Inicio > El Memo del Lunes > El poder de la Auto-Similitud

El poder de la Auto-Similitud

lunes, 30 de octubre de 2017

El poder de la Auto-Similitud

Tu cuerpo no tiene sólo un sistema inmunológico; tiene muchos de ellos. Y el más poderoso de todos es el que rechaza los tejidos externos. Es por esto que los doctores hacen todo lo que pueden por suprimirlo cuando realizan transplantes.

Esa supresión no siempre funciona.

Cuando las células de tu cuerpo detectan una célula intrusa — “¡Esto no es como yo y yo no soy como esto!” — emplean formas poderosas de rechazo.

Tu compañía emplea un cuerpo de personas que trabajan juntos y cada empleado es como una célula dentro de ese cuerpo.

Y cuando un nuevo empleado viene y se va, ellos dicen: “Él nunca cazó aquí.”

Es por esto que la inmersión y la culturización deberían comenzar mientras el candidato está leyendo tu anuncio de empleo. Cuando te han enseñado cómo escribir anuncios para empleos, tus anuncios van a repeler a las personas que no quieres, a la vez de atraer poderosamente a las personas que sí quieres.

Cuando las personas correctas lean tu anuncio, sus corazones les susurrarán: “Estas personas son como yo y yo soy como ellas.”

El branding no es algo más que el dar a conocer la cultura corporativa.

La buena publicidad promete o implica una clase específica de experiencia de consumo. Luego es responsabilidad de tu gente entregar esa experiencia.

Las personas que trabajan para ti son la esencia de tu marca.

La habilidad más valiosa que puede tener un negociante es la habilidad de reclutar y retener buenas personas.

¿Escuchaste eso?

¿Lo escuchaste?

Acabo de escuchar a diez mil personas exitosas susurrar en voz baja: “Amén.”

Roy H. Williams

Categories: El Memo del Lunes Tags:
Comentarios cerrados.