginación y atisba un mundo que podría ser, debería ser algún día. Sigue viendo… y mira cómo crece en una puerta de Oportunidad que puedes cruzar hacia un futuro totalmente diferente.

La Oportunidad nunca llama a la puerta. Se queda suspendida en el aire, espesa, a tu alrededor. La respiras sin pensar y la disipas con tus suspiros.

La Oportunidad nunca llama a la puerta. Se aparece, parpadeando, como neon defectuoso en un cruce sin marcas en el camino.

La Oportunidad nunca llama a la puerta. Susurra, una cosquilla en tu mente distraída.

Sí, la oportunidad comienza como una ventana en la mente a través de la cual podemos atisbar futuros posibles. 1

Y luego un día saltamos por esa ventana.

“What is sure, predictable, inevitable – the one certain thing you know concerning your future, and mine?”

“That we shall die.”

“Yes, there’s really only one question that can be answered, and we already know the answer… The only thing that makes life possible is permanent, intolerable uncertainty; not knowing what comes next.”

“¿Qué es seguro, predecible, inevitable — esa cosa certera que sabes acerca de tu futuro y el mío?”

“Que vamos a morir.”

“Sí, realmente sólo hay una pregunta que se puede responder y ha conocemos la respuesta… La única cosa que hace que la vida sea posible es la incertidumbre permanente e intolerable; no saber qué va a suceder después.”  2

Hay un espacio entre ayer y mañana.

¿Conoces el lugar al que me refiero?

Se llama Vida.

Y tienes que ganarte la vida si vas a tener una.

¿Cómo quieres que te paguen?

¿Quieres que te paguen por tu tiempo,

o quieres que te paguen por tu conocimiento?

Escucha, mi joven aprendiz, lo que sabe un viejo.

No existe un futuro en que te paguen por hora.

Tienes que escaparte de esa prisión financiera.

Conviértete en bueno en algo.

Conviértete en extraordinariamente bueno.

¿Miras a una persona que tiene destreza en su trabajo?

Esa persona estará parada frente a reyes. 3

¿Quieres ser mesero?

Conviértete en el meses cuyas mesas gasta el doble de dinero que el resto de mesas. Restaurantes de todo el mundo te van a contratar para que les enseñes a sus meseros cómo hacer lo mismo. Pero no permitas que esos dueños de restaurantes te paguen por tu tiempo. Insiste que te paguen por la diferencia que logren ganar.

¿Quieres poner ladrillos?

Ponlos en una forma en la que nadie los haya visto puestos antes. Tienes tamaños, formas y colores. ¡Ponlos de manera que no puedan ser ignorados! Pero no permitas que tus clientes te paguen por tu tiempo. Que te paguen por la diferencia que hiciste.

Escucha, mi joven aprendiz, lo que conoce un hombre viejo.

A los artesanos se les paga por la calidad de su trabajo.

Pero a los artesanos les pagan por hora.

A un artista le pagan por el impacto de su arte.

A los artistas les pagan por el impacto que hicieron.

La única cosa que separa una artesanía del arte

es cómo aceptas que te paguen.

Roy H. Williams

El Memo del Lunes por la Mañana, 18 de julio del 2005

Ursula K. Le Guin, The Left Hand of Darkness, capítulo 5

Proverbios 22:29 (NASB)

Categories: El Memo del Lunes Tags:
Comentarios cerrados.