Categories
El Memo del Lunes

Optimismo Para Principiantes

61 Optimism

Detesto al Culto del Pensamiento Positivo.  Sí, escuchaste bien.

Pero soy extremadamente optimista.

Considero que el Culto del Pensamiento Positivo es la religión del Hubris: la adoración del hombre de sí mismo.  “Soy mi propio dios.  Yo controlo mi propio destino.  No hay nada que no pueda ser, nada que no pueda hacer, nada que no pueda lograr.  Sólo estoy limitado por mis propios pensamientos.”

Perdón.  Sólo tenía que poner esas cartas sobre la mesa.  Es importante para mí que tú sepas que no soy una de esas sabandijas tú-puedes-si-crees-que-puedes motivacionales que les venden frijoles a niños incautos.

“¿Y los frijoles de Jack no se convirtieron en un árbol que llegaba hasta el cielo?”

Gracias por ayudarme a hacer mi punto: ES UN CUENTO DE HADAS.

A veces, lo mejor de ti no es lo suficientemente bueno.

Pero yo creo que el optimismo es la puerta de entrada a la felicidad.

Los resultados son determinados por las acciones.

Las acciones son determinadas por las creencias.

Tu actitud es el brillo de tus creencias.

¿Qué es lo que crees del futuro? ¿Cuál es tu relación con el Azar?

¿Alguna vez has conocido a un pesimista feliz?

Los pesimistas prefieren el término “realista.” Esto les permite reposicionar a los optimistas como vacíos no-realistas a los que no es necesario tomar en serio.  Por eso no, no te voy a permitir que pretendas que no eres ni optimista ni pesimista, sino tan sólo científicamente “realista.”

La realidad se refiere únicamente al momento actual: una cosa es, o no es.  El optimismo y el pesimismo reflejan tus expectativas acerca del futuro.  Los datos son una cosa, el azar otra.  Los hechos no alteran la realidad del Azar.

¿Qué esperas que te traiga el Azar?

El optimismo está rodeado de cliché: “El optimista mira el vaso medio lleno, el pesimista lo mira medio vacío.” Tú siempre has entendido esta distinción y has deseado poder ver el mundo de forma más alegre, pero no puedes hacer nada acerca de cómo te sientes, ¿cierto?

Falso.  El optimismo es una decisión.

Las discusiones acerca del futuro revelan tu sistema de creencias básico.  Ya sea que lo llames Dios o Azar o El Universo o lo que sea, tu crees que él está consciente de ti o no.

Si tú crees que él está consciente, entonces crees que, o le caes bien, o no. Mi posición es similar a la de Michael J. Fox:  “Yo creo que existe un Dios y que no soy yo.”  Yo creo que Dios mira mis faltas y conoce mi oscuridad, pero que aún así le caigo bien.  Yo creo que cosas malas suceden de forma aleatoria.  No se las atribuyo a Dios.  Arthur C. Clarke lo dijo mejor:  “No puedes tener ambas cosas.  No puedes tener libre albedrío y un poder superior benevolente que te protege de ti mismo.”  Este entendimiento apoya mi optimismo.  Es parte de mi creencia acerca de Dios.

Esto es lo que creo de ti:  Eres soprendentemente, increíblemente suertudo.  Te pasan cosas buenas que no te mereces.  Vienen cosas buenas en camino.

Cuando algo malo sucede, deja que pase lo feo.  No te le quedes viendo.  Mantén tus ojos en la belleza que seguirá tras su estela, como un esquiador detrás de una lancha.

Mantén tus ojos en la cuerda.  El esquiador va a aparecer pronto, sonriente y resplandeciente de buenas nuevas.

Espéralo.

Roy H. Williams

El beagle ha delineado una serie de pasos específicos en la Madriguera del Conejo que te pondrán en camino del Optimismo.  Entra a la Madriguera del Conejo, haciendo click sobre la imagen que aparece al principio de este Memo.  Cada click sobre una imagen te llevarán un nivel más adentro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *