Categories
El Memo del Lunes

Ánimo

2016_20_TwoBrothers

Ánimo

Cuando yo era niño, quería un hermano mayor.

No sólo uno o dos años mayor, sino seis u ocho o diez años más grande. Yo quería poder preguntarle cosas y confiar en los motivos detrás de sus respuestas.

A través de los años, he sido lo suficientemente afortunado como para acumular siete hermanos mayores que llenan de sabiduría mi vida. Estos hermanos me dan el beneficio de todas sus experiencias – sus éxitos y sus errores – y me ayudan a recordar quién soy yo.

Nunca te he contado esto, pero me gusta pensar que yo soy como tu hermano mayor. Trato de darte el beneficio de mis experiencias, si es que se puede encontrar beneficio alguno.

Hoy, tu hermano mayor necesita un favor. ¿Me lo permites?

Siempre he estado orgulloso y avergonzado de no haber ido a la universidad.

Entonces, cuando un grupo de estudiosos – jefes de departamentos de varias universidades grandes, en su mayoría – me pidieron que contribuyera un capítulo a su libro acerca de qué significa Don Quijote para la gente común en el Siglo XXI, bueno, me abalancé sobre la oportunidad.

Y luego lo dejé estar.

Y ahora necesito hacerlo.

Allí es donde entras tú.

¿Me escribirías una oración o dos o veinte acerca de qué represente Don Quijote para ti?

No importa si has leído el libro o no. Tus pensamientos y sentimientos van a surgir de donde sea que vengan.

Esa es la belleza de este proyecto. No tienes que defender tu opinión, sólo tienes que tenerla.

Cada generación durante los últimos 400 años ha visto a Don Quijote de forma distinta. ¿Cómo lo miras hoy? ¿Qué sacas de la historia? ¿Quién es Sancho Panza y por qué importa? ¿Quién es Dulcinea y que significa para ti? Y si estás familiarizado con alguno de los personajes y los elementos de la historia, me encantaría escuchar tus pensamientos e interpretaciones de ellos también.

¿Cómo ves tú a Don Quijote? Tu respuesta puede ser tan breve o tan profunda como tú escojas.

Veinte diferentes estudiosos de Cervantes van a contribuir cada uno con un capítulo para el libro. Yo fui la penúltima persona en recibir una invitación, pero al menos la recibí.

Significa muchísimo para mí.

Mi capítulo se supone que debe tener 5,000 palabras, por lo que necesito saber de muchos de ustedes. Y por favor recuerda de darme tu nombre y apellido y tu permiso para publicar lo que me envíes. También, cuéntame qué haces.

Indy se ofreció a ayudarme para recolectar tus correos en IndyBeagle@WizardOfAds.com

Dos de mis hermanos mayores, Ray Bard y Don Kuhl ya me contribuyeron con sus pensamientos y definitivamente van a estar representados en mi capítulo.

Me encantaría ver tu nombre al lado del de ellos.

Roy H. Williams