Categories
El Memo del Lunes

¿Estaba equivocado en el 2011?

En el 2011, la atención de los Estados Unidos estaba centrada en los problemas económicos causados por el desastre de las hipotecas sub-valoradas del 2008. Es por eso que todos pensaron que yo estaba loco cuando escribí estas palabras…
“La sociedad occidental está en peligro de convertirse en juzgona, santurrona e insufriblemente crítica. Si usamos la historia como guía, los próximos 20 años van a llevarnos de nuestro acuerdo de rompimiento mutuo ‘Yo no estoy bien — tú no estás bien’, a abrazar la indignación santurrona: ‘Yo estoy bien — tú no estás bien’. El ser vigilantes santurrones va a ser popular cuando los líderes indignados demonicen a sus enemigos y halen a sus seguidores apelando a su sentimiento innato de tener la razón y de obligación social. ‘Limpiemos este lugar y al carajo con el compromiso. Ellos están enteramente equivocados y nosotros estamos enteramente en lo correcto. Ellos son estúpidos. Nosotros somos sabios. Ellos son malvado. Nosotros somos buenos.’”
“La última vez que pasamos por aquí, los Estados Unidos formó un comité en el congreso llamado la Comisión de Actividades Anti-Americanas del Congreso (1938) y luego observó con deleite mientras el Senador Joseph McCarthy destruyó incontables vidas al marcar a sus enemigos sin restricción de ser ‘comunistas’ y al crear las notorias listas negras.”
“Esto suena un poco exagerad, ¿verdad? Yo sé que sí. Lo estoy escribiendo porque yo quiero que seas capaz de ver hacia atrás y recordarte de cuán absurdo sonaba todo esto cuando te dije por primera vez que estaba en el horizonte.”
Te traje esa predicción de 11 años de edad a la atención porque te voy a compartir algo más que veo asomarse en el horizonte.
¿Conoces el argumento que arrasaba entre los fundadores de los Estados Unidos durante los 1790’s?
Thomas Jefferson temía la tiranía y estaba preocupado que un gobierno federal fuerte sofocaría las libertades individuales. Él se imaginó una república descentralizada construida a partir de pueblos pequeños agricultores. Alexander Hamilton le temía a la anarquía y deseaba la estructura y el orden que podía proveer un gobierno federal fuerte. Él se imaginó un poder centralizado, eficiente en la cima de la pirámide.
Cuando los federalistas pasaron los Actos de Alieniación y Sedición en 1798 que restringían las actividades de residentes extranjeros y limitaban la libertad de expresión, Thomas Jefferson y James Madison escribieron las Resoluciones de Kentucky y Virginia que instaban a las legislaturas estatales a anular las leyes federales.
Yo creo que estamos viendo la aceleración de ese argumento entre el “Poder Federal” de Hamilton y los “Poderes Estatales” de Jefferson, pero yo creo que esta vez va a ganar Jefferson.
Yo sé que a ti te gustaría que yo hablara claro, así que eso haré. Pero primero quiero dejar claro que no estoy apoyando lo que estoy a punto de describir. En el 2011 yo no quería ver que mi país se degenerara en dos grupos polarizados que fueran igualmente santurrones, mojigatos e insufriblemente juzgones, pero igual sucedió. Igualmente, yo no quiero ver una escalada de los derechos de los estados que vaya a causar que mi país se convierta en una versión expandida y actualizada de la Unión Europea, pero creo que es hacia allí hacia donde nos dirigimos.
Para el 2033 vas a escuchar esta idea de que “cada estado haga lo suyo” va a ser propuesta por las Voces Alpha que van a surgir y hacerla popular.
Diez años más tarde, el ciclo “YO” del 2043 va a ser lanzado con el engaño feliz que todos los problemas de los Estados Unidos se pueden resolver dejando que cada estado se convierta, en esencia, en su propio pequeño país.
Los Estados Unidos va a retener una moneda en común y un ejército para defender a los estados miembros, pero el verdadero poder de mi país habrá pasado a los gobernadores y sus legislaturas. Cuando cruces una línea estatal las leyes cambiarán de formas profundas y sentidas.
Para el 2063 habremos comenzado a darnos cuenta que si siembras vientos, cosechas tempestades y comenzaremos a lamentarnos de lo que dejamos atrás.
Yo tendré 105 años en el 2063, así que no es probable que yo esté prestando demasiada atención. Pero eso está bien. Ya vi esa película, ya sé cómo termina.
Roy H. Williams
P.D.: Me disculpo si esto suena injusto, pero no escribo esto para que tú y yo lo podamos discutir. De hecho, preferiría ir al dentista para un tratamiento de canales sin anestesia. Pero una vez cada década yo miro el futuro claramente y escribo lo que miro. Estoy preparado para estar equivocado. De hecho, espero estar equivocado. Pero esto no es algo acerca de lo que yo quiera hablar. Escribí el Memo del Lunes por la Mañana de hoy para que pueda llevar polvo en los archivos y ser leído por los historiadores del futuro quienes dirán: “Bueno, estaba diciendo lo obvio.” — RHW
La perspectiva es ese momento en el que los académicos con ínfulas miran a lo que antes era imposible y lo llaman “inevitable”. — Indy Beagle

Categories
El Memo del Lunes

El propósito de los héroes

Johnny Molson me envió un video de una señora ucraniana entrada en años, que se acerca a un soldado ruso armado, el primer hombre de la fuerza que está ocupando su pueblo. Viéndolo a la cara, ella le dice: “Pon semillas de girasol en tus bolsillos para que crezcan flores cuando mueras”.
La nota que vino con el video decía: “Esa es una historia nivel Patrick Henry/Paul Revere. Esa mierda es lo que Churchill deseó haber dicho”.
La nota de Johnny me hizo recordar dos cosas. La primera fue un pasaje de un notable ensayo abierto de Yuval Noah Harari en el periódico londinense de 200 años, The Guardian:
“Las naciones están, al final, construidas sobre historias. Cada día que pasa agrega más historias que los ucranianos van a contar no sólo en los días oscuros que se avecinan, sino en las décadas y generaciones por venir. El presidente que se rehusó a huir de la capital, diciéndole a los EEUU que necesita municiones, no que lo saquen; los soldados de la Isla de las Serpientes que le dijeron a un buque de guerra ruso que se “Fuera a la mierda”; los civiles que trataron de detener a tanques rusos sentándose en su camino.
La segunda cosa en la nota de Johnny me trajo a la mente algo que escribí hace 19 años:
Los héroes son una cosa peligrosa. Más grandes que la vida misma, demasiado exagerados y siempre puestos en la mejor luz posible, un héroe es una linda mentira.
Tenemos héroes históricos, héroes folclóricos y héroes de libros de cómics. Tenemos héroes en libros y en canciones y en películas y en deportes. Y nada es tan devastador para nuestro sentido de bienestar como un héroe que cae estrepitosamente. Si, los héroes son una cosa peligrosa de tener.
Lo único más peligroso es no tenerlos.
Los héroes suben la barra que saltamos y mantienen en alto los estándares por los que vivimos. Son los tatuajes siempre presentes de nuestra psique, la encarnación de todo lo que estamos tratando de ser.
Creamos a nuestros héroes de nuestras esperanzas y nuestros sueños. Y luego ellos tratan de crearnos a su propia imagen.
La mayoría de personas supone que las leyendas, mitos e historias de héroes son simples productos secundarios de grandes civilizaciones, pero yo estoy convencido que ellos son la causa de las mismas. A través de la historia, las civilizaciones más grandiosas han sido las que tienen historias de héroes; modelos de vida más grandes que la vida misma que inspiraron a los ciudadanos comunes a elevarse y hacer cosas grandiosas.
Los estadounidenses estamos unidos, al menos en este momento, a dejar al lado nuestras escaramuzas inconsecuentes mientras vemos maravillados a las personas de Ucrania.
Mis plegarias son para que Volodymyr Zelensky, su familia y su nación, surjan de estos días oscuros, con vida y en libertad.
Amén.
Roy H. Williams
P.D.: A mí me han caído bien todos los rusos que he conocido. Mi sospecha muy arraigada es que Vladimir Putin no representa a los corazones de las personas de Rusia. Una cosa más: muchos de ustedes me han preguntado por William y Sasha, los embajadores de la Academia del Mago en Rusia. Yo he sido muy cuidadoso con mi comunicación con ellos en los días recientes desde que Vladimir está enojado con los Estados Unidos y pueda no serles beneficioso ser vistos teniendo muchos amigos estadounidenses en este momento. — RHW
*El girasol es la flor nacional de Ucrania, lo cual hace que la abuela sea aún más chingona. — Indy

Categories
El Memo del Lunes

Ve, mira y siente

Los conferencistas motivacionales les dicen a sus seguidores que se visualicen alcanzando sus objetivos deseados; para ir mentalmente hacia el futuro y sentir el gozo de ese momento que aún no ha sucedido.
La visualización es la práctica mental de eventos futuros posibles. Cuando la palabra “práctica” se inventó hace más de 700 años, quería decir volver a escuchar.
Yo soy un escritor de anuncios. Mi trabajo es hacer que la gente se imagine repetidamente haciendo las cosas que mis clientes quieren que hagan. Yo quiero que los clientes potenciales vivan esos eventos en sus mentes.
Yo hubiera podido ser igualmente un autor de canciones.
Cada vez que te imaginas una acción que es seguida de una secuencia de eventos, te mueves imperceptiblemente más cerca a tomar esa acción y a hacer que esos eventos sucedan.
A los atletas en cada deporte les enseñan esto sus entrenadores.
Es por esto que yo no escucho música country. No quiero visualizar esos eventos e imaginar esos sentimientos.
La visualización — la práctica mental —es una cosa poderosa.
La visualización afecta a uno y medio por ciento de nosotros un poco más que al resto de personas. Nosotros somos aquellos a quienes los psicólogos advierten que no deben involucrarse en juegos de personajes porque nos podemos perder en los personajes que jugamos y perder contacto con la realidad.
Es por esto que, para mí, escuchar una canción de country acerca de una pérdida que rompe el corazón y dolor que te parte las entrañas es exactamente igual que ver una película de miedo. Pero yo creo que entiendo la atracción de la música country para las personas que no están afligidas con mi condición. Shauna Niequist escribe: “Mi amiga Eve me contó una vez que la habilidad de llorar es una señal de sanidad, porque quiere decir que tu cuerpo y tu alma están de acuerdo con algo”.
Si yo tengo razón, a la gente le gusta la música country porque les ayuda a recordarse de las cosas que son importantes en sus vidas.
Como dijo Salomón en la división número 23 del libro de los Proverbios: Así como piensa un hombre en su corazón, así es”.
Sus palabras aplican de igual forma para nosotros dos, creo.
Para mí, Salomón está diciendo: “No seas en tu mente el hombre que no quieres ser”.
Pero para el fan de la música country, Salomón está diciendo: “Siente emociones profundas y con sentido en tu mente si quieres ser una persona profunda y con sentido”.
Yo podría estar equivocado. Ciertamente me he equivocado en otras ocasiones. Pero no creo que esté equivocado ahora.
Roy H. Williams

Categories
El Memo del Lunes

El branding no es informacional. Es relacional.

Raised hands. Teamwork, collaboration, voting, volunteering concert. Applause hand drawn. Vector illustration

La meta del branding es construir una relación con clientes futuros. Cuando una relación ha sido finalmente establecida, te conviertes en la persona en la que esa gente piensa inmediatamente — y acerca de quien mejor se siente — cuando ellos, o cualquiera de sus amigos, necesita lo que vendes.
Los mercadólogos directos frecuentemente desdeñan los medios masivos porque no les permite “apuntar y seguir” a su presa. Pero los mismos Meradólogos Directos le van a dar sacos de dinero a influencers en línea. Nunca se les ocurre que cada persona que escucha la radio o que mira la TV es un influencer de aproximadamente 250 personas.
Esas 250 personas son tu Reino de Asociación. Ellos son los que los escuchan cuando hablan. Ellos son en su mayoría amigos y colegas pero algunos de ellos son familia.
Tu tienes personas en tu vida — conocidos — con quienes tú eres familiar, pero que nunca llegaron a entrar al círculo que es tu verdadero Reino de Asociación.
Y esta es mi pregunta para ti. ¿Tú confías en esas personas que nunca se ponen en contacto contigo salvo que ellos quieran algo de ti?
Esa gente me recuerda a los mercadólogos directos. Ellos te apuntan — obtienen algo de ti — y se van con una sonrisa.
Tus amigos verdaderos son los que pasan tiempo contigo, los que te hacen sonreír, reír, sentirte bien y rara vez te piden algo.
Una marca que tú amas es como un amigo.
Los anuncios son ya sea transaccionales o relacionales. Una serie larga de anuncios transaccionales no construyen una marca. Construye una consciencia de nombre, sí, pero no una marca.
Si llego y gano sólo al 10 por ciento de tu reino de asociación a través de mi uso enfocado de medios masivos, pero tú, — mi cliente futuro — no estás dentro de ese 10 por ciento, no me preocupo en lo más mínimo. Mis anuncios relacionales se habrán ganado los corazones de 25 de tus mejores amigos y es probable que uno o más de ellos va a llevarte mi mensaje cuando finalmente necesites lo que yo venda. Si alcanzo y me gano al 20% de tu comunicad a través de mi infatigable uso de medios masivos baratos y efectivos, habré llegado al 50% de tus mejores amigos.
Las decisiones rara vez se toman en un vacío.
Cada uno de nosotros está rodeado de influencer que no tienen blogs o podcasts o canales de YouTube, pero nosotros valoramos mucho su opiniones. Nosotros confiamos en las recomendaciones de nuestros amigos.
“Alcanzar a las personas correctas” no es el secreto de construir una marca. El secreto es decir y hacer las cosas correctas.
Obtener la atención es fácil. Cualquier tonto puede hacerlo.
Para ganarse la atención de una persona, tienes que conservar esa atención. Tienes que cuidar esa pequeña chista con el aliento de tu boca y luego soplarla hasta hacerle una llama a través de tus acciones. Tienes que hacer que las personas esperen con anticipación su próxima cita contigo. Tienes que hacer que disfruten haber pasado tiempo contigo.
Esto, mon Chéri, es el branding.
La construcción de branding no es algo que pruebas.
La construcción de branding es algo que haces.
Tu primer encuentro con un contacto en frío será el CPG bajo.
Conversión Baja.
Promedio de Ventas bajo.
Margen de Ganancias bajo.
Pero cuando ese contacto escribe tu nombre en ese bloque de búsqueda porque te están buscando a ti — precisamente a ti — esos encuentros serán un CVG alto.
Los mercadólogos directos usan sus CVGs bajos.
Los constructores de marcas usan sus CVGs altos.
Los mercadólogos directos más exitosos son aquellos quienes primero construyeron sus marcas, luego comenzaron a ofrecer cosas específicas a sus familias de marcas en momentos específicos, todo eso manteniendo y alimentando ese lazo que sus clientes sienten con la marca.
Mi fórmula personal es un-tercio de anuncios transaccionales, dos-tercios relacionales.
La publicidad de televisión y radio son asombrosamente baratas y efectivas. Son el camino a tomar si quieres construir una marca.
No dejes que nadie te diga lo contrario.
Aruú,
Roy H. Williams

Categories
El Memo del Lunes

Cuando las palabras son imágenes y las imágenes son palabras

Existen cuatro clases de pensamiento.
El Pensamiento Verbal es escuchar una voz en tu mente.
El Pensamiento Analítico es el razonamiento deductivo que busca predecir un resultado.
El Pensamiento Abstracto abraza la fantasía y todas las cosas intangibles.
El Pensamiento Simbólico relaciona lo desconocido a lo conocido. El poder de reconocimiento de patrones del hemisferio derecho del cerebro conecta ideas nuevas [pensamiento abstracto] con la información conocida [pensamiento analítico] en el hemisferio izquierdo de razonamiento deductivo.
El Pensamiento Simbólico te permite comunicar lo abstracto señalando algo familiar que comparte un atributo esencial con la abstracción que estás tratando de describir. Esta es la esencia de todos los símiles y las metáforas.
“Este es el bosque primaveral. Los pinos murmurantes y las cicutas barbadas de musgo y las vestimentas verdes, indistintas en el atardecer, están parados como los druidas de antaño, con voces tristes y proféticas…”
– Henry Wadsworth Longfellow, Evangeline
“Murmurantes…”
“Barbadas…”
“Vestimentas…”
“Los druidas de antaño, con voces tristes y proféticas…”
Estamos hablando de árboles, ¿recuerdas?
Los símbolos son un lenguaje de la mente.
Pero esa observación es tan sólo el principio.
No tengo ninguna prueba de lo que te voy a decir. Pero si continúas leyendo, por favor entiende que te voy a compartir algo que es tan sólo una teoría consentida mía en la que creo profundamente. No puedo hacer referencia a ninguna otra fuente más allá de 25 años de experimentación y mis conversaciones con Indy.
Yo creo que las 4 clases de pensamiento están compuestas por 12 lenguajes esenciales. Piensa en estos 12 lenguajes como el Sistema Operativo de la mente.
Yo creo que los Números son un lenguaje de la mente.
Hay cosas que pueden decirse en el lenguaje de los Números que no pueden decirse en ningún otro lenguaje. Es más fácil aprender matemáticas cuando piensas en los Números como un lenguaje y el orden de las operaciones de las mates como la gramática y la sintaxis de ese lenguaje.
Yo creo que el Color es un lenguaje. El rojo y el rosado dicen cosas distintas.
De igual manera, la Forma es un lenguaje. Una curva dice una cosa distinta de un ángulo.
Ordenar colores y formas para que nos hablen es la esencia de la composición en las fotos, pinturas e ilustraciones. Es la base de la arquitectura, el Fen Shui y el diseño industrial (carros, joyería, muebles, etc.). De hecho, es la base de cualquier tipo de comunicación visual que hace que la gente piense y sienta de cierta manera.
A la mente humana se le dan alas gracias a su habilidad única de agregarle significados complejos a los sonidos.
Cuando utilizas palabras, estás escogiendo rápidamente cuál de los muchos fonemas del idioma que hables comparte un atributo esencial con la abstracción fraccionada que estás tratando de describir.
Sí, todos los idiomas del mundo están compuestos por un número limitado de sonidos. Esto no es una teoría mía. Es una ciencia entre los lingüistas del mundo.
Cuando hablas o escribes, estás conectando Fonemas entre sí en una sucesión rápida para formar palabras – sonidos – que representan lo que estás tratando de comunicar.
¿Sabías que la palabra escrita no tiene significado alguno hasta que es traducida a la palabra hablada que representa? Los grafemas, las letras del alfabeto y ciertas combinaciones de esas letras como ch, sh, y qu simplemente representan los sonidos – los fonemas- a los que les agregamos significados profundos.
Mira otra vez los ch, sh, y qu. No digas los nombres de las letras en tu mente. Haz los sonidos que esas combinaciones de dos letras representan: “ch”, “sh”, “qu”.
Es mi creencia que un entendimiento básico de Los 12 Lenguajes de la Mente va a convertirte en un mejor comunicador. Indy Beagle te dio un vistazo de uno de los Lenguajes — Símbolos — antes que se dejara llevar por la ilustración de hoy. Y yo te di un vistazo de 4 de ellos: Números, Color, Forma y Fonemas.
Tal vez un día, si te interesa, te hablemos de los otros siete.
Roy H. Williams

Categories
El Memo del Lunes

La pasión de la tormenta

La tormenta es un personaje en mi mente.
No, no tanto un personaje como una caricatura, un ícono, un arquetipo.
Ocasionalmente me encuentro a la Tormenta en el mundo real. Tormenta a veces es hombre, a veces mujer.
Tú también has conocido a Tormenta.
Tormenta se apasiona fácilmente.
Tormenta está enamorada del Amor.
Tormenta habla mucho acerca de la pasión.
Pero Tormenta es un conejo, un ratón que huye al primer indicio de dificultad o precariedad.
No me digas acerca de qué eres apasionado, Tormenta. Demuéstramelo.
Tormenta, yo estoy viejo. He vivido muchas vidas y te puedo decir con certeza que el compromiso es la única forma verdadera de la pasión.
La pasión no es un sentimiento de emoción de cabeza liviana. La pasión es sufrimiento. Mi amigo Manley Miller me lo enseñó.
Pasión viene de la palabra latina “pati”, la palabra raíz para paciencia. Nosotros pensamos en paciencia como una habilidad de esperar. Pero la paciencia, más precisamente, es una habilidad de sufrir.
Compasión significa “sufrir con”, convertirse en un compañero en el sufrimiento de otros. Las personas compasivas sienten el dolor de personas distintas a sí mismas.
“… en las buenas y las malas, en la riqueza y la pobreza, en la salud y la enfermedad…”
Buenas y riquezas y salud hablan de esperanza.
Malas y pobreza y enfermedad hablan de pasión.
Tormenta, no dejes que nadie te engañe. La pasión no produce compromiso. El compromiso produce pasión.
¿Nunca has escuchado hablar acerca de las injusticias que soportó ese niño que nació antes de los 9 meses que estuvieran casados sus padres, quien luego pasó su vida llevando paz y ayuda y esperanza a otros? Él soportó la burla, que lo arrestaran falsamente, un juicio viciado, latigazos y luego le clavaron las manos y los pies. A estos eventos les dicen “La Pasión de Cristo”.
La pasión, en su esencia, es el calmar una sed que grita porque la apaguen.
No, Tormenta. Tú no eres apasionada. Tú careces del compromiso para serlo.
Ya terminé de hablarle a Tormenta. Ahora te estoy hablando a ti. ¿Has estado diciendo “No puedo encontrar mi pasión”?
¿Te gustaría ser apasionado? ¿Te gustaría sentir tan fuerte acerca de algo que estarías dispuesto a sufrir por ello? La pasión es un fuego que se enciende fácilmente: simplemente haz un compromiso y no mires hacia atrás, o a la izquierda o a la derecha; sólo al frente.
Haz un compromiso. Paga el precio.
Mark Jennison tiene pasión por el gimnasio. Yo lo sé porque él va al gimnasio todos los días y sufre.
La Princesa Pennie tiene pasión por la jardinería. Yo lo sé porque la miro de rodillas, cavando y plantando y quitando hierbas y podando pacientemente para crear un efecto y sensación de armonía a través de varias hectáreas de tierra.
Brad Whittington tiene compasión por los indigentes. Yo lo sé porque él les cocina y va a un lugar incómodo para servirles uno-a-uno cara-a-cara.
El compromiso es la única forma de pasión.
Haz un compromiso. La pasión vendrá.
Aruú,

Roy H. Williams

Categories
El Memo del Lunes

Carl, Jung, Peter Pan y Egipto

Tú y yo hablamos la semana pasada acerca de cómo las sombras son “agujeros en la luz” que hablan acerca de acciones pasadas y sus consecuencias.
No somos los primeros en hacer esta observación.
Los antiguos egipcios creían que tu sombra era la energía gastada que salía de ti y que moría en este mundo. Tu sombra estaba separada de ti pero era parte tuya, siempre allí. La razón por la cual no puedes ver tu sombra por la noche es porque la oscuridad se traga a la oscuridad.
“La energía gastada que sale de ti y que muere en este mundo” suena mucho como acciones del pasado y sus consecuencias, ¿no crees?
El psicólogo Carl Jung habló acerca de nuestra sombra como la oscuridad en cada uno de nosotros. Él dijo:
“Todo el mundo trae una sombra y mientras menos esté encarnada en la vida consciente del individuo, más negra y densa es… formando un gancho inconsciente, frustrando nuestras intenciones mejor intencionadas… En los mitos el héroe es el que conquista al dragón, no el que es devorado por él. Y aún así, ambos deben lidiar con el mismo dragón. Además, no es héroe quien nunca se haya encontrado con el dragón, o quien, si alguna vez lo vio, declaró después que no vio nada. Sólo alguien que haya arriesgado la lucha con el dragón y que no haya sido arrastrado, puede ganar lo acumulado, el “tesoro que es difícil de obtener”. Sólo él tiene una pretensión genuina a la auto-confianza, pues él se ha enfrentado al terreno oscuro del ‘yo’ y por lo tanto, se ha ganado a sí mismo… Él ha llegado a una certeza interna que lo hace capaz de confiar en sí mismo.”
¿Te fijaste que Carl Jung estaba hablando de acciones pasadas y sus consecuencias?
Cuando Peter Pan conoce a Wendy por primera vez, ella le cose de vuelta su sombra. El autor J.M. Barrie usó la sombra de Peter Pan como un símbolo para ayudarnos a entender mejor a “este chico que nunca crecería”. Para que Peter sea capaz de volar, Peter no puede tener una sombra que lo ate al suelo. Él no puede tener recuerdos del pasado. Él no puede tener recuerdos de su madre.
Victoria Rego escribe:
“En un momento de oscuridad, tendida sobre mi cama, recuerdo de súbito a Peter aceptando su sombra antes que Wendy sea capaz de coserla de vuelta. Me pegó en ese momento que esto es lo que hacemos con el trauma. Lo guardamos a salvo hasta que estamos listos para enfrentarlo o nos fuerza a estarlo. Así es como empieza el trabajo de sombra. Cuando hacemos trabajo de sombra, estamos aprendiendo a darnos cuenta de creencias, ideas, detonadores que estamos tratando de evitar, partes de nosotros que escondemos, para que no ‘causen problemas’. Reconocer estos aspectos de nosotros mismos nos permite sanas y encontrar un balance adentro de nosotros.”
Yo creo que Carl Jung apoyaría la observación de Victoria Rego.
¿Estás listo para hablar acerca de la historia de esa sombra famosa?
David, ese chico que mató al gigante con una honda y luego se convirtió en un gran rey, escribió acerca de su sombra-más-grande-que-todas hace 3,000 años:
“Aunque camino por el valle de la sombra de la muerte, no temeré ningún mal: porque tú estás conmigo…”
La muerte, la consecuencia final de todas nuestras acciones, proyecta una sombra muy grande. Es una montaña que se asoma sobre nosotros y de la que nadie puede escapar.
Pero ten esperanza, amigo mío. Esa montaña no podría proyectar una sombra en este valle en el que caminamos si no fuera porque hay una luz feliz del otro lado.
Aruú,
Roy H. Williams

Categories
El Memo del Lunes

Sombras y siluetas


Tus acciones proyectan una sombra a través del tiempo y el espacio, afectado a personas directa — o indirectamente — por generaciones.
Tú ya sabes esto.
El resto de lo que te voy a decir es especulativo, pero yo creo que tengo la razón:
Visualmente una sombra es un agujero en la luz. Una sombra trae la forma distorsionada de un momento más allá del momento mismo. Una sombra habla de consecuencias.
Una silueta no es una sombra. Una silueta es lo que vemos cuando vemos hacia la luz. Una silueta habla de las cosas por venir.
Los pintores y los escritores y los fotógrafos y los historiadores y los que hacen películas siempre han visto esto, siempre lo han sabido.
Tú lo has sabido siempre, también.
Las sombras hablan del pasado. Las siluetas hablan del futuro. Cuando ves una silueta en el horizonte, inmediatamente piensas: “¿Y luego qué pasó?”
Puedes utilizar estas ideas para profundizar la sutileza y el arte de tu comunicación. No te preocupes si tu lector/escucha/vidente no lo entienda. Confía en su intuición más profunda. Confía en el hemisferio derecho de sus cerebros, esa mitad cuya función principal es hacer las conexiones y predicciones a través del reconocimiento de patrones.
Los presentimientos, las premoniciones y las intuiciones son los productos psicológicos de la lógica sin palabras, reconocedora de patrones del hemisferio derecho de nuestros cerebros.
Zigzaguear de forma entusiasta en ese paisaje de posibilidades, haciendo conexiones y viendo patrones, es señal que tienes un cerebro de beagle.
Yo le llamo al mío Indy.
¿Cómo llamas al tuyo?
Roy H. Williams
P.D.: Einstein fue un científico que vio que el tiempo y el espacio y la realidad misma están atados a la velocidad de la luz. E = MC2 : E – la energía en una cosa = M – su masa x C2 – la velocidad de la luz, al cuadrado.
En el primer capítulo de un libro antiguo judía de Principios, Dios dice “Que se haga la luz” y nuestro universo salta a la existencia. Los científicos le llaman el Big Bang. Einstein, siendo judío, estaba familiarizado con la historia original.
Nosotros lo llamamos la velocidad de la luz, pero una forma más correcta de pensar acerca de ello sería la velocidad de la realidad; el marco del universo.
Indy Beagle va a explicar la mate de esta conjetura en la madriguera del conejo. Para entrar en la madriguera del conejo, simplemente haz clic sobre la imagen al principio del memo. Cada clic en una imagen dentro de la madriguera del conejo te llevará a una página más profunda. Esta semana, hay 20 páginas en total. — RHW

Categories
El Memo del Lunes

Correcto y esperado, bueno y apropiado

Yo aprendí acerca de publicidad de escuchar a mis entrenadores de football de primaria.
“Cada jugada es un touchdown si todos en el equipo hacen su tarea de forma correcta.”
Esa era una de dos cosas que les encantaba decirnos cada día. La otra era ésta:
“Si tienes éxito en el football, tendrás éxito en la vida.”
Yo sólo tenía 12 años pero eso no quería decir que fuera un idiota. Yo terminé esa temporada, pero nunca volví a jugar football. Esos entrenadores creían en lo que decían y eso hacía que me estallara la cabeza, porque yo sabía que no era cierto.
Si tú crees, muy adentro de ti, en siempre hacer lo que es correcto y esperado, bueno y apropiado, entonces quiero que tú seas el ingeniero que construye los puentes sobre los que conduzco. Quiero que seas el cirujano que me opere. Quiero que seas el policías que patrulla las calles en donde manejo. Quiero que seas el corredor, medianero y receptor del equipo contra el que yo juego.
Cuando te toca jugar a la ofensiva y sabes exactamente lo que vas a hacer y cómo lo vas a hacer, la defensiva también lo sabe. Estás “telegrafiando la jugada”. Los defensivos pueden leerte como un libro abierto.
Cuando llevas la pelota y los defensivos no saben qué vas a hacer, es porque tú mismo no lo sabes. Eres un corredor maravilloso que se abre campo porque tomas cada decisión en el último segundo. Nunca estás donde alguien lo espera. Saltan para atraparte y sólo tocan aire.
Si crees en hacer lo que es correcto y esperado, bueno y apropiado, quiero que escribas los anuncios de la compañía contra la cual estoy compitiendo.
Las platitudes predecibles se caen de los labios de las personas que dicen lo que correcto y esperado, bueno y apropiado. Las platitudes predecibles se derraman como tinta de las plumas de los peores escritores de anuncios del mundo. Las platitudes predecibles hacen que la gente se desconecte y diga: “Sé real”.
Te voy a contar un secreto si prometes no ofenderte. Nunca he conocido un escritor de anuncios grandioso a quien le hayan enseñado a escribir anuncios en la universidad.
Uno aprende a escribir anuncios grandiosos, llevando la lista de todas las buenas ideas que debieron servir y no lo hicieron. Cuando finalmente se te acaban las buenas ideas y decides hacer algo loco, peligroso y poco recomendable, diles a tus vecinos que vigilen el cielo porque el espectáculo aéreo y de fuegos artificiales va a ser espectacular.
Felicitaciones, finalmente escribiste un buen anuncio.
Cada jugada es un touchdown cuando tu equipo es el único equipo en el campo. Pero esa no es la manera en que se juega football, ¿verdad? Cuando comienzas con la premisa equivocada, siempre llegas a la conclusión equivocada.
Escribir un anuncio que sea “correcto y esperado, bueno y apropiado” es la cosa más tonta que puedes hacer.
Eso es todo lo que tengo que decir por hoy, pero Indy Beagle va a llevar esta discusión a un nivel mucho más profundo en la madriguera del conejo.
Hacia allí me dirijo ahora.
¿Quieres acompañarme?
Roy H. Williams
NOTA: Para entrar en la madriguera del conejo, sólo tienes que hacer clic sobre mi imagen al principio del memo en la página en donde los archivos contienen cientos de memos y madrigueras del conejo. Yo soy Indy Beagle.

Categories
El Memo del Lunes

Una segunda realidad

Hace veintitrés años, el reportero intrépido Rotbart me dijo:
“Tú eres tres personas distintas.
Está la persona que miras cuando ves en el espejo.
Está la persona que otras personas miran cuando te ven.
Está el verdadero tú, la persona que sólo Dios puede ver.”
La realidad objetiva existe. No lo disputo. El argumento de Rotbart — y el mío— es que tú y él y yo no estamos equipados para experimentarlo.
Yo vivo en una realidad perceptual; un mundo que yo percibo.
Tú vives en una realidad perceptual; un mundo que tú percibes.
Tú miras tus propias acciones bajo la luz indulgente de tus motivos, intenciones y arrepentimientos, mientras que el “tú” que es visto por otros está formado y sombreado por sus preferencias, prejuicios y perspectivas.
John Steinbeck habla de esto en su prefacio de Al este del Edén:
“El lector va a llevarse de mi libro lo que él traiga. El corto de entendimiento va a obtener algo opaco y el brillante puede que encuentre cosas en mi libro que yo mismo no sabía que estaban allí.”
Steinbeck sabía que tendemos a ver lo que ya está dentro de nosotros.
El 1 de mayo de 1831, un escritor no especificado de The Atlas en Londres escribió:
“No podemos ver las cosas como son, porque estamos compelidos por una necesidad de la naturaleza a ver las cosas como nosotros somos. Nunca podemos despojarnos de nosotros mismos.”
Hace veinte años, mi amigo Kary Mullis retó mis elucubraciones acerca de la realidad perceptual frente a un salón lleno de personas. Él dijo que su creencia, como científico, era que las cosas “reales” pueden ser medidas, chequeadas y pesadas. “Las cosas reales existen”, dijo él. “Si no son físicas, son imaginarias”.
Yo dije: “¿Las emociones y las opiniones y las creencias son reales?”
Kary describió el método científico y los postulados de Koch, (los cuatro criterios diseñados para establecer una relación causal entre un microbio y una enfermedad), mientras yo arrastraba un banco de bar al frente del salón. Alzando una copia de su libro, Bailando desnudo en el campo de la mente, yo dije: “Kary, ¿estarías dispuesto a sentarte sobre este banco y leernos la dedicatoria?”
Mientras Kary leía la página que le escribió a su esposa Nancy, su voz se contrajo y dejó de hablar mientras le resbalaban lágrimas por los ojos. Yo le dije: “Sigue leyendo, Kary. Todo es imaginario, ¿te recuerdas?”
Cuando pudo volver a hablar, él admitió que yo tenía la razón y que existe un mundo entero de realidad más allá de la ciencia física.
Kary Mullis era un genio muy seguro de sí mismo quien estaba dispuesto a cambiar de forma de pensar.
Personas como Kary Mullis son exactamente las personas de quienes hablaba Desmond Ford cuando decía:
“Un hombre sabio cambia de forma de pensar a veces, pero un tonto nunca. Cambiar de forma de pensar es la mejor evidencia de que lo haces.”
Kary ya se fue y yo lo extraño mucho.
El mundo del 2022 necesita más personas como él, y rápido.
Roy H. Williams
“Muchas personas escuchan voces cuando nadie está allí. A algunos de ellos se les llama locos y se les encierra en cuartos en donde ven las paredes todo el día. A otros se les llama escritores y hacen básicamente lo mismo.” — Meg Chittenden
“¿Alguna vez te has dado cuenta que tan surreal es un libro? Te le quedas viendo a pedazos de árboles con marcas durante horas sin fin, alucinando de forma vívida.” — Katie Oldman, 12 de septiembre, 2014, retuiteado 3,837 veces, con 3,728 marcas de favorito.