Categorías
El Memo del Lunes

La Recurrencia del Canguro

2016_31_FlowersOnTheKangaroo_MMMemo3

La Recurrencia del Canguro 

¿Por qué saltan las canciones viejas en nuestros cerebros? No las hemos escuchado en décadas – y muchas veces ni nos gustaba la canción – allí está, llenando el cuarto de los ecos del círculo auditivo de la memoria de trabajo en las áreas de asociación prefrontal dorsolaterales de nuestros cerebros.

“…smokin’ cigarettes and watchin’ Captain Kannnng-aroo,

now don’t tell meeeeeeee I’ve nothin’ to dooooo….” 

Le susurré todo lo que me recordaba a Google.

Google me susurró de vuelta, “The Statler Brothers, Flowers on the Wall, 1966. Ganó el Grammy por `Mejor Actuación de un Grupo de Vocalistas.´”

Para sacarle el jugo a tu publicista, mándalo a su lugar de pensamientos ridículos e irrelevantes.

No lo pienses demasiado y no te molestes con ellos cuando la mayor parte de tus pensamientos pasajeros sean ignorados. Porque ocasionalmente, de vez en cuando, uno de esos pensamientos pasajeros va a convertirse en un anuncio fabuloso para tu negocio.

Yo estaba tratando de sacar “Captain Kannnng-aroo” de mi mente cuando escuché el *ding* del correo de mi computadora. Era Ken Goodrich, el dueño de Goettle.

Miércoles.

Ken también estaba pensando en Captain Kangaroo.

Convertí el correo de Ken en un anuncio para radio de 60-segundos.

“Captain Kangaroo es la razón por la cual yo soy dueño de Aires Acondicionados Goettl. Yo sé que eso suena extraño, pero es cierto. Yo soy Ken Goodrich. Y sucedió así. Cuando yo era un niño, mi familia tenía una televisión Zenith grande que era del tamaño de un pequeño hipopótamo o de un poni de patas muy cortas. Tú probablemente también tuviste una. 

En fin, el Capitán siempre estaba hablando acerca de las bicicletas Schwinn y qué las hacía MEJORES que cualquier otra. Sentado allí en el suelo, de piernas cruzadas, el Capitán me convenció de siempre comprar BUENA calidad hecha con VERDADERA maestría porque trabaja mejor, dura más y te ahorra dinero. Cuando de aires acondicionados se trata, eso es Goettl. Pero espera, se vuelve más extraño. Yo sólo contrato técnicos e instaladores que me recuerdan al Sr. Green Jeans.

Feliz. Trabajador. Él sólo quiere que estés contento. Llama a Goettl. Te mantendrá frío, pero es difícil de escribir. Y si miras a uno de mis técnicos, pídeles una linterna Goettl. Encontrarás el número en goettl.com

Me has escuchado decir: “El entretenimiento es la moneda que compra la atención del público.” Y éste es un ejemplo de eso.

Aquí te digo cómo agarrar un correo de un cliente que divaga y convertirlo en un anuncio muy entretenido:

1Abre tu anuncio desde un ángulo interesante.
Esto aplica a las primeras frases, así como los titulares impresos y en línea.

Cómo va a dejar de escuchar la gente un anuncio que comienza con “El Capitán Kangaroo es la razón por la que soy dueño de Aires Acondicionados Goettl”.

2Haz una propuesta entretenida.
No entretengas y luego propongas. Haz toda la propuesta entretenida. “…una televisión Zenith grande que era del tamaño de un pequeño hipopótamo o de un poni de patas muy cortas”. 

3Haz que el lector/oyente/público se mire a sí mismo en tu anuncio.

“Your family probably had one, too.” 

4When appropriate, tell WHY you are the way you are. Cuando sea apropiado, cuenta POR QUÉ eres como eres.  (Tu Génesis.)

“Sentado allí en el suelo, de piernas cruzadas, el Capitán me convenció de siempre comprar BUENA calidad hecha con VERDADERA maestría porque trabaja mejor, dura más y te ahorra dinero.

5Ahora agrégale “una cosa más” como la guinda del pastel.
“Pero espera, se vuelve más extraño. Yo sólo contrato técnicos e instaladores que me recuerdan al Sr. Green Jeans.”

6Termínalo de una forma que no sea dolorosamente predecible.

“Y si miras a uno de mis técnicos, pídeles una linterna Goettl.”

¿Necesitas un poco de ejercicio intelectual? Pídele a un amigo de negocios que te comparta un recuerdo de la infancia vívido en un correo. No le digas qué estás planificando hacer. Sólo pídele que te comparta una historia que “le haya enseñado una lección valiosa que nunca ha olvidado.” Y luego convierte ese correo en un anuncio para radio de 60 segundos. Si te sientes orgulloso de lo que escribiste y lo puedes leer en voz alta en exactamente 60 segundos, envíale el guión a Indiana Beagle (o el MP3) y el lo posteará feliz en la madriguera del conejo. Indy@WizardOfAds.com

¿Te apuntas?

Roy H. Williams