Categorías
El Memo del Lunes

Al Carajo con los Perros Ovejeros

Herder“Bueno, es un ataque sin tregua de mensajes de publicidad.

Adonde quiera que veamos estamos saturados con mensajes de publicidad tratando de llamar nuestra atención… Hemos pasado de estar expuestos a aproximadamente 500 anuncios al día hace 40 años, a aproximadamente 5,000 al día el día de hoy… Pareciera que la meta de la mayoría de los mercadólogos y publicistas de hoy fuera llenar todo espacio vacío con alguna clase de logo de marca o una promoción, o un anuncio.  Es un asalto a los sentidos.  Tenemos que filtrarlo porque simplemente no podemos absorber tanta información.  No podemos procesar tantos datos.  Por lo que no es sorpresa, los consumidores están reaccionando negativamente a esa clase de ataques de publicidad; la clase de súper saturación de publicidad a la que están expuestos día a día.”

– Jay Walker-Smith,

Presidente de Yankelovich,

una firma de investigación de conducta humana

La gente se enfurece en contra de los anuncios que les llaman la atención.  El público no quiere prestar atención.  Están haciendo mucho esfuerzo para no prestar atención.  “¿Por qué no puedes enterrar tu dinero en las Páginas Amarillas como todos los demás?  ¿Por que no suenas como la otra gente en la radio, para que podamos ignorar tus anuncios de la forma que ignoramos los de ellos?  Danos un descanso.  De veras, de veras, de veras queremos ignorarte.”

Ésta es otra maravillosa carta de amor que recibió uno de nuestros clientes la semana pasada.  Es típica de su género:

Tus comerciales de radio son tan fastidiosos, detestables e irritantes que inmediatamente apago la radio.  Es sorprendente que el que haya escrito y producido este montón de ruido sin sentido haya convencido al la Sra. Thompson que invirtiera el dinero de la firma en ellos.  Saltándome las convenciones de una sociedad amable, la única forma de describir los anuncios:  un montón de porquería.  No son graciosos.  Sólo porque la reparación de cimientos requiere cavar un hoy, no quiere decir que la publicidad de sus servicios tenga que ser hundida (o elevada, dependiendo a cómo lo mire uno) a ese nivel.  Tal vez éstos son los anuncios del Infierno.  Gracias por escucharme.  Ésta es tan sólo la opinión de una persona, pero creí que ustedes tenían qué conocerla antes de grabar más anuncios como ésos.  Estoy seguro que su compañía hace un buen trabajo y que como resultado, ustedes deberían representarse en una forma más digna.

La persona que mandó este correo electrónico es un perro ovejero, que le ladra y aúlla y mordisquea los talones a cualquiera que trate de salirse de la manada.

El resto de esa historia:  el cliente en cuestión, una compañía de reparación de cimientos establecida hace bastante, ha crecido de apenas US$4 millones a más de US$6 millones durante sus 4 años con nosotros, aún bajo la sombra de la recesión.

La sabiduría tradicional dice que una compañía de reparación de cimientos va a vivir o morir basado en sus anuncios en las Páginas Amarillas.  Después de todo, las Páginas Amarillas es a donde el propietario de una casa va a ir cuando necesite reparación de cimientos, ¿verdad?

Fuimos retirándonos de las Páginas Amarillas y redireccionamos ese dinero hacia la radio.  Ahora no estamos gastando nada de dinero en las Páginas Amarillas y nuestro cliente está teniendo su mejor año.

Su banquero dice que deposita su dinero en una forma muy digna.

Roy H. Williams

Tú.  Yo.  Una-vez-en-la-vida.

NOTA FELIZ:  Recibí un correo electrónico esta semana de un socio de hace 6 años quien me dice que su ingreso actual es exactamente 10 veces el salario que estaba recibiendo el año que renunció a su trabajo para convertirse en un socio de Wizard of Ads, Inc.  Cada uno de mis socios es compensado de acuerdo al crecimiento de sus clientes.  Nuestros ingresos se duplican cuando el negocio de nuestros clientes se duplica.  Y se vuelve a duplicar cuando el cliente se duplica de nuevo.  Es una vuelta salvaje.  ¿Estás dispuesto a tomarla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *